Ajedrez/Técnica/El rey en detalle

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Índice de la sección
«Técnica»

El rey es la pieza fundamental de la partida de ajedrez, es el objetivo final de la batalla y es una pieza irremplazable.

Los dos reyes no podrán, durante la partida, estar ubicados en casillas contiguas. Siempre debe haber por lo menos una casilla libre, u ocupada por otra pieza, entre ellos.

Por ser el objetivo del juego, esta pieza debe estar fuertemente custodiada por todas las demás.

El rey se desplaza en línea recta una sola casilla por movimiento, su radio de acción o puntos está dirigido en ocho direcciones, por la columna, la fila y las dos diagonales. Formando la gráfica del movimiento de la dama, pero limitado a una sola casilla (*).

Para su desplazamiento requiere que las vías por donde se ha de mover estén libres de piezas propias o del adversario.

Al ser la pieza indispensable del juego, es imposible asignarle un valor numérico, por esta razón se le atribuye el valor de infinito o absoluto. Pero si pudiéramos evaluar su acción en los finales de partida para el ataque, podríamos decir que es equivalente a 4 peones.

El rey se designa con la letra r para el registro de las partidas, utilizando el sistema algebraico.

Veamos algunos ejemplos de esta pieza tan importante y su radio de acción, colocada en tres situaciones ilustrativas diferentes: en el centro, en un borde y en una esquina del tablero.

El rey en el centro:[editar]

ubicado en la casilla blanca e4, se puede mover por la columna, la fila, la diagonal mayor o la diagonal menor, a cualquiera de las ocho casillas que circundan la casilla e4. Es decir, se puede desplazar por la columna e, la fila 4, por la diagonal mayor o por la diagonal menor.

Es importante tener en cuenta que el rey situado en el centro, Re4, ataca 8 casillas.

Rey en el centro

El rey en un borde del tablero:[editar]

ubicado en la casilla blanca d1, se puede mover por la columna, la fila o las diagonales a cualquiera de las 5 casillas contiguas a la casilla de origen. Es decir, el Rd1 se puede mover a la casilla final que forma la columna d o por la primera fila a la casilla e1 o c1, así como por las diagonales e2 o c2.

Es importante tener en cuenta que el rey situado en el borde: Rd1 ataca 5 casillas

Rey en el borde

El rey en una esquina del tablero:[editar]

ubicado en la casilla a1, únicamente se puede mover por la columna, la fila o por la gran diagonal negra a cualquiera de las 3 casillas que lindan con la esquina a1. Es importante tener en cuenta que el rey situado en un ángulo ataca 3 casillas.

Rey en una esquina

Estrategia del rey:[editar]

la debilidad del rey radica en su valor. Al ser la pieza esencial del juego y tener poca movilidad, cualquiera de los dos jugadores puede, en el momento que considere oportuno, efectuar una serie de movimientos, incluso con un gran derroche de material, con el objetivo de capturar esa valiosa pieza. Con ello se da por finalizada la partida y se obtiene el triunfo.

La pérdida del rey ocasiona la derrota. Razón por la cual los grandes campeones del mundo lo mantienen bien protegido durante casi toda la partida, incluso, le construyen una fortaleza especial, “el enroque”, para defenderlo y rechazar los ataques del contrario. El rey sólo sale al final de las escaramuzas para dirigir personalmente el jaque mate al rey contrario y obtener la victoria.

Cuando los jugadores no logran obtener una situación de jaque mate al rey adversario, se considera el empate para ambos jugadores denominado por costumbre “tablas”.