Montañismo/Equipo

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

"Omnia mea mecum porto, (conmigo llevo todo lo mío)", dijo el filósofo griego Bias de Priene, respetado por su sencillez y humildad, hace mas de dos mil años.

El presente capítulo trata sobre el equipo necesario para una excursión a pie, ya sea corta o de varios días, para expediciones véa el capítulo correspondiente de este libro.

Hablaremos aquí de la mochila, el equipo para campamento, el equipo para alimentarse y cocinar, (dejando específicamente los alimentos para el capítulo respectivo) así como muchos otros objetos necesarios y comunes que un excursionista suele empacar para una excursión.

Nociones básicas[editar]

Por la actividad propia del excursionismo, la persona que desee realizar una excursión a través de un medio natural, no sólo necesitará entusiasmo, condición física normal y calzado y ropa adecuada; requerirá también varias cosas más como alimentos, agua, una navaja, ropa adicional de abrigo, guardar ropa en caso de que se acalore, así como dónde guardar todo esto, entre muchas otras cosas útiles e importantes a considerar.

Un aspecto general del equipo es el peso, su utilidad así como su calidad. Un excursionista carga normalmente con su mochila y con ella todas sus cosas personales, así como -a veces- algunas comunes al grupo; esto hace que la cuestión del peso sea muy importante si queremos disfrutar de una excursión en lugar de terminar odiándola. Sin embargo el factor peso no es lo más importante, pues primordialmente debe buscarse llevar equipo útil y práctico además que tenga buena calidad. De nada servirá llevar algo ligero si no sirve o si no resiste el uso que le exijamos en el campo. Es por esto que a la hora de empacar y decidir qué equipo y objetos llevar de excursión debemos tener en mente utilidad y peso, en este orden. La utilidad se refiere a que tanto servirá un objeto para lo que lo llevamos y a que tan buena calidad tiene para el uso que le daremos. El peso, si bien es obvio entenderlo, muchas veces se menosprecia el peso de las cosas en casa y a media excursión deseamos tirarlas; así como también si realmente vale la pena cargarlo, muchas cosas son deseables, pero realmente no se justifica llevarlas debido a su peso. Dependerá en particular de cada persona, de su evaluación personal o de la decisión del guía (en caso de que exista y así lo requiera) hacer un balance entre la utilidad de un determinado objeto y su peso.

Es frecuente que los excursionistas novatos lleven equipo inadecuado y muchas veces equipo innecesario, en realidad ha pasado que algunos jóvenes arrojan por una ladera su bolsa de dormir debido a la falta de experiencia.

A continuación detallaremos el equipo común en las excursiones, abordando para cada objeto en particular sus características, su utilidad, y como sacar ventaja de ellos, así como una guía para saber escoger uno en la tienda. Teniendo con esto información de utilidad que ayude al lector a ahorrarse muchas excursiones incómodas en las que la falta de experiencia hace pasar malos momentos al excursionista principiante.

La mochila[editar]

Toda excursión que vaya más allá de un paseo corto requiere el uso de una mochila, ya que el excursionista requiere llevar consigo agua, alimentos, ropa de abrigo, y objetos personales entre muchas otras cosas más. Del tipo de excursión y el alcance de la misma va a depender la mochila que se deba llevar.

La mochila no debe ser excesivamente grande, ya que es incomoda de manejar, y llevarla a la espalda se convierte en una tarea difícil y nos obliga a hacer demasiadas paradas. El tamaño elegido deberá ser intermedio, si lleva un cinturón mejor aún, las correas para los hombros deben ser anchas y almohadilladas. Las mochilas estrechas y largas con mucha capacidad tienen el inconveniente de que nos desequilibrarán y convertirán nuestra marcha en una tortura para nuestra espalda. El equipo y la comida deben repartirse con un orden específico. Las cosas pesadas deben colocarse en la parte de arriba, ya que habrá mayor cantidad de masa muscular que nos ayude a su transporte; se debe tener cuidado de no dejar objetos duros o con aristas en la parte que va apoyada en la espalda.

