Diseño del automóvil

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar
Nomenclatura de los pilares.

La Irracionalidad en los automóviles es el incorporar características irracionales en el diseño de un automóvil, usualmente para satisfacer necesidades psicológicas irracionales del comprador.

En este artículo se discutirán tan solo los elementos irracionales introducidos por el fabricante en un automóvil. Los elementos irracionales añadidos por particulares pertenecen a otros artículos (tuning, custom, lowrider, pimpmobile, hotrod...).

Parte de los enlaces de esta página son a la Wikipedia en inglés.

Para seguir las explicaciones, tener presente la Nomenclatura de los pilares (dibujo de la derecha).

Tipos de irracionalidades[editar]

Falso aerodinamismo[editar]

Renault 12 Sedan. La "Línea en flecha" de este coche, con el capot ascendente y el maletero descendente, parecía muy aerodinámica y "avanzada".Una de las críticas que recibía el Sedan era su escaso maletero para la longitud del coche, fruto de la línea descendente. *No obstante, el Renault 12 familiar, con una capacidad de carga muy superior, era curiosamente más aerodinámico y mejor rutero que el Sedan. Fuente [1]
Lamborghini Countach, lanzado en 1974. Su forma "dramática" fue fruto de encargar el diseño a Marcello Gandini, un joven estilista de Bertone, con ideas originales pero escaso interés por la aerodinámica. El Cx de este coche es de 0.42, peor incluso que el del Volkswagen escarabajo, diseñado en los años 1930 (Cx 0.38). Como comparación con un coche contemporáneo, el Citröen GS, lanzado en 1970, tenía un Cx 0.31, y además aprovechando mucho mejor el espacio.

Ver más en: Factores que afectan a la aerodinámica de un coche

No es lo mismo que un coche parezca ser aerodinámico que lo sea realmente. El que un coche sea más o menos aerdinámico depende más de detalles tales como el enrasado de las lunas ( Audi 100 ) o el carenado de los limpiaparabrisas ( Ford Scorpio ) que de formas espectaculares (Citröen CX, Lamborghini Countach ).

Algunas veces los carroceros se dejan llevar por las apariencias y las ideas preconcebidas más que por los resultados del túnel de viento. Algunos ejemplos.



Neumáticos de bandas blancas[editar]

Chrysler Imperial de 1955. Neumáticos de bandas blancas. El vehículo, además, es un Hardtop de dos puertas.

Los neumáticos de bandas blancas eran neumáticos con una banda de goma blanca en los laterales externos. Eran una característica de los coches de lujo, al menos, o de los coches que aspiraban a ser considerados como lujosos. Su fabricación y mantenimiento era más complejo, y además la goma blanca es más débil mecánicamente que la negra, debido a los distintos aditivos que necesitaba. Gran parte de los coches presentados en esta página tienen neumáticos de bandas blancas. En muchos casos, esas bandas blancas eran meras imitaciones de precursores del "moding", añadidas laboriosamente con una mano de pintura blanca sobre las cubiertas negras normales.



"Tapa de cubo de basura"[editar]

La "Tapa de cubo de basura" (es así como la llamaban sus críticos) era una moldura en la tapa del capó que simulaba cubrir la rueda de repuesto.

El nombre "Tapa de cubo de basura" está recogido por Michael Sedgwick en su libro "Automóviles de los años 50 y 60".

Lincoln Continental Mark II. El coche que empezó la moda. La rueda de repuesto estaba realmente debajo de la moldura, entorpeciendo el acceso al maletero. El coche negro de la izquierda tiene una "Opera Window" en el Pilar C.
Lincoln Continental Mark III, 1970. La rueda de repuesto ya no está realmente debajo de la moldura. Uno de estos vehículos aparece en la película The French Connection.



Comenzó siendo un elemento estilístico en el coche de super-lujo de 1955 Lincoln Continental Mark II. Este elemento imitaba a los coches de lujo de los años 1920 y 1930, que frecuentemente portaban la rueda (o las ruedas) de repuesto en esta posición. Este vehículo portaba realmente la rueda de repuesto debajo de la moldura, lo cual entorpecía el acceso al maletero.

