Creación de videojuegos/Filosofía del juego

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Siguiente Pagina: Breve historia de los videojuegos
Volver al inicio: Creación de videojuegos

Creatividad y Desarrollo[editar]

Si las cosas se vienen haciendo de una forma, y alguien quisiera crear algo original, esta persona podría decir sin pensar más: "muy bien, hagámoslo al revés". Alguien más vendrá, y queriendo crear otra cosa podría unir las cosas hechas al derecho con las que están al revés, y tendría algo nuevo sin duda. Y de esa manera podrían seguirse creando nuevas cosas, haciendo variaciones y combinando. Si mezclas y volteas las cosas lo suficiente para que la gente crea que son nuevas, serán originales ¿no?. Tal vez funcione, sí. Pero hay personas que creen que esto no es todo lo que la creatividad debería ser, pues tienen la sensación de que es algo más sublime. Esa inconformidad es lo que lleva a la gente a pensar en el origen de las cosas como una alternativa más profunda para descubrir nuevas maneras de hacerlas. "¿Por qué las cosas son así?" Ese también es el punto de arranque de la filosofía.

Al preguntarnos el por qué de las cosas y tratar activamente de resolverlas, hacemos al menos un par de tareas: investigar sobre el tema, y suponer la manera en que funcionan. Investigamos en nuestra propia experiencia, y gracias a la comunicación también en la experiencia de los demás. De esta forma podemos hacer un modelo muy complejo acerca de las cosas, que utilizamos para poner a prueba nuestras suposiciones. Las suposiciones las hacemos para entender las cosas, y por lo general deberían calzar con lo que nuestra investigación nos revela para estar satisfechos. Este proceso no tiene ningún orden, podemos comenzar suponiendo cosas que coincidan, para luego darnos cuenta con más experiencia de que no son la regla, o que nos falta más experiencia para decidir algo. Lo importante es que este proceso nos da un gran poder creativo, mucho más que el de simplemente voltear y mezclar ideas tratando de hacerlas originales.

Entender la relación de las cosas con nosotros mismos, con el mundo, con el pasado y el futuro, y todo lo que en este ámbito se pueda encerrar, nos permite comenzar a preguntarnos: "¿Y si no fuera de esta manera? ¿Y si funcionara así?" Este es el punto en que podemos comenzar a crear algo nuevo. Todo el trabajo de creatividad que inició al preguntarnos el por qué de las cosas, apenas ha dado comienzo. Si queremos desarrollar esas ideas, haremos al menos un par de tareas: explorar la máxima extensión de nuevos funcionamientos para las cosas, y planear cómo crear las cosas originales. Tampoco tiene ningún orden este trabajo. Las exploraciones son muy largas, el que piensa en las diferentes formas como podría funcionar algo, e imagina un pequeño mundo con esas ideas, se dará cuenta de que cambian con el tiempo, evolucionan para ser algo más avanzado, no parece haber un final para idear nuevos funcionamientos. Eso posiblemente sea la creatividad. Curiosamente, a pesar de todo el gran esfuerzo hecho hasta este punto, hay personas que aún se sienten inconformes, y necesitan hacer sus invenciones realidad. Aunque en general, más que una inconformidad, es un deseo de ver las cosas funcionando porque creen que lo que han imaginado es una buena idea.

El trabajo de desarrollar una creación es muy difícil, y aún más cuando seguramente habrá que sacrificar algunos componentes del mini-mundo de funcionamientos que ha sido ideado, debido a la falta de recursos como tiempo, tecnología o dinero. Y es que ya estamos hablando de convertir un objeto ideal a un objeto real en un mundo lleno de limitaciones. El desarrollador debe motivarse para sacar el mayor provecho de sus circunstancias y de esa forma realizar su invención de la forma más parecida a como la imaginó. Entonces, al final, el objeto original es un acercamiento de la realidad con un sistema de ideas originales. Así que una creación no es solamente un pedazo de material sino que está rodeado de un "aura" de todas las cosas que su creador pensó que debían ser. Todo esto es posiblemente lo que hace de un desarrollo creativo algo sublime, y no solamente algo novedoso.

¿Qué es un juego?[editar]

Obviamente, antes de crear un juego debemos saber lo que es un juego. Del mismo modo que un cocinero no puede juntar los ingredientes necesarios y combinarlos para crear un alimento cualquiera, nosotros no podremos juntar los ingredientes necesarios y combinarlos para crear un juego cualquiera.

Un videojuego es un programa que permite al jugador una interacción no directa mediante elecciones para alcanzar una meta. Puede parecer simple, pero no lo es.

Primero, se dice que es un programa, independientemente de que sea para ordenador, consola o móvil, eso tanto nos da. Tendrá que ser un programa de todos modos.

Segundo, se dice que permite una interacción no directa con el jugador, dado que tu, si juegas a un juego, para que se mueva el personaje no tienes que coger el monitor y zarandearlo de un lado a otro, a ver si se mueve. No, el jugador pulsa una tecla y esta le ordena al juego que mueva al personaje. Tu, como jugador, no tienes que mover al personaje, sino decirle, mediante un dispositivo, al juego, que quieres mover al personaje a tal lado.

Tercero, se dice que la interacción es mediante elecciones.¿Significa eso que un juego de preguntas y respuestas es un juego, y un First Person Shooter estilo Doom o Half-Life no lo es? No, claro. Lo que ocurre es que en la mayoría de juegos tenemos que realizar miles de elecciones, algunas de ellas subconscientes, por segundo. Debemos decidir si movernos, a dónde, que tecla tendremos que pulsar... Eso diferencia mucho a un videojuego de una película o un libro, ya que no tenemos elección sobre cómo acabará o qué pasará luego.

Y por último, y muy importante, se dice que es para alcanzar una meta. Imaginemos, por ejemplo, un programa de edición de gráficos. En un principio, según las anteriores normas, podríamos estar ante un juego. Es un programa, tenemos la interacción no directa, las elecciones... pero, un momento. Esto no es un juego. ¿Por qué? Porque no tenemos ninguna meta que alcanzar. En teoría, que un juego no tenga fin es bueno, porque el jugador nunca tendrá que abandonarlo por haberlo completado. Pero hay veces que no tener ninguna meta acaba aburriendo a los jugadores. Sería como correr haciendo círculos, no acabarías nunca.

Bueno, espero que os haya ayudado un poquito al menos, a comprender que es un juego. Paso aquí de los elementos gráficos y auditivos (sonidos, imágenes...) porque ellos no forman el juego, simplemente lo hacen más atractivo.


Siguiente Pagina: Breve historia de los videojuegos
Volver al inicio: Creación de videojuegos