No Deje Rastro: Capítulo Páramo Andino/Principio 1

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Planifique y prepárese[editar]

NDR depende más de actitud y conciencia personales que de leyes y regulaciones. Las prácticas de mínimo impacto deben ser flexibles y aplicadas por criterio y experiencia. Las técnicas mejoran y evolucionan de manera permanente. Para ayudar a asegurar la salud futura de los páramos colombianos todos los visitantes deben mantener un espíritu cooperativo que nos impulse a explorar y comprender nuestras áreas naturales y a retarnos para desarrollar nuevas prácticas que reduzcan nuestros impactos sobre ellas.

Concertar metas personales para el viaje y aclarar expectativas con el grupo son los primeros pasos para prepararse correctamente. El hecho de investigar, planear una ruta y averiguar los retos que se pueden encontrar, y las habilidades, suministros y equipo necesario le ayudará a alcanzar dichas metas a satisfacción. Alimentos, protección y ropa adecuados le permitirán lidiar con condiciones climáticas inesperadas sin encender fogatas o dañar la vegetación con campamentos improvisados. Contar con las habilidades para enfrentar las dificultades del trayecto es razón suficiente para disfrutar de un viaje seguro y placentero, y le permitirá que No Deje Rastro.

Consideraciones clave y equipos útiles para páramos[editar]

Los páramos son ecosistemas únicos, particulares y sumamente fŕagiles. La manera más efectiva de no impactar un páramo es no yendo a visitarlo, pero lo que no se conoce no se aprecia y no se cuida. Varios páramos enfrentan grandes problemas hoy en día, poniendo en peligro la existencia no solo de sus habitantes permanentes sino de todos los que dependemos de sus servicios ambientales. Debería por ello ser de carácter obligatorio, que cada ciudadano en el norte de América del Sur conociera la magnificencia y la problemática de esta fuente magnífica de vida: de nuestra vida.

Por otro lado, un equipo adecuado a las condiciones del viaje reduce la posibilidad de tener que usar técnicas de supervivencia, en las que se tiene que priorizar la seguridad personal sobre la conservación del páramo.

Clima[editar]

El hecho de situarse a grandes alturas, convencionalmente entre los 3200 y los 4000 msnm, hace del páramo un ecosistema donde el frío predomina. Sin embargo, pueden hacer días calurosos que alcanzan temperaturas de 20°C al medio día en época seca. De cualquier forma, es muy complejo predecir el clima en el páramo: la niebla y la lluvia pueden aparecer en cualquier instante bajando no sólo la temperatura sino la visibilidad. Los vientos pueden llegar a ser muy fuertes y muy fríos en ciertas zonas y en ciertas épocas. Estas condiciones exigen llevar ropa y protección extra para evitar daños a la salud (pej. hipotermia) o daños al ambiente en busca de protección (deshojamiento de frailejones, fogatas, construcción de refugios).

La niebla es un factor climático muy peligroso, aun para personas versadas en orientación geográfica y lectura de mapas. Existen muchas historias de visitantes perdidos que intentaron continuar caminando con niebla presente y que en el peor de los casos, cayeron al vacío en algún acantilado.

Es altamente recomendable evitar visitar el páramo en época de lluvias, a pesar del atractivo que posee para ciertos visitantes. La principal razón es el deterioro de senderos y de vegetación en general, los cuales son más vulnerables en condiciones de alta humedad. También son conocidos los crecimientos intempestivos de los cuerpos de agua debido a la lluvia, lo cual genera un riesgo extra. Por otro lado, las probabilidades de perderse aumentan y resulta muy complejo realizar rescates bajo estas condiciones.

Siempre se debe tratar de conseguir ropa de materiales impermeables o que sequen rápidamente. Si un jean se moja en páramo es posible que no seque en todo el viaje y aumenta el peso de carga. Para el barro, las botas pantaneras o botas de senderismo con polainas son las mejores opciones.