El peso ideal que se puede cargar sin afectar negativamente a la salud está en función de la constitución física y el entrenamiento de la persona, y se halla entre los 12 y 15 kgs. Lo mas razonable es tener dos mochilas: la primera de un volumen máximo de 30 litros para salidas de corta duración (mochila de ataque); y para excursiones mas largas una mochila de mínimo de 40 y máximo de 60 litros. Una mochila adecuada no deberá superar un kilogramo de peso en vacío.

Una mochila para excursionismo debe ajustarse cómodamente a la espalda de la persona, debe de permitir que las manos y brazos queden libres, y además no debe estorbar la vista o la movilidad de las piernas. Actualmente las mochilas para excursionismo se fabrican de materiales sintéticos que son resistentes, impermeables, ligeros y en muchos casos económicos.

Cubremochila. Para proteger la mochila, principalmente del agua se utiliza un cubremochila de material sintético impermeable. También sirve para protegerla de la suciedad que existe en los compartimentos para equipaje en algunos transportes, así como de otro tipo de imprevistos como tierra en el caso de tolvaneras, entre otras cosas.

Nota: Por norma nunca colgaremos objetos duros o afilados en aquellos lugares que vayan a estar en contacto con el cuerpo; asimismo tampoco debemos llevar colgando cosas en nuestra mochila sin fijación correcta, ya que pueden ser una auténtica pesadilla al ir bailando en nuestra espalda, y pueden convertirse en un arma peligrosa si damos un giro inesperado junto a un compañero, o si sufrímos una caída. Además de que se pueden extraviar o caer, generando pérdida de tiempo en su búsqueda y reacomodo.

Tipos de mochilas[editar]

  • De tipo costal. Actualmente son las más comunes: están hechas a base de tela sintética en forma de costal pero con múltiples prestaciones adicionales como bolsa superior, compartimento para la bolsa de dormir, e incluso algunas cuentan con bolsas, además de que todas tienen asas ajustables para los brazos y la cintura y múltiples cintas de ajuste para acomodar algunos objetos y modificar la forma de la mochila para mejorar la distribución de carga en el cuerpo de quien la carga. Antiguamente se hacían de telas naturales pero estas se humedecian fácilmente y su duración era menor.
  • De armazón externo o tipo "Himalaya". Ya hace algunas generaciónes las dejamos de utilizar, ya que son incomodas debido al armazón de aluminio, y peligrosas por el mismo motivo; sin duda padecerás mas de una fractura causada por el armazón rígido de tu mochila. Hoy en día solo las vemos en el campo cuando son utilizadas por amateurs.
  • De ataque. Esta mochila es pequeña, de unos 20 litros, y se utiliza para excursiones cortas en que es necesario llevar poco equipo y alimentos, como en el caso de una excursión de pocas horas o si se va a atacar la cumbre de una montaña recorriendo los últimos kilómetros desde un campamento.
  • De expedición. Estas mochilas son las más grandes, más de 90 litros. Por el uso que se les va a dar son grandes y bastante resistentes, para permitir empacar el equipo y demás objetos que una expedición requiere. Véase el capítulo de expediciones.

Cómo acomodar las cosas[editar]

La bolsa de dormir se acomoda al fondo; las cosas pesadas, de preferencia en la parte alta y junto a la espalda; y los demás espacios a criterio del uso de los objetos, como ejemplo la ropa de recambio al fondo, sobre la bolsa de dormir, y las cosas más importantes dejarlas más accesibles, como por ejemplo el botiquín y la navaja en las bolsas laterales y la capa contra lluvia y nuestra identificación en la bolsa superior.

Recomendaciones de compra[editar]

Se debe acudir a una tienda especializada y de preferencia con alguna persona con experiencia o al menos después de haberse informado por fuentes imparciales. Téngase en cuenta que los vendedores por lo común intentarán persuadirnos de que compremos lo que a ellos mejor comisión les dé en lugar de que sea lo que mejor nos convenga de acuerdo a nuestro físico, economía e intenciones de uso.

Bastones y/o Piolet[editar]

Ya hace algún tiempo que el uso de un bastón único de madera ha desaparecido. Hoy en día encontramos una multitud de modelos, y sin embargo todos tienen como finalidad la misma: evitar que caígas y ayudarte en los pasos difíciles, ¡nunca los debes utilizar como arma! ya que su uso esta diseñado para llevarse a cabo dentro de un eje vertical (en el cuál aporta toda su resistencia) mientras que en un eje horizontal (cómo quién va a dar un golpe) la resistencia se ve comprometida.

