Fisiología humana/Desarrollo humano/Adolescencia

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Estudiantes americanos de escuela secundaria

La adolescencia es el periodo de transición psicológica y social entre la niñez y la edad adulta. La adolescencia etapa de transición del desarrollo humano en la que un joven madura hasta ser un adulto. Esta transición involucra cambios biológicos, sociales y psicológicos, aunque los cambios biológicos son los más fáciles de medir objetivamente. Ocurren cambios en el cuerpo, junto con un desarrollo sicológico y cambios en el desarrollo académico de la persona. En el inicio de la adolescencia, los niños normalmente completan la escuela primaria y entran en la educación secundaria. Una persona que está entre la infancia y la adolescencia es a veces llamado preadolescente.

La maduración física que resulta de la pubertad lleva a un interés en las actividades sexuales, que a veces, también conduce al embarazo adolescente. Como los adolescentes puede que no estén emocionalmente o mentalmente maduros o no sean capaces financieramente hablando de mantener a un niño, la actividad sexual entre los adolescentes se considera problemática.

A esta edad existe mayor posibilidad de uso de alcohol o drogas, trastornos de la salud mental como la esquizofrenia, trastornos alimenticios como la anorexia y depresión clínica. Las emociones inestables o la falta de inteligencia emocional entre algunos adolescentes pueden también conducir a la delincuencia juvenil.

La búsqueda de una identidad única es uno de los problemas que a menudo enfrentan los adolescentes. Algunos adolescentes pero no todos, a menudo desafían la autoridad o las reglas como vía para establecer su individualidad. Ansían la madurez y están deseosos de encontrar su lugar en la sociedad. Como los adolescentes están deseosos por crecer y ser tratados como adultos, también idolatran a atletas, estrellas de cine y celebridades, quieren ser como estos modelos a imitar, sin importar si estos modelos a tienen o no cualidades que ellos deban anhelar.

Mujeres[editar]

En las mujeres, la pubertad es causada por alteraciones en las funciones cerebrales que dan como resultado una mayor secreción por el hipotálamo de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH). Los niveles elevados de GnRH estimulan la secreción de las gonadotrofinas pituitarias FSH y LH lo que causa el desarrollo de los folículos y la secreción de estrógenos. El estrógeno es responsable de los órganos sexuales accesorios y las características sexuales secundarias. La menarquia, el primer ciclo menstrual, ocurre a los 12,5 años de edad como resultado de la liberación de FSH.

  • Desarrollo de las mamas

El primer signo físico de la pubertad en las niñas es usualmente una protuberancia suave y firme debajo del centro de la aréola de uno o de los dos pechos, esto ocurre en promedio a los 10,5 años de edad. Esto se conoce como telarquia. En la escala Tanner ampliamente utilizada para la pubertad, esta es la segunda etapa del desarrollo de las mamas (la etapa 1 es una mama plana y prepuberal). Dentro de 6 a 12 meses, la inflamación comienza claramente en ambos lados y se puede sentir y verse extendiéndose más allá de los bordes de las areolas. Esta es la etapa tercera del desarrollo de los pechos. En otros 12 meses (etapa 4), las mamas se aproximan a su tamaño y forma de maduración, con la aréola y las papilas formando un montículo secundario. En la mayoría de las mujeres jóvenes, este montículo desaparece en el contorno del pecho maduro (etapa 5), aunque hay tanta variación en los tamaños y formas de los senos adultos que distinguir las etapas avanzadas es de poco valor clínico.

  • Vello púbico en jovencitas

El vello púbico es a menudo el segundo cambio inequívoco de la pubertad. Se refiere a la pubarquia y el vello púbico es usualmente visible primeramente en los labios vaginales. Los primeros pocos vellos son descritos como etapa 2 de Tanner. La etapa 3 es alcanzada usualmente dentro de otros 6 a 12 meses, cuando los vellos son muy numerosos para contarlos y aparecen también en el pubis. En la etapa 4, los vellos púbicos llenan densamente el “triangulo púbico”. La etapa 5 se refiere a la extensión de los vellos púbicos a los muslos y a veces como vello abdominal hacia arriba del ombligo. En alrededor del 15% de las jóvenes, el primer vello púbico aparecen antes que comience el desarrollo de las mamas.

