Sueño lúcido/Uso/Estabilidad del sueño

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Índice de la sección
«Uso»

Hay un momento mágico e inigualable, y es aquel en el que —dentro de un sueño— descubrimos que estamos soñando. Miramos a nuestro alrededor, y encontramos un mundo que parece tan real como la realidad, pero que sabemos que sólo sucede en nuestra mente. Entonces nos damos cuenta de que las reglas allí las ponemos nosotros mismos, los peligros no son tales, no existen limitaciones. Somos realmente poderosos, podemos tomar decisiones concientemente, y manipular nuestro sueño para llegar adonde sea. La emoción nos desborda, las posibilidades son infinitas: hemos entrado en un sueño lúcido.

Una vez que se es capaz de tener un sueño lúcido, se puede encontrar que es difícil mantenerse en el mismo; por ejemplo, se puede despertar inmediatamente o el sueño puede empezar a «desvanecerse», caracterizándose por la pérdida o degradación de alguno de los sentidos, en especial de la vista.

Si se despierta inmediatamente después de estar lúcido (asegurándose de hacer un test de realidad para saber que realmente no se está dormido), simplemente se necesita continuar practicando todas las técnicas. Si se encuentra que frecuentemente logra estar lúcido en sus sueños, será menos probable que se despierte.

Si los sueños se desvanecen (o se vuelven «negros»), se debe intentar algunos de estos métodos antes de que el sueño se comience a desvanecer:

  • Frotar las manos[editar]

    Frotar las manos juntas y concentrarse en la frotación. Se debe sentir la fricción y el calor de las manos. Si se concentra en las sensaciones que esta acción genera, el sueño se volverá más estable y causará que sea más vivo y detallado, además de otros efectos. Inclusive se pude mantener una mano en el brazo mientras se explora el sueño para mantener una sensación de estimulación constante. Esta técnica es más efectiva cuando se usa en conjunto con la técnica «Ir más despacio», mirando fijamente las manos mientras se frotan juntas.

  • Girar sobre uno mismo[editar]

    Girar sobre uno mismo en el sueño tanto como si quisieras sentirte mareado en la vida real. La sensación de movimiento es la clave aquí para estabilizar el sueño. Aunque muchas personas han informado que esta técnica funciona, puede tener algunos efectos secundarios en el sueño, como encontrarse uno mismo en un escenario diferente. Por esta razón, esta técnica es efectiva para cambiar la escena en el sueño. Si el sueño desaparece (se vuelve negro), es necesario visualizar un «paisaje onírico» para regresar al sueño.

    De hecho esta técnica ha sido propuesta tanto para prolongar un sueño lúcido como para ponerle fin, con resultados diversos.

  • Ir más despacio[editar]

    A algunas personas les gusta estabilizar el sueño «parándose a oler las rosas» y lentamente mirar un objeto en el sueño hasta que éste se vuelve claro. Entonces el soñador deberá mirar alrededor en otros lugares más, notando el nivel de detalle de todo, de tal modo que se estimule la porción visual del sueño.

  • Falso despertar[editar]

    Algunos usuarios del foro ld4all.com han tenido éxito al crear un falso despertar para estabilizar un sueño. Si las técnicas anteriores fallan y el sueño sigue desvaneciéndose, y realmente se quiere continuar el sueño lúcido, se puede hacer lo siguiente:

    1. Esperar a tener un falso despertar.
    2. Cuando se piense que se despierta (falso o no), hacer un test de realidad.

    Por cada falso despertar que se tendrá, se realizará un test de realidad, y entonces se terminará con un sueño lúcido aún más vivo, o realmente se despertará, se hará un test de realidad, y se notará que nos acabamos de despertar (desafortunadamente).

    La parte más importante de esto es el test de realidad. Esto es lo que continuará el sueño lúcido. Se deberían realizar test de realidad cuando se despierte. Si se planea inducir un falso despertar para estabilizar un sueño, el test de realidad que se realice tan pronto como se despierte es tan importante como el que se hace estando lúcido.

    Se debe ejecutar cada test que hay en el libro hasta que se esté absoluta y completamente seguro de que no se está dormido. Una serie de 10 tests de realidad son más que suficientes para producir resultados en un sueño, especialmente si se espera obtener estos resultados. ¡De nuevo, esta técnica es para quienes estén desesperados!

Si no se hace nada de esto, la mejor opción es probablemente intentar despertar. De esta manera, siempre se recordara más del sueño.

La regla general para estabilizar los sueños es estimular los sentidos. Si se escuchan sonidos, se siente el entorno con las manos, y se presta atención a lo que se mira y huele, se estimularán los sentidos. La idea aquí es cargar los sentidos con estimulaciones del sueño para que no se desplacen al mundo real. Si se cierran los ojos, se elimina gran parte de la información sensorial y probablemente se cause el despertar. Si se escucha algo fuerte en el mundo real y no existe nada para escuchar en el sueño, los sentidos cambiarán al mundo real, provocando que se despierte. En el falso despertar, una forma para despertarse por diversas cosas (porque no nos gusta, es una pesadilla horrorosa...) es imaginarte un lugar elevado. Ahora tírate por ese lugar elevado, la excitación hará que te levantes.