Microbiología/Bioseguridad

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Bioseguridad es un conjunto de normas preventivas destinadas a proteger la salud de los funcionarios frente a riesgos por agentes biológicos, físicos o químicos en el laboratorio. La protección del personal y ambiente del laboratorio se logra mediante la aplicación de técnicas y normativas de seguridad establecidas.

Los laboratorios dedicados al trabajo en Microbiología deben cumplir con una serie de características que aseguren las condiciones de trabajo y la seguridad de las personas.

El objetivo de la Seguridad Biológica es el de disminuir y prevenir la salida y/o exposición de agentes que puedan ser peligrosos para las personas que trabajan tanto dentro como fuera de este tipo de laboratorios y para el medio o ecosistema donde podrían ir directa o indirectamente estos agentes.

Los objetivos específicos de Bioseguridad comprenden una serie de acciones tendientes al control del riesgo que encierran las actividades en los siguientes campos:

a) Manipulación de microrganismos patógenos.

b) Usos de la técnología del ADN Recombinante.

c) Manipulación de material infeccioso

d) Uso de fármacos, radiaciones y elementos químicos de efecto dañino en el hombre, probado o no bien definido.

e) Medidas de protección del ambiente.

La Seguridad Biológica se puede resumir en tres elementos indispensables que son: las técnicas de laboratorio, el equipo de seguridad y el diseño de la instalación.

Las técnicas y prácticas de laboratorio son el elemento más importante de la seguridad, ya que es de vital importancia el correcto cumplimiento de normas de trabajo dentro del laboratorio. Las personas que están en contacto con agentes infecciosos o materiales infectados deben ser concientes de los peligros potenciales que esto significa y deben recibir la información adecuada para el manejo seguro del respectivo material.

El equipo de seguridad debe ser el adecuado para el manejo de este tipo de agentes, al igual que el diseño de su instalación.

  • Medidas de seguridad en el laboratorio
  1. Usar delantal blanco, debe usarse abrochado para prevenir la contaminación de la ropa de calle.
  2. Mantener el cabello recogido o protegido con un gorro o red limpio.
  3. Evitar entradas y salidas en el laboratorio con una frecuencia innecesaria.
  4. Evitar idas y venidas injustificadas, movimientos bruscos y rápidos. Es necesario aprender a moverse en el laboratorio.
  5. No está permitido fumar, comer o beber, ni aplicarse cosméticos dentro del laboratorio.
  6. No colocar objetos personales sobre la mesa de trabajo. (No utilizar teléfonos celulares)
  7. No usar los refrigeradores, ni las estufas para conservar o calentar alimentos.
  8. Lavarse siempre las manos al llegar y antes de abandonar el laboratorio. Desinfectarlas cuando sea necesario. Para secarlas, usar toallas desechables o aire caliente seco.
  9. No hacer uso del delantal ni pañuelos para limpiar objetos o instrumentos de trabajo.
  10. Comunicar inmediatamente cualquier sospecha de riesgo químico, microbiológico o físico.
  11. Las superficies donde se trabaja deben ser descontaminadas antes y después de hacer el trabajo.
  12. Está prohibido pipetear con la boca.
  13. Cuando se estén realizando experimentos las puertas deben permanecer cerradas.
  14. En el laboratorio no se permite la presencia de animales o plantas no relacionados con el trabajo que se está realizando.
  • Reglas generales para evitar riesgos

I. Riesgos físicos.

  1. Asegurarse de que todos los equipos tengan línea de conección a tierra.
  2. No mantener equipos o realizar conexiones con las manos húmedas.
  3. Mantener un elevado nivel de seguridad o irradiaciones por luz ultravioleta.

II. Riesgos químicos.

  1. Almacenar los materiales volátiles, inflamables y tóxicos en un gabinete metálico o en una habitación aislada del edificio. El lugar debe ser frío y bien ventilado. Estos materiales deben mantenerse en sus envases originales.
  2. No transferir grandes volúmenes de líquidos peligrosos.
  3. Transferir los materiales o inflamables en habitaciones bien ventiladas.
  4. No almacenar juntos reactivos incompatibles.
  5. Etiquetar todos los reactivos indicando con dibujo de una calavera el caso que sean productos tóxicos.
  6. Tener disponible neutralizantes para cualquier emergencia.
  7. Tener disponibles extintores de incendios.

