Fisiología humana/Sistema tegumentario

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Introducción[editar]

El sistema tegumentario está formado por la piel, el cabello, las uñas, el tejido subcutáneo ( bajo la piel), y varias glándulas. La función más obvia del sistema tegumentario es la protección que da la piel a los tejidos internos. La piel no sólo retiene las sustancias más nocivas, sino que también evita la pérdida de fluidos.

Una función importante del tejido subcutáneo es conectar a la piel con los tejidos subyacentes, tales como los músculos. El pelo del cuero cabelludo proporciona a la cabeza un aislamiento contra el frío. El pelo de las cejas y pestañas ayuda a mantener el polvo y el sudor fuera de los ojos y el pelo de nuestras fosas nasales ayuda a mantener el polvo fuera de las cavidades nasales. Cualquier otro pelo en nuestros cuerpos ya no tiene ninguna función, pero es un vestigio de la evolución. Las uñas protegen la punta de los dedos de manos y pies de una lesión mecánica. Las uñas de los dedos nos dan mayor capacidad para recoger objetos pequeños.

Hay cuatro tipos de glándulas en el sistema tegumentario: glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas, glándulas ceruminosas y las glándulas mamarias. Las glándulas sudoríparas son glándulas productoras de sudor y Son importantes para ayudar a mantener la temperatura corporal. Las glándulas sebáceas son glándulas productoras de grasa que ayudan a inhibir las bacterias, mantenernos resistentes al agua y evitar que el pelo y la piel se resequen. Las glándulas ceruminosas producen cerumen que mantiene la superficie exterior de la membrana del tímpano flexible y evita su secado. Las glándulas mamarias producen leche.

Piel[editar]

En zoología y dermatología, la piel es un órgano del sistema tegumentario formado por una capa de tejidos que protegen los músculos y los órganos subyacentes. Es la superficie de contacto con el entorno y su principal función es la protección contra los patógenos. Sus otras funciones son: el aislamiento y la regulación de la temperatura, captar las sensaciones y la síntesis de las vitamina D y B. La piel está considerada como una de las partes más importantes del cuerpo.

La piel tiene pigmentación, la melanina, proporcionada por los melanocitos, que absorben parte de la radiación potencialmente peligrosa procedente de la luz del sol. También contiene enzimas que reparan el ADN revirtiendo los daños causados por los rayos UV. Las personas que carecen de los genes que producen estas enzimas sufren altas tasas de cáncer de piel. Una forma de cáncer producida predominantemente por la luz UV, el melanoma maligno, es particularmente invasivo, de manera que se extiende rápidamente y con frecuencia puede ser mortal. La pigmentación de la piel humana varía entre la población de una manera sorprendente. Esto ha llevado a veces a la clasificación de las personas según el color de la piel.

La piel dañada tratará de curarse mediante la formación de tejido de cicatrización, a menudo dando lugar a su decoloración y despigmentación.

La piel es a conocida a menudo como "el órgano más grande del cuerpo humano". Esto se aplica a la superficie exterior, ya que cubre el cuerpo, por lo que parece tener la mayor superficie de todos los órganos. Por otra parte, lo mismo se puede decir en cuanto al peso, ya que pesa más que cualquier órgano interno único, y representa alrededor del 15 por ciento del peso corporal. Para el ser humano adulto medio, la piel tiene una superficie de entre 1, 5 a 2, 0 metros cuadrados, la mayor parte tiene entre 2-3 mm de espesor. La pulgada cuadrada media de la piel contiene 650 glándulas sudoríparas, 20 vasos sanguíneos, 60. 000 melanocitos y más de un millar de terminaciones nerviosas.

El uso de cosméticos naturales o sintéticos para el tratamiento de la cara y del estado de la piel (como la limpieza de los poros y de los puntos negros) es común entre muchas culturas.

Capas[editar]

La piel tiene dos capas principales que están formadas por diferentes tejidos y tienen funciones muy diferentes.

Esquema de las capas de la piel humana

La piel se compone de la epidermis y la dermis . Por debajo de estas capas se encuentra la hipodermis o capa adiposo subcutánea, que no se suele clasificar como una capa de la piel.

La epidermis se compone de un epitelio queratinizado escamoso y estratificado en la capa más exterior, con una membrana basal subyacente. No contiene vasos sanguíneos, y se nutre por difusión desde la dermis. El principal tipo de células que forman la epidermis son los queratinocitos, con los melanocitos y células de Langerhans también presentes. La epidermis se pueden subdividir en los siguientes estratos (empezando por la capa más externa): córneo, lúcido, granuloso, espinoso y basal. Las células se forman a través de la mitosis en las capas más internas. Se mueven hasta los estratos cambiando de forma y composición, se diferencian, induciendo la expresión de nuevos tipos de genes de queratina. Con el tiempo llegan al estrato córneo y se desprenden (descamación). Este proceso se llama queratinización y tarda unos 30 días. Esta capa de la piel es la responsable de mantener el agua dentro del cuerpo y también de no dejar pasar al cuerpo productos químicos y otros patógenos.

