Técnicas básicas de la fotografía/El uso de la cámara

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar
← Reconociendo tu cámara El uso de la cámara Guía práctica →
Técnicas básicas de la fotografía


El uso de la cámara[editar]

Variables de la técnica[editar]

La fotografía, como técnica, demanda al fotógrafo la toma de decisiones respecto de una cantidad de factores (o variables) que afectaran el resultado final. Todas estas variables se ven condicionadas por cómo la cámara genera la imagen y cómo nuestro cerebro registra la información.

A continuación describiremos las variables más comunes a tener en cuenta a la hora de fotografiar.

Tiempo de obturación[editar]

El material sensible de una cámara (ya sea un sensor digital o película) reacciona ante la presencia de luz. De ahí el nombre foto-grafía. Ahora bien, el material sensible suele ser expuesto a la luz por un instante, de la duración de aquel instante, que llamaremos tiempo de obturación, depende la cantidad de luz que incida en el material sensible. Es decir, a mayor tiempo de obturación, se obtiene una exposición más luminosa. Los tiempos de obturación de una cámara suelen expresarse en fracciones de segundo:

  • 1/1000 significa la milésima parte de un segundo
  • 1/60 significa la sesentava parte de un segundo
  • 1/2 significa medio segundo
  • 1 significa un segundo

Entonces, cuando un objeto a fotografiar esté poco iluminado, necesitaremos mayor tiempo de obturación. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que aumentar el tiempo de obturación (1/1000 < 1/60) conlleva sus problemas, ya que si el objeto se mueve mientras el objetivo está abierto, la imagen de todo lo que se mueva se verá borrosa. Un tiempo de exposición mayor que 1/60 demanda un pulso firme, un tiempo de obturación mayor que 1/20 demanda un trípode o un punto de apoyo para la cámara.

Apertura de diafragma[editar]

El diafragma es el componente de la cámara que permite regular el paso de luz hacia el material sensible. Es una serie de aletas que giran para cambiar el tamaño del orificio por el que pasa la luz. La apertura de diafragma de una cámara se representa con la letra "f" y los valores suelen ser 2,8 - 4 - 5,6 - 8 - 11 - 16 - 22. A menor valor, mayor paso de la luz, es decir que en condiciones menos luminosas se requieren valores de apertura de diafragma más bajos y a condiciones de mayor luminosidad, valores de apertura mayores.

Otra consecuencia en la variación de la apertura del diafragma es la variación en la profundidad de campo, con un diafragma más cerrado se obtiene mayor profundidad de campo y con un diafragma más abierto se obtiene una profundidad de campo menor.

Sensibilidad[editar]

El término "sensibilidad" responde a la cantidad de luz que requiere el material sensible para reaccionar (química o electrónicamente) y componer la imagen. La sensibilidad se expresa en ASA y sus valores suelen ser de 50 100 200 400 800 1600 ASA. Cada valor es un punto más sensible que el anterior, es decir, que necesita la mitad de luz para lograr el mismo grado de exposición. Aumentar la sensibilidad de una película permite tomar fotografías en condiciones de menos iluminación. Como efecto secundario, aumentar la sensibilidad aumenta también el tamaño del grano. La sensibilidad en la fotografía analógica implica cambiar en rollo de película, en la fotografía digital sólo requiere cambiar un valor en el display.

Medición de la luz[editar]

Todas las tomas fotográficas hoy en día requieren de la previa medición de la luz, mejor dicho del grado de iluminación de la escena. Las cámaras compactas suelen hacer esto de forma automática y sin permitir la intervención del usuario, en cambio, las cámaras que permiten configurar la exposición en forma manual entregan la medición en un valor numérico. Éste dato nunca indica la cantidad de luz en valores absolutos, sino la cantidad de luz en función de la configuración de las tres variables previas, es decir, con un tiempo de obturación determinado, una apertura de diafragma determinada y una sensibilidad de película determinada, la cámara nos dirá si hay demasiada, suficiente o insuficiente luz. Si la medición nos indica que la luz es insuficiente, las posibilidades que tenemos son:

  • aumentar el tiempo de obturación
  • aumentar la apertura del diafragma
  • aumentar la sensibilidad de la película
  • aumentar la cantidad de luz en la escena

De haber demasiada luz las posibilidades son disminuir cualquiera de los valores antes mencionados. El fotógrafo decidirá cuál de estas variables es la que le conviene modificar para lograr la imagen deseada.

A la hora de realizar la medición deben respetarse las siguientes condiciones:

  • se debe medir una superficie color gris medio, ni muy clara ni muy oscura.
  • la cámara sólo debe captar el sector correctamente iluminado.

Debe tenerse a cuenta que las cámaras pueden medir la luz de distintas maneras:

Medición matricial: en éste tipo de medición, la cámara hace un promedio con la luz de toda la imagen encuadrada. La medición matricial es útil cuando toda la escena es de un color medio y una iluminación homogénea.

Medición puntual: aquí, la cámara sólo mide la zona central del encuadre. Ésto resulta útil cuando una zona particular de la escena recibe la correcta iluminación mientras que el resto está en tinieblas o demasiado iluminada.

Medición compensada: ésta forma calcula un promedio entre las dos mediciones anteriores.

Medición de luz incidente: éste tipo de medición sólo puede realizarse con un exposímetro externo. Permite hacer mediciones más rápidas y precisas.

Profundidad de campo[editar]

La profundidad de campo es la zona en la cual la imagen captada por el objetivo es nítida, de manera que en la fotografía lo que se encuentre dentro de esa zona aparecerá enfocado.

