Artes culinarias/Recetas/Macarrones con tomate y queso

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Noia 64 apps kfm.png
1 personas

Glosario

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z


Navegar por categorías
Aves | Carne | Cereales | Frutas | Legumbres | Mariscos | Pescados | Setas | Verduras | Postres | Regímenes | Zonas geográficas
Noia 64 apps xclock.png
20 minutos
Dificultad: 1o5dots.svg

Ingredientes


Procedimiento


  1. Tomamos una cacerola de tamaño y profundidad media y la llenamos de agua fresca tres cuartas partes de su capacidad. La ponemos en el fuego y esperamos a que el agua llegue a la ebullición (hervir).
  2. Cuando el agua esté hirviendo echamos una pizca de sal y, opcionalmente, un chorrito de aceite en el agua hirviendo. El aceite dificulta que la pasta se quede pegada a la cacerola.


Trucos y consejos


  • También puede echar estos ingredientes antes de que el agua comience a hervir pero el agua tardará más. ¿Sabe por qué? ¿Ha oído hablar usted de la densidad y el calor específico? Sin entrar en complejas disquisiciones físico-químicas baste saber que al añadir esas sustancias usted está alterando la composición química del agua, su densidad y por ende su calor específico. Así que ya sabe: si quiere ganarle unos minutos más, vierta esos ingredientes una vez el agua esté hirviendo.
  • También ganará tiempo y ahorrará energía tapando la cacerola cuando sea necesario pero tenga cuidado de que no rebose el contenido por el efecto de la ebullición.
  1. Tras verter la sal y el aceite vierta a continuación la pasta. Con un cucharón de madera remueva suavemente haciendo una forma de ocho la pasta para que no se pegue en el fondo.
  2. Reduzca un poco el fuego para que la pasta no hierva tan deprisa y procure darle unas vueltas cada par de minutos para que la pasta no se pegue al fondo de la cazuela. El tiempo de cocción de la pasta dependerá del grosor y composición de la misma. Generalmente un tiempo de 8 minutos de cocción son suficientes para dejar la pasta "al dente". Si desea la pasta más cocida, déjela un par de minutos más hirviendo.
  3. Una vez haya terminado de cocer la pasta agarre un escurridor y sobre el fregadero vierta el contenido de la cazuela dentro de éste, dejando escurrir la pasta. Tenga cuidado de no quemarse. Una vez haya escurrido si no desea una pasta muy almidonada riegue la pasta con agua fría.
  4. Ahora tome un pequeño cazo y vierta dentro de él tomate frito. Póngalo al fuego y caliéntelo al punto que usted desee.
  5. Vierta la pasta en un plato hondo y cúbrala con el tomate frito caliente.
  6. A continuación espolvorée el queso rayado por encima.
  7. Que aproveche.