Altitud[editar]

Los efectos de la alta montaña se pueden sentir a partir de los 2500 mnsm, por lo tanto siempre serán un motivo de atención a considerar en el páramo, especialmente si habita en tierras bajas. Es importante tener en cuenta los trastornos que podemos padecer como el soroche o los enfisemas. Es recomendable tener un buen estado físico, para disminuir la posibilidad de verse afectado por estas enfermedades de altura. Consulte el Anexo II para mayor información.

Por otro lado, la radiación solar es mucho más alta e independientemente de que esté nublado o despejado el cielo, se recomienda el uso de protector solar y para piel y labios.

Desordenes sociales[editar]

La situación de violencia que enfrenta el país ha tocado también a varios páramos. Aunque son aislados los casos en que grupos armados molestan a visitantes, la posibilidad siempre esta presente. El primer paso es preguntar que tan segura es la zona, si existen evidencias de minas terrestres (antipersonas), si hay casos de asaltos por parte de delincuencia común, etc. Las parroquias locales, las juntas de acción comunal, las asociaciones de caminantes o montañistas, las alcaldías, el ministerio de Defensa, las estaciones de policía, son buenas fuentes de información.

No se trata de paranoia sino de prevención, si la zona está tranquila pero hay algún riesgo de toparse con actores armados (incluyendo ejército y policía) se recomienda usar prendas vistosas, bajo el riesgo de espantar a la fauna y atraer delincuencia común.

Campamento[editar]

Es altamente recomendable evitar acampar en páramos por los siguientes motivos:

  • El alto impacto que genera un campamento, especialmente si no se cuenta con equipo adecuado
  • El elevado costo de equipos adecuados de campamento

Sin embargo, existen salidas o travesías que exigen acampar. Si es este el caso, se recomienda un saco de dormir que aguante por lo menos -5°C (sleeping bag), aislante térmico y una buena carpa. Estos elementos son indispensables pero aumentan considerablemente el peso del equipo y la inversión económica del campista. Elementos con esas características y correctamente instalados, aseguran una buena noche, indispensable para mantener buenas condiciones físicas y mentales en travesías. Existen alternativas más económicas como hacer vivac, usar láminas de poliuretano baratas a manera de aislante, cobijas y ropa caliente en lugar del saco de dormir. Bien instaladas pueden llegar a cumplir su función, pero aumentan aun más el volumen y el peso del equipo.

Vías de acceso y transporte[editar]

Las vías de acceso a los páramos son famosas por su estado, el cual también cambia con el clima (derrumbes, barro). El punto de inicio del trayecto está muchas veces alejado de centros urbanos y toca acceder por diversos medios a ellos: campero, chiva, lechero, mula, etc. Es fundamental conocer horarios, disponibilidad de transporte y costos para no tener contratiempos en este sentido que pueden alargar el viaje, situación crítica cuando el tiempo es limitado. Averigüe también si la zona requiere de permisos especiales, como es el caso de los Parques Nacionales o Regionales y/o si existen ciertas restricciones (pe. encender fogatas).

Manejo de emergencias[editar]

Se recomienda escribir un plan de viaje que incluya la ruta tentativa y el número de días del recorrido. Este plan debe dejarse con alguien de confianza que alerte a las autoridades competentes en caso de pérdida, lo cual agiliza enormemente las labores de rescate.

Cargar un botiquín adecuado y tomar cada cierto tiempo un curso de primeros auxilios, ayuda a enfrentar emergencias de una manera más efectiva. La Cruz Roja Colombiana y otras organizaciones ofrecen buenos cursos.

Agua[editar]

A pesar de ser un ecosistema asociado con abundancia de agua, es muy posible tener dificultades en hallar agua potable en ciertos páramos. Las causas:

  • cursos de agua secos (por época o por deforestación), subterráneos o inexistentes (partes altas)
  • presencia de ganado (contaminación de agua por microorganismos)
  • presencia de cultivos (contaminación de agua por pesticidas)

Por ello se recomienda informarse bien con la gente local y con visitantes anteriores. La botella de agua, Cantimplora o morral de hidratación (Hydration Pack) es un elemento esencial en caminatas de cualquier duración. Si se acampa se recomienda conseguir una Bolsa Dromedario o algún tipo de recipiente que permita transportar agua.

