Guía Joven/La implicación de la gente joven

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


¿Cedes espacios a los jóvenes para la gestión de su participación?

right|frameless|300px

¿Te encuentras en alguna de estas situaciones?

  • El proyecto juvenil del municipio no es un reclamo para los jóvenes y no consigues crear un vínculo con ellos.
  • La asistencia a los espacios jóvenes suele ser consumista, es decir, los jóvenes llegan para hacer una actividad muy concreta y marchan, por tanto, no se da un paso más allá para que se impliquen en el funcionamiento del equipamiento.
  • No tienes claro qué papel tiene que hacer el equipamiento juvenil, a qué intereses debe dar respuesta ni cuál es el rol del equipo técnico.


Descripción[editar]

El equipamiento juvenil o un proyecto del área de juventud es la excusa, y deviene la herramienta que se utiliza para trabajar un proceso más profundo y sostenido en el tiempo. Un proceso que debe tener un objetivo muy claro y que debe ser conocido y validado tanto por el equipo técnico como por los jóvenes implicados, hay que generar un espacio de referencia juvenil que responda a sus intereses y que aporte contenidos, tanto de ocio como de formación y orientación. Este espacio no necesariamente debe ser exclusivo para jóvenes, puede ser un centro cívico, una biblioteca, etc., mientras haya un servicio dirigido a la gente joven, el objetivo sirve igual. Todo ello es posible y tiene sentido sólo con la implicación del colectivo juvenil. Es, por tanto, imprescindible que este proceso lo sustente un proyecto social, que será el que dará forma al "qué" y el "cómo" del equipamiento juvenil. Y los artesanos que perfilarán este proyecto sólo podrán ser los jóvenes. Por ello, es fundamental que los técnicos entiendan que no lideran pero que sí facilitan; que no guían, pero acompañan, y que el camino que dibujará el horizonte del equipamiento no se puede ni se debe controlar, porque esta es una responsabilidad de los jóvenes. La participación será, pues, una herramienta que facilitaremos a los jóvenes para que protagonicen la finalidad verdadera de todo: la creación de un espacio propio de identidad colectiva y transformador, tanto de carácter personal como comunitario.

Desarrollo[editar]

Imaginemos la siguiente situación: se dispone de un espacio equipado de manera excelente, céntrica y conectada con el entorno juvenil de una comunidad determinada y se debe gestionar de cero. La primera pregunta que se puede hacer es, ¿qué tiene que pasar aquí dentro? También se puede aplicar el mismo ejemplo si disponemos de un alto presupuesto para iniciar un proyecto con jóvenes. La primera pregunta que se puede hacer es, ¿qué proyecto puedo iniciar? La respuesta definitiva no la tienen los técnicos ni las técnicas. No deben tenerlo. Se debe provocar que los jóvenes la den. Y para ello no hay una receta mágica, aunque existen algunos elementos claves que si se tienen presentes conducirán al "éxito":

1.Punto de partida: el proyecto colectivo[editar]

Hay cuatro elementos clave que vertebran el proyecto juvenil participativo del equipamiento: los objetivos que se persiguen, las actividades que se desarrollarán para alcanzarlos, el marco normativo del proyecto y el modelo de organitzación, que en este caso es fundamental, ya que define los niveles de participación y de implicación de cada uno.

El proyecto es la guía que orienta y sitúa constantemente en el momento en el que se está y, al mismo tiempo, que orienta hacia los pasos siguientes hasta alcanzar el objetivo final: que los jóvenes y las jóvenes gestionen de manera eficiente el espacio, al tiempo que participen activamente en la transformación y la mejora del entorno. Por ello, es imprescindible que el proyecto se construya con la participación del colectivo juvenil y lo conozcan y lo compartan todos.

2.La intención transformadora del proyecto[editar]

¿Qué se quiere cambiar en el entorno y en el mismo colectivo juvenil a partir del equipamiento? La intencionalidad tiene una parte que está en manos de los jóvenes y las jóvenes y otra que no lo está. El equipamiento debería aparecer porque políticamente existe la voluntad de que existan palancas en el territorio que activen la participación y el compromiso juvenil con su entorno inmediato. O por la voluntad de los mismos jóvenes. Por lo tanto, hay que tomar conciencia de que el proyecto del equipamiento supera su espacio físico: tiene una intención transformadora del entorno, un objetivo final de implicación de los jóvenes en la transformación de su realidad más cercana y de implicación con la comunidad.

El proyecto «Aixequem la Persiana, desmuntant els casals de joves» nos lo explica.

3. Participar no significa que todo vale: el marco ideológico y político de referencia[editar]

Antes de iniciar el proceso hay que tener presentes algunos elementos de carácter ideológico, a menudo situados en el campo de los valores, que ayudarán a delimitar el proceso participativo. ¿Nuestro equipamiento será un espacio inclusivo? ¿Fomentará hábitos saludables? ¿Será respetuoso con la diversidad cultural? ¿Tendrá vocación de contribuir a la mejora del entorno? ¿Será igualitario? ¿Permitirá la libre expresión de todo el mundo que participe? Es fundamental que la primera piedra sea identificar, consensuar y validar estos elementos junto con el colectivo juvenil. Tenerlos facilitará que todos puedan implicarse conociendo las reglas del juego.

