Patología de la edificación/Cubiertas inclinadas/Lesiones

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Lesiones propias directas[editar]

1. Formales y posicionales[editar]

  • Desprendimientos: rotura o dislocación de elementos componentes de la cubierta, pueden derivar en otras lesiones.

Archivo:Desprendimiento.jpg


  • Erosiones: se trata del desgaste o deterioro progresivo de los elementos de una cubierta. Pueden ser:

o Erosiones mecánicas: causada por el viento que transporta partículas de material abrasivo, influyendo en las zonas de la cubierta más expuestas, es decir, limatesas y cumbreras

Archivo:Erosion mecanica.jpg

o Erosiones físicas: están causadas por la humedad y los cambios de temperatura, afectando a materiales poroso (pétreos y cerámicos). Se suelen dar en los bordes de las tejas, aunque puede llegar a ser causante de su rotura.


  • Deformaciones: alteración formal del faldón de la cubierta. Relativas a la flecha excesiva y a los desplazamientos excesivos que afecten a la integridad de la cubierta. Pueden ser causantes de dislocaciones, con pérdidas de solapes, que pueden derivar en pérdidas de estanquidad, provocando nuevas lesiones derivadas.



2. Sustanciales[editar]

  • Humedades: La pérdida de estanquidad de la cubierta, supone el paso del agua de lluvia a través de los elementos constituyentes de la misma. Cuando se produce este hecho, debida a la pérdida de requisitos funcionales de algún elemento constituyente del faldón de cubierta, se originan buena parte de las humedades.

Archivo:Filtraciones.jpg

La filtración de agua a través de la cubierta se traduce en la aparición de manchas, llegando a convertirse en goteras en el caso de saturación del material, o el paso libre del agua a través de las capas de cubrición. Se pueden producir manchas por alteración del material o por depósito de material disuelto en el agua. También las humedades, pueden aparecer como consecuencia de la condensación de vapor de agua en un cerramiento, al intentar atravesarlo. Se tienen que dar las condiciones de temperatura bajas (temperatura de saturación o de rocío) y de presión altas del vapor, para que se produzcan éstas. Las humedades de condensación pueden ser:

o Superficiales: si se producen en la superficie del cerramiento

o Intersticiales: en su interior

o Higroscópicas: debido a materiales higroscópicos (aquellos que tienen la propiedad de absorber la humedad y conservarla).

Archivo:Humedad superficial.jpg

Éstas suelen ser también consecuencia de manchas en los paramentos, con acumulación de polvo en aquellas zonas donde se ha producido la condensación.

  • Erosiones: se trata del desgaste o deterioro progresivo de los elementos de una cubierta. Dentro de las erosiones pertenecientes a las lesiones sustanciales están:

o Erosiones químicas: producidas por dos factores: la humedad de filtración y un elemento contaminante. Estos elementos contaminantes pueden darse; en la atmósfera (SO2, CO2,...), que atacan, en mayor medida, a materiales pétreos (calizas, hormigón,...); también pueden ser producidos por organismos. Dentro de este tipo de erosión, se incluye, las lesiones derivadas de la formación de par galvánico, por empleo de materiales incompatibles, como pueden ser: el cobre y el acero galvanizado, cobre y zinc, aluminio y cobre,...

Otras lesiones y síntomas[editar]

  • Manchas: pueden ser de varios tipos: suelen tratarse de depósitos materiales, disueltos en el agua, que se dan en el intradós de la cubierta o alteración de los revestimientos al ser atacados por la propia agua o por agentes de carácter biológico. Son suciedades que suelen deberse a humedades previas.

Archivo:Mancha.jpg

El tipo de mancha ayuda a descifrar de manera genérica dónde se encuentra el origen de la misma, y poder llegar a algún tipo de hipótesis de diagnóstico sólo con el acercamiento visual, siempre que se trate de humedades por filtración del agua de lluvia, ya que las humedades de condensación no están tan condicionadas, como las primeras. Así tendremos en nuestro caso específico de cubiertas inclinadas:

§ Manchas radiales: que se producen porque el agua se queda estancada, sin producirse su movimiento

§ Manchas longitudinales que bajan por el faldón: que podrían deberse a lesiones por dislocaciones, mala colocación de la teja, rotura de algún elemento constituyente de la cubierta.

§ Manchas longitudinales marcadas transversalmente a la pendiente del faldón: dependiendo de dónde se sitúen:

o En la intersección con la fachada: puede deberse a fallos en el sistema de evacuación de aguas, a desprendimientos de aleros, a ausencia de goterón, etc.

o En cualquier otro lugar: en la intersección de elementos salientes, huecos, etc.


  • Goteras: caída libre de agua de la cubierta por la penetración del agua a través del faldón. Suele ser consecuencia de una lesión o fallo previos, como por ejemplo, fisuras o grietas en la cubierta, humedades, discontinuidades en el paño de cubierta por mala solución de encuentros, etc.
  • Desprendimiento de revestimientos: lesión derivada de condensaciones superficiales que provocan levantamiento de pinturas en el intradós, provocada por acción biológica externa, mantenimientos inadecuados, etc.
  • Lesiones derivadas: producidas como consecuencia de:

§ Movimientos estructurales: fisuras, humedades, desprendimientos,...

Archivo:Empuje1.jpg Archivo:Empuje2.jpg

§ Naturaleza de los morteros: punzonamientos

§ Fraguado (retracción): fisuras

§ Defectos de ejecución

§ Defectos de mantenimiento

§ Uso inadecuado