Chile y Latinoamérica en el siglo XX/Los conflictos bélicos de Chile durante el siglo XIX

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
← El surgimiento de los sectores medios a mediados del siglo XIX Los conflictos bélicos de Chile durante el siglo XIX Transformaciones culturales en el siglo XIX →
Chile y Latinoamérica en el siglo XX


El tema a tratar, en nuestro ensayo, serán las razones que llevaron a Chile a enfrentar tres conflictos bélicos durante el siglo XIX. Los tres conflictos bélicos fueron guerras que enfrentó Chile en el siglo XIX contra algunos países vecinos y otro del viejo continente. El problema a plantear son entonces las razones que llevaron a Chile a desatar tres conflictos bélicos en el siglo XIX. Para poder entender el tema se plantearán tres elementos o ideas centrales que se darán a conocer en un orden cronológico. En primer lugar está la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana, que comprende el periodo establecido entre 1836 y 1839. En segundo lugar, la guerra contra España, que ocurrió entre los años 1865 y 1866 y, en tercer y último lugar la guerra del Pacífico, que se dio desde 1879 hasta 1883.


Para dar a conocer el primer punto, podemos decir que se dio en el gobierno de José Joaquín Prieto. La guerra contra la Confederación Perú-Boliviana fue desatada según Alfonso de La Peña en su libro “Manual Historia de Chile” por la política amenazadora del general boliviano Andrés de Santa Cruz, este hombre se apoderó del Perú, pues este país presentaba una anarquía política, lo que favoreció al General boliviano para invadir con mayor facilidad el Perú. Entonces se preguntaran ¿por qué este personaje quiere hacer esto?, la respuesta a su pregunta es que esta persona tenía miras ambiciosas, y quería volver a formar algo así como el imperio incaico, ya que al parecer él era descendiente de los incas.


Profundizando más el tema podemos señalar que una de las causas de la guerra fue que la confederación Perú-Boliviana impuso gravosos impuestos a Chile, como por ejemplo el impuesto adicional que agregó al trigo que llegaba al Callao, pero a Chile no le pareció adecuado lo que hizo la Confederación e hizo lo mismo con el azúcar que exportaban ellos a Chile, ya desde aquí comenzaban las hostilidades entre estos países. Otra de las razones son deudas millonarias que Perú no quería cancelar a Chile, como era un préstamo que Chile le había otorgado de los empréstitos de Inglaterra, por otro lado está la ambición de Perú, la cual consistía en colocar al Callao como el primer puerto sudamericano, sobrepasando al puerto chileno, Valparaíso. Esto a Chile no le parecía bien, ya que a través de Valparaíso obtenía grandes ganancias en lo económico. Estos fueron algunas de las causas más leves.


Otra razón más gravosa es una expedición a cargo del chileno desterrado al Perú, Ramón Freire Serrano, la que se validaba de dos fragatas que zarparon el cuatro de Agosto de 1836, una de ellas se llamaba “Orbegoso”, en la cual iba el capitán Freire y la otra “Monteagudo”. Estas fragatas llegaron a Coquimbo y a causa del mal tiempo de ese lugar se dispersaron. En consecuencia, la fragata “Monteagudo” recorrió las islas de Juan Fernández en busca de “Orbegoso”, la otra fragata, pero la tripulación que era en la mayoría chilenos se amotinó y se dirigió a Valparaíso, informando las graves intenciones del capitán Freire, lo cual hizo que Chile hiciera uso de las armas para poder defender su estado nación libre y soberano, lo que llevó, unos meses después, a declarar la guerra a la Confederación Perú-Boliviana.


Ya tomando en cuenta el segundo elemento o idea, que es la guerra contra España, que fue desatada en el gobierno de José Joaquín Pérez Mascayano. Esta guerra se produjo porque España llegó a Perú fingiendo estrechar las relaciones de comercio y amistad con sus viejas colonias, pero España afirma que no le ha dado la independencia total a Perú, ya que aún Perú tenía unas deudas que presentaban los virreinatos. España aprovechándose de esto se apodera de las islas guaneras de Chincha, las cuales eran la principal fuente económica peruana, esta toma de islas hizo reaccionar a nacionales de Perú con protestas y extraordinaria agitación.


Lo más raro es que Chile no tenía cabida alguna en ese asunto que englobaba sólo a Perú y España, pero el sentimiento del americanismo chileno de esos tiempos hizo que Chile se entrometiera, lo que sí por nuestra parte creemos que también Chile se involucró porque creía que España podía volver a tomar el poder y tratar de expandirse territorialmente en Sudamérica, y así de esta manera se declarara la guerra a España en Septiembre de 1865. Gracias a nuestra valentía España decidió bombardear Valparaíso que era nuestra principal fuente de ingresos, como primer puerto de América. Después de esto no recibimos ninguna ayuda del Perú y así nos dimos cuenta de que aún no estábamos preparados para defendernos en caso de un conflicto contra un país mas avanzado, como en este caso, España.


El tercer punto, es la guerra del Pacífico que comenzó en el gobierno de Aníbal Pinto y dio término en el gobierno de Domingo Santa María, esta guerra es llamada también como la guerra del salitre u “oro blanco”. Dicho problema se desató por problemas limítrofes entre Chile con Perú y Bolivia, porque los límites de norte de Chile, sur de Perú y oeste de Bolivia no estaban muy bien definidos, del cual todos usaban las ganancias que esas tierras le brindaban, las cuales Bolivia decía que pertenecían a ella, esto produjo algunas diferencias entre estos últimos. No deberíamos dejar de destacar al gran personaje de esta guerra en el combate naval de Iquique, el señor Arturo Prat Chacón, que gracias a él nos dimos cuenta que sí podíamos contra nuestros contrincantes.


