Historia de España/Orígenes/Pueblos prerromanos

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
<< Prehistoria :: Colonizaciones >>

Los pueblos prerromanos[editar]

La primera información que se posee sobre poblamientos en la Península datan del primer milenio a. C.

Tartessos[editar]

Zona de influencia de la civilización de Tartessos dentro de la península ibérica.

El pueblo más antiguo recibe el nombre de Tartessos y estaba ubicado en torno a la desembocadura del río Guadalquivir. No se han encontrado documentos escritos de este pueblo pero éste es mencionado en textos griegos y fenicios. El pueblo de Tartessos fue destruido por los cartagineses que querían dominar la ruta de los metales, hasta entonces en manos de Tartessos, que había adquirido un gran desarrollo en la minería. Habían establecido relaciones comerciales con griegos y fenicios aunque se dedicaban sobre todo a la agricultura. En 1960 se encontraron restos arqueológicos de gran valor en Carambolo que se cree que pertenecen a la población tartessia.

Los íberos[editar]

Territorio de la extensión de los íberos

El pueblo íbero se agrupaba en tribus independientes y con la misma cultura situadas en la parte oriental de la Península. Conocían la escritura pero los documentos íberos encontrados no se han conseguido descifrar. Económicamente, tenían una base agrícola aunque en el sur era importante la minería. Las ciudades eran extensas y estaban amuralladas y colocadas en puntos estratégicos. Las casas eran de planta cuadrangular o circular y estaban construidas de piedra o adobe y podían tener una o varias habitaciones. Las ciudades costeras se formaban por una clase dirigente que, además de poder económico, poseía el poder político pudiendo participar en asambleas y magistraturas de las ciudades. Las del interior, sin embargo, ocupaban territorios más extensos y eran gobernadas por régulos. Las ciudades íberas carecían de templos aunque si construían santuarios donde depositaban ofrendas, los exvotos, que estaban hechos de bronce, barro cocido o piedra y solían representar guerreros con armas como la falcata y casco. También se han encontrado tumbas con estatuas femeninas a tamaño real entre las que destacan la Dama de Elche, la Dama de Baza y la Gran Dama Oferente, que servían de urnas cinerarias. Destaca también la Bicha de Balazote, una representación de un animal de influencia fenicia.

Los celtas[editar]

Mapa de poblaciones celtas en la Península Ibérica (Verde - celtas; Verde claro - Pre-celta )

Los celtas son de procedencia indoeuropea y llegaron a la Península en grandes oleadas situándose en el interior de ésta en los siglos IX y VI a.C. Se dedicaban a la agricultura de cereales de secano, a la ganadería porcina y a la metalurgia del hierro. Las tribus celtas son muchas, y destacaban los lusitanos, los vacceos y los carpetanos. Gracias al contacto con la cultura íbera surgen los celtíberos, celtas influenciados por la cultura íbera. En la franja cantábrica se sitúan los pueblos celtas menos desarrollados: los astures, los cántabros y los vascones. Los celtas habitaban aldeas, llamadas castros, muy fortificadas y sin apenas calles y se organizaban en tribus o clanes. Dentro de estas aldeas no existía la propiedad privada ya que todo se repartía equitativamente.

La península ibérica en torno al año 300 a. de C.
  1. Véase también


<< Prehistoria :: Colonizaciones >>