Guaraní/Gramática/Verbos

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

El verbo guaraní se construye mediante un prefijo de conjugación y una raíz. Con esto se convierte, junto con la raíz en un verbo conjugado, es decir adquiere las formas personales.

La raíz verbal es realmente un nombre sin determinante ni modificador, por ejemplo: “Karu”, a secas, se interpreta usualmente como “comer”, pero es un lexema genérico, cuya categoría y función se estableceen la oración o la frase, mediante los determinantes.

El verbo así constituido lleva afijos modificadores del concepto verbal o accidentes del verbo.

Diferencias básicas entre el verbo español y el guarani[editar]

Diferencias[editar]

Las diferencias básicas son que, mientras que la desinencia española es sincrética, ya que reúne modo, aspecto, tiempo, número y persona en una sola particula gramatical (gramema), las partículas del guaraní son más especializadas o analíticas. Tiene una clase o serie de partículas especializadas para cada uno de los accidentes.

El verbo guaraní se caracteriza porque:

  1. El núcleo o raíz es un vocablo polifuncional o “palabra comodín”: puede funcionar como sustantivo, verbo predicativo, o como adjetivo/verbo atributivo cualitativo o como adjetivo/adverbio.
  2. Las partículas que expresan los “accidentes” son analíticas o especializadas, no sincréticas como las del español, aunque poquísimas pueden también tener dos o tres de los “accidentes”. La palabra polifuncional o raíz, queda determinada como verbo, mediante un determinante categórico (dsinencias prefijas): los demás accidentes son todo casi sufijos, excepto el de negación que es un circunfijo (“nd..i” o “nd...iri”) y el modificador de voz (relaciòn agente-paciente) que es un infijo entre la desinencia prefija determinante y la raiz verbal.

Tiempo de los verbos[editar]

Se expresa el tiempo de los verbos con los sufijos de tiempo verbal, o mediante adverbios de tiempo o por combinación de ambos. El sustantivo guaraní tiene tiempos nominales expresados por sufijos:

  • Presente: sufijo Ø (no tiene)
  • Pasado: sufijo “kue” o “ngue
  • Futuro: sufijo “ta

Estos últimos, pueden modificar el concepto del tiempo verbal.

Cuando el modificador (determinante secundario o de segundo grado) o sufijo de tiempo verbal está ausente, esto es, corresponde al modificador vacio o “cero”, tenemos el Tiempo Presente General del guaraní, que es el tiempo básico de conjugación.

Elementos del verbo[editar]

Prefijo de conjugación[editar]

  • Prefijo de conjugación o desinencia prefija: es un verdadero determinante verbal, porque su anteposición le da forma personal a la raíz que le sigue. Este prefijo ha recibido diferentes nombres: Notas, Pronombre verbal (Tomás Ozuna), desinencia prefija, prefijo verbal, índice verbal, índice categórico verbal. puede utilizar cualquiera de estos nombres, pero funcionalmente es un determinante, ya que su presencia indica que es un verbo conjugado y su ausencia, es decir, el [ Ø ] determinante ausente o vacío, la convierten en un sustantivo abstracto, equivalente al infinitivo español. Además, si a la raíz le precede un determinante nominal, éste determina que es un sustantivo.

Por eso, se lo denomina determinante verbal: para señalar su carácter de determinante categórico. La gran mayoría de los autores lo denominó simplemente “desinencia prefija”, que es una descripción exacta. (El concepto de determinación, así como el de modificación, que utilizamos, es el conceptuado originalmente por Andrés Bello en su “Gramática”, señalados entre los mecanismos básicos de toda lengua.)

Raíz verbal[editar]

  • Raíz verbal: pueden oficiar de raíz verbal:
  1. Los lexemas éntico-activos o verbo-sustantivos que dan origen a los verbos de 1a y 2a conjugación (areales y aireales según Guasch).
  1. Los lexemas éntico-cualitativos o verbo-adjetivos, que dan origen a los verbos atributivos cualitativos. Estos son, según Gili y Gaya (en el español), aquellos cuyo atributo está expresado por un adjetivo. (ver Gili y Gaya:Curso Superior de Sintaxis española).

