Ajedrez/Técnica/El peón en detalle

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Índice de la sección
«Técnica»

El peón es la unidad dinámica y fundamental de las piezas, pero contradictoriamente es la pieza más débil en su accionar y más lenta en su andar, representa a los soldados de un ejército en las batallas.

El peón es la única pieza que no puede retroceder, su nombre proviene del latín pes, que significa ir a pie.

Al comienzo de la partida, cada jugador cuenta con ocho peones, cuatro en el flanco dama, en las columnas a, b, c, d; y cuatro en el flanco de rey, columnas e, f, g y h.

  • El peón avanza por las casillas de las columnas en donde se encuentra ubicado, avanza desde la posición inicial, si lo desea el jugador, una o dos casillas y a partir del segundo movimiento avanza sólo una casilla por movimiento hasta llegar a la última fila donde se transforman en otra pieza diferente al peón o al rey.
El peón avanza
  • El peón captura en forma diferente a como se mueve: avanza de frente y captura en diagonal, ataca hacia adelante las dos casillas contiguas diagonalmente.
El peón captura
  • El peón requiere para su desplazamiento que la casilla a la que se ha de mover esté libre (despejada de piezas propias y/o del adversario). El peón ataca por las diagonales y se mueve por la columna una sola casilla, siempre que no esté obstruida, formando la gráfica en su accionar para las blancas de una “v” y en su andar una flecha corta ascendente y para las negras, formando la gráfica en su accionar de una “v” y en su andar una flecha corta descendente. El peón se mueve por la columna y captura en diagonal hacia adelante, nunca puede retroceder

El valor del peón es equivalente a la unidad.

Se designa con la letra en minúscula de la columna en la que está ubicado para el registro de las partidas, utilizando el sistema algebraico.

El peón requiere

Veamos algunos ejemplos del radio de acción de esta pieza colocada en situaciones diferentes: en el centro, en el flanco dama y en el flanco rey.

El peón en el centro:[editar]

ubicado en la casilla e4, ataca diagonalmente dos casillas (d5 y f5) y se puede mover por la columna e una casilla (e5).

El peón en el centro

El peón en el flanco dama:[editar]

ubicado en la casilla b2, siendo ésta su posición inicial, ataca diagonalmente dos casillas (a3 y c3) y puede moverse por la columna b una o dos casillas (b3 o b4).

El peón en el flanco dama

El peón en el flanco rey:[editar]

ubicado en la casilla h2, siendo ésta su posición inicial, ataca diagonalmente una casilla negra (g3) y se puede mover por la columna h una o dos casillas (h3 o h4).

El peón en el flanco rey

Estrategia de los peones[editar]

El peón es la pieza más débil por acción y movilidad. Sin embargo, en coordinación con otros peones forma las estructuras, que son el esqueleto de la posición, convirtiéndose en un elemento técnico de gran importancia.

Algunos grandes maestros los han llegado incluso a valorar como las piezas más importantes en la estrategia del ajedrez.

Su función durante el juego es expulsar las piezas del adversario del centro y de los puntos cruciales de juego, para brindar apoyo y permitir el paso a las propias.

Su fuerza se incrementa al formar grupos dinámicos que funcionen como estructuras o bases fundamentales en los ataques y la defensa.

Son utilizados en grupo para invadir y facilitar el asalto con las piezas menores y las piezas mayores en los ataques a la fortaleza del adversario.

La debilidad de los peones radica en su lentitud y su escaso radio de acción, la mejor manera estratégica de defenderlo es con otro peón. Sus puntos vulnerables están formados por las casillas laterales y la casilla del frente, todas las casillas de color opuesto a la casilla donde está situado.

Estrategias

Estas casillas son débiles cuando no pueden ser defendidas por los peones y porque pueden ser aprovechadas por las piezas del adversario para ser tomadas como bastiones de ataque. Generalmente aumenta la debilidad si están situadas en la tercera fila para las blancas y la sexta fila para las negras. Estos puntos se denominan “huecos”, son casillas no protegidas por peones. Estos huecos serán utilizados por las piezas contrarias para crear un puesto avanzado que será ocupado por el adversario para convertirlo en un punto de penetración.

Otra debilidad importante se presenta cuando está separado del grupo, un peón aislado es un peón que no puede contar con otros para que lo defiendan en las columnas contiguas. En este caso son aún más vulnerables y se hace muy difícil su defensa, ya que habría que destinar una pieza de mayor valor para esclavizarla en la defensa de este peón débil.

Jugada

Algunos maestros prefieren sacrificarlos en el momento oportuno, a cambio de una mayor actividad para sus piezas.

El movimiento de los peones fortifica o debilita las posiciones, un peón puede cambiar totalmente el curso de una partida. Estas piezas tienen el papel fundamental de coordinar y ganar el espacio para darle un valor agregado a las piezas.

El movimiento de los peones fortifica

La otra tarea fundamental de estas piezas, es iniciar los ataques, sobre ellos recae la tarea de las rupturas y abrir líneas de ataque para las piezas mayores.

Al peón se le asigna el mayor peso de la defensa, deben impedir el acercamiento de las piezas enemigas a la zona central y proteger las casillas, estableciendo un bloqueo que impida la apertura de las vías de acceso a la zona donde se encuentra ubicado el rey.

Sacrificando un peón por ataque

En la parte final de la partida, el peón adquiere una gran importancia, convirtiéndose en la pieza fundamental del final de juego. Su valor radica en la opción de ser cambiado por una pieza de mayor valor, al llegar a la primera línea de su adversario, de esta forma logra cambiar el balance material a favor. Su fuerza radica en la velocidad para llegar a la última casilla y así promoverse en una pieza de mayor valor, generalmente una dama, rompiendo el equilibrio material y asegurando la victoria.