Un hecho económico que también puede ser enfocado como un motivo de guerra es que Bolivia rompió un acuerdo establecido, en el cual prometía que no aumentaría los impuestos, pero hizo todo lo contrario y dictó una ley que consistía en subir el impuesto en diez centavos por cada quintal de salitre que se exportara, pero ¿qué hizo Chile?, el gobierno chileno no estuvo dispuesto a pagar este impuesto antireglamentario, lo que trajo que Bolivia comenzara a rematar ilegalmente las salitreras, aunque sabía que eso sería motivo de problemas, Chile no permite que Bolivia remate más salitreras y desde ahí se acumulaban razones para desatar una guerra.


Queda claro que el motivo principal de esa guerra fue el salitre. Algo así como el hecho detonante comienza con que a principios de la década de 1870, a Perú le escaseaba su principal producto, el guano, y se propuso, para poder pasar su crisis; apoderarse del salitre existente en los límites hablados con anterioridad y firmó en 1873 un tratado “secreto” con Bolivia, el que consistía en unirse, atacar y defenderse mutuamente de Chile y así monopolizar el salitre. Como el libro “Historia de Chile” de Sergio Villalobos, Osvaldo Silva, Fernando Silva y Patricio Estelle afirma que Chile estaba apunto de declararle la guerra a Bolivia hasta que este tratado secreto se hizo público, entonces Chile pidió a Perú que declarara su neutralidad, de mal modo Perú se negó a ello. En virtud del acuerdo que lo ligaba a Bolivia. El gobierno de Chile, como respuesta declaró valientemente en abril de 1879, la guerra a Perú y Bolivia.


Finalmente, podemos concluir que no fue fácil para Chile constituirse físicamente en Sudamérica, ya que tuvo muchas diferencias con países vecinos como es el caso de Bolivia que aún hoy en día sigue exigiendo su derecho al mar que perdió legitimamente en la guerra del Pacífico.


Desde nuestro punto de vista hubo un conflicto que se pudo haber evitado, el cual fue la guerra contra España, porque como antes dijimos Chile no tuvo otra razón más para entrometerse que el sentimiento de la unión y cooperación latinoamericana, cosa que no fue correspondida ni agradecida por aquellos que se autoproclamaban naciones "hermanas"; pero bueno, lo hecho hecho está y de las honorables acciones no se debe arrepentir.


Algo mas sobre el tema, son algunas consecuencias de estas guerras como por ejemplo la guerra contra la confederación que es donde se disuelve esta temible potencia y se esfuma el sueño ambicioso del General Andrés de Santa Cruz. Por otro lado, está la guerra contra España, cuyas consecuencias no fueron solamente positivas sino que también negativas para nuestro país, el bombardeo a Valparaíso y deterioradas relaciones con España, sin embargo siempre hay algo bueno que rescatar, en este caso es que nos apoderamos de una fragata llamada Covadonga, que después nos va a servir para dar la lucha en la guerra del Pacífico. Esta última tiene algunas consecuencias importantes para nuestro país las cuales consisten en que capturamos a la fragata peruana “Huascar”, con la soberanía del salitre y nos apoderamos de dos regiones como es el caso de Tarapacá y Antofagasta.


Para finalizar pensamos que para poder hacer, crear o formar algo con una buena base tiene que ya haber pasado por sus altos y sus bajos, sus buenos y malos momentos, para llegar así a concretarse como lo a hecho nuestra república que hoy en día pasa por un buen momento en lo económico y político, quizás el mejor de toda nuestra historia de vida republicana que ya en unos años más cumple su bicentenario.


Nuestra intención es mostrar de manera objetiva aquellos hechos históricos acaecidos, que tantas veces se tratan infructuosamente de reinterpretar de manera belicosa, para que aquellos que resultamos victoriosos y que hemos actuado de manera sensata a través de los años en materia diplomática y respeto de tratados, de alguna forma nos sintamos culpables y arrepentidos. Algo importante a destacar es que el concepto de hermandad y cooperación entre naciones es hoy en día mas que una herramienta, una necesidad que conlleva no solo al respetuo mutuo sino a multiples ventajas tanto en lo económico, como en lo cultural, etc. La Unión Europea es un ejemplo vivo de ello. Sin embargo, este objetivo jamás se alcanzará por medio del perjuicio y la humillación de un país que no tiene nada por el que arrepentirse y mucho menos por el cuál pedir disculpas, sino por medio de la madurez principalmente de aquellas naciones que resultaron vencidas y que hasta hoy se niegan a aceptarlo.


Fuentes de información

-Libros impresos:

De la Peña. Alfonso: “Manual Historia de Chile”.Ediciones Occidente. Santiago Chile 1997

Villalobos Sergio, Silva Osvaldo, Silva Fernando, Estelle Patricio: “Historia de Chile”. Editorial Universitaria. Santiago de Chile 1998

Hernández-Blanco Ediciones. “Historia Didáctica de Chile”. Ediciones Occidente S.A. Santiago Chile 1992

Y otros.


-Sitios Web:

LAGUERRADELPACIFICO.CL: http://www.laguerradelpacifico.cl/Causas%20y%20tratados/causas.htm visualizado el 24-09-2005

SOBERANIACHILE.CL: http://www.soberaniachile.cl/norte2c.html, http://www.soberaniachile.cl/norte2a.html visualizado el 19-09-2005

ICARITO.CL: http://www.abrasol.com/moodle/mod/resource/view.php?id=21 visualizado el 07-09-2005

MEMORIACHILENA.CL: http://www.abrasol.com/moodle/mod/resource/view.php?id=19. visualizado el 31-08-2005

ODISEA.UCV.CL: http://www.odisea.ucv.cl/pags/fset/unidad2c.html visualizado el 27-09-2005