III. Riesgos microbianos.

  1. Debe darse estricto cumplimiento a las normativas, con el fin de minimizar los riesgos de contaminación, enfermedades y asegurar confiabilidad de los análisis efectuados.
  • Clasificación de riesgo y de los laboratorios de trabajo biológico

Los agentes biológicos, químicos y físicos, se clasifican según su grado de riesgo tanto para el individuo como para la comunidad en: Grupo I: Agentes que en general constituyen un bajo riesgo para los individuos y la comunidad.

Grupo II: Agentes que constituyen un riesgo moderado para los individuos y limitado para la comunidad.

Grupo III:Agentes que constituyen un alto riesgo para los individuos y bajo para la comunidad.

Grupo IV: Agentes que constituyen un alto riesgo para los individuos y para la comunidad.

En relación con el grado de riesgo los laboratorios que manipulan los elementos que generan este tipo de situación, se clasifican en:

1. Laboratorio básico:

Es un recinto de diseño estándar, en el cual la mayoría del trabajo se realiza en el mesón y se puede trabajar con agentes de riesgo del grupo I y II.

2. Laboratorio de contención:

Es un recinto cuyo diseño contempla un acceso restringido y barreras de contención que protegen al operador. Se puede trabajar con agentes de riesgo del grupo III.

3. Laboratorio de contención máxima

Es un recinto separado o convenientemente aislado, con sistemas de apoyo exclusivo y cuyo diseño incluye barreras de contención que dan protección máxima al personal y/o comunidad y se puede trabajar con agentes de riesgo del grupo IV.

  • Barreras de contención

Son aquellas que previenen el escape y dispersión de agentes de riesgo.

  1. Barrera primaria: Es aquella que protege al personal y al ambiente inmediato del agente de riesgo (vestimenta de uso exclusivo, gabinete de bioseguridad y equipos provistos de dispositivos de seguridad).
  2. Barrera secundaria: Es aquella que protege el ambiente externo contra los agentes de riesgo (diseño del laboratorio e implementación de equipos de seguridad de acuerdo al nivel de bioseguridad).
  3. Barrera microbiológica: Es un dispositivo o sistema que evita o limita la migración de microorganismos entre los espacios situados a ambos lados del mismo y permite controlar la concentración de microorganismos en el ambiente, dentro de límites prefijados. Tiene como objetivo proteger al operador o al operador y al proceso.
  4. Barrera microbiológica parcial: Es un dispositivo o sistema que limita la migración de microorganismos entre los ambientes situados a ambos lados del mismo. En este tipo de barrera se recomiendan Prefiltros, Filtros HEPA (High- Efficiencyparticulate Air), como gabinetes de bioseguridad biológica de clase I o II.
  5. Barrera de microbiología absoluta: Es un dispositivo o sistema hermético, a prueba de filtraciones de aire o gas, que evita en forma total la migración de microorganismos entre el ambiente confinado por la barrera y el ambiente exterior de la misma. Además este tipo de barrera, puede confinar al producto o proceso, dejando al operador fuera de la misma o viceversa. Se recomienda gabinetes de Bioseguridad Biológica del tipo III.
  6. Barrera química: Son dispositivos o sistemas que protegen al operador del contacto con substancias irritantes, nocivas, tóxicas, corrosivas, líquidos inflamables, sustancias productoras de fuego, agentes oxidantes y sustancias explosivas.
  7. Barrera física: Son dispositivos de protección individual o colectivo que protegen contra las radiaciones ionizantes, no ionizantes, ruidos, carga calórica, quemaduras y vibraciones excesivas.
  • Niveles de Bioseguridad

De acuerdo con el nivel de riesgo, el tipo de laboratorio, la barrera de contención requerida, los procedimientos y técnicas a usar se han establecidos los siguientes niveles de Bioseguridad:

a) Nivel de Bioseguridad I

Es aquel que corresponde a las actividades desarrolladas en un laboratorio básico, por personal adiestrado en los procedimientos que se ejecutan en él.

  1. Grupo de riesgo: I
  2. Clasificación Laboratorio: Básico
  3. Ejemplo: Laboratorio de entrenamiento básico
  4. Microorganismos: E. coli, Bacillus subtilis
  5. Técnicas: corrientes
  6. Equipo de seguridad específico: ninguno

b) Nivel de Bioseguridad II

Es aquel que corresponde a las actividades desarrolladas en un laboratorio básico, por personal adiestrado en el manejo de agente de riesgo moderado para el personal y el ambiente.