Los capilares sanguíneos se encuentran debajo de la dermis, y están unidos a una arteriola y a una vénula.

La dermis está debajo de la epidermis y contiene una serie de estructuras que incluyen: vasos sanguíneos, nervios, folículos pilosos, los músculos lisos, glándulas y tejido linfático. Se compone de tejido conectivo laxo también llamado tejido conectivo areolar - colágeno, elastina y también están presentes fibras reticulares. Los músculos erectores, fijados entre las papilas de los pelos y la epidermis, pueden contraerse, lo que resulta en que el cabello pueda colocarse en posición vertical y como consecuencia producir la piel de gallina. Los principales tipos de células son: los fibroblastos, adipocitos (almacenamiento de grasa) y los macrófagos. Las glándulas sebáceas son glándulas exocrinas que producen una mezcla de lípidos y sustancias cerosas que lubrican, impermeabilizan y suavizan la piel, además de tener una acción antibactericida. Las glándulas sudoríparas se abren a través de un conducto sobre la piel por un poro.

La dermis está formada de un tipo irregular de tejido conectivo fibroso que consiste en fibras de colágeno y de elastina. Se puede dividir en la capa papilar y la capa reticular. La capa papilar es la más exterior y se extiende por la epidermis para su alimento mediante los vasos sanguíneos. Se compone de fibras dispuestas libremente. Las crestas papilares componen las líneas de las manos que forman las huellas dactilares. La capa reticular es más densa y se continúa con la hipodermis. Contiene la mayor parte de las estructuras (tales como las glándulas sudoríparas). La capa reticular se compone de fibras irregularmente dispuestas y resistentes el estiramiento.

La hipodermis no es parte de la piel, y se encuentra debajo de la dermis. Su propósito es unir la piel a los huesos subyacentes y a los músculos, así como la alimentación de los vasos sanguíneos y nervios. Se compone de tejido conectivo laxo y elastina. Los principales tipos de células son: fibroblastos, macrófagos y adipocitos (la hipodermis contiene 95% de la grasa corporal). La grasa sirve como relleno y aislamiento para el cuerpo.

Aplicación clínica:
El sistema de administración de fármacos en parches.

El parche transdérmico es un sistema de administración de fármacos cada vez más popular. Estos parches están diseñados para que las moléculas de fármaco se difundan a través de la epidermis a los vasos sanguíneos en la capa de la dermis. Un parche típico funciona bien para las pequeñas moléculas solubles en lípidos (por ejemplo, el estrógeno, la nitroglicerina y la nicotina) que pueden seguir su camino entre las células epidérmicas.

Funciones[editar]

  1. Protección: La piel proporciona una barrera anatómica entre el ambiente interno y externo en la defensa corporal; Las células de Langerhans en la piel son parte del sistema inmune.
  2. Sensación: La piel contiene una variedad de terminaciones nerviosas que reaccionan al calor, al frío, al tacto, a la presión, a la vibración y a una lesión tisular; Ver Sistema somatosensorial y tacto.
  3. Regulación de la temperatura: La piel contiene un suministro de sangre mucho mayor que sus requerimientos lo que permite un control preciso de la pérdida de energía por radiación, convección y conducción. Los vasos sanguíneos dilatados aumentan la perfusión y la pérdida de calor, mientras que los vasos contraídos reducen considerablemente el flujo sanguíneo cutáneo y conservan el calor. Los músculos pilíferos erectores son significativos en los animales.

Tumores[editar]

Pelo[editar]

Tipos de pelo[editar]

Los seres humanos tenemos tres tipos diferentes de cabello:

  • Lanugo, el pelo fino y no pigmentado que cubre casi todo el cuerpo de un feto, aunque la mayoría ha sido reemplazado por vello en el momento del nacimiento del bebé
  • Vello, pelo corto, suave, "pelusa de melocotón", pelo del cuerpo (sin pigmentar) que crece en la mayoría de los lugares del cuerpo humano. Se da ene ambos sexos, y constituye mucho del pelo de los niños, los hombres tienen un porcentaje mucho más pequeño (alrededor del 10%) de vello mientras que los 2/3 del pelo de una hembra es vello.
  • Pelo terminal, es el pelo completamente desarrollado, que generalmente es más largo, más grueso y más oscuro que el vello, y se encuentra en regiones como las axilas, la barba y el pubis.

