Historia digital del Arte/ El arte prehistórico/ Neolitico

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El paso del Paleolítico al Neolítico no fue instantáneo ni homogeneo. A lo largo de los siglos, comunidades paleolíticas y neolíticas coexistieron sobre el suelo europeo; algunas de aquellas desaparecerían por completo sin lograr dar el salto tecnológico que caracteriza al hombre neolítico propiamente dicho: la invención de la agricultura y la domesticación animal.

Aquellas familias, tribus o comunidades que adquirieron estas tecnologías fueron parte de lo que muchos historiadores llaman "la Revolución del Neolítico": el nómada que se refugia en la cueva, cuya existencia depende casi exclusivamente del azar, logrará establecerse en un lugar y comenzar a aprovisionarse para el futuro, a comprender el ciclo de las estaciones y a asociarlo con su actividad productiva. Con la revolución neolítica llegaron también la invención del pan, del hogar, del concepto de propiedad. Comienza a producirse cierta estratificación social, consecuencia natural de la capacidad y fortuna de cada cual al administrar los bienes propios y de los riesgos inherentes al cultivo.

Para estos primeros agricultores, la pintura rupestre y su propósito mágico dejan de tener sentido. El artista-mago deja de ser útil a la sociedad que le sustenta. El arte ágil y expresivo del Paleolítico comenzará a devanecerse hacia un arte en el cual ya existen en la mente del artista conceptos preestablecidos, convenciones, simbologías: en lugar de retratar la naturaleza, el artista neolítico plasma de manera pictográfica sus ideas primigenias. Una línea vertical para el tronco, y un par de semicírculos para brazos y piernas, le bastan para representarse a sí mismo. Es el comienzo del duro camino hacia la abstracción.