  • Vagina, útero y ovarios

La superficie mucosa de la vagina también cambia en respuesta a los altos niveles de estrógeno, esta se torna más gruesa y con un leve color rosado (en contraste al rojo brillante del la mucosa vaginal prepuberal). Las secreciones blanquecinas (leucorrea fisiológica) es también un efecto normal de los estrógenos. En los próximos 2 años que siguen a la telarquia, el útero y los ovarios incrementan su tamaño. Los ovarios usualmente contienen pequeños quistes visibles con ultrasonido.

  • Menstruación y fertilidad

El primer sangrado menstrual se denomina menarquía. El promedio de edad de la menarquía en las jóvenes norteamericanas es alrededor de los 12,7 años, usualmente alrededor de 2 años después de la telarquia. La menstruación no es siempre regular y mensual en los primeros 2 años después de la menarquía. La ovulación es necesaria para la fertilidad y puede o no puede acompañar a la menstruación más temprana. Al segundo año después de la menarquía, la mayoría de las jóvenes ovulan al menos varias veces al año. Sobre el 90% de las jóvenes que experimentaron la menarquía antes de los 13 años experimentan menstruaciones muy regulares y predecibles, acompañadas de ovulación dentro de 2 años y una alta proporción de las jóvenes con menarquía tardía puede que no establezcan una ovulación regular hasta 4 años o más. Sin embargo, la iniciación de la ovulación después de la menarquia no es inevitable, y una alta proporción de niñas con irregularidad continuada durante varios años a partir de la menarquia seguirá teniendo irregularidad y anovulación prolongadas, y corren mayor riesgo de tener una fertilidad reducida.

  • Forma pélvica, distribución de grasa y composición corporal

Durante este periodo, también en respuesta a los altos niveles de estrógeno, la mitad inferior de la pelvis se ensancha. Esto prepara el cuerpo para el momento en que dará a luz mediante la ampliación del canal de nacimiento. El tejido graso se incrementa en un gran porcentaje de la composición del cuerpo, más que en los hombres, especialmente en la típica distribución femenina de los pechos, caderas y muslos. Esto produce la típica forma femenina del cuerpo, además la grasa va a las nalgas de la joven dándoles más forma y curva.

  • Vello facial y corporal en las jóvenes

En los meses y años que siguen a la aparición del vello púbico, otras áreas de la piel que responden al desarrollo androgénico desarrollan vello abundante (vello androgénico) en la siguiente secuencia: vello axilar, vello perianal, vello del labio superior, vello de la zona preauricular y el vello periareolar. El vello de los brazos y las piernas se vuelve más grueso gradualmente durante un periodo de 10 años o más. Como la aparición de vello en algunas de estas áreas no es siempre algo que se desee, particularmente en la cultura occidental, rara vez indica un desequilibrio hormonal a menos que ocurra en otras partes también, como debajo de la barbilla y en la línea media del pecho.

  • Crecimiento de la altura de las jóvenes

El estímulo del crecimiento puberal inducido por estrógenos en las niñas comienza al mismo tiempo que comienzan los primeros cambios mamarios, o incluso unos meses antes, lo que la convierte en una de las primeras manifestaciones de la pubertad en las niñas. El crecimiento de las piernas y los pies se acelera primero, así que muchas jóvenes tienen piernas más largas en proporción a su torso en el primer año de pubertad. El índice de crecimiento tiende a alcanzar un máximo de velocidad de hasta 7.5-10 cm o 3-4 pulgadas por año, a medio camino entre la telarquia y la menarquía y ya está disminuyendo en el momento en que se produce la menarquia. En los dos años siguientes a la menarquía la mayor parte de las jóvenes crecen alrededor de 5 cm (2 pulgadas) antes de que el crecimiento cese en la máxima altura adulta. Este último crecimiento implica principalmente la columna vertebral más que los miembros.

