Historia de Europa/Napoleón Bonaparte y los nacionalismos

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Para tratar de evitar que los realistas, libremente elegidos, tomaran posesión del Directorio en 1799, los miembros de la burguesía enviaron a Napoleón Bonaparte y su ejército para defender el Directorio y anular las elecciones.

Así fue que Napoleón se aprovechó de la situación y con el golpe de Estado del 18 de Brumario tomó el control de la nación.

El consulado 1799-1804[editar]

Napoleón Bonaparte

Napoleón tomó el poder e inicialmente instaló un despotismo ilustrado conocido como Consulado. Fue durante este tiempo cuando instituyó una serie de reformas ilustradas e importantes.

La más importante de ellos fue el Código Napoleónico, que garantizaba la libertad de culto, códigos de leyes igualitarias, la igualdad social y jurídica, derechos de propiedad, y el fin de los derechos feudales. Napoleón también puso en práctica la enseñanza obligatoria en todo el país, conocida como la Universidad de Francia. En 1801 acabó con la descristianización.

El Imperio 1804-1814[editar]

Napoleón, por Ingres

Napoleón se declaró emperador de Francia y se convirtió en un dictador militar. En la guerra, venció a sus tres principales enemigos continentales: derrotó a Austria, Rusia y Prusia varias veces.

Durante su gobierno, conquistó gran parte e la Europa continental para Francia. Sin embargo, no pudo hacer frente a Inglaterra, fue derrotado en el intento de aplastar a la marina británica en la batalla de Trafalgar por el Almirante Nelson.

Como resultado de ello, Napoleón usó el Bloqueo Continental, una especie de guerra económica. Se prohibió el comercio con los británicos y el bloqueo de todas las costas de Europa, lo que impidió la exportación.

Por desgracia para Napoleón, este bloqueo no funcionó, ya que los británicos pudieron traer de contrabando mercancías a Europa y también comerciar con sus propias colonias en Asia y en América.

Napoleón eliminó el Sacro Imperio Romano y en 1806 consolidó su poder en 40 estados europeos llamados la Confederación del Rin.

Después de que Alejandro I se retirarse del bloqueo continental, Napoleón invadió Rusia en 1812. Fue su primera derrota cuando el ejército ruso utilizó la estrategia de tierra quemada para derrotar al ejército francés.

Aún así, Napoleón levantó rápidamente un nuevo ejército, pero fue aplastado por la Cuádruple Alianza de Inglaterra, Alemania, Austria, Rusia y Prusia en la batalla de las naciones/Leipzig en 1813.

Napoleón fue desterrado a la isla de Elba, pero logró escapar y regresar en 1815 para gobernar durante un periodo conocido como los Cien Días.

La Cuádruple Alianza derrotó a su nuevo ejército en la batalla de Waterloo, dirigido por el gran general británico Wolsey (Duque de Wellington). A continuación, Napoleón fue desterrado a la isla de Santa Elena, donde murió en 1821.

El Congreso de Viena 1814-1815[editar]

Estatua de Napoleón en los Inválidos, París, Francia

La Cuádruple Alianza se reunió en el Congreso de Viena para crear una Europa pos-napoleonica. Sus representantes fueron: Castlereagh por Gran Bretaña, Talleyrand por Francia, Metternich por Austria y Alejandro I de Rusia.

El Congreso de Viena con el apoyo militar de la Santa Alianza fue muy indulgente con Francia. Simplemente restauró las antiguas fronteras y puso a Luis XVIII en el trono. No se requirieron reparaciones. La razón fue el deseo de los aliados de tener una Francia estable y próspera que no les amenazase con revoluciones o invasiones.

Los cambios[editar]

Luis XVIII de Borbón cuando subió al trono de Francia no revirtió las reformas que había traído la revolución. Por el contrario, concedió la Carta de 1814 que preveía un poder ejecutivo, un parlamento bicameral, tolerancia religiosa, el Código Civil de Napoleón y la abolición del feudalismo.

En política exterior, hubo un punto de inflexión después de la caída de Napoleón. Era muy importante preservar el equilibrio de poder, ahora más centrado en la guerra entre los defensores del liberalismo (revolucionarios, republicanos, nacionalistas) contra el conservadurismo o el Antiguo Régimen (monarquía, la aristocracia, el clero).

Los nobles del antiguo régimen, dirigidos por Metternich, utilizaron el Sistema de Congresos, también llamado Concierto europeo para que los países europeos trabajan juntos con el fin de evitar cualquier tipo de revolución en su territorio.

Un nuevo sentido de nacionalismo surgió en los territorios ocupados por Napoleón durante su imperio. Durante la ocupación, Napoleón destruyó o anuló las culturas individuales de muchas naciones. Como resultado, en las naciones antiguamente ocupadas explotó un nuevo nacionalismo, especialmente en Alemania e Italia, a un nivel que antes no existía.

← La Revolución Francesa Napoleón Bonaparte y los nacionalismos La época de las revoluciones →