Psicología Social de la Comunicación/Construcciones identitarias

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


“He observado que quienes pueden sacar mejor provecho de sus experiencias online son los que las abordan con un espíritu de autorreflexión. Sin una comprensión profunda de los muchos yoes que expresamos en lo virtual, no podemos utilizar las experiencias para enriquecer lo real” (S. Turkle, 1984, pp 50) En las investigaciones sobre Internet, ha sido un objeto de estudio clave la identidad, sus cambios, modificaciones o recreaciones. Un trabajo frecuentemente citado es el de la investigadora Sherry Turkle, que constata que Internet ha contribuido a pensar la identidad en términos de multiplicidad (Turkle 1997). Para ella, la vida en los mundos mediados por ordenador representa las ideas del posmodernismo (Foucault, Lacan, Deleuze y Guattari), siendo el yo en Internet múltiple, fluido y constituido en interacción con conexiones a una máquina. Nos interesaba comprobar pues, esta noción observando la identidad en el chat y el foro de lesbianas de chueca.

En el foro, no pudimos observar una multiplicidad del yo, dado que se apreciaba un valor grupal de autenticidad; ello puede ser debido a que esta comunidad virtual se encuentra en una etapa estable y de consolidación, donde sus miembros mantienen relaciones continuas y duraderas, y ya llevan tiempo conociéndose entre si.

Incluso observamos en dicho foro el fenómeno de robo de identidades, y ello es otro ejemplo de lo importante que es para las usuarias el mantener su misma identidad. En el siguiente mensaje, Susi19 denuncia, e informa a las otras usuarias, que alguien utiliza su nick en el servicio de chat, haciéndose pasar por ella:

Título: ”CHICAS PRESTARME ATENCIÓN UN MOMENTO, ALGUIEN ENTRA AL CHAT CON MI NICK Y QUIERO Q SEPAIS Q ESA NO SOY YO....^O^” Fecha: 06/01/2001 22:14h. Autor: Susi-19 En cambio, si que observamos en el foro un fenómeno de multiplicidad de la identidad, en relación a la vida dentro y fuera de la pantalla, como si su identidad se fragmentase entre esos dos “mundos”. Muchas usuarias tienen un papel muy importante en el foro, expresando una identidad lesbiana abierta y estable mientras que, en su vida “real”, ni siquiera a su mejor amiga se han atrevido a relevar que son lesbianas, como muestra el siguiente mensaje a modo de ejemplo:

Título: RE: la quiero pero ella es hetero; S.o.S Fecha: 25/02/2001 21:03h. Autor: Susi_19 Mensaje: Hola Mar: (…) Yo te diría que te armarás de valor y le confesarás lo que sientes por ella....pero...¿como darte ese consejo cuando ni yo misma me atrevo a decirle a mi mejor amiga que soy lesbiana?....Por eso que no te puedo dar consejos, porque antes debería yo de atreverme a decirselo para así decirte que lo hicieras tu...jeje... Un beso muy fuerte.... Suerte..........y no te desanimes nunca, que la esperanza es lo último q se debe perder.... Susi

Mientras que en el foro una norma grupal es la autenticidad, para asegurar la sinceridad y la posibilidad de apoyo mutuo, en el chat lésbico las reglas son otras, creándose un espacio que permite un juego de identidades.

Las usuarias del chat se ensamblan para encontrar relaciones sociales y entretenimiento, y en segundo lugar soporte emocional, como se observa en el contenido superficial de las conversaciones del chat .También se ensamblan para conseguir la experiencia misma del ensamblaje, el chat como máquina de deseo (Deleuze, 1995) . A menudo se crean en el chat de manera espontánea pequeños “carnavales”, juegos de palabras, en que algunos usuarias cambian constantemente su nick para “disfrazarse” según el tema propuesto para esa noche. Las relaciones en el chat son distantes, dispersas, latentes, intangibles, transitorias, invisibles pero significativas y, por tanto, cargadas de identidad.

Concluimos, pues, que en Chueca la identidad es producto de la interacción entre:

- El contexto dado por el portal

- La corporeización de la persona y

- La retroalimentación de las demás participantes.

Es un espacio que facilita el despliegue de prácticas e identidades no-normativas, como la libre expresión del lesbianismo, la promiscuidad o la agresión (por parte de usuarios ajenos al chat).

