Ir al contenido

Tecnologías de Internet/Protocolos

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.

En redes, un protocolo de comunicaciones o protocolo de red es la especificación de una serie de reglas para un tipo particular de comunicación. La red Internet se basa en el modelo de referencia TCP/IP (Transmission Control Protocol/Internet Protocol) que toma su nombre de los dos principales protocolos que regulan la comunicación a través de esta red.

El modelo TCP/IP especifica los protocolos que rigen la comunicación entre varios nodos de la red. Esta comunicación se realiza a varios niveles, denominados "capas", siendo cada capa encargada de un determinado conjunto de funciones o tareas. Los protocolos de las distintas "capas" no son independientes entre sí, sino que utilizan los protocolos de la capa inferior para desarrollar sus funciones y ofrecen sus servicios a los protocolos de las capa superior.

Capas[editar]

El modelo TCP/IP define cuatro "capas" (en orden ascendente): capa nodo-red, capa de red, capa de transporte y capa de aplicación.

  • La capa nodo-red es la encargada de propocionar la conectividad de un nodo a la red. El modelo TCP/IP no define ningún protocolo en particular para esta capa, siendo valido cualquier protocolo que sea capaz de enviar paquetes IP desde el nodo hacia la red.
  • La capa de red realiza funciones de encaminamiento y reenvio de los paquetes a traves de la red. El modelo TCP/IP define para esta capa el protocolo IP (Internet Protocol), que constituye el "corazón" de Internet y que esta definido en el RFC 791.
  • La capa de transporte utiliza los servicios proporcionados por la capa de red para llevar a cabo una comunicación extremo a extremo entre dos nodos de la red. El modelo TCP/IP define en esta capa dos protocolos: TCP (Transmission Control Protocol), definido en el RFC 793, y UDP (User Datagram Protocolo), definido en el RFC 768. El protocolo TCP propociona una comunicación en la que los paquetes llegan al nodo destino ordenados y sin errores, mientras que el protocolo UDP ofrece una comunicación en la que los paquetes pueden llegar desordenados, con errores o incluso no llegar. La utilización de uno o otro protocolo desde la capa de aplicación viene dado por el tipo de servicio demandado. Una transferencia de ficheros necesita un servicio de transmisión fiable y sin errores, demandando por tanto las funcionalidades del protocolo TCP. Una transmisión de vídeo o audio en tiempo real necesita inmediatez en la comunicación no siendo críticos los errores en la transmisión, siendo en este caso el protocolo UDP el adecuado.
  • En la capa de aplicación se encuentran los protocolos que se utilizan para ofrecer los servicios a los usuarios. Se definen en esta capa multitud de protocolos que proporcionan todo tipo de funciones entre las que se pueden destacar las siguientes: transferencia de ficheros (FTP), correo electrónico (SMTP), acceso a la Web (HTTP), terminal remoto (Telnet) y resolución de nombres (DNS).


Capítulo anterior: Enrutamiento | Tabla de contenidosCapítulo siguiente: Historia y evolución