Patología de la edificación/Intalaciones hidráulicas/Saneamiento/Reparación/Erosión de las tuberías debido a la corriente líquida

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Reparación: Sustitución de la instalación

El proceso de erosión de las tuberías acompaña con frecuencia al de corrosión. Es debido a los arrastres de material por las altas velocidades y turbulencias del líquido en el interior de las tuberías. Muchas veces el problema puede solucionarse abriendo en determinados puntos de la instalación desde los cuales se puede eliminar los problemas del resto de la misma. En otras ocasiones la mala calidad o la incompatibilidad de los materiales empleados o la deficiente ejecución y puesta en obra de los mismos, aconsejan la rehabilitación en todo o en parte de la instalación. Es fundamental la decisión de reemplazar en todo o en parte las canalizaciones existentes debido a su mal estado (corrosión, incrustaciones...) o de su diámetro insuficiente en relación con las nuevas necesidades. Es necesario estudiar las posibilidades de empalme de las tuberías de evacuación. Son función de la accesibilidad de las canalizaciones, de su diámetro, de su material constitutivo y dela existencia de piezas de enganche en espera. Para realizar la sustitución total o parcial de la instalación, los tubos deben sustituirse por otros de mayor diámetro; los codos también han de tener mayores dimensiones y que las grandes velocidades, los estrechamientos, los cambios bruscos de dirección y los codos son causa de las turbulencias que originan intensas erosiones.