Estos adjetivos guaraníes, son en realidad, lexemas cualitativos, que cuando les antecede un sustantivo, son adjetivos, pero cuando les precede el determinante verbal atributivo (átono y prefijo), se convierten en verbos atributivos. Estos son los famosos “verbos Chendales” del profesor Guasch. Es la tercera conjugación regular del guaraní.

Para algunos, esta 3a. conjugación o verbos chendales, es una conjugación impropia o pseudo-conjugación, y se trataría de un caso de yuxtaposición de pronombre+sustantivo. El propio Guasch expresa ésto, pero de todos modos, en su clasificación ternaria de los verbos por su Prefijo de Conjugación, lo clasificó como verbos chendales. El Dr. Gatti, en la introducción a su Enciclopedia de Ciencias naturales y Conocimientos Paraguayos, señala que el sistema de clasificar los verbos por el prefijo de conjugación, fue creado por un lingüista que clasificó una lengua tribal chaqueña por las desinencias prefijas en 4 conjugaciones.

Luego de estas tres conjugaciones, se tienen las conjugaciones irregulares, que son contadísimas. Finalmente, la corriente propiciada por Decoud Larrosa, adoptó la noción de “verbos pronominales”. El concepto de “verbos pronominales” que utiliza la escuela de Decoud Larrosa, no corresponde al concepto usual de “verbo pronominal” en la gramática española: describe más bien como se construyen ciertos complementos directos. (como “Ha'e che Nupa” = él me pega).

Clasificación de los verbos mediantes las desinencias prefijas[editar]

El profesor Antonio Guasch popularizó la clasificación de los verbos mediante las desinencias prefijas: es aceptada por casi todos los guaranistas:

  1. Verbos areales
  2. Verbos aireales
  3. Verbos xendales o chendales

A los que se agregaron después las siguientes

  1. Verbos irregulares
  2. Pronominales.

Se clasifican por la desinencia prefija de la primera persona singular correspondiente a cada conjugación: “a” para la 1a.; “ai” para la 2a y “Che” para la tercera. Para mayor claridad, se usarán: 1a, 2a, 3a, 4a y 5a conjugación respectivamente.

  • El profesor Valentín Ayala discrepa de esta clasificación y consigna un número mayor de conjugaciones (ver Valentín Ayala, “Gramática guaraní”, Edición del Centenario de Corrientes, 1989).
  • Hay variaciones fonéticas de armonización nasal con las raíces nasales, que se verán en los ejemplos.

6a. conjugación: también los vocablos de inicial variables (los “oscilantes” o apofónicos de Guasch), presentan otras variaciones. Para algunos guaranistas, esta constituye un tipo especial de conjugación, con lo que tendríamos la 6a. conjugación (conjugación de verbos de inicial variable). La mayoría no la considera un tipo especial de conjugación.

Descripción de los tipos de verbos[editar]

Aunque se ha tratado de comprender la razón de la diferenciación de los prefijos, esto es, el carácter de las conjugaciones, no existe acuerdo generalizado sobre la causa, motivo o significado. Sin embargo, tenemos una aproximación razonable a este problema:

  • Verbos areales o 1a. conjugación em a: estos son verbos activos: En su gran mayoría son verbos de acción mediata o de mayor duración relativa de la acción. A-Mba'apo ( trabajo, yo trabajo)
  • Verbos aireales o 1a conjugación en ai : son también vebos activos, pero en su gran mayoría, son de acción inmediata.

En ambos grupos, existen algunos verbos que corresponden al otro tipo de acción. “aiPo'o ñana” (arranco la maleza)

  • Verbos chendales o 3a. conjugación: con ellos se forman los verbos atributivos cualitativos. (para el conceptos de verbos de acción mediata e inmediata, ver Gili y Gaya, Curso superior de sintaxis española).

Descripción de los tipos de raíces[editar]

En cuanto a la composición de las raíces, están pueden ser simples o compuestas.