El Continental Mark II era un coche de súper-lujo, vendido al nivel de precio de los Rolls Royce contemporáneos y con nivel de calidad de fabricación superior a cualquier otro producto Lincoln. Lincoln (la división de coches de tope de gama de Ford) lo vendía a un precio inferior al precio de coste, ya que era lo que se llama un "loss leader", esto es, un producto que de por sí hace perder dinero a la compañía, pero que estimula la venta de otros productos.

Siendo un éxito la Tapa de cubo de basura como "símbolo de distinción", otros fabricantes empezaron a incorporarlo, pero como un simple adorno, sin cubrir realmente la rueda de repuesto, vistos los inconvenientes de la colocación de la rueda de repuesto en esa posición.

Otros fabricantes hicieron su propia adaptación del tema, trasladando la Tapa de cubo de basura al centro de la tapa del maletero, donde, como es lógico, nunca se situó realmente la rueda de repuesto.

Packard Hawk. La Tapa de cubo de basura es un simple adorno.
Cadillac Eldorado Biarritz de 1976. Tapa de cubo de basura en la tapa del maletero. Nótense los radios de la falsa rueda.




Ruedas de radios[editar]

Ruedas de radios auténticas en un Ford Thunderbird de 1956.
Imitación de ruedas de radios en un Cadillac Seville de 1980.



Las ruedas de radios eran un elemento puramente decorativo: Más caras de fabricar, más difíciles de mantener (los radios podían combarse y perder el equilibrado) y más pesadas que la ruedas de chapa embutida convencionales.

Finalmente, los fabricantes optaron por crear tapacubos que imitasen el aspecto de una rueda de radios, cuyo único inconveniente es que es difícil limpiarlas.

Mascotas de radiador[editar]

Las "mascotas" (símbolos de la marca) comenzaron siendo adornos que los fabricantes añadían como adorno e identificación en el tapón roscado que cerraba el radiador, que estaba expuesto en los primeros vehículos.


"Espíritu del éxtasis" o "Emily" en un Rolls Royce.

.

Mercedes-Benz 320 Cabrio de 1938. Estrella de tres puntas sobre el radiador.





Las mascotas más famosas son la estrella de tres puntas de Mercedes-Benz y el "Espíritu del éxtasis" de Rolls Royce.

Al evolucionar el diseño de carrocerías, el radiador pasó a estar oculto, pero la mascota, ya sin ninguna función salvo la de adornar, siguió en el mismo lugar.

¿Por qué era irracional la mascota?: Aparte de que quitaban visibilidad y era objeto frecuente de robos y vandalismo, las mascotas eran peligrosas, ya que en caso de atropello podían causar graves heridas a los peatones. Este es el motivo por el cual Mercedes-Benz empezó a instalar sus estrellas sobre una bola articulada en los años 1970.

"Cisne" de un Packard
Motivo en forma de cohete en un Packard



Woodies (Familiares con partes de madera)[editar]

Biscuter Comercial. Un raro woodie español. Esta conversión era estrictamente utilitaria, ya que la madera era el material más barato y accesible para añadir una zona de carga al modesto Biscuter.
Packard 120 Woody DeLuxe. 1941. La madera es auténtica, y cumple una función estructural.



Estos vehículos fueron denominados Rubias en España, dado que la madera con la que se construían solía ser de color claro. Era normal que, al hablar en en una revista especializada española contemporánea de, digamos, un Seat 1500 Familiar, se le llamase "Seat 1500 Rubia", a pesar de que no hubiese madera auténtica ni simulada en este vehículo. Otras denominaciones para esta carrocería (y para el "Familiar") fueron Ranchera y Jardinera.

La historia del Woodie (Wood, madera. Woodie, hecho de madera) es una historia de cambios tecnológicos y sociales.

