No Deje Rastro: Capítulo Páramo Andino/Principio 4

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Deje lo que encuentre[editar]

Dejar el sitio que visitamos limpio y mejor de como lo encontramos para que otros también lo disfruten, es un objetivo central para todos aquellos que sentimos respeto y admiración por el mundo natural. Permita a otros experimentar este sentido de soledad y descubrimiento al dejar todo como lo encontró: plantas, vida silvestre, rocas, piezas arqueológicas y patrimoniales. Para esto, sugerimos:

  • Minimice las alteraciones al lugar
  • Evite a toda costa cavar trincheras para acomodar la carpa, construir mesas, sillas o hacer alteraciones rústicas al lugar. En los lugares de bajo uso haga un mapa mental de cómo lucían y dónde estaba todo al llegar. Si remueve ramas o rocas, póngalos de nuevo en su sitio antes de marcharse.
  • Evite dañar árboles y plantas vivas. Por ello se enfatiza tanto en que siga los senderos, no corte ramas para fogatas, no talle troncos, empaque bien su morral para que no arrastre vegetación, etc
  • Deje las flores y otros objetos naturales. A pesar de su innegable belleza por si mismos, pierden su esencia fuera de su entorno y otros no los disfrutarán. Puede haber animales que dependan de ellos.
  • No se lleve a casa reliquias u objetos arqueológicos, fuera del lugar encontrado pierden todo su valor científico.
  • Evite hacer construcciones en los sitios de campamento y déjelo limpio, para que otros lo puedan usar si esta en una zona establecida, sino para que nadie se de cuenta de que allí estuvo.
  • No destruya o deteriore estructuras históricas o remueva artefactos arqueológicos.

Excepción: Si encuentra basura de otros, coléctela y déjela en un lugar clave o llévela al centro urbano más cercano.