Ir al contenido

Introducción a Linux/Cómo se instala Linux

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.

Introducción[editar]

GNU/Linux es un sistema operativo generalmente fácil de instalar, debido a que la mayoría de sus distribuciones puede utilizarse desde el CD (LiveCD) antes de instalarse en la computadora e incluso instalarse desde ese mismo entorno.

GNU/Linux funciona en cualquier tipo de computadora y con cualquier hardware ya sea teclado, monitor, etc. Aunque puede no funcionar a la perfección con tarjetas de video potentes, por lo que los juegos pueden no aprovechar todo el poder de la tarjeta de video, mas el 95 % de las computadoras no tiene problemas con linux para tareas básicas, arranca a la primera y reconoce todo sin tener que hacer nada especial, es más fácil incluso que instalar Windows XP.

Algunas distros recomendadas para comenzar a usar son:

¿32 bits o 64 bits?[editar]

Actualmente casi todas las distros tienen versiones de 32 bits y 64 bits, tanto para arquitecturas x86 (Intel/AMD), como ARM (Qualcomm, Texas Instrument, Marbell, Samsung...), IBM PowerPC (PS3, XBox, Mainframes), o MIPS (muy utilizado en Asia y China en particular). El propio código fuente de Linux detalla mejor el conjunto de arquitecturas soportadas.

Instalar desde CD[editar]

Las distribuciones (versiones) que soportan Live-CD [1] no requieren siquiera instalación: sólo se introduce el CD, se reinicia y si tienes GNU/Linux en la pantalla sin necesidad de instalación, lo apagas y quitas el CD y no pasa nada, vuelves a tu anterior sistema operativo, o si prefieres instalas GNU/Linux desde la versión en vivo cuando estas con el CD dentro de la computadora para no tener que estar trabajando con el CD dentro de la computadora.

Basta con descargar la imagen ISO de una distribución, de las muchas gratuitas que hay en internet, desde el sitio oficial de dicha distribución. Luego grabarla en un CD o DVD con la opción «grabar imagen iso» o similar (no se debe grabar como disco de datos) Una vez finalizada la grabación debemos insertar el CD y reiniciar la computadora. Puede que haga falta cambiar el orden de booteo en la BIOS.

Instalación desde una memoria USB[editar]

Unetbootin nos permite también preparar un pendrive (memoria flash) con el sistema a instalar. Existen versiones de unetbootin tanto para Windows como para GNU. Unetbootin automatiza todo el proceso de descarga de nuestra distribución favorita (Mandriva, Ubuntu, Fedora, ...) y alternativamente permite crear un pendrive de arranque a partir de un CD o imagen ISO. En general la instalación desde una memoria flash es mucho más rápida y cómoda que desde un CD o DVD-Rom debido a que tiene un inconveniente, es que la BIOS debe tener soporte para arranque desde memoria Flash, lo cual no siempre es cierto en ordenadores antíguos.

Tanto al arrancar desde CD como desde un pendrive, generalmente las distribuciones modernas de GNU nos permiten utilizar el sistema sin instalar nada en el disco duro (Comercialmente suele hablarse de "distribuciones live", Live-CDs o Live-Flash). Múltiples estudios en seguridad recomiendan utilizar estas versiones Live para acceder a la banca On-line debido a su mayor protección contra virus (un virus no puede instalarse en un CDROM ni un pendrive protegido contra escritura)

Máquinas virtuales[editar]

Una tercera opción es instalar en una máquina virtual. Con diferencia esta es la opción más fácil y cómoda si disponemos de un PC con soporte hardware para virtualización y suficiente memoria RAM y disco duro.

Programas para virtualizar hardware:

Nota: Suele ser bastante habitual, sobre todo en empresas seguir el paso contrario, es decir instalar GNU sobre la máquina física y ejecutar Windows dentro de una máquina virtual debido a las ventajas administrativas que tiene la virtualización.

La instalación[editar]

La instalación en las distribuciones más populares es intuitiva en general. Sin embargo, puede haber algo de confusión en el tema de las particiones. En Windows es común el uso del sistema de archivos NTFS. En cambio, en GNU/Linux es usado el sistema de archivos «ext4»[1]. Para el funcionamiento de GNU/Linux, es necesario tener como mínimo dos particiones:

  • El directorio raíz / : es la carpeta principal del sistema
  • La swap: es el espacio de intercambio, es decir, el espacio del disco duro donde se almacenan los procesos inactivos, el equivalente en Windows es el archivo de paginación.

Sin embargo, se recomienda otras dos particiones:

  • /boot: es aquí donde se guardan los datos necesarios para el arranque del sistema.
  • /home: es donde se ubican las carpetas de los usuarios. La ventaja de tener esta partición separada es cuando si se requiere reinstalar un sistema operativo GNU/Linux no es necesario respaldar los documentos, sólo se formatea el directorio raíz.

Si tenemos un sistema operativo Windows instalado, debemos redimensionar la partición en la que se ubica.

También hay que considerar que existen distintos tipos de particiones:

  • Partición primaria: sólo pueden haber 4 particiones primarias en un disco duro. Para crear más particiones, debemos recurrir a las particiones extendidas.
  • Partición extendida: es una especie de «caja» en la cual se ubican las particiones lógicas.
  • Partición lógica: son las particiones ubicadas dentro de las particiones extendidas. Se usan para evitar el límite de particiones primarias.

Por lo que se recomienda usar tres particiones primarias, y una extendida, en la cual se albergan el resto de particiones necesarias (sobre todo si coexisten distintos sistemas operativos, donde cada cual tiene su partición.

Notas al pie[editar]

  1. Al momento de escribir, febrero de 2011, anteriormente se usaron ext2 y ext3.