En los años 1920, algunos carroceros empezaron a adaptar chasis de sedanes para transportar bultos. Esta adaptación les daba una forma muy parecida a lo que actualmente llamamos "Familiar" o "Station Wagon". dado que los coches de aquella época tenían el chasis independiente de la carrocería, era posible hacer cambios en la carrocería sin afectar a al estructura básica del vehículo, por lo que los paneles de carrocería modificados solían ser de madera, ya que este material hacía posible una transformación artesanal, dado que el estampar paneles metálicos requiere de una gran inversión inicial.

En aquella época el coche era aún un artículo minoritario, y el método de transporte más popular era el ferrocarril, surgiendo así para muchos hoteles el problema de que sus clientes necesitaban transportar maletas y bultos desde la estación de ferrocarril hasta el hotel. Los hoteles, consecuentemente, adquirieron flotas de estos vehículos para transportar maletas de clientes desde la Estación del tren hasta el hotel. De ahí el nombre "Station Wagon".

En los años 1930 empezaron a aparecer Woodies de lujo. Probablemente por la asociación mental del woodie con el tiempo de ocio y los hoteles de lujo que los empleaban. Lejos de la connotación utilitaria y comercial que el "Familiar" tuvo en Europa, en Estados Unidos el "Woodie" era muchas veces el tope de gama, un vehículo muy caro y cargado de extras, y un símbolo de status social.

    • Hasta esta época, el woodie tuvo los paneles de madera dictados por necesidades técnicas.

En los años 1950 los vehículos para transporte de bultos ya eran vehículos de gran serie, y no conversiones artesanales, por lo que estaban construidos exclusivamente con chapa metálica. El woodie ya no tenía ninguna razón de ser, salvo el mentenimiento de unas expectativas psicológicas del comprador sobre como "tenía" que ser un familiar de lujo. La madera, todavía madera auténtica, era ya un mero aplique sobre una carrocería metálica, encareciendo la fabricación y complicando el mantenimiento del vehículo.

En los años 1960 y 1970 el woodie es ya un mero ejercicio de estilo, ya que la "madera" consiste ya en unos paneles de falsa madera adheridos a la superficie de la carrocería.

Ford Woody de 1948. Nótese que la puerta delantera está estructuralmente hecha de madera.
Buick Roadmaster de 1950. La madera es auténtica, pero ya no cumple ninguna función estructural. El coste de insertar madera en la carrocería del vehículo y el mantenimiento suplementario que esta madera necesitaba tenía como único fin el dar al comprador la imagen del woodie auténtico.



Ford Country Squire de 1960. Madera simulada pegada sobre la carrocería. Nótense además las Aletas posteriores y los neumáticos con banda blanca. El vehículo dispone de tres filas de asientos con tapicería de "fantasía". No tienen cinturones de seguridad ni reposacabezas. La madera se va extendiendo, tímidamente, hacia los paneles que cubren las ruedas anteriores.
Ford Country Squire de 1967. Madera simulada pegada sobre la carrocería. Los paneles de falsa madera ya cubren sin reservas los paneles de las ruedas anteriores.

]



Ford LTD Country Squire de 1968. Madera simulada pegada sobre la carrocería. El vehículo blanco de la izquierda un raro Hardtop familiar de dos puertas.
Jeep Wagoneer XJ.El tema "woodie", reducido ya a un simple adorno de carrocería, se siguió usando en algunos vehículos muy posteriores, especialmente en Todo terrenos.



Morris 1000 Traveller. 1971. El Morris 1000, un vehículo que se lanzó al mercado en 1948 como Morris Minor, era en 1971 un anacronismo. Curiosamente, la última versión en dejar de fabricarse fue la Traveller, esto es, la versión con zona de carga de madera, ya que el público comprador tenía un gusto sentimental por la estética de este vehículo.



Falso descapotable[editar]

Ford Thunderbird de 1969. Nótese el aplique de vinilo simulando ser parte del techo en la puerta trasera.

El falso descapotable incorpora elementos que simulan que el vehículo es descapotable, como, en el caso presentado, la falsa varilla articulada en el montante C.

Para simular el techo descapotable, el techo metálico está revestido con vinilo acolchado.

