Electrónica de Potencia/INTRODUCCIÓN A LOS MÓDULOS DE INVERSIÓN/Principios de funcionamiento

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Principios de funcionamiento[editar]

El inversor corriente se compone de un oscilador que tiene el control sobre un transistor, este tiene como misión interrumpir la corriente de entrada y genera una onda rectangular. Dicha onda alimenta a un transformador que suaviza su forma, con la que hace que se aproxime a una onda más senoidal y produce la tensión de salida que necesitamos. La forma de onda de salida de la tensión de un inversor totalmente ideal sería sinusoidal. Para logra esto se utiliza una técnica de PWM para lograr que la componente principal sea más grande que las armónicas superiores. Los inversores más actuales han empezado a utilizar formas más avanzadas de transistores, como los IGBT, tiristores o los triac. Los inversores más eficientes utilizan varios artificios electrónicos para tratar de llegar a una onda que simule razonablemente a una onda senoidal en la entrada del transformador, en vez de depender de éste para suavizar la onda. Se pueden clasificar en general en dos tipos: 1) inversores monofásicos y 2) inversores trifásicos. Los inversores más avanzados utilizan la modulación por ancho de pulsos con una frecuencia portadora mucho más alta para aproximarse más a la onda seno o modulaciones por vectores de espacio mejorando la distorsión armónica de salida. También se puede pre distorsionar la onda para mejorar el factor de potencia (cos Φ). Los inversores de alta potencia, en lugar de transistores utilizan un dispositivo de conmutación llamado IGBT (Insulated Gate Bipolar transistor o Transistor Bipolar de Puerta Aislada).