Patología de la edificación/Fachadas/6.Suciedad./3.ANÁLISIS

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

3.ANÁLISIS[editar]

Al analizar la suciedad de una fachada podemos encontrarnos con alguno de estos dos procesos de ensuciamiento: por depósito o por lavado diferencial.


3.1.El ensuciamiento POR DEPÓSITO[editar]

El ensuciamiento POR DEPÓSITO consiste en el posicionamiento de las partículas sobre la superficie (depósito superficial) o en el interior de los poros superficiales (depósito interno) cuando las partículas son absorbidas junto al agua cuando la lámina no alcanza suficiente velocidad, evaporándose posteriormente y dejando en el interior la suciedad. Los factores que influyen en el depósito son:

  • Tamaño de partículas: las de mayor tamaño (polvo atmosférico) se depositan por gravedad superficialmente, las de tamaño inferior a 1 µm (aerosoles) por interacciones moleculares.
  • El estado atmosférico, que provoca acumulaciones dispares según la interacción agua y viento y la exposición del elemento (entrantes más sucios que los salientes).
  • Las propiedades internas de la fachada


>Reparación del ensuciamiento por depósito

>Prevención del ensuciamiento por depósito


3.2. El ensuciamiento POR LAVADO DIFERENCIAL[editar]

El ensuciamiento POR LAVADO DIFERENCIAL aparece debido a la existencia de elementos en fachada que provocan distorsiones en el recorrido de la lámina de agua (cambios de velocidad y concentraciones de chorreo) que terminan por dar lavados de mayor o menos intensidad que se transforman en “churretones”. Existen dos tipos de churretones, el churretón “limpio” de paños verticales debido a que la elevada velocidad de la lamina de agua impide el depósito, y el “churretón sucio” o concentración por depósito interno de las partículas acumuladas en elementos horizontales situados inmediatamente encima del churretón arrastradas por una lámina de agua lenta. El lavado diferencial depende de unos parámetros:

  • De la interacción agua-fachada dependerá si el churretón es sucio o limpio en relación a la velocidad de la lamina de agua (intensidad de lluvia, porosidad material...)
  • Textura superficial: la rugosidad favorece su aparición. Churretones discontinuos
  • Geometría de la fachada: con respecto a la inclinación del plano, la lámina de agua cambia de velocidad con distintas inclinaciones y tonalidades típicas según se pase de zonas verticales a inclinadas hacia arriba o hacia abajo (como se explica gráficamente en el libro “Patología de fachadas urbanas, Universidad de Valladolid ETSAV”) , habitualmente en alféizares y antepechos de ventana. La diferencia de exposición entre rincones y esquinas también crea un lavado diferencial. Los relieves o molduras se comportan diferente según sean horizontales (depósito en ellas y arrastre posterior en churretones), verticales (que incrementan la velocidad de la lámina creando churretones blancos) y puntuales (que puede derivar tanto en concentración y churretón blanco, o en dispersión y churretón negro).


>Reparación del ensuciamiento por lavado diferencial

>Prevención del ensuciamiento por lavado diferencial