El que la puerta trasera límite con la falsa varilla era una estratagema habitual en este tipo de vehículos. Nótese el vinilo pegado al cristal de la puerta trasera para simular la capota. Este vinilo creaba un punto ciego en el pilar C.



Ford Thunderbird de 1968.
El mismo modelo, pero con la puerta cerrada.


Portholes[editar]

Buick de 1951. Los 3 Portholes indican que este era un Buick más económico.
Buick con 3 Portholes.


Buick con tres Portholes.
Buick Skylark de los años 1960. Los Portholes se han convertido en un adorno simbólico.


Iniciados por Buick en 1949 (y llamándose inicialmente "Ventiports"), los Portholes eran una serie de tres o cuatro perforaciones en la aleta delantera del coche, detrás de las ruedas delanteras.

El origen de este elemento estilístico estuvo en una customización hecha por un particular en la cual, además, había una luz dentro de cada perforación, que se encendía sincronizadamente con cada bujía.

Los Portholes no cumplían ninguna función real, salvo la de señalar que el vehículo era "especial". Inicialmente, los Buick más económicos tenían 3 Portholes, y los más caros 4. Cuando el número de Portholes se estandarizó en todos los modelos, los propietarios de Buick con 4 Portholes se quejaron.

En el 2003 los Portholes se reintrodujeron en el Buick Park Avenue. También aparecen el el Buick Lucerne. En este último vehículo las versiones de 6 cilindros llevan 6 Portholes, y las de 8 cilindros 8.

Buick Lucerne (centro) con 3 Portholes, que indican que el vehículo tiene 6 cilindros.
Buick Lucerne con 3 Portholes.


Tailfins ("Aletas")[editar]

Plymouth Belvedere de 1957. Los coches de General Motors tuvieron las aletas más exageradas.
Mercury Park Lane de 1959. Robert McNamara, de Ford, consideraba a las aletas una extravagancia, por lo que se reservaban para los topes de gama de la compañía, como este Mercury. Este coche, además, fue criticado porque, al encenderse los intermitentes de noche, se veía iluminarse una punta de flecha (triángulo rojo) señalando al sentido opuesto al que iba a girar el vehículo.



Cadillac Eldorado Brougham.
Cadillac Eldorado Brougham. Las aletas podían llegar a ser un peligro si un peatón tropezaba y se golpeba con ellas. Nótese la nula protección que daba el parachoques contra pequeños golpes de aparcamiento.



Chevrolet de 1955. Nótense, al ser este un vehículo "funcional" de policía, los neumáticos sin bandas blancas.




Cadillac Eldorado de 1959. Aletas tipo "cohete espacial". Este vehículo se considera como el cénit de las Aletas.



Las aletas se iniciaron en Estados Unidos, siendo comúnmente aceptado que el jefe de diseño de General Motors Harley Earl fue el primero en usarlas, inspirándose, según dijo, en el avión de caza P-38 Lightning.

Fue también General Motors el fabricante que las utilizó con mayor entusiasmo, especialmente en su división de coches de lujo, Cadillac. En Ford, por ejemplo, las aletas nunca fueron tan grandes, ya que el tecnocrático Robert McNamara las consideraba una extravagancia (Fuente: Película-documental-entrevista con Robert Mcnamara "Rumores de guerra", "Fog of war").

En los años 1950 se fueron extendiendo por más y más coches. Alcanzaron su máxima influencia en los años 1958-1960, siendo comúnmente aceptado que el coche que las utilizó de forma más extravagante fue el Cadillac Eldorado de 1959.

Empezaron a desaparecer a partir de 1960. A principios de los años 1960 ya sólo estaban presentes de forma vestigial en los modelos nuevos.

No tenían ninguna función, salvo la de dar al automóvil un aspecto "impresionante".

¿Por qué eran irracionales las aletas?: Las aletas encarecían y lastraban el coche, entorpecían el acceso al maletero, complicaban el mantenimiento anticorrosivo y eran un riesgo para los peatones.

Aletas vestigiales en un Cadillac de Ville de 1962
Cadillac Sedan de Ville de 1972. Las aletas casi han desaparecido. El vehículo además es un hardtop de 4 puertas.