Efectos patológicos en el cabello[editar]

Las medicinas usadas en la quimioterapia del cáncer causan con frecuencia una pérdida temporal del pelo, perceptible en la cabeza y las cejas, porque matan a todas las células que se dividen rápidamente, no solo las cancerosas. Otras enfermedades y traumas pueden causar pérdida temporal o permanente del cabello, de forma general o en parches.

El pelo también pueden almacenar algunos venenos durante años, incluso décadas, después de la muerte. En el caso del coronel Lafayette Baker, fallecido el 3 de julio de 1868, el uso de un espectrofotómetro de absorción atómica mostró que fue envenenado con arsénico blanco. El principal sospechoso fue Wallace Pollock, cuñado de Baker. Las huellas del arsénico aparecieron en el pelo del hombre muerto.

Uñas[editar]

Partes de la uña[editar]

Las partes de una uña de un dedo

La uña es una estructura importante hecha de queratina. La uña sirve generalmente para dos propósitos: como placa protectora y para mejorar la sensibilidad de la yema del dedo. La función de protección de la uña es conocida, pero la función de sensación es igualmente importante. La yema del dedo tiene muchas terminaciones nerviosas lo que nos permite recibir mucha información sobre los objetos que tocamos. La uña actúa como una contrafuerza a la yema del dedo lo que proporciona un tacto aún más sensible cuando tocamos un objeto.

Estructura de las uñas[editar]

La estructura que conocemos como la uña se divide en seis partes específicas: la raíz, el lecho ungueal, la placa ungueal, el eponixio (cutícula), el perioníquio y el hiponíquio.

  • Raíz

La raíz de la uña también se conoce como la matriz germinal. Esta parte de la uña está debajo de la piel en la parte de atrás de la uña y se extiende varios milímetros en el interior del dedo. Esta porción de la uña no tiene melanocitos ni células productoras de melanina. El borde de la raíz germinal se ve como una estructura en forma de media luna llamada lúnula.

  • Lecho ungueal

El lecho de la uña es la parte de la raíz de la uña llamada matriz estéril. Se extiende desde el borde de la raíz germinal, o lunula, hasta el hiponíquio. El lecho de las uñas contiene los vasos sanguíneos, los nervios y los melanocitos, o células productoras de melanina. La uña va creciendo desde la raíz a lo largo del lecho de la uña, añadiendo material a la superficie inferior de la uña y haciendola más gruesa. Es importante para el crecimiento normal de las uñas que el lecho de las uñas sea suave. Si no es así, la uña puede dividirse o desarrollar estrías que puedan ser estéticamente poco atractivas.

  • Placa ungueal

La placa de la uña es la uña real, constituida de queratina translúcida. El aspecto rosado de la uña proviene de los vasos sanguíneos de debajo de la uña. La superficie inferior de la placa tiene estrías a lo largo de toda su longitudña que ayudan a anclarlo al lecho de la uña.

  • Eponiquio (cutícula)

La cutícula de la uña también se llama el eponiquio. La cutícula se sitúa entre la piel del dedo y la placa ungueal uniendo estas estructuras y proporcionando una barrera impermeable.

  • Lunula

La lúnula es la parte blanquecina que suele aparecer en la base de la uña. Es frecuente que resalte más en los pulgares. Se forma principalmente en la raíz de la uña, en forma de media luna y suele tener un color más pálido que el color de su lámina ungueal. La lúnula tiende a desaparecer en la senectud.

  • Parioniquio

Es la piel que cubre la placa de la uña por sus lados. También se conoce como el borde paroniquial. El parioniquio es el sitio de los padrastros, las uñas encarnadas, y una infección de la piel llamada paroniquia.

  • Hiponiquio

El hiponiquio es el área entre la placa ungueal y la yema del dedo. Es la unión entre el borde libre de la uña y la piel de la punta del dedo, también proporciona una barrera impermeable.

Uñas: mano izquierda de macho humano adulto

Enfermedades de las uñas[editar]

Las enfermedades de las uñas están en una categoría separada de las enfermedades de la piel. Aunque las uñas son un apéndice de la piel, tienen sus propios signos y síntomas que pueden relacionarse con otras condiciones médicas. Las condiciones de las uñas que muestran signos de infección o inflamación requieren asistencia médica y no pueden ser tratadas en un salón de belleza. La deformidad o enfermedad de las uñas se llaman onicosis.

Hay muchas enfermedades que pueden ocurrir en las uñas de los pies y las uñas de las manos. Las más comunes de estas enfermedades son uñas encarnadas e infecciones fúngicas.