El piolet es una herramienta más especializada que consta de tres partes: el mango, la punta y la pala. Los mangos pueden ser curvos o rectos (dependiendo de la actividad y el tipo de terreno a escalar); la punta asimismo varía pero la finalidad es la misma: ser utilizada como punto de apoyo clavándola en terreno con tendencia a la vertical, o evitar una potencial caída en plano inclinado; y, por último, el elemento pala, que puede existir o verse reemplazada por un martillo, cuyas finalidades son obvias.

La navaja multiusos[editar]

Una navaja plegable, con múltiples accesorios, como por ejemplo del tipo suizo, es muy importante y útil, además de saber utilizarla. Principales herramientas de la navaja:

  1. Navaja grande. Herramienta principal.
  2. Regla. Generalmente es de pocos centímetros. Recuerde que 1 pulgada = 2.54 centímetros.
  3. Tijeras. Son pequeñas pero útiles para cortar tela, papel, hule, plástico, las uñas, entre otros materiales.
  4. Abrelatas. Indispensable para alimentarnos con comida empaquetada dentro de latas como atún, sardinas, frijoles, etc.
  5. Destapador o abrebotellas. Si de abrir un refresco se trata, es muy útil.
  6. Desarmador o destornillador plano pequeño. Normalmente está en el abrelatas.
  7. Desarmador o destornillador plano grande. Normalmente está en el destapador o abrebotellas.
  8. Dobla alambre. Normalmente está en el destapador.
  9. Lima. Útil para limar muchas clases de materiales así como las uñas.

Otras herramientas menos comunes:

  1. Navaja pequeña. Se utiliza para trabajos en donde la navaja principal resulta grande.
  2. Sierra. Sirve para cortar madera, plástico u algún otro material de similar dureza.
  3. Pinza. Tiene poca fortaleza, pero es útil para sujetar objetos que con los simples dedos no es posible, como un alambre.
  4. Destapacorchos o sacacorchos. Útil si necesitamos abrir una botella que tenga corcho como tapa.
  5. Aguja para cuero. Es una pequeña navajita con un ajugerito.
  6. Lámpara. Incluye uno o varios pequeños LED, y sirve para alumbrarse de cerca.
  7. Brújula. Pequeña pero de gran utilidad en caso de ser requerida y no tener ninguna otra mayor, e incluso GPS, a mano.
  8. Desarmador o destornillador pequeño de cruz. Poco utilizado en excursionismo pero a veces muy útil para reparar una lámpara o un radio de una rueda de bicicleta.
  9. Pincitas. Son muy prácticas para quitarse una espina, o para otras tareas finas o delicadas.
  10. Palillo. Es útil, pero debe conservarse limpio.

Cuidados de la navaja[editar]

Es muy recomendable mantener nuestra navaja limpia: se debe limpiar con aceite una vez al año y evitar que el polvo, la tierra u otras sustancias dañen nuestra navaja. También debe mantenerse afilada para lo cuál utilizaremos un afilador pequeño para las herramientas que lo ameriten o precisen, o mejor acudiremos a una persona especializada en esto.

Bolsa de dormir[editar]

Existen de diferentes tamaños, formas y materiales. Lo principal es usar la adecuada al lugar, para esto las bolsas o sacos se identifican en diferentes grados de temperatura. Lo mas común en nuestra región son de 5 grados centígrados, pero para climas fríos se recomiendan los de menos 5°C y aún menos 15°C de temperatura. Es importante conservar seco el interior del saco; si nuestra ropa está húmeda, es necesario quitarnos la ropa para que el saco conserve el calor. De lo contrario, no conseguiremos entrar en calor y sí padeceremos una posible hipotermia. Tipos de sacos o bolsas de dormir: de pluma de ganso, o de fibras sintéticas. Por su tamaño y forma, el saco de dormir debe ser por lo menos 20 cms más grande que la estatura de la persona. Por otra parte, las bolsas “sarcófago” proporcionan una capucha; su estrecho espacio para los pies elimina las bolsas de aire inútiles que desperdician el calor.