Nutrición y alimentos[editar]

Este es un aspecto clave que muchas veces se deja para el final. Es indispensable al comprar escoger alimentos basados en los siguientes criterios:

  • nutritivos y energéticos
  • durables (por lo menos que no se deterioren en un par de días)
  • ligeros de peso
  • de rápida preparación
  • que sean totalmente aprovechables (para evitar residuos orgánicos)
  • materiales de empaques amigables con el ambiente

Una dieta balanceada acorde con las exigencias energéticas del recorrido es clave para un buen desempeño físico (Anexo IV).

Es fundamental aplicar la técnica de reducir la basura en el origen. Ella consiste en reempacar toda la comida en bolsas de plástico resistentes y trasparentes, que permitan encontrar con facilidad los alimentos. Deben evitarse alimentos que dependan de su empaque o adicionales (enlatados, tetrapack, colombinas) o de rápido deterioro (carne fresca).

Si el recorrido es de uno o dos días, es recomendable volverse crudívoro (gente que consume alimentos sin cocinar). De esta manera, se ahorra el peso y el espacio de la estufa y la olla. Si por el contrario, se trata de una expedición o recorrido de varios días, la estufa puede mejorar las condiciones de la estadía.

Se recomiendan estufas de combustibles líquidos, siendo la gasolina blanca (cocinol o bencina) el combustible de mejor desempeño. Desafortunadamente en Colombia, es complicado conseguirla. Los tanques de las estufas de gas producen basura cuando se acaba el combustible y aumentan el peso de carga del visitante responsable. En cuanto a ollas y menaje en general, hay que buscar los más livianos y fáciles de limpiar.

Recuerde: Si come y duerme bien, su estadía será maravillosa.

Aseo e higiene[editar]

Uno de los temas de mayor debate debido a los tabués que lo envuelven. La técnica usada por excelencia de este programa para defecar es el hoyo de gato. Por lo tanto, siempre que no tenga un piolet es recomendable cargar con una pala jardinera. Lleve bolsas plásticas de cierre hermético (Zipblock), con bicarbonato, aspirinas machacadas o cal para depositar en ellas toallas higiénicas, pañales desechables y papel higiénico usados, en caso de que los utilice. También son útiles para llevar basura orgánica.

Siempre cargue con un frasquito de jabón líquido que no requiere agua y úselo antes de cocinar. Evite llevar otros detergentes. Cargue también un pequeño colador (cernidor) para colectar los residuos orgánicos productos de la lavada de los trastos (ollas, platos, etc)

Aparatos electrónicos y eléctricos[editar]

Por seguridad podría llevar un teléfono celular para todo el grupo, aunque encontrar buena señal en muchos páramos es difícil. Recuerde que la altitud descarga las pilas más rápido. Trate siempre de usar videocámaras y cámaras fotográficas digitales que usen pilas recargables. Elija siempre pilas recargables para sus dispositivos: recuerde que en Colombia NO existen plantas de reciclaje de pilas. Ya se pueden conseguir en el mercado linternas de manivela y cargadores solares.

Conocimientos básicos[editar]

Ciertos conocimientos son recomendables por su seguridad y la de su grupo. La orientación geográfica, cartografía, uso de GPS, meteorología, primeros auxilios, técnicas de supervivencia, pueden ser de gran ayuda en situaciones especiales. En páramos, siempre debería cargar con un mapa, una brújula y un altímetro por lo menos, si tiene los recursos un GPS es una buena alternativa.

Contar con conocimientos generales sobre los páramos hacen aun más interesante su viaje. La geología, los suelos, la vegetación y la fauna de los páramos son muy interesantes y más si se reconocen y se entienden los procesos ecológicos que allí suceden. Documéntese antes de partir, será mucho más productiva su salida.

El Anexo V muestra una lista de chequeo tentativa antes de una salida a páramo.