Sueño lúcido/La experiencia/Inducción mnemotécnica

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Inducción mnemotécnica del sueño lúcido[editar]

Volver a Técnicas de Inducción: Técnicas

Categoría verde. Esta técnica ha sido descrita en detalle en el libro (en inglés) Exploring the World of Lucid Dreaming de Stephen LaBerge.


Conocida por las siglas MILD ( “Mnemonic Induction of Lucid Dreams" ; Lit.: Inducción mnemotécnica del sueño lúcido), esta técnica fue desarrollada por Stephen LaBerge y está descrita en su totalidad en su libro Exploring the World of Lucid Dreaming (Lit.: "Explorando el mundo del soñar lúcido") .

Cuando nos vamos quedando dormidos, debemos concentrarnos en la intención de recordar que hay que reconocer que se está soñando. Se debe repetir un corto mantra en nuestra cabeza, como «La próxima vez que esté soñando, lo recordaré». Hay que pensar en lo que esto significa (es decir, que quiere recordar que está soñando —de la misma manera que si fueramos al supermercado y de repente nos acordaramos de que necesitamos pan—), e imaginar que hemos vuelto a un sueño que tuvimos recientemente, pero esta vez reconociendo que se está soñando. Por ejemplo, nos podemos imaginar que estamos volando y darnos cuenta de que es un sueño porque estamos volando. Hay que repetir y visualizar el mantra hasta estar seguro de que esa intención se ha fijado en la mente o hasta quedarse dormido. Si se para en la repetición o visualización del mantra, aún entonces hay que tratar de asegurarse de que lo último que quede en nuestra mente antes de quedar dormidos es la intención de recordar el reconocer que se está soñando.

En general, se puede practicar esta técnica al irse a dormir o después de haberse despertado de un sueño durante la noche. Si se practica después de despertar de un sueño, primero se debería recorrer o revisar ese sueño para asegurarse de no olvidarlo. Algunas personas encuentran útil tomar notas sobre estos sueños en su diario.

Una vez asignado el sueño a la memoria, hay que volver a dormir siguiendo los pasos indicados anteriormente, excepto que esta vez hay que visualizar el sueño que se acaba de tener. Hay que recorrer ese sueño hasta que se encuentre un signo que originalmente se olvidó. Ahora hay que visualizar el reconocer este signo y alcanzar la lucidez.

Se deben repetir estos pasos hasta quedarse dormido. Con un poco de suerte volveremos al sueño que acababamos de tener y reconoceremos el signo que marcamos anteriormente consiguiendo estar lúcidos.