Manutención y reparación de puentes de madera/Introducción

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La era de la madera atraviesa la historia humana. Las edades de piedra, hierro, y bronce fueron intervalos dramáticos en el progreso humano, pero la madera –un recurso renovable– ha sido siempre actual. Como material de construcción, la madera es abundante, versátil, y fácilmente obtenible. Sin ella, la civilización como sabemos habría sido imposible. Si es científicamente manipulado y protegido de los desastres naturales causados por el fuego, insectos, y enfermedades, el bosque dura por siempre. Mientras se cosechan árboles antiguos, éstos son reemplazados por árboles jóvenes para reponer la fuente de madera para las generaciones futuras. El ciclo de regeneración, o producción sostenida, puede igualar o sobrepasar el volumen que es cosechado. La madera era probablemente el primer material usado por los seres humanos para construir un puente. Aunque en el vigésimo siglo la madera se reemplazó por el hormigón y el acero como materiales principales para la construcción del puente, la madera todavía se utiliza ampliamente para puentes de corta y media longitud. La resistencia, el peso ligero, y las propiedades de absorción de energía de la madera son características deseables para la construcción del puente. La madera es capaz de soportar sobrecargas a corto plazo sin efectos perjudiciales. Contrario a la creencia popular, las grandes piezas de madera proporcionan buena resistencia al fuego, calidades que reúnen o exceden los otros materiales en exposiciones severas al fuego. De un punto de vista económico, la madera es competitiva con otros materiales sobre un costo primario base y demuestra ventajas cuando se comparan los costos de ciclo vital. Los puentes de madera se pueden construir en cualquier condición atmosférica, sin daños para el material. La madera no es dañada por la congelación continua y deshielo, resistiendo los efectos dañinos de éste, que causan deterioración en otros materiales del puente. Los puentes de madera no requieren equipo especial para la instalación y puede normalmente ser construido sin trabajos altamente experto. También presentan un aspecto natural y estético que satisface, particularmente en alrededores naturales. Aunque la madera es susceptible a la pudrición o al ataque de insectos bajo condiciones específicas, es intrínsecamente un material muy durable cuando está protegido contra la humedad. Cubrir los puentes protegiendo los elementos a la exposición directa. En usos modernos, rara vez es práctico o económico cubrir los puentes; sin embargo, el uso de preservantes ha ampliado la vida de uso de la madera expuesta. Usando técnicas modernas de aplicación y productos químicos preservantes, la madera ahora se puede proteger con eficacia contra la pudrición por períodos de 50 años o más. Además, la madera tratada con preservantes requiere poco mantenimiento y nada de pintura. Una idea falsa sobre la madera como material para puente es que su uso está limitada para estructuras menores de tamaño no apreciable. Esta creencia se basa probablemente en el hecho de que los árboles para la madera comercial están limitados en tamaño y son normalmente cosechados antes de que alcancen un tamaño máximo. Aunque el diámetro del árbol limita el tamaño de la madera aserrada, la aparición de la madera laminada encolada, hace unos 40 años atrás, es diseñada para proporcionar varias alternativas de prestación. La madera laminada encolada es el material más usado para puentes de madera, es fabricado juntando piezas aserradas de madera de construcción junto con los pegamentos estructurales impermeables. Así, las piezas de la madera laminada encolada son virtualmente ilimitados en profundidad, anchura, y longitud y pueden ser fabricados en una amplia gama de formas. La madera laminada encolada proporciona resistencias más altas de diseño que la madera de construcción aserrada, y proporciona una mejor utilización del recurso disponible de la madera de construcción, permitiendo la fabricación de elementos estructurales de gran tamaño hechas de pequeñas piezas de madera de construcción. Los avances tecnológicos de laminación han aumentado la conveniencia y el funcionamiento de la madera para aplicarla en puentes de carretera.