  • Olor corporal, cambios en la piel y el acné
Acné en la cara y en el cuerpo

Los crecientes niveles de andrógenos pueden cambiar la composición de los ácidos grasos de la transpiración, lo que da como resultado un olor de cuerpo “adulto”. Esto a menudo precede a la telarquia y la pubarquia en 1 o más años. Otro efecto androgénico es el aumento de secreción del grasa (sebo) de la piel. Este cambio incrementa la susceptibilidad al acné vulgar, una aflicción característica de la pubertad muy variable en su severidad.

Hombres[editar]

El comienzo de la pubertad en los hombres es similar al de las mujeres. La secreción de GnRH del hipotálamo resulta en un incremento en la secreción de gonadatropinas pituitarias de LH/CSH y FSH. Las gonadatropinas pituitarias estimulas los túbulos seminíferos y la secreción de testosterona. La testosterona causa cambios en los órganos reproductivos accesorio, en las características sexuales secundarias y el deseo sexual masculino.

  • Tamaño testicular, función y fertilidad

En los niños, el agrandamiento testicular es la primera manifestación física de la pubertad, esto se llama gonadarquia. Los testículos en niños prepuberales cambian poco en tamaño de alrededor de un año de edad hasta el inicio de la pubertad, promediando alrededor de 2 a 3 CC en volumen y alrededor de 1,5 a 2 cm de longitud. El tamaño testicular continua incrementándose durante la pubertad alcanzando el tamaño adulto máximo aproximadamente 6 años después. A pesar que 18 a 2º cc. es supuestamente un tamaño adulto promedio, existe una gran variación en la población normal.

Los testículos tienen dos funciones principales: producir hormonas y producir esperma. Las células de Leydig producen testosterona (como se describe más adelante), que a su vez produce la mayoría de los cambios de la pubertad masculina. Sin embargo, la mayor parte del volumen del tejido testicular es tejido espermatogénico (principalmente células de sertoli y células intersticiales). El desarrollo de la producción de esperma y fertilidad en hombres no está bien documentado. El esperma puede ser detectado en la orina matutina de la mayoría de los jóvenes después de su primer año de cambios puberales (y ocasionalmente antes).

  • Genitales

El pene de un niño crece poco desde el cuarto año de vida hasta la pubertad. La longitud media del pene prepuberal es de 4 cm. Los genitales prepuberales se describen como etapa 1. Dentro de los meses después de que el crecimiento de los testículos comienza, los niveles crecientes de testosterona promueven el crecimiento del pene y el escroto. Este primer comienzo discernible del crecimiento puberal de los genitales se conoce como estadio 2. El pene continúa creciendo hasta los 21 años de edad, alcanzando un tamaño adulto de aproximadamente 7-15,5 cm.

Aunque las erecciones y orgasmos ocurren en los jóvenes prepuberales, estos se vuelven mucho más comunes durante la pubertad, acompañado por un marcado incremento en la libido. La eyaculación es posible en la pubertad temprana, antes de esto los jóvenes pueden experimentar orgasmos secos. La emisión de fluido seminal pude ocurrir debido a la masturbación o espontáneamente durante el sueño (comúnmente llamado “sueño húmedo” y clínicamente llamado “emisión nocturna”). La capacidad de eyacular es un evento bastante temprano en la pubertad comparado con las otras características. Sin embargo, en paralelo a la irregularidad de los primeros períodos de una niña, durante los primeros uno o dos años después de la primera eyaculación de un niño, su líquido seminal puede contener pocos espermatozoides activos.

  • Vello púbico en jóvenes

El vello púbico a menudo aparece en un joven poco después de que sus genitales comiencen a crecer. Como en las jóvenes, la primera aparición de vello púbico es llamada pubarquia y estos son usualmente visibles por primera vez en la base dorsal (abdominal) del pene. Los primeros vellos son descritos como la fase 2. La fase 3 se alcanza generalmente dentro de otros 6 a 12 meses, cuando los pelos son muy numerosos para contarlos. En la etapa 4, el vello púbico llena densamente el “triangulo púbico “. La etapa 5 se refiere a la propagación del vello púbico a los muslos y hacia arriba del ombligo como parte del desarrollo del vello abdominal.