La profundidad de campo no es una zona en la que la fotografía está enfocada perfectamente sino la zona de la fotografía donde el foco es lo suficientemente cercano al plano nítido como para ser aceptable.

La profundidad de campo no dicta tampoco qué tan borroso estarán los planos alejados del plano nítido, una confusión común.

  • La profundidad de campo aumenta cuanto más cerrado se encuentra el objetivo, o sea, cuanto mayor sea el número del diafragma elegido. Por ejemplo, con un diafragma de 5,6 la profundidad de campo no será muy amplia, mientras que con un diafragma de 11 o de 16 será considerable.
  • Por otra parte, cuanto más cerca se encuentre el motivo que se desea fotografiar, menor será la profundidad de campo, independientemente del diafragma seleccionado.
  • Si se utilizan teleobjetivos o lentes zoom, se reduce la profundidad de campo. Con objetivos angulares, la profundidad de campo aumenta.

Grano[editar]

El termino "grano" proviene de la fotografía analógica, donde el material sensible eran cristales y el tamaño de éstos cristales determinaba la sensibilidad de la película, es decir, si una película necesita más o menos luz para una exposición. El tamaño del grano determinaba también la definición de una imagen y puede establecerse un paralelo entre grano y píxel, ya que en la fotografía analógica la imagen se compone por la suma de cada uno de los granos y en la fotografía digital por la suma de los píxels. Tanto en la fotografía analógica como en la digital se aprecia el mismo fenómeno, al aumentar la sensibilidad en ASA, se pierde definición en la imagen.

Movimiento[editar]

El movimiento puede entenderse como el efecto colateral de un tiempo de exposición demasiado largo. Sin dejar esto de ser cierto, también puede utilizarse como un recurso estético, por eso es que aquí hablamos de variables.

Todo desplazamiento realizado durante el tiempo de exposición es captado por el ojo de la cámara, cuando ese desplazamiento es lo suficientemente grande se ve como un fantasma, un elemento transparente y difuso.

Debido al mismo fenómeno físico por el cual se capta la imagen, los elementos "movidos" se ven mucho más nítidos cuando son claros sobre un fondo oscuro, no así cuando son objetos oscuros frente a un fondo claro.

Cuanto más largo es el desplazamiento de un objeto, más transparente se vuelve éste.

La dificultad que suele presentar captar el movimiento de las cosas es que durante la exposición la cámara debe permanecer inmóvil (si no queremos que todo aparezca movido), para ésto hace falta un trípode o apoyar la cámara en un lugar estable, lo cual se complementa con la utilización de un control remoto para no mover la cámara al presionar el botón disparador. Una alternativa al control remoto es el timer o temporizador, que permite presionar el disparador y dejar pasar algunos segundos antes de que la cámara realice la exposición, evitando que cualquier movimiento estropee el resultado final.

Definición y compresión de la imagen (digital)[editar]

En la fotografía digital una vez que el material sensible es expuesto la información debe ser almacenada en forma digital. La forma en que las computadoras almacenan las imágenes es en forma de grillas o cuadrículas donde cada casillero se llama pixel. Cada uno de estos pixels tiene un valor, un tinte y una saturación formando así un color en particular. La cantidad de pixels que compongan una imagen determinarán su resolución, una imagen con pocos pixels no tendrá mucha definición mientras que una con muchos pixels sí, a la vez una imagen de alta definición ocupará más lugar en la memoria de la cámara que una de baja resolución. Una imagen de alta resolución demanda más recursos de la computadora para ser manipulada. Por otro lado se encuentra la compresión de la imagen. A la hora de ser manipuladas las imágenes de alto o bajo grado de compresión son indistintas ya que la compresión es la forma en que la maquina simplifica la información para que ocupe menos espacio sólo al guardarla. La compresión también suele llamarse calidad.

Temperatura color y balance de blancos[editar]

La luz que nos permite conocer el color exacto de un objeto es la luz 100% blanca. Aunque parezca lo contrario es muy difícil de encontrar este tipo de iluminación o alguna que se le acerque incluso en exteriores. A diferencia de una cámara nosotros percibimos los colores ya “ajustados” por el cerebro, lo que nos da la sensación de que la luz es realmente blanca, en cambio en una fotografía un objeto blanco parecerá tener la tonalidad de la iluminación. Esta tonalidad llamada temperatura de color se mide en grados Kelvin (K). Por dar algunos ejemplos la luz emitida por una bombilla de 60 W es de aproximadamente de 2800 grados Kelvin es similar a la de un amanecer (2000 aprox.) pero muy diferente a la de un día nublado (6500 aprox.). La temperatura de color se puede corregir mediante el uso de filtros o mediante el balance de blancos incluido en la cámara fotográfica, este puede ser automático o manual.

Balance de blancos automático: En este caso es la cámara la que determina el tipo de ajustes necesarios. Funciona bastante bien en la mayoría de los casos pero en lugares donde hay una gran predominancia de algún color este no suele realizarse correctamente.

Balance de blancos manual: Puede ser de valores predeterminados desde fábrica (Ej: El símbolo de un foco para la luz incandescente) o completamente manual en la que es necesario encuadrar un objeto blanco para que la cámara calcule correctamente la tonalidad de la iluminación.

A veces por motivos artísticos resulta útil desactivar el balance de blancos por ejemplo, para capturar con mayor intensidad los colores del cielo de un amanecer.


Ángulo[editar]