Uñas encarnadas[editar]

La onicocriptosis, conocida comúnmente como uñas encarnadas (unguis incarnatus), puede afectar tanto a los dedos de las manos como a los dedos de los pies. En esta condición, la uña corta en uno o ambos lados del lecho de la uña, dando por resultado la inflamación y posiblemente la infección. La relativa rareza de esta condición en los dedos sugiere que la presión desde el suelo o el calzado que aprieta el dedo del pie es un factor primordial. Los movimientos involucrados en el caminar u otras alteraciones físicas pueden contribuir al problema. La onicocriptosis leve, particularmente en ausencia de infección, puede tratarse recortando y redondeando la uña. Los casos más avanzados, que suelen incluir la infección, se tratan extirpando quirúrgicamente la porción de uña que se incrusta hasta su origen óseo y cauterizando la matriz, o "raíz", para prevenir la recurrencia. Esta cirugía se llama matricectomía. Los mejores resultados se consiguen cauterizando la matriz con fenol. Otro método, que es mucho menos eficaz, es la escisión de la matriz, a veces llamada "procedimiento de acero frío"

Hongos en las uñas[editar]

Una infección de hongos de las uñas (onicomicosis) ocurre cuando los hongos infectan una o más uñas. La onicomicosis generalmente comienza como una mancha blanca o amarilla bajo la punta de la uña de los dedos de los pies. A medida que el hongo de uñas se extiende más profundamente en la uña, puede causar que la uña se descolore, se espese y desarrolle bordes que se desmoronan - un problema antiestético y potencialmente doloroso.

Las infecciones por hongos de las uñas representan aproximadamente la mitad de todos los trastornos de las uñas. Estas infecciones generalmente se desarrollan en uñas continuamente expuestas a ambientes cálidos y húmedos, como zapatos sudorosos o suelos de ducha. El hongo que infecta las uñas no es el mismo que el del pie de atleta, que afecta principalmente a la piel de los pies, pero a veces los dos pueden coexistir y pueden ser causados por el mismo tipo de hongo.

Una infección con hongos de uñas puede ser difícil de tratar, y las infecciones pueden repetirse. Pero existen medicamentos disponibles para ayudar eliminar el hongo de las uñas permanentemente.

Aplicación clínica[editar]

La inspección de las uñas puede dar una gran cantidad de información sobre el funcionamiento interno del cuerpo también, y como la inspección de la lengua o el iris, tiene una larga historia de uso diagnóstico en las prácticas médicas tradicionales como la medicina china.

  • Flexibilidad:

La fragilidad se asocia con deficiencia de hierro, problemas tiroideos, deterioro de la función renal, problemas de circulación y deficiencia de biotina.

La rotura y el desgaste están asociados con psoriasis, ácido fólico, proteína y/o deficiencia de vitamina C.

El grosor inusual está asociado con problemas de circulación.

El adelgazamiento de las uñas y la piel con comezón se asocian con el liquen plano .

  • Forma y textura:

Acropaquia,engrosamiento del tejido que se encuentra por debajo de la uña de los dedos de manos y pies. La uña se curva hacia abajo, de manera parecida a la forma de la parte redondeada de una cuchara volteada al revés. Se asocia con privación de oxígeno y enfermedad pulmonar, cardíaca o hepática.

Las uñas en cuchara que crecen hacia arriba se asocian con deficiencia de hierro o B12.

Las uñas planas pueden indicar una deficiencia de vitamina B12 o la enfermedad de Raynaud.

Las crestas horizontales indican estrés, y las líneas de Beau están asociadas con muchas condiciones graves.

Aristas verticales se asocian con la artritis.

Los surcos verticales se asocian con trastornos renales, envejecimiento y deficiencia de hierro.

Las uñas que se asemejan a latón martillado se asocian con (o presagio de) la pérdida de cabello.

Lecho pequeños y cortos se asocian con enfermedades del corazón.

Coloración del lecho ungueal:

Las líneas de Mee se asocian con envenenamiento por arsénico o talio, e insuficiencia renal.

Las líneas blancas a través de la uña se asocian con enfermedad cardíaca, enfermedad hepática o antecedentes de fiebre alta reciente. Uñas con zonas blancas y opacas con una banda oscura en la yema de los dedos se asocian con cáncer, cirrosis, insuficiencia cardíaca congestiva, diabetes y envejecimiento.

Palidez o blanqueamiento se asocia con enfermedad hepática o renal y anemia.

El amarilleamiento del lecho ungueal se asocia con bronquitis crónica, problemas linfáticos, diabetes y trastornos hepáticos.

Los lechos de las uñas marrones o de color cobre se asocian con intoxicación por arsénico o cobre y por infección local por hongos.

Los lechos de las uñas grises están asociados con artritis, edema, desnutrición, efectos postoperatorios, glaucoma y enfermedad cardiopulmonar .

El enrojecimiento se asocia con las condiciones del corazón.