  1. Grupo de riesgo: II
  2. Clasificación Laboratorio: Básico
  3. Ejemplo: Laboratorio de diagnóstico hospital clínico
  4. Microorganismos: Salmonella, Hepatitis, Vibrio cholerae, Brucella
  5. Técnicas: nivel I + acceso limitado ( tener puerta y mantenerla cerrada ), personal adiestrado
  6. Equipo de seguridad específico: gabinete de bioseguridad

c) Nivel de Bioseguridad III

Es aquel que corresponde a las actividades desarrolladas en el laboratorio de contención. El personal debe contar con adiestramiento específico para el manejo de agentes de alto riesgo.

  1. Grupo de riesgo: III
  2. Clasificación Laboratorio: de contención
  3. Ejemplo: Laboratorio especializado
  4. Microorganismos: virus encefalitis, Meningococo, SIDA
  5. Técnicas: nivel II + acceso restringido ( la puerta se abre sólo por dentro ), ventilación especial
  6. Equipo de seguridad específico: equipos especialmente diseñados

d) Nivel de Bioseguridad IV

Es aquel que corresponde a las actividades desarrolladas en el laboratorio de contención máxima. El personal debe estar específica y acuciosamente adiestrado en el manejo de agentes extremadamente de alto riesgo o ajenos a la flora habitual del país.

  1. Grupo de riesgo: IV
  2. Clasificación Laboratorio: de contención máxima
  3. Ejemplo: Laboratorio diagnóstico patógenos exóticos
  4. Microorganismos: virus Ebola.
  5. Técnicas: nivel III + sistemas especiales de ingreso
  6. Equipo de seguridad específico: equipos contención máxima, gabinete bioseguridad clase III ( herméticamente cerrado )
  • Bioseguridad en el manejo de microorganismos patógenos:

El manejo de microorganismos patógenos constituye un campo de actividades múltiples, que van desde el uso con fines estrictamente experimentales de cepas patógenas, caracterización biológica de ellas, estudio de mecanismos de protección para las enfermedades que determinan, etc.

El grado de protección que es necesario proporcionar a las personas que trabajan directamente con estos organismos, el ambiente y a la comunidad se clasifica en 5 niveles.

1) Nivel 1: Mínimo o Elemental de Bioseguridad Biológica.

  1. Ejemplo: Laboratorio de entrenamiento básico
  2. Microorganismos: Familia Micrococcaceae.

2) Nivel 2: Permite la manipulación de microorganismos de mediana potencialidad de riesgo.

  1. Ejemplo: Laboratorio de diagnóstico hospital clínico
  2. Microorganismos: Familia Enterobacteriaceae.

3) Nivel 3: Permite el manejo de microorganismos, autóctonos o externos, los que pueden provocar enfermedades serias o letales como resultado, especialmente, de la inhalación. Es aplicable a diagnóstico clínico e investigación. Deben usarse gabinetes de seguridad biológica de clase 1 ó 2, estos deben ser descontaminados luego del trabajo.

  1. Ejemplo: Laboratorio especializado
  2. Microorganismos: Género Clostridium

4) Nivel 4: Se necesitan para un trabajo con agentes de alto riesgo, y externos, los que implican una seria amenaza de vida. Se utiliza gabinetes de Bioseguridad de tipo 3.

  1. Ejemplo: Laboratorio diagnóstico patógenos exóticos
  2. Microorganismos: Listeria

5) Nivel 5: Se denomina nivel 5 de Bioseguridad y clase V para referirse a microorganismos patógenos o genéticamente modificados que se introducen al país. Para ellos debe haber una expresa autorización de los organismos de Estado encargados de este tipo de control, y su manejo en el laboratorio debe, de acuerdo a su identificación taxonómica, seguir los niveles recomendados para cada caso. Si se desconoce su identidad u otro detalle de su patogenicidad o genética, debe aplicarse el nivel 4 mientras no se logre su total identificación y características biológicas.

  • Bioseguridad en el manejo de microorganismos patógenos de plantas

El manejo de los microorganismos patógenos de plantas, no difiere sustancialmente del manejo de microorganismos patógenos para el hombre, Sin embargo se debe considerar que su diseminación puede causar graves problemas a la agricultura, y por lo tanto, deben controlarse además de la manipulación, el traslado de microorganismos de un lugar a otro. Junto con el traslado de plantas infectadas. A nivel de laboratorio, el material biológico (microorganismo y plantas) no deberá ser sacado sin previa autorización del jefe de laboratorio, y en ningún caso debe permitirse el traslado de plantas a casas particulares.

Ningún microorganismo considerado como patógenos de plantas debería trabajarse en un laboratorio de Nivel 1, fundamentalmente por el daño que pueda causar su diseminación en el medio ambiente.

