Artes culinarias/Recetas/Morcilla antioqueña

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar
Chef wiki.png
Esta receta no cumple con el estilo de Artes culinarias

Puedes mejorar esta receta y retirar la plantilla después de terminar.
Si necesitas ayuda puedes dirigirte al Libro de Cocina donde hallarás lo necesario.
Esta receta será listada en la categoría de mantenimiento de Artes culinarias.

Morcilla antioqueña. Es la morcilla tal cual se prepara en el departamento de Antioquia, Colombia.

Para 20 kilos de embutido

Ingredientes

  • Tripa de cerdo
  • 3 kilos de tocino carnudo
  • 12 kilos de arroz cocido
  • 3 litros de sangre fresca
  • ½ cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de orégano en polvo
  • ½ cucharada de poleo
  • 2 y ½ cucharadas de cominos
  • 1 manojo pequeño de cilantro
  • 10 cucharadas de sal.

Preparación

Prepare el arroz como de costumbre y déjelo reposar. Cuando esté frío vácielo en un recipiente amplio y revuelva hasta que esté bien suelto.

Pique bien finos el cilantro y la cebolla. Coja la sangre y agréguele todos los condimentos incluidos la cebolla y el cilantro.

Revuelva bien hasta que le quede una mezcla homogénea. Por último, agregue el tocino bien picado y revuelva.

Lave bien la tripa con abundante agua y empiece a rellenarla en forma manual. Luego, amarre muy bien las puntas con hilo fino para que no se desbarate. En una olla grande con agua ponga a cocinar la morcilla por unos 30 a 45 minutos. El punto de cocción se define cuando al chuzar la morcilla no sale sangre o si al hacer un corte nota que la sangre se ha coagulado.

Consejos prácticos

Para que la morcilla le quede compacta y no se desbarate, el arroz no debe quedar húmedo o masacotudo.

La clave en el sabor de la morcilla está en lo bien que se lave la tripa. La sangre para preparar la morcilla debe estar fresca, para evitar los riesgos de contami nación.

Consúmala antes de ocho días y manténgala en el refrigerador. Acompañe la morcilla con are pa, papa salada y una ensalada de vegetales. Puede consumirla asada, frita o a las brasas. Si la fríe, el aceite no debe estar muy caliente para que no se reviente.

La morcilla es rica en proteínas, carbohidratos, agua y sal. Dependiendo de la preparación del embutido es muy baja en grasa.