Las uñas oscuras se asocian con deficiencia de B12.

Manchas en la placa de las uñas (no en el lecho de las uñas) se asocian con el esmalte de uñas, el tabaquismo y el uso de henna.

  • Marcas:

Las uñas rosadas y blancas se asocian con enfermedad renal.

Las líneas blancas paralelas en las uñas se asocian con hipoalbuminemia.

La piel roja en la base de la uña se asocia con trastornos del tejido conectivo.

Las lúnulas azules se asocian con intoxicación por plata o trastorno pulmonar.

Los lechos de uñas azules son asociados con la mala oxigenación de la sangre (asma, enfisema, etc).

Pequeñas manchas blancas se asocian con deficiencia de zinc o calcio o malabsorción, parásitos o lesiones locales.

Lúnulas disminuidas se asocian con mala circulación, hábitos de respiración poco profunda o mal funcionamiento de la tiroides.

Lunulas grandes (más del 25% de la uña del pulgar) se asocia con la presión arterial alta.

Glándulas[editar]

Glándulas sudoríparas[editar]

Una vista esquemática en sección de la piel (ampliada). Glándula sudorípara etiquetada como "glándula sudorífera" en el centro a la derecha.

En los seres humanos, existen dos tipos de glándulas sudoríparas que difieren mucho tanto en la composición del sudor como en su propósito: También "haga clic" aquí " Cómo nuestro cuerpo suda "para ver una película corta sobre las glándulas sudoríparas.

Glándulas sudoríparas ecrinas[editar]

Las glándulas sudoríparas ecrinas son glándulas exocrinas distribuidas por toda la superficie corporal, pero son particularmente abundantes en las palmas de las manos, las plantas de los pies y en la frente. Producen sudor que se compone principalmente de agua (99%) con diversas sales. La función principal es la regulación de la temperatura corporal.

Las glándulas sudoríparas ecrinas son glándulas tubulares en espiral que conducen directamente a la capa más superficial de la epidermis (capa externa de la piel), pero que se extienden por la capa interna de la piel (capa de la dermis). Se distribuyen sobre casi toda la superficie del cuerpo en los humanos y muchas otras especies, pero algunas especies marinas carecen de ellas. Las glándulas sudoríparas son controladas por nervios colinérgicos simpáticos que son controlados por un centro en el hipotálamo. El hipotálamo detecta la temperatura central directamente, y también tiene entrada de receptores de temperatura en la piel y modifica la producción de sudor, junto con otros procesos termorreguladores.

El sudor ecrino humano se compone principalmente de agua con diversas sales y compuestos orgánicos en solución. Contiene cantidades diminutas de materiales grasos, urea y otros desechos. La concentración de sodio varía entre 35 y 65 mmol/l y es menor en personas aclimatadas a un ambiente cálido. El sudor de otras especies difieren generalmente en la composición.

Apocrinas[editar]

Las glándulas sudoríparas apocrinas sólo se desarrollan durante la pubertad temprana y mediana (aproximadamente 15 años) y liberan más cantidad de sudor durante aproximadamente un mes y posteriormente regulan y liberan cantidades normales de sudor después de un cierto período de tiempo. Las glándulas sudoríparas apocrinas producen sudor que contiene materiales grasos. Estas glándulas están presentes principalmente en las axilas y alrededor del área genital y su actividad es la principal causa de olor a sudor, debido a las bacterias que descomponen los compuestos orgánicos en el sudor de estas glándulas. El estrés emocional aumenta la producción de sudor de las glándulas apocrinas, o más precisamente: el sudor ya presente en el túbulo se exprime. Las glándulas sudoríparas apocrinas sirven esencialmente como glándulas olfativas.

En algunas áreas del cuerpo, estas glándulas sudoríparas se modifican para producir secreciones totalmente diferentes, incluyendo el cerumen ("cera") del oído externo. Otras glándulas, tales como las glándulas mamarias, se agrandan mucho y se modifican para producir la leche.

Glándulas sebáceas[editar]

Vista esquemática de un folículo piloso con glándula sebácea.

Las "glándulas sebáceas" son glándulas que se encuentran en la piel de los mamíferos. Secretan una sustancia aceitosa llamada sebo que está hecha de grasa (lípidos) y de los desechos de las células muertas productoras de grasa. Estas glándulas existen en los seres humanos por toda la piel excepto en las palmas de las manos y plantas de los pies. La grasa actúa para proteger e impermeabilizar el cabello y la piel, y evitar que se vuelva seco, quebradizo y agrietado. También puede inhibir el crecimiento de microorganismos en la piel.