4.La participación nace del protagonismo y el protagonismo parte de la identidad[editar]

Tan importante es identificar las claves ideológicas del proyecto como provocar que los y las jóvenes sientan el espacio como propio y se acerquen. Esta es una parte del proceso que requiere tiempo y paciencia y, al mismo tiempo, tener algunos elementos muy presentes:

  • La actividad es el eje vertebrador del espacio. El vínculo con el espacio se genera con el día a día, pero para que los y las jóvenes entren, debe responder a sus intereses, fundamentalmente de ocio. El profesional de juventud hace aquí un papel clave, provoca que el espacio combine elementos libres de ocio y de interés de los jóvenes (nuevas tecnologías, espacios de relación informal, espacios de estudio, de refrigerio, juegos de mesa, ping pong, futbolín ... son algunos ejemplos) con actividades propuestas por los mismos jóvenes. En un primer momento necesitamos que el col • lectivo juvenil acerque al espacio y el reclamo son las actividades que les ofrecemos. Hay pero entender que este es un primer paso del proceso y que una vez tengamos los jóvenes vinculados habrá que hacer un paso más ambicioso: motivarles para que primero participen internamente y finalmente a su comunidad.
  • La estética del espacio debe estar en manos del colectivo juvenil. Los elementos de decoración, la distribución del espacio, los elementos de juego que se incorporan, el mobiliario... son aspectos que generan identidad si uno se construye. No sirve de nada tener un espacio moderno, bien equipado y de última generación, si los y las jóvenes que deberán hacer uso lo sienten como un espacio frío e impropio. En la medida de lo posible, hay que dejar que la gente joven construyan la estética de su espacio, al igual que lo hacen en los entornos que les son propios: sus locales, su habitación en casa.

5.Para participar hay que aprender[editar]

Se quiere que se autoorganicen y participen en el equipamiento y en el entorno. Esto obligará a dibujar actividades que los capaciten, los motiven y les den la oportunidad de generar esta transformación. Un buen ejemplo es el Curso de dinamizadores juveniles de la Fundación Marianao (Sant Boi de Llobregat), la mejor manera de empezar a generar competencias participativas es la implicación de los jóvenes en su propio equipamiento. Un ejemplo es la «ESFERA Jove» de la Fundación Marianao.

6. El rol del equipo técnico y el rol del colectivo juvenil[editar]

Finalmente, hay que prestar atención a lo que es, seguramente, el elemento más significativo de todos: la definición de los roles del equipo técnico y del col • lectivo juvenil. Los primeros tienen la misión de acompañar a los segundos. El acompañamiento supone generar las dinámicas necesarias para motivar el protagonismo de los jóvenes en todo el proceso. Esto obliga al equipo técnico a entender que no lidera, sino que genera liderazgos; que las ideas importantes son las de los jóvenes, y el trabajo de los técnicos es que las puedan llevar a cabo; que nuestro papel es el de capacitarlos, formarlos y ayudarles a conseguir que tengan las competencias necesarias para participar. Si los jóvenes tienen la sensación de que el espacio es suyo y que el horizonte al que quieren llegar lo dibujan ellos, tener éxito en la gestión del proceso participativo será cuestión de tiempo. Benjamin Franklin, político y científico estadounidense, nos dejó en una cita el sentido de lo que explicamos en esta ficha: Dímelo y me olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y aprendo

PALABRAS CLAVE:


Referencias[editar]

  • Asociación Canadiense de Salud Mental. Manual de Participación Juvenil: Trabajando con jóvenes (PDF) (en castellano). Organización Panamericana de la Salud, 2003. ISBN 0919104169.
  • BALLESTER FRAGÓ, M. «La promoció de la participació juvenil des de l’acció comunitària» (PDF) (en catalán). Departamento de Bienestar Social y Familia. Generalitat de Catalunya, 49, 2013.
  • REVERTE, F.M. «Ideas, preguntas y propuestas sobre la participacióm social en el ámbito de la juventud: Asociacionismo, movimientos sociales, voluntariado y jóvenes no asociados» (PDF) (en castellano). Curso Participación social y Juventud. Federación Española de Municipios y Provincias [Madrid], 2009.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Aixequem la Persiana, desmuntant els casals de joves. Youtube; Casals de Joves. (catalán) [Fecha de consulta: 16 diciembre 2015]
  • Eines per a fomentar la participació juvenil. Xarxanet. (catalán) [Fecha de consulta: 16 diciembre 2015]
  • ESFERA Jove. Prezi; Fundación Marianao. (catalán) [Fecha de consulta: 24 enero 2016]
  • Projectes de participació social juvenil. Fundación Marianao. (catalán) [Fecha de consulta: 11 diciembre 2015]
  • Lanskating:processos participatius, models de construcció i Skate. Documental. kasal de joves de Roquetes (castellano-catalán) [Fecha de consulta: 4 de noviembre 2016]


← La gestión del equipamiento La implicaión de la gente joven Los centros educativos →
Guía Joven