Historia digital del Arte/Conceptos elementales

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Qué es el Arte[editar]

¿Qué es el Arte? Esta pregunta fundamental cuya respuesta habría de corresponder al filósofo del arte, ha sido, a lo largo de toda la historia del arte, revisada una y otra vez en relación con las nuevas aportaciones de los nuevos artistas que, por la razón que sea han sido considerados como tales.

Ello no obstante, para algunas personas, la definición de Arte depende de su propio sentido del gusto. Se ha hecho habitual escuchar a algún visitante de una galería de arte moderno comentar a viva voz: ¿pero, ésto es arte? Para estas personas, el Arte debe ser algo bello, o por lo menos agradable a la vista. Es el caso de muchos jóvenes artistas contemporáneos, que utilizan imágenes aterradoras o simplemente desagradables para producir sus expresiones artísticas.

Para otras personas, es posible que "Arte" sea cualquier producto elaborado de forma manual o artesanal, que por sus muchos detalles haya llevado una gran cantidad de horas de trabajo. Sería el caso, por ejemplo, de una puerta labrada.

Para muchos estudiosos del Arte, la línea divisoria entre lo que es Arte y lo que no lo es está en el talento o habilidad del artista o ejecutante. Y también hay quien piensa que para que sea Arte, el objeto que se estudia - digamos, una pintura - debe ser muy realista y representar objetos de la naturaleza con preciosismo y exactitud.

Más recientemente, en las grandes ciudades pueden hallarse individuos que podemos llamar "entendidos", o "consumidores" de Arte, que consideran que la producción de un artista no se puede llamar Arte si su obra no causa escándalo entre sectores conservadores de la sociedad.

De todo esto se colige la gran dificultad en dar una respuesta absoluta a la pregunta ¿que es el Arte?, pues cada quien tiene una percepción particular que depende de innumerables factores, como su nivel de instrucción, los círculos sociales que frecuenta, sus experiencias personales con artistas, e incluso su religión y su tolerancia hacia las ideas y conceptos que no comparte.


Dos curiosos artistas del siglo XX[editar]

Archivo:Mondrian CompRYB.jpg
Composición con Rojo, Amarillo y Azul (1921). Oil on canvas. 72.5 x 69 cm.

Piet Mondrian, un pintor holandés nacido en 1872, comenzó a pintar y dibujar desde muy joven, demostrando un extraordinario talento para plasmar paisajes y retratos. Sus pinturas, aún siendo un niño, mostraban un sorprendente dominio de las proporciones, las sombras, el movimiento del agua en una corriente, de la sensación profundidad y de todas las habilidades técnicas que a otros aprendices les cuesta una vida conquistar. A medida que maduraba, Mondrian se iba alejando de los bellos paisajes que era capaz de reproducir, acercándose cada vez más la simplicidad absoluta y a la abstracción.

Hacia finales de su vida, Mondrian pintó decenas de cuadros que sólo mostraban líneas y recuadros de color. En ese entonces, buscaba la armonía que producía el equilibrio de las formas simples y los colores primarios. Los únicos colores que necesitaba eran el amarillo, el azul, el rojo, el blanco y el negro. Las escenas para las que tenía tanta habilidad ya no le interesaban.

Aquellos simples cuadros geométricos le ganaron la burla de muchos de sus contemporáneos, que descalificaron a Mondrian como artista pues no le consideraban capaz de retratar la naturaleza de la manera tradicional. Y sin embargo, lo era.

Archivo:Jackson Pollock Galaxy.jpg
Jackson Pollock. Galaxia

Cuarenta años después nació en los Estados Unidos el pintor Jackson Pollock. A diferencia de Mondrian, a Pollock le resultaba muy difícil dominar las técnicas de la pintura. Siendo ya un adulto, Pollock - que sufría de depresión y alcoholismo - inventó una técnica (llamada dripping) que le permitía liberar sus angustias y frustraciones, o expresar su alegría y su euforia, en la que no necesitaba de dibujar o esbozar. Simplemente tendía un gran lienzo sobre el suelo, y derramaba pintura sobre él en diferentes direcciones, dejándola chorrear, manchando el lienzo de inesperadas maneras. Para él, esto era "pintar con todo su cuerpo", y un joven fotógrafo que Pollock invitó a su estudio comparó el proceso del artista con una danza. Pollock se hizo con enorme fama en los Estados Unidos, y como a Mondrian, también se le criticó por pintar manchas en lugar de arte. Incluso, un periódico le dedicó este titular: "Esto no es arte: es un chiste de mal gusto".