  • Vello facial y corporal en jóvenes

En los meses y años que siguen a la aparición del vello púbico, otras áreas de la piel que responden a los andrógenos desarrollan vello abundante (vello androgénico) en la siguiente secuencia: vello axilar, vello perianal, vello del labio superior, vello preauricular, vello periareolar y el resto de la zona de la barba. El vello en los brazos, piernas, pecho, vello abdominal y en la espalda se van volviendo más abundante gradualmente. Hay una gran variedad en la cantidad de pelo corporal entre los hombres adultos, y diferencias significativas en el tiempo y la cantidad de crecimiento del cabello entre los diferentes grupos étnicos.

  • Cambio en la voz

Bajo la influencia de los andrógenos, la caja de voz o laringe, crece en ambos sexos. Este crecimiento es mucho más prominente en los hombres, lo que causa que la voz masculina baje abruptamente alrededor de una octava, porque los pliegues vocales más grandes tienen una frecuencia fundamental más baja. Ocasionalmente esto es acompañado por una rotura y fractura de los sonidos en etapas más tempranas. La mayoría de los cambios vocales ocurren durante la etapa 4 de la pubertad masculina alrededor del tiempo de máximo crecimiento. Sin embargo esto usualmente precede el desarrollo de vello facial en muchos meses a años.

  • Crecimiento en altura de los jóvenes

Comparado con el acelerado crecimiento temprano de las mujeres, el crecimiento en los hombres es más lento y dura más, lo que da como resultado una estatura adulta más alta entre los hombres que en las mujeres (en un promedio de alrededor de 10 cm). La diferencia se atribuye a la mayor potencia del estradiol comparado con la testosterona en el impulso del crecimiento óseo, la maduración y el cierre epifisiario. En los hombres el crecimiento comienza a acelerar a partir de noveno mes después del primer signo de agrandamiento testicular y el año pico de crecimiento se produce unos 2 años después del inicio de la pubertad, alcanzando una velocidad máxima de unos 8,5-12 cm o 3,5-5 pulgadas por año. Los pies y las manos experimentan su brote de crecimiento primero, seguido por las extremidades y finalmente terminando en el tronco. El cierre epifisiario y la altura adulta se alcanzan más lentamente, a una edad promedio de alrededor de 17,5 años. Como en las mujeres, este ultimo crecimiento involucra principalmente la columna en vez de las extremidades.

  • Musculatura masculina y forma del cuerpo

Para el final de la pubertad, los hombres adultos tienen huesos más pesados y casi el doble de musculo esquelético. Parte del crecimiento óseo (por ejemplo, anchura de los hombros y mandíbula) es desproporcionadamente mayor, dando como resultado formas de esqueleto masculino y femenino notablemente diferentes. El hombre adulto promedio tiene alrededor del 150% de la masa corporal magra de una hembra promedio, y alrededor del 50% de la grasa corporal.

Esta musculatura se desarrolla principalmente durante las últimas etapas de la pubertad y el crecimiento muscular puede continuar incluso después de que un hombre sea biológicamente un adulto. El máximo de lo que se llama “brote de fuerza”, el índice de crecimiento muscular se consigue alrededor de un año después de que el hombre experimente su pico de crecimiento.

  • Desarrollo de las mamas en jóvenes: ginecomastia puberal

El estradiol es producido desde la testosterona en la pubertad masculina así como en las mujeres y las mamas masculinas a menudo responden al aumento de los niveles de estradiol, esto se conoce como ginecomastia. En la mayoría de los jóvenes el desarrollo de las mamas es mínimo, similar a lo que podría ser el llamado “botón mamario” en una joven, pero en muchos hombres, el crecimiento mamario es substancial. Esto usualmente ocurre al final de la pubertad y se incrementa por el tejido adiposo extra si el joven tiene sobrepeso.

Aunque esto es una parte normal de la pubertad masculina, el desarrollo de las mamas en algunos jóvenes es tan desagradable como el vello facial en el labio superior en las mujeres. Si la angustia del joven se vuelve demasiado importante durante su desarrollo, el tejido mamario puede ser eliminado y corregido quirúrgicamente.


← Desarrollo humano/Infancia Desarrollo humano/Adolescencia Desarrollo humano/Edad adulta →
Fisiología humana