Artes culinarias/Recetas/Tarta selva negra

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Tarta selva negra[editar]

Archivo:Selva negra thumb.jpg

Ingredientes para el bizcocho:

  • 1 yogurt natural, guardando el vaso de plástico del mismo para las posteriores medidas.
  • Por el vaso del yogurt: 1 vaso de aceite de oliva o girasol, 2 vasos de azúcar y 3 de harina.
  • 4 o 5 cucharadas soperas de cacao o similar.
  • 1 sobre de levadura de repostería.
  • 4 huevos.

Ingredientes para el relleno y adorno:

  • 1 tarro de mermelada de guindas.
  • 3 bricks pequeños de nata para montar.
  • azúcar al gusto.
  • Oporto o coñac para mojar la tarta.
  • Agua para mojar la tarta.
  • Chocolate negro para rallar con un cuchillo o rallador.
  • Guindas confitadas.

Para hacer el bizcocho de mezclan los huevos, yogurt, aceite, harina, azúcar, levadura y cacao en un recipiente y se pasa por la batidora. Se introduce todo en un molde mas bien pequeño para que al subir el bizcocho, la tarta quede alta. El molde ha de ser de preferencia de tipo repostero de los que se quitan las paredes para sacar el bizcocho sin romperlo. Se ha de introducir en el horno previamente calentado, a unos 200 grados. Sin abrir el horno se deja cocer el bizcocho a unos 180 grados. Si se puede poner a calentar sólo por debajo, mejor, así evitaremos que se queme por arriba. Si no es posible, colocamos un papel tipo albal encima para que no se queme. Se sabrá que está hecho cuando se pinche con un cuchillo y salga limpio. El tiempo varía según el horno. Cuando menos se abra la puerta más subirá el bizcocho.

Mientras, se pone el oporto en un cazo. Las cantidades varían en función del gusto, soliendo ser lo habitual un baso de oporto, dos de agua y uno de azúcar, que se pondrá al fuego para hacer un jarabe con el que mojar la tarta. Se remueve bien para que no se queme y cuando el azúcar se halla deshecho y quede algo reducido el líquido, procederemos a mojar la tarta. Los bricks de nata se han de montar echando el contenido en una fuente alta y batiéndolo con una varilla que no sea de acero. Si se dispone de batidora que levante claras también sirve. Cuando la nata no se despegue de la varilla, ya está lista para echar el azúcar a la nata. La cantidad, al gusto. Más o menos dulce.

Se saca el bizcocho del molde tras dejarlo enfriar y se corta en tres trozos, formando tres tapas para rellenar luego con los otros ingredientes. Se coloca el primero en una fuente para la tarta y se moja bien con el jarabe hecho con el oporto. Tras ello se pone una capa de mermelada de guinda y sobre ella una capa de nata. Se coloca sobre esto la segunda tapa de bizcocho y se vuelve a mojar y colocar otra vez la mermelada y la nata. A continuación se coloca la última tapa y se moja como las anteriores. Con un cuchillo tipo jamonero o con la hoja larga, extendemos una fina capa de nata sobre la última tapa. Sobre esta capa echamos ralladuras del chocolate negro para decorar. Necesitamos una manga pastelera para decorar la tarta. En ella introducimos la nata que nos quede para decorar como en la imagen, usando la boquilla más pequeña de la manga para que quede más marcado el dibujo. Para finalizar, se hacen varios adornos con la nata en la parte superior y se colocan las cerezas confitadas. Consumir pasadas unas horas en la nevera.


Consejos:

  • La mermelada de guindas se puede sustituir por otras pero el toque ácido de la guinda hace que la tarta no resulte empalagosa.
  • Cuanto más se moje la tarta más rica estará.
  • Cuanto más fría, más sabrosa y menos empalagosa.
  • Para cortar el bizcocho en las 3 tapas se puede utilizar un cuchillo jamonero que sea más largo que el diámetro de la tarta.
  • Para rallar el cocholate con poner la tableta de canto sobre un papel y rallar con un cuchillo quedarán trozos bastante gruesos, que gustará encontrar como tropezones sobre la tarta.