Las glándulas sebáceas por lo general se pueden encontrar en áreas cubiertas de pelo donde se conectan a los folículos pilosos para depositar sebo en los pelos y llevarlo a la superficie de la piel a lo largo del eje del pelo. La estructura que consiste en pelo, folículo piloso y glándula sebácea también se conoce como "unidad pilosebácea".

Las glándulas sebáceas también se encuentran en áreas sin cabello como los labios, párpados, pene, labios menores y pezones; aquí la grasa alcanza la superficie a través de los conductos. En las glándulas, el sebo se produce dentro de células especializadas y se libera a medida que estas células se rompen; las glándulas sebáceas se clasifican entonces como glándulas holocrinas.

El sebo es inodoro, pero su descomposición bacteriana puede producir olores. El sebo es la causa de que algunas personas tengan el cabello "graso" si no se lava durante varios días. La cera del oído es en parte del sebo, al igual que la secreción mucopurulenta, la sustancia seca que se acumula en los bordes del ojo después de dormir.

Folículo piloso con estructuras asociadas.

La composición del sebo varía de una especie a otra; en humanos, el contenido de lípidos consiste en aproximadamente el 25% de monoésteres de cera, 41% de triglicéridos, 16% de ácidos grasos libres y 12% de escualeno.

La actividad de las glándulas sebáceas aumenta durante la pubertad debido a niveles elevados de andrógenos.

Las glándulas sebáceas están implicadas en problemas de la piel tales como acné y queratosis pilaris. Una glándula sebácea bloqueada puede resultar en un quiste sebáceo. El medicamento recetado isotretinoína reduce significativamente la cantidad de sebo producido por las glándulas sebáceas, y se utiliza para tratar el acné. El uso extremo (hasta 10 veces las cantidades prescritas por el médico) de los esteroides anabólicos por culturistas para prevenir la pérdida de peso tiende a estimular las glándulas sebáceas que pueden causar acné.

Las glándulas sebáceas de un feto humano "in utero" secretan una sustancia llamada vernix caseosa, una sustancia blanca "cerosa" que recubre la piel de los recién nacidos.

Las glándulas prepuciales de ratones y ratas son grandes glándulas sebáceas modificadas que producen feromonas.

Glándulas ceruminosas[editar]

Cera de oído humano de tipo húmedo en un bastoncillo de algodón.

La cera del oído, también conocida por el término médico "cerumen", es una sustancia cerosa amarillenta secretada en el canal auditivo de los seres humanos y muchos otros mamíferos. Juega un papel vital en el canal auditivo humano, ayudando en la limpieza y lubricación, y también proporciona cierta protección contra bacterias, hongos e insectos. El cerumen excesivo o incrustado puede presionar contra el tímpano y /o obstruir el conducto auditivo externo y perjudicar la audición.

Producción, composición y diferentes tipos[editar]

El cerumen se produce en el tercio externo de la porción cartilaginosa del conducto auditivo humano. Es una mezcla de secreciones viscosas de las glándulas sebáceas y menos viscosa de las glándulas sudoríparas apocrinas modificadas.

Se distinguen dos tipos distintos de cerumen genéticamente determinados: el tipo húmedo que es dominante, y el tipo seco que es recesivo. Los asiáticos y los nativos americanos son más propensos a tener el tipo seco de cerumen (gris y escamoso), mientras que los caucásicos y los africanos son más propensos a tener el tipo húmedo (color miel marrón a marrón oscuro y húmedo). El tipo de cerumen ha sido utilizado por antropólogos para rastrear los patrones migratorios humanos, como los de los Inuit.

La diferencia en el tipo de cerumen ha sido rastreada en único cambio de base solamente. (un polimorfismo de nucleótido único) en un gen conocido como "gen C11 de casete de unión a ATP". Además de afectar el tipo de cerumen, esta mutación también reduce la producción de sudor. Los investigadores conjeturan que la reducción en el sudor fue beneficiosa para los antepasados ​​de los asiáticos del este y los nativos americanos que se cree que vivieron en climas fríos.

Función[editar]

La cera del tipo húmedo es fluorescente débilmente bajo la luz ultravioleta.

