Patología de la edificación/Entramados de madera/Consolidación interna

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Consolidación Interna[editar]

En razón del elemento de consolidación empleado, existen diversas técnicas citándose, con hormigón, madera, metal, etc, así como formulaciones epoxi, aunque siempre sometiendo a la madera a un tratamiento protector mediante impregnación química a fin de evitar la propagación de agentes xilófagos, caso de existir, o prevenirlos si no están presentes.

  • Consolidación con hormigón_ se supone la pérdida de capacidad resistente de la madera, pasando ésta al hormigón. Se emplea preferentemente en el caso de forjados con vigas que han sufrido deformaciones de diversa cuantía o que en razón de un elevado daño no presentan una capacidad resistente mínima, así como en los casos de artesonados con daños que se desea conservar vistos.
Inicialmente se deja descubierta la madera, sometiéndola a tratamiento químico protector para acabar con los agentes xilófagos presentes caso de existir. Tras esto, se colocan unos tornillos en la madera que queden salientes en su parte superior oculta, de forma que puedan quedar embebidos en una losa de hormigón armado de 10-15 cm de grosor, que apoya en los muros en que lo hacen las cabezas de viga.
En el caso que los muros de apoyo no permitan el apoyo de la losa, se pueden sustituir dos vigas de madera centrales por otras de hormigón armado, que apoyen en pilares adosados al muro, sobre los que puede descansar la losa de hormigón, que a su vez sustenta el resto del forjado de madera. Las vigas de hormigón armado centrales, se chaparán en madera para asemejarlas al resto.
Este y otros sistemas similares, presentan el inconveniente de recrecer el nivel del solado, tanto en sí mismos como por las obras a que pueden dar lugar.
  • Consolidación mixta Hormigón-Madera_ en estos casos la madera mantiene cierta capacidad resistente. Se emplea preferentemente para madera de forjado, formando unas secciones en T, en que la cabeza es parte de una lámina de hormigón de 5 cm de grosor y el resto es madera que trabaja a tracción, existiendo elementos de transmisión adecuados hormigón-madera.
  • Consolidación con elementos metálicos_ son soluciones utilizadas desde hace mucho tiempo. Se emplean de distinta forma, pudiendo citar al respecto:
• Empleo de placas o de perfiles metálicos en puntos dañados de elementos de madera, de forma que recuperen su capacidad portante (cabezas de vigas en muros, unión de zonas partidas de una misma viga, etc)
• Empleo de perfiles metálicos, en los que se cuelga la madera estructural, sin capacidad resistente en ciertos casos.
• Sustitución de secciones saneadas de madera por perfiles metálicos, en pies derechos.
  • Consolidación con elementos de madera_ consisten preferentemente en el empleo de “prótesis” de madera colocadas en íntima unión con la madera a consolidar mediante diversos sistemas, indudablemente previo su saneamiento.
La madera para la consolidación deberá estar protegida en profundidad, conviniendo sea de la misma especie que la que se consolida. Normalmente se suele incrementar la sección del elemento a consolidar, para el logro de un adecuado grado de resistencia a flexión.
La consolidación va a consistir básicamente en empalmes de piezas mediante un corte oblicuo en la cara de la pieza, y se refuerza con espigas de madera de roble. La pendiente del corte es tal que la longitud de la unión es 3 veces el canto de la viga.
Para alcanzar eficacias elevadas en este tipo de soluciones hay que recurrir al encolado como medio de unión.
  • Consolidación basada en formulaciones epoxi_ se utilizan principalmente dos tipos de acciones, la instalación de elementos de refuerzo embebidos en formulaciones de resinas epoxi en el interior de la madera, o el saneamiento de la madera dañada y su sustitución por mortero epoxi, con o sin elementos rigidizadores internos.
Estos sistemas permiten la recuperación de la capacidad resistente de la madera sin cambio externo aparente, al poderse chapar la prótesis en madera, quedando un aspecto similar al del resto y con una mínima modificación del elemento. Su empleo es costoso y conlleva generalmente la aplicación de sistemas de refuerzo del tipo Beta de patente holandesa, u otros similares.
Se pueden aplicar estos sistemas con la mayoría de las especies de madera, si se exceptúan aquellas que presenten una gran cantidad de resinas o de aceites esenciales que impidan la consecución de un grado mínimo de adherencia epoxi-madera.
Las formulaciones epoxi presentan al menos en su composición, una resina epoxi y un endurecedor, aún cuando se suelen añadir otros elementos como: diluyentes, que reducen la viscosidad de la mezcla; flexibilizadotes, que permiten deformaciones bajo carga; agentes tixotrópicos, elementos neutros que incrementan la viscosidad de la mezcla; y cargas, materiales inertes que se adicionan para conseguir una determinada propiedad.
Los principales elementos de refuerzo que se embeben en las formulaciones epoxi y en la madera, son:
• Metálicos: placas y varillas de acero y acero inoxidable principalmente, bien limpios para evitar pérdidas de adherencia.
• Compuestos: formados por una base, normalmente de resina sintética y un refuerzo en ella generalmente de fibra de vidrio. Tienen elevada resistencia mecánica y un buen grado de adherencia a la formulación epoxi.