- Ejemplo: Patógenos de plantas Nivel 2, Familia Pseudomonaceae, género Pseudomonas. Patógenos de plantas Nivel 3, Familia Mucoraceae, género Rhizopus.

  • Bioseguridad en el manejo de los virus

Todos los virus capaces de infectar al hombre deben ser manipulados a un nivel II o mayor seguridad. Los virus de otras especies animales deben ser también manipulados a estos niveles, ya que en ocasiones pueden infectar y causar alguna patología en humanos, que en el caso de algunos virus, como Encefalitis Equina del Este o Ebola, puede causar la muerte. Tanto para los virus de especies animales como para virus de plantas se debe considerar su potencial impacto en el medio ambiente chileno y por lo tanto, observar todas las normas para su manipulación y contención.

  • Bioseguridad en las investigaciones que hacen uso de moléculas de DNA recombinante

El acelerado desarrollo que ha experimentado en los últimos años un conjunto de nuevas técnicas de manipulación de seres vivos y materiales biológicos, a expensas de los avances de la biología molecular, como la tecnología de DNA recombinante, ha planteado la necesidad de regulaciones y controles de investigación, de los productos producidos con estas técnicas, ante la posibilidad de impactos negativos de ellos tanto en la salud como en los ecosistemas.

Los objetivos generales de estas regulaciones van enfocados hacia la protección de la salud y del medio ambiente, al desarrollo de la investigación en el campo de la biotecnología. Para ello deben existir normativas reguladoras y estructuras organizativas, que garanticen un nivel razonable de seguridad, que permita el desarrollo de un clima de apoyo por parte de la comunidad científica y de la opinión publica en general, al continuo avance científico y tecnológico en este campo.

Se deben establecer normas mínimas que se cumplan en todas las instituciones o laboratorios en que se emplee la tecnología de DNA recombinante. Deberían incluir:

a) Procedimientos o métodos empleados en los laboratorios de microbiología.

b) Instalaciones de laboratorios que proporcionen barreras físicas necesarias según la estimación del peligro que presentan los agentes biológicos.

c) Aplicación de barreras biológicas específicas, a fin de reducir la probabilidad de propagación del DNA recombinante hacia el exterior.

  • Barreras biológicas específicas

Los experimentos con DNA recombinante se pueden dividir en 4 clases, en relación al control que se debe ejercer.

  1. Experimentos que requieren ser sometidos a examen del CTNB (Comité Técnico Nacional de Bioseguridad) y su aprobación por CIB (Comité Institucional de Bioseguridad), antes de su iniciación.
  2. Experimentos que solo requieren de aprobación Institucional de Bioseguridad antes de su iniciación.
  3. Experimentos que requieren sólo una notificación al comité Institucional, antes de su iniciación.
  4. Experimentos exentos.

Para llevar a cabo un plan de Bioseguridad y lograr el cumplimiento de sus objetivos, éste no podrá ponerse en práctica si no se define con claridad, la organización que tendrá a su cargo, la vigilancia para el cumplimiento de las normativas que lo regulen, estas organizaciones son los Comités de Bioseguridad. De acuerdo con la experiencia y recomendaciones que ya están en práctica en otros países, un plan de Bioseguridad debe contar con:

a) Un Comité Técnico Nacional de Bioseguridad (CTNB):

  1. Tendrá como responsabilidad, desarrollar el Manual de Normativas al que estarán sujetos los Laboratorios, Industrias o Instituciones que manipulen o usen material o técnicas de riesgo.
  2. Establecer un sistema de inspectoría, evaluación y certificación de instalaciones.
  3. Desarrollar una Actividad de asesoría Técnica a los organismos de Gobierno.
  4. Recomendar las medidas necesarias cuando sea oportuno.
  5. Mantener permanente contacto y asesoría con los Comités Institucionales de Bioseguridad.

b) Un Comité Institucional de Bioseguridad (CIB)

  1. Este Comité se considera el nivel primario de responsabilidad frente a su personal y a la comunidad.
  2. Entre sus funciones están, velar por el cumplimiento de las normativas señaladas en el Manual del CTNB, y en sus propias normas.
  3. Mantener un programa permanente de inspección y procedimientos.
  4. Velar por la capacitación técnica de su personal.
  5. Llevar un archivo de las actividades de la institución.

c) Un Manual Técnico de Normativas de Bioseguridad.

Constituye un importante elemento de trabajo y la base para el desarrollo de las actividades del CTNB y CIB. Su contenido debe estructurarse de acuerdo a las grandes áreas de interés de Bioseguridad, además debe contener un glosario de términos que facilite la comprensión y homogeneidad del lenguaje técnico.