Patología de la edificación/Apeos/Acodalamientos de muros medianeros

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los acodalamientos son una solución muy común hoy en día ya sea en obras de nueva construcción o en intervenciones en edificios antiguos. Se basan en apear un muro (ya sea medianero o de otro tipo) apoyándose en otro contiguo y paralelo de manera que los empujes provocados por uno contrarresten los del muro opuesto.


Resulta muy útil acodalar en actuaciones en cascos históricos donde la demolición de un edificio situado entre medianeras puede provocar desplomes en los edificios colindantes. Suele ser muy común además que estas actuaciones vayan acompañadas de una excavación para realizar sótanos de aparcamiento cuya cota sea inferior a la de las cimentaciones vecinas, por lo que resulta indispensable acodalar los muros medianeros.

Naturalmente deberá tenerse en cuenta la distancia entre los muros a acodalar, ya que en caso de ser excesivamente grande el sistema puede resulta inviable o excesivamente costoso.




En cualquier caso es muy importante tener en cuenta que los elementos del acodalamiento se encuentran sometidos a una fuerte compresión y dada su esbeltez pueden surgir problemas graves de pandeo de las piezas. Para ello suelen complementarse las estructuras con un sistema de velas y correas que impidan el movimiento de las tornapuntas en las dos direcciones.

Las soluciones más comunes suelen ser con perfilaría metálica laminada o con tornapuntas Super Slim debidamente arriostradas.










CONTENIDOS

Consideraciones generales

Clasificación según el tipo de lesión

  1. Muros con desplomes
  2. Muros con abombamientos
  3. Muros con deslizamientos
  4. Muros con dislocaciones
  5. Apeos de deshojado de muros

Clasificación según el tipo de muro y situación

  1. Muros de entramados
  2. Muros de fábrica
  3. Muros de contención
  4. Acodalamientos de muros medianeros