Asimismo, como espacio experienciado y vivido, chueca es transformado por las acciones sociosimbólicas de las usuarias mediante las que lo construyen como dicho espacio efectivo. Así pues, chueca aparece también como un espacio compartido en el que las usuarias desarrollan sus relaciones sociales y construyen sus acciones. Igualmente, las usuarias se han apropiado de dicho espacio sociosimbólico compartido, es decir le han atribuido a chueca determinados significados relevantes y positivos con los que se identifican, a partir de su acción en dicho espacio, de manera que chueca, como lugar significativo, pasa a formar parte de su identidad social como una categoría más (Pol 1996, Turner 1986, Valera, 1997). Ello se puede observar en mensajes del foro, y también se puede observar en el chat, cuando se da un fuerte marcaje territorial de ese espacio interactivo, sobretodo en relación a las agresiones y en como les “expulsan de su chat”. Es decir no solo se reconocen como pertenecientes a un grupo estable de amigas que comparten un mismo espacio comunicativo sociosimbólico, sino que también reflexionan sobre este espacio compartido y sobre su papel frente al mismo, como se puede observar en el siguiente ejemplo:

Titulo: “.......hay una puerta.........¿?(es para este foro)” Fecha: 30/03/2001 00:46 h. Autor: Azur Mensaje: “hay una puerta, si, una pequeña puerta, brillante y minúscula...muy frágil y difícil de alcanzar...yo la veía..no sabía que hacer... un día la abrí, y se me ocurrió entrar...dios maravilloso lugar ...lleno de maravillosa gente...mil y una maneras de decir las cosas, mil y una bellezas en su interior. Cada vez que desde ese día abro esa puerta ...veo gente maravillosa...difícil nombrar a todas...pero ellas lo saben.. Es especial saber que te adaptas en un lugar intangible...es ¿irónico? Pero me encanta abrir y descubrir sentimientos...LA PUERTA DE LOS SENTIMIENTOS Y LA BELLEZA, llamaria yo a este foro...(...)”

Las usuarias, en una acción común, construyen determinados significados en un espacio cohesionador, chueca, donde y a través del que establecen relaciones sociales con otras usuarias. En chueca las usuarias a partir de esta acción común (sus discursos en los que se construyen a si mismas, a las otras, al propio espacio, mediador tecnológico y / o relación, y al propio afuera de la pantalla), construyen un deseo común, compartido, cohesionador, y se reconocen como pertenecientes al mismo: la comunidad virtual de lesbianas de chueca. Este deseo común cohesionador no es solo el marco dado por la página chueca, la categoría lesbiana, sino el propio marco en si, el espacio chueca, construido en las interacciones sociosimbólicas y materiales que también operan como elemento cohesionador de la comunidad virtual.

Así pues las relaciones sociales establecidas en este espacio de interacción compartido es el propio incentivo de la acción participativa en el mismo, que tiene como marco de referencia la categoría dada por el espacio chueca, el interés común de las usuarias reconocidas como lesbianas. Cabe resaltar que cuando una usuaria lleva un lapso de tiempo sin participar, cuando reinicia su participación suele justificar su ausencia ante las otras usuarias, es una manera asimismo de no perder el contacto con la C.V. cuando no se dispone de tiempo para invertir en la participación en la misma.

Como resultado de esta acción compartida participativa las usuarias del espacio chueca comparten una identidad colectiva, producto de la identificación con un grupo de usuarias con las que se comparte este interés común: reconocerse como miembro de la comunidad virtual -el grupo de amigas- de lesbianas de chueca. Así es como se definen las usuarias en sus discursos, y definen a las otras usuarias miembros de la comunidad virtual, como pertenecientes a un entorno o espacio concreto significativo para las mismas, y compartido entre ellas. Asimismo dicha identidad colectiva de las miembros de la comunidad virtual de lesbianas de chueca no solo se da por su acción colectiva en un territorio compartido, el mundo digital e inmaterial de chueca concebido como espacio, sino que emerge a partir de las relaciones sociosimbólicas y materiales establecidas en (y con) dicho territorio, que tiene asimismo una dimensión temporal, la historia común de las miembros de la C.V. lesbianas de chueca, así como una dimensión cultural, el conjunto de valores normativos establecidos por la C.V. El elemento de cohesión entre las miembros del grupo es la identidad de la C.V. (Baym y Jones 1998) como consecuencia de la interacción de las usuarias en dicho espacio compartido, y como consecuencia del servicio orientado comercialmente a un perfil de las mismas, y reflexionan sobre ese espacio y sobre su papel frente al mismo, como se ha comentado.