Patología de la edificación/Fachadas/6.Suciedad./1.INTRODUCCIÓN

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

1.INTRODUCIÓN.[editar]

La suciedad aparente en la fachada de un edificio es el resultado de la acumulación (temporal o permanente) de partículas ensuciantes. Puede localizarse tanto superficialmente como en el interior de los poros de la fachada. Estas partículas se encuentran en suspensión en el aire debido a su pequeño tamaño (llamadas aerosoles cuando tienen menos de 1 µm de diámetro y polvo atmosférico si son mayores), quedando retenidas en la fachada tanto por la tensión superficial que aumenta con el grado de humedad , como por las propiedades internas de la fachada,ya que la suciedad tiende a depositarse en la superficie de los obstáculos que representan la textura superficial, el material (donde influirá el color dado que la suciedad se percibe en contraste con el mismo) y la geometría.

250px

Esquema en el que se observan los poros superficiales de una fachada y la suciedad que penetra en los mismos

1.1.PARTÍCULAS.[editar]

Las partículas que actúan pueden ser de origen natural, como es el caso del polen, produciendo un nivel de suciedad bajo, constituyendo eso sí la base nutriente de posibles organismos si se acumula en la fachada, o de carácter inorgánico es el polvo de arena, causante de la erosión. Las de origen artificial tienen mayor poder ensuciante, destacando en las zonas urbanas el tráfico rodado y las calefacciones, y en las industriales que producen emisiones de flúor (que atacan a vidrios y metales).

1.2.AGENTES[editar]

  • El viento es el medio de transporte de las partículas principal, además del sistema de limpieza más directo al dificultar el ensuciamiento por depósito, determinando la inclinación y fuerza de impacto del agua de lluvia. Su efecto es principalmente de limpieza en las zonas más expuestas de la fachada, y de depósito en rincones.
  • El agua también es vehículo de transporte y a su vez limpieza, creando esta doble condición el denominado “lavado diferencial” de unas partes de la fachada con respecto a otras. El agua en las fachadas aparece de dos formas según la clasificación del libro “Patología de fachadas urbanas, ETSAV”:
-Agua de lluvia, que debido a sus diferentes intensidades puede corresponder a un nivel mojado (donde las gotas de agua penetran por absorción en el material dependiendo de su permeabilidad), saturado (cuando no es capaz de absorber más agua en sus poros superficiales) o como lámina de agua cuando el agua fluye a mayor o menor velocidad por la superficie tras saturarse el material.
-Agua de condensación, que depende de la humedad relativa, en forma de vapor de agua en suspensión.

02265suciedad4.jpg

Esquema en el que se observan los poros superficiales de una fachada y la suciedad que penetra en los mismos

También cabe destacar la presencia de agentes orgánicos ensuciantes como son los mohos y los hongos que se adhieren a las superficies húmedas y porosas que facilitan su crecimiento, junto a los resaltos de la geometría de la fachada que acumulan tierra que sirve de nutriente. Presentan diversos colores, predominando el verde.

PROCESO DE ACTUACIÓN EN PATOLOGÍA

>1.ANÁLISIS

>2.DIAGNÓSTICO

>3.REPARACIÓN ensuciamiento por depósito > PREVENCIÓN

4.REPARACIÓN ensuciamiento por lavado diferencial > PREVENCIÓN