Usando Windows sin volverte loco/Trato con el usuario

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El usuario como individuo inteligente[editar]

Primero que todo, debe quedar claro una gran verdad: las ciencias computacionales no son la meta, sino una herramienta para alcanzarla. Por muy evolucionada que se encuentre la tecnología informática, esta no deja de ser sólo una herramienta para que los usuarios hagan su trabajo más rápido, más fácil y más eficientemente.

Es muy común, que en el desempeño diario de nuestras labores, nos topemos con clientes "ineptos", incapaces de utilizar bien Word, mandar un correo o navegar por la internet, pero con conocimientos suficientes para llevar a buen término una cirugía a corazón abierto, ganar litigios legales o diseñar grandes edificios. Es necesario darse cuenta que para nuestros usuarios, la computadora es una herramienta, que podrían dominar o no, pero muy posiblemente, sus objetivos no incluyan aprender las complejidades del arte arcano de grabar un CD o revisar sus archivos contra virus; antes bien, se concentran en labores que trascienden al equipo; y es trabajo del administrador de sistemas, procurar que las herramientas sigan funcionando aún a pesar de los propios usuarios.

El usuario como punto de falla[editar]

Segunto, otra gran verdad: los usuarios son la principal fuente de problemas en los equipos computacionales. Ni los virus ni los gusanos pueden compararse con el uso destructivo que algunos usuarios hacen de su equipo. Descargan cosas de internet, desactivan antivirus, borran archivos que no deben y la lista continua.

Microsoft Windows ha evolucionado desde sus primeros dias para darle al administrador de sistemas, herramientas suficientes para mantener a raya a los usuarios, por lo menos en la medida de lo posible. Permite evitar los problemas más comunes, como la instalación no autorizada de software, o la eliminación de partes importantes del sistema. Así los daños potenciales se minimizan notablemente.

Pero aún con todas las herramientas con las que pudiéramos contar, los usuarios siempre se las arreglan para meterse en problemas. No se les puede amarrar las manos (por mucho que algunos adminstrador desearan) pues es necesario que sigan trabajando.

Educando al usuario[editar]

La educación del usuario debe empezar por hacerle entender que debe ser responsable. Ante todo debe comprender que todas sus acciones sobre los datos almacenados en los equipos de cómputo, tienen una consecuencia. Debe aceptar que si borra un archivo, muy posiblemente nunca lo recupere, que si riega café sobre el teclado, tendrá que pasar un tiempo sin equipo, hasta que se repare. Debe entender que él es el principal sospechoso en caso de algún fallo, claro, sin ánimo de amendrentar.

Como administrador de sistemas, debemos hacerle notar al cliente, que somos ante todo, profesionales. Gente capacitada en el uso de nuetras herramientas, en el trato con la gente y en la solución de problemas y no meros improvisados.