Nota: De preferencia el saco debe ir dentro de la mochila; de no ser así se debe cubrir con un material impermeable.

Bajo alfombra[editar]

También conocida como plancha aislante, manta térmica o esterilla isotérmica. Ésta se coloca sobre el piso o suelo, y sobre ella se coloca el saco de dormir. Es necesaria para evitar el paso de la humedad y/o el frío, y además brinda mayor comodidad.

Tienda de campaña[editar]

Existen de diferentes tipos, con diferente capacidad para número de personas, y para diferentes climas. Se deben buscar, en una tienda de campaña, tres cosas principalmente: que sea ligera, impermeable y resistente; la tipo iglú cuenta con estas características. Es fundamental preparar el terreno sobre el que se instalará, que debe ser liso y estar desprovisto de piedras, palos o desniveles muy pronunciados. Los márgenes de los ríos no son aconsejables en ningún caso para instalarla ya que el nivel del agua puede subir rápidamente y resulta peligroso, además de ser lugares húmedos y fríos. Si elegimos un bosque, cerciorarse del estado de los árboles cercanos. La entrada de la tienda debe ubicarse en el lado contrario del que sopla el viento. Contra la condensación de agua, hay que tensar la tienda y el sobre-techo con exactitud (si la tienda y el sobre-techo se tocan, el agua puede penetrar en ambos). Ya instalada, es importante no permitir que se moje o humedezca el interior, así como evitar la entrada de insectos. Si nos alejamos de la tienda, se deberán cerrar puertas y ventanas para evitar que alguna lluvia inesperada moje el interior. La tienda no se debe guardar mojada o húmeda para evitar que se formen hongos y se pudra.

Botiquín[editar]

La composición del botiquín de mochila depende de cada uno. Cada persona es mas propensa a determinados padecimientos para los que deberá llevar tratamiento. Sin embargo hay cosas básicas que debemos incluir: Gasas, vendas, guantes de latex, tijeras quirúrgicas de punta roma, una par de pinzas de disección con diente y sin diente (para eliminar objetos enclavados en la piel, así que olvidaos de las pinzas de vuestra navaja, por favor)solución de yodopovidona (mercromina o similar) para su uso directo en heridas y piel, ya que os aseguro que la mayor parte del tiempo no tendréis agua suficiente para utilizar vuestro jabón, además de que este último mata menos bacterias; no obstante, en España podéis comprar un "Higienizador para manos" que es un jabón sin necesidad de agua y que elimina el 99'99% de los gérmenes. Podéis encontrarlo en farmacias y parafarmacias, e incluso en Grandes Almacenes; cinta adhesiva de tipo microporosa, e ibuprofeno o clorhidrato de lisina para el dolor en inflamación, no lleves ungüentos ya que si contienen antibióticos y los aplicas sobre una herida podrían causar una reacción alérgica y tendríais un lío muy gordo. Si son de los ungüentos anti-inflamatorios peor aún ya que en caso de existir una dislocación o daño vascular podríais empeorar muchísimo las cosas al frotar la zona.

Brújula y mapa[editar]

Son artículos que nunca deben faltar, la brújula y el mapa necesitan de conocimientos técnicos para su uso. Sin embargo el GPS (por sus siglas en inglés), hoy por hoy esta reemplazando con mucho éxito a la vieja brújula, por su precisión y la facilidad de uso, así como la conveniencia de poder llevar los mapas en el mismo lugar; sin embargo, si se estropea nuestro juguete podemos vernos en una situación bastante difícil si no llevamos nada más como auxiliar en la orientación, por lo que siempre es conveniente conocer las técnicas de reloj o sombras para orientación de supervivencia. ¡¡¡Además un mapa en papel nunca está de más!!!

Linterna[editar]

En lámparas se sugieren las denominadas de “manos libres”, conocidas también como "frontales"; y siempre llevar pilas extra.

Utensilios de cocina[editar]

Quemador, combustible, cerillas en un envase hermético tipo los usados en carretes fotográficos o tiras reactivas para análisis, para que vayan protegidas, encendedor, cacerola, plato, taza, cuchara, cuchillo o navaja. Estos últimos deben ser de materiales ligeros y de poco volumen. Un termo puede ser útil para determinadas actividades en ambiente extraordinariamente frio.