Aletas en Europa

Las aletas en Europa fueron mucho más moderadas que en Estados Unidos, y además llegaron con cierto retraso, haciendo así que vehículos con aletas se siguiesen fabricando en Europa hasta bien entrados los años 1970.

Mercedes Benz 190. Mercedes Benz decidió no llamar "Aletas" a sus aletas, sino "líneas de visión", teóricamente con el fin de ayudar a situar el vehículo al aparcar.
Peugeot 404.



Opel Kadett. Incluso vehículos modestos llegaron a tener esbozos de aletas.


Hood scoop[editar]

Hood Scoop en Ford Thunderbird de 1959.
Hood Scoop en Ford Thunderbird de 1964.

El Hood Scoop es una toma de aire sobre el capó del motor de un automóvil.

Esta toma de aire puede ser funcional o un mero adorno, empeorando ambas la aerodinámica del vehículo. Las tomas funcionales provocan además problemas de entrada de agua en el compartimento del motor.

Ver también (en inglés) Hood Scoop

Fender skirts[editar]

Fender Skits en Citröen CX.
Fender Skirts en Cadillac Fleetwood.



Los Fender skirts eran piezas de metal que cubrían parcialmente la rueda trasera. Eran un elemento primordialmente de estilo, aunque también mejoraban ligeramente la aerodinámica del vehículo.

Ver también (en inglés) Fender skirts


Carrocería tipo Hardtop[editar]

Carrocería tipo Hardtop en un Pontiac Catalina. Nótese la simulación en la chapa de la estructura que soporta el techo de un descapotable auténtico. El techo es fijo, no descapotable
Ford Galaxie Starliner de 1960.Hardtop de 2 puertas. Nótense también las Aletas traseras, vestigiales ya en 1960.



Las carrocerías tipo Hardtop ("Techo duro") eran una especialidad norteamericana. Consistían en una versión sin pilar B de un vehículo de serie.

El propósito del Hardtop es conseguir la estética del convertible, pero evitando algunos de sus inconvenientes.

Lo más frecuente es que fuesen vehículos de dos puertas, pero también se llegaron a hacer versiones hardtop de vehículos de 4 puertas e incluso de familiares.

¿Porqué es irracional el Hardtop?:

  • La ausencia del pilar B hacía que el vehículo perdiese rigidez torsional y resistencia en caso de vuelco o accidente. Los Hardtop, por consiguiente, eran frecuentemente chasis o monocascos de convertibles (y por lo tanto reforzados) a los que se añadía un techo fijo. El Hardtop era, por tanto, más pesado que el vehículo normal del que se derivaba, pero con menor rigidez torsional.
  • La falta de pilar B en los Hardtop de 4 puertas provocaba problemas de ajuste y de filtraciones de agua entre las puertas. A veces, debido a la flexión de la carrocería, las puertas podían llegar a abrirse sobre la marcha al tomar una curva pronunciada.
Hardtop de 4 puertas.
Oldsmobile Dynamic 88 de 1960. Además, tiene aletas vestigiales.




Un infrecuente ejemplo moderno de Hardtop es el Renault AvanTime. Este vehículo, basado en el Renault Space contemporáneo, necesitó de un extenso trabajo de refuerzo estructural para mantener la misma rigidez del Space pero sin pilar B. Este refuerzo supuso un importante aumento de peso. La ausencia del pilar B obligó además a diseñar un muy grueso pilar C, con la pérdida de visibilidad que ello supone. Nótese el pilar C pintado para simular una descapotabilidad inexistente. El coche tuvo poco éxito comercial, y sólo 8,545 AvanTimes fueron construidos dese el año 2001 hasta el 2003.
Mazda RX-8. Otro raro caso moderno de Hardtop, en este caso de 4 puertas.




