Noruego (bokmål)/Noruego bokmål

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El bokmål (literalmente lengua de libro) es el estándar más común del idioma noruego, siendo el nynorsk la otra forma escrita, menos basada en el danés. Es utilizado entre el 85 y 90% de la población y es usado comúnmente para los estudiantes extranjeros que aprenden noruego.

Escritura y habla[editar]

La primera ortografía del bokmål fue oficialmente adoptada en 1907 con el nombre de riksmål después de haber estado en desarrollo desde 1897. Fue una adaptación del danés escrito, el cual fue comúnmente usado desde la pasada unión con Dinamarca, a la koiné dano-noruega hablada principalmente por la élite urbana noruega, especialmente en la capital. Cuando en 1923 el gran periódico conservador Aftenposten adoptó la ortografía de 1907, la escritura danesa salió prácticamente de uso en Noruega. El nombre bokmål fue adoptado oficialmente en 1929 después de una propuesta de llamar la lengua escrita "dano-noruega", propuesta derrotada por un voto en el Storting.

Distinto a la mayoría de las lenguas estándar, no existe un estándar codificado para el bokmål (y el nynorsk) hablado. Hay, sin embargo, variedades habladas de noruego que son casi idénticos o estrechamente relacionados al bokmål escrito. Para Gjert Kristoffersen en "La Fonología del Noruego", el bokmål es la variedad más común entre la clase media urbana encontrado especialmente en la parte occidental del sur de Noruega, con Oslo como su centro obvio.

Historia[editar]

Hasta alrededor del año 1300, el idioma escrito de Noruega, el noruego antiguo, fue esencialmente idéntico al nórdico antiguo. Esta habla fue gradualmente diferenciándose en dialectos regionales y locales. Mientras Noruega permaneció como un reino independiente la lengua escrita se mantuvo esencialmente constante.

En 1380, Noruega se unió con Dinamarca y por mucho tiempo no tuvo su propio rey. Para comienzos del siglo XVI, Noruega había perdido sus instituciones políticas separadas y junto a Dinamarca formó la unidad política llamada Dinamarca-Noruega hasta 1814, convirtiéndose progresivamente en el miembro débil de la unión. Durante este periodo el noruego escrito fue reemplazado por el danés, el cual fue usado virtualmente en todos los documentos administrativos.

Los noruegos utilizaron primeramente el danés en la escritura, pero éste gradualmente vino a ser hablado por la elite urbana en ocasiones formales u oficiales. Aunque el danés no se convirtió en la lengua hablada por la vasta mayoría de la población, para la época de 1814 cuando los lazos entre Noruega y Dinamarca eran fuertes, un vernáculo dano-noruego a menudo llamado "habla educada diaria" se convirtió en lengua materna de parte de la elite urbana. Esta nueva koiné dano-noruega como danés con pronunciación de noruego del este, algo de vocabulario noruego y una gramática simplificada. O como Kristoffersen lo expresó:

"El estándar Østnorsk puede ser considerado un sociolecto que fue desarrollado como resultado de tensión entre el danés como escritura oficial y en algunos contextos hablado, lengua usada por las clases altas antes de 1814, y la variedad de noruego usada por las clases sociales bajas en los pueblos orientales de Noruega."

En 1814, Noruega fue cedida por Dinamarca a Suecia. En ese entonces Noruega desafió a Suecia y sus aliados, declaró su independencia y adoptó una constitución democrática. Aunque obligada a someterse a una unión dinástica con Suecia, este sentimiento independentista continuó creciendo, influenciando la evolución de la lengua en Noruega. Antiguos idiomas tradicionales fueron revividos por el poeta patriótico Henrik Wergeland (1808-1845), quien defendió una lengua escrita no danesa. Haugen indica que:

"Dentro de la primera generación de libertad, dos soluciones emergieron y ganaron adeptos, una basada en el habla de las clases altas y una en la del pueblo común. La primera llamada de norueguización del danés escrito, la última para un nuevo comienzo."

La más conservadora de las dos transiciones del idioma fue adelantada por la labor de escritores como Peter Asbjørnsen y Jørgen Moe, el maestro y agitador de la reforma lingüística Knud Knudsen y su famoso discípulo Bjørnstjerne Bjørnson, así como una más prudente norueguización por Henrik Ibsen. En particular, el trabajo de Knudsen en la reforma linguística a mediados del siglo XIX fue imporante para la ortografía de 1907 y la subsecuente reforma de 1917. Knudsen es a menudo llamado "padre del bokmål".