  • Limpieza. La limpieza del conducto auditivo se produce como resultado del proceso de "cinta transportadora" de migración epitelial, ayudado por el movimiento de la mandíbula. Las células formadas en el centro de la membrana timpánica emigran hacia fuera desde el umbo (a una velocidad equivalente a la del crecimiento de las uñas) hasta las paredes del conducto auditivo, y aceleran hacia la entrada del conducto auditivo. El cerumen del canal también sale hacia fuera, llevando con él cualquier suciedad, polvo y materia particulada que puede haberse reunido en el canal. El movimiento de la mandíbula ayuda en este proceso desalojando los desechos pegados a las paredes del canal auditivo, aumentando la probabilidad de su expulsión.
  • Lubricación. La lubricación previene la desecación y el prurito de la piel dentro del conducto auditivo (conocida como asteatosis). Las propiedades lubricantes surgen del alto contenido de lípidos del sebo producido por las glándulas sebáceas. En cerumen de tipo húmedo al menos, estos lípidos incluyen colesterol, escualeno y muchos ácidos grasos de cadena larga y alcoholes.
  • Funciones antibacterianas y antifúngicas. Mientras que los estudios realizados hasta la década de 1960 encontraron poca evidencia que respalde un papel antibacteriano para el cerumen, estudios más recientes han encontrado que el cerumen proporciona cierta protección bactericida contra algunas cepas de bacterias. Se ha descubierto que el cerumen es eficaz para reducir la viabilidad de una amplia variedad de bacterias (a veces hasta en un 99%), incluyendo Haemophilus influenzae, Staphylococcus aureus y muchas variantes de Escherichia coli. El crecimiento de dos hongos comúnmente presentes en la otomicosis también es significativamente inhibido por el cerumen humano. Estas propiedades antimicrobianas se deben principalmente a la presencia de ácidos grasos saturados, lisozima y, especialmente, al pH relativamente bajo del cerumen (típicamente alrededor de 6,1 en individuos normales).

Glándulas mamarias[editar]

Sección transversal del pecho de una hembra humana.

Las glándulas mamarias son los órganos que, en los mamíferos hembras, producen leche para la alimentación de sus crías o hijos durante los primeros meses o semanas de vida. Estas glándulas exocrinas son glándulas sudoríparas dilatadas y son la característica de los mamíferos que dieron su nombre a la clase.

Estructura[editar]

Los componentes básicos de la glándula mamaria son los "alvéolos" (cavidades huecas de unos pocos milímetros de grosor) recubiertas de células epiteliales secretoras de leche y rodeadas de células mioepiteliales. Estos alvéolos se unen para formar grupos conocidos como "lóbulos", y cada lóbulo tiene un "conducto lactífero" que drena en las aberturas del pezón. Las células mioepiteliales pueden contraerse de forma similar a las musculares, y así empujar la leche de los alvéolos a través de los conductos lactíferos hacia el pezón, donde se acumula en engrosamientos ("senos") de los conductos. Un bebé lactante esencialmente exprime la leche de estos senos.

Disección de una mama humana.
1.Grasa
2.Ducto lactífero/lóbulo
3.Lóbulo
4.Tejido conectivo
5.Seno del ducto lactífero
6.Ducto lactífero

Se distingue entre una "glándula mamaria simple", que consiste en todo el tejido secretor de leche que conduce a un único conducto lactífero, y una "glándula mamaria compleja", que consiste en todas las glándulas mamarias simples que abastecen un pezón.

Los seres humanos normalmente tienen dos glándulas mamarias complejas, una en cada mama, y ​​cada glándula mamaria compleja consta de 10-20 glándulas simples. (La presencia de más de dos pezones se conoce como politelia y la presencia de más de dos glándulas mamarias complejas como polimastia.)

También, haga clic aquí "Tejido de la mama" para ver una película sobre la mama.

Desarrollo y control hormonal[editar]

El desarrollo de las glándulas mamarias está controlado por las hormonas.

Las glándulas mamarias existen en ambos sexos, pero son rudimentarias hasta la pubertad cuando en respuesta a las hormonas ováricas, comienzan a desarrollarse en la hembra. Haga clic en [[1] para ver qué hace el tejido mamario en una mujer durante la menstruación.

El estrógeno promueve la formación, mientras que la testosterona lo inhibe.

En el momento del nacimiento, el bebé tiene conductos lactíferos pero no hay alveolos. Una pequeña ramificación se manifiesta antes de la pubertad cuando los estrógenos ováricos estimulan la diferenciación ramificada de los conductos en las masas esféricas de las células que se convertirán en alvéolos. Los verdaderos alveolos secretores sólo se desarrollan en el embarazo, donde el aumento de los niveles de estrógeno y progesterona causan una mayor ramificación y diferenciación de las células del conducto, junto con un aumento del tejido adiposo y un flujo sanguíneo más rico.

El calostro se secreta al final del embarazo y durante los primeros días después del parto. La secreción verdadera de la leche (lactancia) comienza unos días más tarde debido a una reducción en la progesterona circulante y a la presencia de la hormona prolactina. La succión del bebé provoca la liberación de la hormona oxitocina que estimula la contracción de las células mioepiteliales.

Cáncer de mama[editar]

Signos del cáncer de mama

Como se ha descrito anteriormente, las células de las glándulas mamarias pueden ser inducidas fácilmente a crecer y multiplicarse por las hormonas. Si este crecimiento se produce fuera de control, resultan en cáncer. Casi todos los casos de cáncer de mama se originan en los lóbulos o conductos de las glándulas mamarias.