  • Raíces polisintéticas: la “incorporación”: dentro de las compuestas, tenemos un grupo especial que caracteriza al guaraní: la incorporación del objeto directo antes de la raíz verbal primitiva, que dio origen a la clasificación del guaraní como “lengua incorporativa”. Este fenómeno, modernamente, se asimila a un fenómeno de polisíntesis. podemos decir “aKaraĩ Jagua” o “aJagua-Karaĩ” (rasco al perro o yo perro-rasco (literalmente, en el orden de las palabras en guaraní).-

Modelos de conjugación guaraní[editar]

Plantilla de conjugación guaraní N° 1[editar]

Nota para los hispanohablantes

  • La estructura de la conjugación básica del guarani (el tiempo presente básico, general, genérico), es similar a la conjugación de los tiempos compuestos castellanos, con el auxiliar “haber”, en el sentido que la parte variable va antes de la invariable. En el español, la parte variable son las inflexiones del verbo “haber”, en guaraní, los prefijos o desinencias prefijas: las partes invariables, son el participio (español) y la raíz (guaraní).
  • Samuel Gili y Gaya consideró las inflexiones del verbo auxiliar español de los tiempos compuestos como verdaderas desinencias prefijas. Varios guaranistas antes que él aplicaron este concepto a los prefijos de conjugaciòn del guaraní.
español guaraní
Parte variable Parte invariable Parte variable Parte invariable
Conjugación de “haber” Participio Desinencia prefija Raíz Traducción
he comido a karu como
has comido re karu comes
ha comido o karu come
hemos comido ja karu comemos
hemos comido ro karu comemos
habéis comido pe karu coméis
han comido o karu comen

Esta conjugación guaraní, anterior, corresponde al tiempo presente básico, de los verbos de la 1a. conjugaciòn, orales; cuando el vocablo es nasal, se usa “ña” en vez de “ja”.

Como se ve, la conjugación guaraní básica es muy simple: por conjugación básica, se entiende dar forma personal a la raíz y luego indicar el tiempo. Para indicar el tiempo, se puede usar:

  • Adverbios de tiempo, que pueden estar antes o después del verbo.
  • Sufijos de tiempo verbal, que son modificadores del concepto verbal.

El tiempo presente lleva el determinante temporal Ø “vacío” o “cero”. En todos los demás tiempos, debe indicarse mediante un sufijo de tiempo verbal o mediante un adverbio de tiempo. Se pueden utilizar un adverbio de tiempo combinado con la particula temporal especificamente verbal: en estos casos debe haber concordancia entre el tiempo del adverbio y el tiempo verbal.

Especialización de los determinantes y modificadores del verbo[editar]

Lo que se llama “tiempo” en español no es estrictamente tiempo: las desinencias españolas son un caso de sincretismo gramatical que reúnen el número, la persona, el modo, el aspecto y el tiempo. Por eso, es preferible llamarlas partículas “TAM”: tiempo, aspecto, modo. Aunque en el guaraní hay también sincretismo gramatical, las partículas son más especializadas. El número y la persona, como ya se dijo, tienen sus propias partículas, los determinantes verbales o prefijos de conjugación o desinencias prefijas; los tiempos tiene las suyas así como el modo y el aspecto. Los demás accidentes del verbo, como el grado (determinantes intensivos y atenuativos), la forma interrogativa y el llamado accidente de voz, también cuentan con sus correspondientes partículas. Varias posposiciones señalan también aspecto y modo. Todas estas partículas pueden clasificarse dentro de dos grandes grupos:

  • El de los determinantes verbales, que son los que convierten a un vocablo polifuncional en verbo, que son prefijos.
  • Las demás partículas, que son modificadores del concepto verbal, es decir determinantes de segundo grado: son generalmente sufijos o infijos, existiendo también circunfijos o particulas bimembres como las de negación.

