Patología de la edificación/Estructuras de hormigón/Reparación/Estabilización provisional

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Medidas preventivas, de seguridad o urgencia[editar]

Antes de comenzar a reparar un elemento constructivo es necesario realizar un análisis ex-haustivo de la estructura y del edificio que ayude a saber que métodos emplear. En este análisis pue-den haberse apreciado diversos daños. Según la gravedad de los daños, en ocasiones habrá que procederse a actuaciones de urgencia. Cuando el elemento estructural se halle en una situación límite en la que pueda resultar peligroso, se debe apuntalar inmediatamente, siempre garantizando la correcta transmisión de las cargas y evitando crear zonas con sobretensiones.

Estabilización provisional mediante apeos[editar]

Apear es sujetar, sin riesgos, parte de una construcción durante su reparación, transfiriendo las cargas del elemento o elementos a reparar hacia otros elementos auxiliares (los apeos). Los apeos deben cumplir tres condiciones básicas: resistencia y estabilidad ante las cargas a transferir, simplici-dad y rapidez para su montaje y desmontaje y seguridad para las personas y para los edificios.

Hay dos tipos de apeos, según su nivel de complejidad. Los apeos simples son elementos únicos, como puntales, tornapuntas o durmientes. Los apeos compuestos son apeos configurados por varios elementos. Los apeos para estructuras son muy diversos, destacando los siguientes:


· Apeo de forjados:

Los forjados se pueden apear por el exterior, cuando el forjado empuja en su propio plano. En estos casos, en el encuentro entre el apeo y el elemento a apear (acuerdo), se deben colocar ele-mentos de reparto de cargas horizontales (intercalarios). El contacto entre el apeo y el terreno (el apoyo) depende de las características del terreno. Si el terreno es firme se apoyará el apeo direc-tamente sobre él, afianzándolo con unas o estacas. Si el terreno no es firme se deberá crear una pequeña cimentación con armaduras en espera. También se pueden apear por el interior, mediante sopandando (tablón dispuesto por tabla), apo-yado en puntales o asnillas.

Archivo:Apeo-Forjados.jpg
Apeo de Forjados

· Apeo de pórticos:

Los pórticos se apean sobre nuevos pórticos auxiliares, enmarcados por vigas, que apoyan en zapatas, y estas en puntales que llegan hasta el terreno. En arquería de pocas luces se puede descargar el fuste una columna colocándole un collarín en su parte superior, donde entestan dos tornapuntas dispuestas simétricamente a los lados de la columna, Si las luces son mayores hay que colocar cuatro tornapuntas y sujetarlas por su parte inferior adosándolas a las basas de las columnas contiguas.

Más información sobre apeos