Ajedrez/Técnica/El caballo en detalle

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Índice de la sección
«Técnica»

Los caballos representan a los caballeros reales en el combate, son nobles escoltas y fieles escuderos que defienden al rey incluso con su vida.

El desplazamiento de los caballos es saltando sobre todo tipo de obstáculos, piezas propias y piezas enemigas.

Al comienzo de la partida, cada jugador cuenta con dos caballos. Uno colocado en el flanco dama columna b, Cb1 para el bando blanco y Cb8 para el bando negro, éstos se denominan el caballo de dama. El otro caballo se coloca en el flanco del rey, situado en la columna g, Cg1 para el bando blanco y Cg8 para el bando negro, éstos son llamados caballos de rey.

El caballo ataca únicamente la casilla final, que siempre es de color contrario al de la casilla donde está ubicado inicialmente. Su forma de salto se ejecuta de la siguiente manera: se levanta el caballo de la casilla de origen, se avanza en línea recta en dirección similar a la torre pero únicamente una casilla por la columna o por la fila; luego continúa con el movimiento alejándose en forma diagonal sólo una casilla, para ser ésta la casilla final controlada o atacada por el caballo.

El caballo ataca

Otra forma de indicar su desplazamiento es moviéndolo dos casillas hacia adelante, atrás, la derecha o la izquierda y luego un cuadro hacia un lado.

El caballo no requiere que las vías por donde se desplaza estén libres de piezas propias o del adversario.

El valor de un caballo es ligeramente superior a tres peones y aproximadamente igual a un alfil.

Los alfiles y los caballos, por su poca movilidad, forman el grupo de las piezas menores.

El caballo en el centro:[editar]

ubicado en la casilla e4, puede atacar ocho casillas. Es decir, el Ce4 se puede ubicar en las casillas, de color oscuro: f2, g3, g5, f6, d6, c5, c3 y d2.

El caballo en el centro

El caballo en el borde del tablero:[editar]

ubicado en la casilla d1, puede saltar a 4 casillas: f2, e3, c3 y b2.

El caballo en una esquina del tablero:[editar]

ubicado en la casilla a1 puede, saltar únicamente a dos casillas: c2 y b3.

Estrategia del caballo[editar]

Al comienzo de la partida observamos que los caballos están ubicados en la columna b, los caballos del flanco dama, y la columna g, los caballos del sector del rey.

Al desplazar los caballos en los primeros movimientos, se logra controlar, por amenaza, las casillas centrales de color contrario al sitio donde han quedado finalmente ubicados los corceles.

Los caballos atacan las casillas de color contrario a la que están situados: sí están ubicados en casilla negra atacan las casillas blancas y si están colocados en casilla blanca atacan las casillas negras.

Estrategia del cabello
  • Con los primeros movimientos debemos considerar cuáles son las casillas ideales para ubicar nuestras piezas, con el objetivo de poder disponer de los mejores lugares para las operaciones futuras de ataque y defensa.

Los caballos están bien ubicados en c3 y f3. Estas nuevas casillas hacen parte de la glorieta central, de ahí que en estas posiciones optimizan su valor y luchan por el control de las casillas centrales.

*Primeros moviemientos

El caballo de rey blanco cumple, entre otras funciones, la importante misión al inicio del juego de controlar por amenaza y vigilar los cuadros negros de la zona central d4 y e5. El caballo dama blanco, cumple la misión, al inicio de la partida, de controlar por amenaza las casillas blancas de la zona central: e4 y d5.

Observe que el caballo rey blanco está controlando por amenaza las dos casillas centrales negras d4 y e5 y el caballo de dama negro, ubicado en la casilla c6, controla por amenaza las casillas d4 y e5, contrarrestando las acciones bélicas iniciadas por el blanco en la lucha por el dominio del centro.

Los caballos son “armas” muy eficaces para crear amenazas y ataques a corta distancia y cuando hay muchas piezas a sus alrededores. Esto los convierte en las piezas más eficaces cuando la posición está bloqueada.

El caballo del rey blanco

Los caballos son utilizados por los maestros con frecuencia y preferencia, en los juegos cerrados o de bloqueo. Igualmente, estas piezas adquieren un valor agregado cuando se pueden mantener en una casilla central o en coordinación con la dama, mientras se efectúan ataques directos contra el rey adversario.

La debilidad de los caballos radica en su escasa fuerza y lentitud de movimiento. El caballo es débil en las partidas con líneas abiertas y en particular cuando hay fuerte lucha en ambos flancos y diferentes zonas del tablero.

Es una pieza que necesita de muchas jugadas para ser traslada de una zona a otra. Por ejemplo: para que un caballo pueda moverse por las cuatro zonas del tablero de ajedrez, en especial recorriendo las casillas de las esquinas del tablero, se requiere que un jugador deba realizar 20 movimientos como mínimo. Otra de sus debilidades es que requieren un número par de movimientos para ser trasladados de una casilla blanca a otra del mismo color.

la debilidad de los caballos