Carrocería tipo Sedan[editar]

La carrocería de tipo Sedan es el "Tres Volúmenes" clásico. Esta carrocería presenta varios inconvenientes:

  • Impide un aprovechamiento óptimo del espacio ocupado por el vehículo.
  • Hace que sea muy difícil incorporar una quinta puerta, por lo que normalmente estos vehículos tienen una tapa de maletero convencional, que proporciona un peor acceso a la zona de carga..
  • Empeora el Coeficiente Aerodinámico del coche. Cuando el aire se despega del borde posterior del techo, empieza a crear turbulencias sobre la tapa del maletero. En un semibreak (por ejemplo: Renault 25, Mitsubishi Carisma) no sucede tal cosa.

El motivo para que sigan fabricándose sedanes es que, para una parte de los compradores, es la única forma psicológicamente aceptable para un coche. En países anglosajones, además, al 2 volúmenes se le llama despectivamente "Econobox", dando a entender que un coche de dos volúmenes es un coche barato e inferior, precisamente por su carácter utilitario.

Citröen AMI-6 Sedan. Los diseñadores de Citröen tuvieron que inclinar hacia atrás la luneta trasera para evitar que los pasajeros traseros la golpearan con la cabeza. Este es uno de los sedanes más "forzados" que haya existido.
Citröen AMI-6 Break Club de 1969. Misma longitud que el AMI-6 Sedan. Mejor aerodinámica, habitabilidad, acceso al maletero y capacidad de carga.




Opel Omega Sedan


Opel Omega Familiar. Mayor versatilidad en la misma longitud.



Carrocería con portón trasero no vertical[editar]

El cristal trasero de los coches se suele inclinar, resultando así en un peor aprovechamiento del espacio. A veces los mismos fabricantes producen dos versiones del mismo vehículo: Una, con cristal trasero inclinado (concesión al estilo y a la aerodinámica) y otra, con cristal trasero vertical (primacía del aprovechamiento del espacio).

FIAT Panda. Nótese la inclinación del portón trasero, que reduce el volumen de carga disponible.
FIAT Panda Van.El fabricante ha aprovechado mejor el espacio en la versión comercial del vehículo.



VW Polo, versión "cupé". El cristal trasero está inclinado.
VW Polo con cristal trasero vertical



Renault Megane I. Luneta trasera muy inclinada.
Renault Megane I Scénic. La versión "utilitaria" del Megane sí tiene el cristal trasero casi horizontal.



Renault 4. Incluso un vehículo tan utilitario y revolucionario (primer vehículo de serie con quinta puerta) como el Renault 4 tiene el portón trasero inclinado, desaprovechando así el espacio.
Renault 4 F. la versión especializada en carga sí tiene el portón trasero vertical.





Algunos dueños de 2CV adaptan un maletero adicional a la "cola" del 2CV. Este maletero no incrementa la longitud del vehículo, pero sí aumenta el volumen disponible para la carga.



A principios del Siglo XXI los fabricantes parecen menos remisos a equipar a sus coches con portones verticales o casi verticales.

Algunos ejemplos:

Nuevo Fiat Panda.
Hyundai Matrix.
Mazda 2.



Daihatsu MOVE.
Hyundai Atos Prime .2004.
Mazda Demio.



Irracionalidades que perjudican la visibilidad[editar]

A veces, los diseñadores, tratando de dar "carácter" a un coche, introducen elementos de estilo que restan visibilidad al conductor.


Ford Thunderbird de 1957. "Ojo de Buey" en el pilar C.
Lincoln Continental Town Coupe. "Opera Window" en pilar C. Además, el techo acolchado de vinilo simula una descapotabilidad inexistente.



Ford Thunderbird de 1975. Ventanilla en pilar C artificialmente pequeña, el techo además está acolchado para simular una descapotabilidad inexistente.
Renault Megane II. lanzado en el año 2003. Fue coche del año, y ganó 5 estrellas en el test EuroNCAP. No obstante, el pilar C triangular, una concesión al estilo, deja al conductor con un gran punto ciego. El coche fue también criticado por su "Cola de pato", que no aprovecha bien el espacio que ocupa.



Alargamiento artificial[editar]

Renault 8
Renault 10. Versión alargada del Renault 8.