Tipos de cáncer de mama

  • DCIS: Carcinoma ductal in situ
  • LCIS: Carcinoma lobular in situ
  • Carcinoma ductal invasivo
  • Carcinoma lobular invasivo
  • Cáncer de mama inflamatorio
  • Enfermedad de Paget

Homeostasis[editar]

En conjunto, el sistema tegumentario juega un papel importante en el mantenimiento de la homeostasis. El sistema tegumentario es el sistema más externo del cuerpo y muchas de sus funciones están relacionadas con esta localización. La piel protege el cuerpo contra patógenos y productos químicos, minimiza la pérdida o entrada de agua, y bloquea los efectos nocivos de la luz solar. Los receptores sensoriales de la piel proporcionan información sobre el entorno externo, ayudando a la piel a regular la temperatura corporal en respuesta a los cambios ambientales y ayudando al cuerpo a reaccionar ante el dolor y otros estímulos táctiles. La gran superficie de la piel la hace ideal para la regulación de la temperatura. La tasa de pérdida de calor puede ser regulada por la cantidad de sangre que fluye a través de los vasos sanguíneos en la dermis cerca de la superficie de la piel. Cuando la temperatura corporal aumenta, como por ejemplo durante el ejercicio, el tono simpático se reduce y esto provoca la dilatación de los vasos sanguíneos que suministran a la piel. El aumento del flujo sanguíneo de la piel permite que el calor se pierda más rápidamente para que la temperatura corporal no se eleve por encima del rango homeostático normal. La tasa de pérdida de calor también puede ser impulsada por la producción de sudor, que absorbe el calor adicional a medida que se evapora. Por el contrario, si la producción de calor es menor que la requerida, los vasos dérmicos se contraen, se detiene la sudoración y el calor es conservado por el cuerpo.

Glosario[editar]

Areolar
El tejido conectivo areolar es un tejido flexible, de malla, con una matriz fluida y funciona para amortiguar y proteger los órganos del cuerpo. Actúa como un tejido de embalaje que sostiene los órganos internos juntos y en la posición correcta.
Lámina basal
La lámina basal (a menudo llamada erróneamente membrana basal) es una capa sobre la cual se asienta el epitelio. stá compuesta por una matriz electrodensa de entre 50 y 100 nm que consta a su vez de lámina lúcida y lámina densa.
Dermis
La dermis es la capa de piel debajo de la epidermis que consiste en tejido conectivo y amortigua el cuerpo del estrés y la tensión. La dermis está estrechamente unida a la epidermis por una membrana basal.
Epidermis
La epidermis es la capa más externa de la piel. Forma el envoltorio impermeable y protector sobre la superficie del cuerpo y se compone de epitelio escamoso estratificado con una lámina basal subyacente.
Fibroblasto
Un fibroblasto es una célula que produce las fibras estructurales y la sustancia fundamental del tejido conectivo.
Folículo piloso
Un folículo piloso es la parte de la piel en la que crece el pelo.
La hipodermis
Es la capa más interna del sistema tegumentario en vertebrados. Deriva del mesodermo, pero a diferencia de la dermis, no se deriva de la región dérmatoma del mesodermo.
Impétigo
es una infección cutánea superficial más común entre los niños de 2 a 6 años de edad. Las personas que practican deportes de contacto cercano como el rugby, el fútbol americano y la lucha libre son también susceptibles, independientemente de la edad.
Melanocitos
Son células situadas en la capa inferior de la epidermis de la piel y en la capa media del ojo, la uvea. A través de un proceso llamado melanogénesis, estas células producen melanina, un pigmento en la piel, los ojos y el cabello.
Melanoma
Un melanoma es un tumor maligno que se origina en los melanocitos. Es una forma muy maligna de cáncer de piel, y, aunque rara, es responsable de la mayoría de las muertes relacionadas con el cáncer de piel.
Onicólisis
Deformidad o enfermedad de las uñas
La capa papilar
es la más externa y contiene vasos sanguíneos que irrigan pero no penetran en la epidermis. Se compone de fibras dispuestas de forma suelta. Las crestas papilares forman las huellas dactilares.
Lámina reticular
La capa reticular es la capa más profunda y más gruesa de la dermis, su espesor varía en las distintas partes de la superficie corporal, siendo aquella piel que recubre la espalda más gruesa que la piel que recubre los párpados. Contiene la mayor parte de las estructuras (como las glándulas sudoríparas). La capa reticular está compuesta de fibras dispuestas irregularmente y resistes el estiramiento.


← Fisiología de la sangre Sistema tegumentario Sistema nervioso →
Fisiología humana