Orden de los componentes del sintagma verbal[editar]

El orden de los componentes puede ser fijo o flexible en el guaraní puede alterarse, en general, el orden de sujeto verbo y complemento: el único cuidado que se debe tener, es no yuxtaponer un sustantivo complemento y un sustantivo sujeto, o viceversa, porque esta construcción configura el genitivo guarani o el posesivo (complemento del nombre español). Por ejemplo, se tiene “Juan ojogua Kamisa” (Juan compra camisas), se puede decir “Kamisa ojogua Juan”, pero nunca se puede decir “Juan Kamisa ojogua” o “Kamisa Juan ojogua”. Entre ambos sustantivos que cumplen diferentes funciones, siempre debe expresarse el verbo, salvo que al sustantivo complemente le preceda un determinante, o que tengamos al final una posposición: “Pe kamisa, Juan oJogua” / “oJogua Juan pe Kamisa” (Juan compra esa camisa). Es decir, el verbo puede encabezar la oración, ir al final o normalmente en el medio, cuando los sustantivos están determinados.

Tipos de verbos[editar]

Hay tres conjugaciones regulares en guarani:

(en este caso, seguimos la popular clasificación de Antonio Guasch, aunque hay varias teorías para la clasificaciòn de los verbos). Esta clasificaciòn se rige por la desinencia prefija de la primera persona singular. Según Carlos Gatti Batillana, este criterio fue aplicado por primera vez por el misionero E.L.G Powys, en el idioma de la etnia lengua del Chaco Paraguayo.

  • Los verbos areales o 1a conjugacion en a, en su mayorìa son verbos de acción mediata. Son los verbos prototípicamente activos, llamados también verbos propios. En ellos, para algunos, el agente es el que realiza y controla la acción. Sin embargo, en la voz pasiva, donde se usan los mismos prefijos determinantes, no sucede tal cosa (véase Voz de los verbos). La relación entre agente y paciente o entre agentes y pacientes, en guaraní es determinada por el modificador de Voz, que se puede aplicar a todos los tipos de verbo, y no por el determinante prefijo de conjugación.
  • Verbos aireales: se construyen agregando una /i/ ligada a los determinantes verbales o prefijos de conjugación de los verbos areales. Son, en su mayorìa, verbos de acción inmediata o no durativos. Algunos la consideran una estructura de tipo mixto, en que el agente realiza una acción que recae otra vez sobre él. Para estos la /i/ es una marca de agente o de objeto incorporado.
  • Verbos Chendales: se construyen mediante los determinantes posesivo-atributivos antes de un adjetivo o lexema cualitativo. Suele llamarse también “verbo atributivo”, pero esta denominaciòn llama a engaño, porque solamente se construyen con ella las llamadas oraciones atributivas cualitativas (aquellas cuyo atributo se expresa mediante un adjetivo) y no las oraciones atributivas clasificatorias o de sustantivo (el atributo se expresa mediante un sustantivo) que se construyen o que tienen otra estructura. Además, existen varios verbos copulativos para construir otras estructuras atributivas (véase La oración atributiva guaraní).

Cada conjugaciòn tiene 6 prefijos o determinantes, que dan la forma personal a la raíz: estos prefijos permiten reconocer el tipo de conjugación. El prefijo de 3a persona singular o plural es el mismo, por lo que generalmente debe enunciarse el sujeto, salvo abosluta imposibilidad de confusión en el discurso. (véase Verbos regulares).

Los demás accidentes del verbo, modo, aspecto,voz, grado, y los de forma interrogativa, se tratarán aparte en sendos capitulos.

El significado de la /i/ de estos verbos, ha sido objeto de multiples consideraciones, opiniones y clasificaciones por parte de los estudiosos y gramáticos del guaraní, polémica que aún subsiste en forma generalizada. Para varios, la /i/ corresponde al verbo “ser”.

Hay autores que mencionan una “tendencia” de los lexemas de las conjugaciones: para ellos, el lexema de la conjugacóòn areal, tiene tendencia verbal, en tanto que el lexema de los aireales y los chendales tienen tendencia nominal, con la diferencia que en los aireales el agente realiza una acciòn que recae otra vez sobre él, siendo la /i/ lingüísticamente un objeto incorporado o marca de agente. Tomás Ozuna lo clasificó como “pronombre verbal” de la llamada por Guasch conjugación chendal.

Véase también[editar]