Patología de la edificación/Cimentaciones/Muros/Lesiones

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

LESIONES EN MUROS DE CONTENCION[editar]

Por las características de los esfuerzos que deben soportar, estos sistemas son los que más problemas manifiestan. Son muchas las causas de los posibles fallos pero los síntomas que producen son muy precisos.

VUELCO

DESPLOME

DESLIZAMIENTO

FISURAS Y GRIETAS

DEFORMACIONES

DEGRADACIONES DEL MATERIAL POR ATAQUE DEL MEDIO

Mc1.jpg 2Mc2.jpg


El colapso de este tipo de sistemas es muy frecuente, siendo el agua y la mala ejecución los factores más importantes implicados en ellos.


LESIONES ASOCIADAS A LA PROBLEMÁTICA EXPUESTA

- Giro excesivo del muro

Este tipo de problema se produce cuando el muro se considera como un elemento rígido. Es por esta razón que las mayores lesiones suelen producirse en el resto de la estructura, provocando su movimiento, y sus consecuencias. Puede que se produzcan grietas verticales en el propio muro, en zonas proclives, como juntas de hormigonado o de dilatación.

Archivo:Vuelco del muro.jpg


- Desplazamiento del muro

Los síntomas derivados de estos deslizamientos se producen, al igual que en el caso de los giros, en la estructura general del edificio, no tanto en el muro propiamente dicho. De producirse daños en él, serían del mismo tipo que en lo giros del muro. En ambos casos se produciría un desplazamiento entre ambos paños de rotura.

Archivo:Deslizamiento.jpg


- Desplazamiento profundo del muro

Este tipo de problema en los muros se podría considerar una combinación de desplazamiento, giro y asiento del mismo, por lo que las mayores lesiones se producirían en el resto de la estructura, provocando incluso su colapso.


- Deformación excesiva del alzado

A pesar de ser un fallo poco común en los muros, el síntoma más destacado es la aparición de grietas en la zona superior del trasdós del alzado.

Archivo:Deformación en alzado.jpg


- Fisuración excesiva

Este problema puede producir una serie de fisuras en las zonas de tracción (inferior del trasdós del alzado, superior del talón, e inferior de la puntera). Al producirse en las zonas de contacto con el terreno, son muy difíciles de observar a simple vista y por lo tanto, de diagnosticar.


- Rotura por flexión

En general los esfuerzos de flexión pueden provocar en los muros de contención dos tipologías de grietas, unas de forma vertical en el intradós del muro, y dos por el trasdós del mismo, que no serían visibles. El resto de las roturas por flexión se producen en las zonas de tracción del muro, en la zapata y el trasdós del mismo, haciéndose imposible su observación directa.

Archivo:Rotura por flexión.jpg


- Rotura por esfuerzo cortante

Este tipo de solicitaciones pueden producir grietas en todas las zonas constituyentes del muro, alzado, puntera, talón y tacón, en las fibras traccionadas, que serían las que están en contacto con el terreno.


- Rotura por esfuerzo rasante

Las roturas y posibles colapsos que estos esfuerzos producen se localizan en el arranque del alzado a partir de la zapata, debido a que es una zona débil del conjunto, debido a la junta de hormigonado obligada.


- Rotura por fallo de solape

Estos fallos producen las mismas roturas que en el caso de los esfuerzos rasantes.


- Asientos

Los asientos provocan en los muros roturas y colapsos, y no sólo en ellos sino también en la estructura que apoya en los mismos, con consecuencias en las fachadas, en las que aparecen grietas y fisuras que son consecuencia de la cimentación. Existen dos tipos de asientos, puntuales y continuos.


Archivo:Asientos puntuales.jpg Archivo:Asientos continuos.jpg


- Retracción hidráulica y térmica

La contracción térmica inicial provoca diversas fisuras. Unas tendrán una disposición vertical, y aparecerán de forma paralela en la base del muro. Aparecen una semana a partir del vertido del hormigón. Son comunes en elementos de espesor considerable, como es el caso de los muros de contención. Otras fisuras también verticales, pero dispuestas desde el arranque del alzado hasta la parte superior del mismo, tendría causas distintas, a pesar de aparecer también aproximadamente en la semana posterior al hormigonado. El tercer tipo de fisura susceptible de aparecer poseería un trazado horizontal, apareciendo una semana después de verter el hormigón, siendo más comunes en los elementos de un espesor importante.


Archivo:Retracción inicial.jpg


- Degradaciones del material por ataque del medio

El terreno es un medio que de por sí no ataca gravemente al hormigón si se ponen las medidas correctoras necesarias (impermeabilizantes, geotextiles, etc). Sin embargo, asociadas con grietas y fisuras pueden llevar a la penetración en el hormigón del agua del terreno y consecuentemente producir la corrosión de las armaduras, que, además de sufrir pérdidas mecánicas, reaccionarían dilatándose, y aumentando de volumen, haciendo mayor las grietas, pudiendo provocar mayores daños.


LESIONES EN MUROS DE CONTENCIÓN CON HORMIGÓN COMO MATERIAL DE EJECUCIÓN

Los muros de contención no dejan de ser construcciones, que en general se erigen mediante hormigón armado, por lo que sufriría las lesiones derivadas de la utilización del propio material. En los muros de hormigón armado, las lesiones más frecuentes que solemos apreciar son:


NIDOS DE GRAVA[editar]

El vertido se ha segregado por la excesiva cantidad de árido y grueso.

2Mc12.jpg


MANCHAS DE OXIDO[editar]

Por la utilización de latiguillos separación de los encofrados y no utilizar separadores para mantener los recubrimientos de la armadura.

2Mc13.jpg


FISURACIÓN GENERALIZADA[editar]

Se manifiesta por una excesiva retracción plástica por la ausencia de armadura de retracción y temperatura.

2Mc14.jpg


FISURACIÓN GENERALIZADA EN LA CORONACIÓN[editar]

La mala relación agua/cemento con emigración del agua al realizar las tongadas

2Mc15.jpg


FISURACIÓN VERTICAL GENERALIZADA[editar]

Consecuencia de la falta de utilización de juntas de contracción o distancias excesivas.

2Mc16.jpg


FISURAS LOCALIZADAS[editar]

La colocación de escasa armadura horizontal bajo el pilar es la causante.

Archivo:2Mc17.jpg


FISURAS EN EL ARRANQUE[editar]

Contracción térmica del alzado coartada por el cimiento ya enfriado. (El cimiento es poco rígido frente al alzado)

2Mc18.jpg


FISURAS HORIZONTALES CERCA DEL PIE[editar]

Contracción térmica del alzado coartada por el cimiento ya enfriado. (El cimiento de rigidez media frente al alzado)

2Mc19.jpg


FISURAS VERTICALES CERCA DEL PIE[editar]

Contracción térmica del alzado coartada por el cimiento ya enfriado. (El cimiento de rigidez muy alta frente al alzado)

2Mc20.jpg

FISURAS EN EL LOMO DE LA CORONACIÓN[editar]

Asiento plástico del hormigón en el lomo de la coronación. La posición de las armaduras se ve reflejada en las fisuras.

2Mc21.jpg