El Renault 10 ("Compacto de lujo", según Renault) era una versión alargada y sobrepotenciada del renault 8. Los carroceros de renault alargaron el R-8 doce centímetros por delante, y 8.5 por detrás, para equilibrar la línea. El alargado delantero servía para mejorar algo la pobre aerodinámica y el espacio del maletero (El Renault 8 era de motor trasero), el alargamiento trasero sólo servía para "equilibrar" la silueta del vehículo y para dificultar el aparcamiento. Fuente [2]

Los Renault 10 fueron muy visibles en las carreteras españolas, al ser coches de dotación de la Guardia Civil.

Parachoques irracionales.[editar]

Cadillac Eldorado Brougham. Parachoques cromados y con protrusiones.
Cadillac Eldorado. Parachoques cromados.

Gran parte de los vehículos presentados en esta página tienen parachoques con una o varias de las siguientes características:

  • Parachoques de metal cromado que se deterioraban al golpear cualquier objeto.
  • Parachoques integrados con grandes adornos cromados, lo cual hacía que simples golpes de aparcamiento pudiesen necesitar de elevadas sumas de dinero para ser reparados.
  • Parachoques con protuberancias.
  • Parachoques que no cubren elementos de la carrocería, caso típico de los coches con Aletas, en los que era fácil romper un piloto montado en una aleta al aparcar.
Parachoques cromados en un Chrysler New Yorker de 1970. Nótense además las aletas vestigiales y la corrosión alrededor del techo de vinilo, consecuencia de este.



Dagmars[editar]

Proto-dagmars en un Cadillac de 1949
Dagmars totalmente cromados en un Cadillac de 1954. Estos Dagmars se dañaban con tal facilidad en las maniobras de aparcamiento que Cadillac terminó por poner topes de goma en Dagmars posteriores.



Se llaman Dagmars a las protuberancias en forma de proyectil de artillería en los parachoques delanteros de varios automóviles norteamericanos (especialmente Cadillacs) de los años 1950. Fueron inventados por Harley Earl, jefe de diseño de GM.

El nombre Dagmar hace referencia a al parecido de estas protuberancias con los pechos de una actriz con ese pseudónimo.

En 1957 el Cadillac Eldorado Brougham añadió a los Dagmars puntas de goma negra, a las que se puso el mote de "Pezones".

La época de los Dagmars terminó en 1960, cuando Lincoln los eliminó del diseño de su modelo Continental para 1960.

Ver también (en inglés) Dagmar bumpers.

Dagmars con topes de goma en un Cadillac de 1957. A estos topes de goma se les llamaba "Nipples" (Pezones).
Dagmars con topes de goma.



Irracionalidades por modelos[editar]

VW New Beetle.El VW New Beetle supuso un tour de force para los diseñadores de Volkswagen, ya que, partiendo de la plataforma del VW Golf, tuvieron que diseñar un automóvil moderno dentro unos parámetros de forma externa muy estrictos: El coche debía reproducir la silueta general del antiguo VW Escarabajo. El resultado es un vehículo que aprovecha muy mal el espacio: Los pasajeros de las plazas traseras pegan fácilmente en el techo, y el maletero es muy pequeño.
Peugeot 206.Los diseñadores del Peugeot 206 reconocieron abiertamente que la gran inclinación del parabrisas tenía como único propósito el dar un aspecto "dramático" al coche, no suponiendo ninguna mejora aerodinámica. Este parabrisas tan inclinado empeora la visibilidad (el pilar A está muy inclinado), crea una sensación de falta de espacio y hace que el habitáculo reciba una mayor insolación.



Chrysler 300F. Este vehículo incorpora las siguientes características irracionales: Es un hardtop, tienen Aletas, ruedas de bandas blancas y falsa moldura para la rueda de repuesto en el maletero.
Ford Fairlane Retractable de 1958. Este coche es famoso por tener un techo rígido retractable eléctricamente que se guarda a sí mismo en el maletero en 10 segundos con sólo apretar un botón. La complejidad del mecanismo era prodigiosa: 10 interruptores, 7 motores y más de 600 metros de cable. El mecanismo era lógicamente propenso a las averías, y no dejaba apenas espacio en el enorme maletero.