Aprendizaje colaborativo y Redes sociales/Roles Docente y Alumno

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La educación tradicional, concebida bajo influencias conductistas y cognitivistas, contempla al alumno como un ente vacío de conocimiento, que debe ser rellenado. El profesor es el encargado de transmitir los conceptos necesarios, bajo la idea de que, de este modo, se producirá el aprendizaje. Se establece una relación jerárquica en la que el docente posee el control de los contenidos, los tiempos y los modos de evaluación, mientras que el discente ocupa un papel pasivo.

Por el contrario, el paradigma constructivista, bajo el cual se ampara el aprendizaje colaborativo, contempla el sistema de enseñanza-aprendizaje como un proceso en el que el alumno ocupa un papel proactivo, automotivador, investigador, con el cual “crea” su propio aprendizaje. El docente se convierte en un guía que facilita la búsqueda, motiva y acompaña a lo largo del proceso.

Rol docente-alumno

En definitiva, si comparamos con las clases magistrales tradicionales presenciales, la enseñanza en un entorno virtual supone un cambio en el rol del profesor, pasando de ser un transmisor de conceptos, a un “facilitador del proceso de aprendizaje” (Pérez-Mateos y Guitert, 2010). Aunque, como apuntaba Clark (1983), los medios por sí solos no son responsables del aprendizaje, sino que éste depende de la metodología utilizada y de la implicación del alumno. Por tanto, el hecho de utilizar estos nuevos recursos no garantiza una mejora en el sistema enseñanza-aprendizaje. Son necesarios una serie de cambios que conduzcan hacia un aprendizaje significativo (Jonassen, 2005).

En resumen, según Reigeluth (2012), los nuevos roles se resumen en:

  • Para los profesores: diseñar el trabajo del estudiante, facilitar el proceso de aprendizaje y actuar como mentor.
  • Para los alumnos: realizar un trabajo activo, autodirigirse y automotivarse, aprender enseñando a otros.