Historia de la arquitectura/BarrocEurop

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Barroco[editar]

Antecedentes y Contexto Histórico[editar]

La palabra Barroco parece venir del vocablo barrueco con la que son designadas en español y portugués las perlas irregulares. En sentido estricto se llama barroco a una época particular que abarca gran parte del siglo XVII en Europa y que constituye una evolución del renacimiento. En este periodo el arte cambia: partiendo de las sencillas y armónicas formas renacentistas, da lugar a un arte complicado, rebuscado que deja de lado la CLARIDAD y la NATURALIDAD. Los artistas, habiendo asimilado las enseñanzas de los clásicos emplean los mismos recursos pero con criterio que no se ajustan ya a los viejos cánones. Ávidos de novedades, dan gran importancia el ingenio personal, y la originalidad es una de sus mayores aspiraciones. El resultado es que en ocasiones las obras pierden el sentido de la mesura, el equilibrio y ACUMULAN ELEMENTOS, dando lugar a obras artificiosas y afectadas. Ya no es una obra ESTETICA, sino dinámica, sorprendente, en la que los elementos clásicos, han perdido su función de la utilidad y ahora son solo ornamentación.

Dentro de la época barroca se inserta el gran teatro español del siglo de oro y, en Inglaterra, el mayor dramaturgo de todos los tiempos, William Shakespeare.

El Barroco, en todas sus manifestaciones, surge directamente de los CONFLICTOS RELIGIOSOS que asolan a Europa en el siglo XVII y de los procesos de asentamiento de las MONARQUIAS como poder absoluto dentro de sus territorios.

Como contestación a la REFORMA LUTERANA, el arte cristiano se vuelve austero y circunspecto, rescatando la religiosidad y la introspección. Posteriormente, la necesidad de las monarquías de demostrar su poder absoluto e incontestable vuelve el arte suntuoso y exagerado y lo arranca de la exclusiva esfera religiosa para instalarlo en los palacios. La ciencia barroca, por otra parte, ligada al desarrollo de los modernos estados y por lo tanto fomentada desde las monarquías, va a conocer un periodo de esplendor y desarrollo sin precedentes, y sus repercusiones influirán sobre todas las esferas de la vida humana, contribuyendo a crear una nueva MENTALIDAD.

  • El arte será el vehículo de propaganda tanto de la Iglesia de la Contrarreforma, como de los Estados absolutistas o de la burguesía protestante.
  • En el barroco la figura humana se alza como objeto decisivo del arte, pero no en su forma idealizada, sino en cualquier aspecto, ya sea este bello o feo, sublime o cotidiano.
  • En el barroco podemos distinguir tres períodos: temprano o primitivo, de 1580 a 1630, pleno, de 1630 a 1680, y tardío o rococó, de 1680 a 1750.


Las diferencias entre el Renacimiento y el Barroco son que en el renacimiento se tenía una visión plástica y de contornos, composición en planos, formas cerradas, unidad compositiva y claridad absoluta de cada objeto, y en el Barroco se tenía una visión pictórica y apariencia, composición con profundidad, formas abiertas, subordinación al motivo y claridad relativa

Arquitectura

En el barroco la arquitectura va frecuentemente unida al urbanismo. La ciudad se vuelve escenográfica. El palacio es el típico edificio de vivienda urbana para las familias poderosas. El hotel es un tipo de vivienda unifamiliar exenta y rodeada de jardines, burguesa. El templo es el lugar del sermón y la eucaristía. Se trata de un sitio de representación teatral.

Escultura

Los temas tienden a ser más profanos, mitológicos, en donde el desnudo adquiere particular importancia. Además, la escultura se vuelve urbana, aparecen en las calles, plazas y fuentes, integradas con la arquitectura.

La escultura barroca se caracteriza por su fuerza y su monumentalidad, su movimiento compositivo, su dinamismo, proyectado hacia fuera, sus composiciones diagonales, su expresividad y su tratamiento de la ropa.


Contexto Político en España[editar]

El siglo XVII fue para España un período de grave crisis política, militar, económica y social que terminó por convertir el Imperio Español en una potencia de segundo rango dentro de Europa. Los llamados Austrias menores -Felipe III, Felipe IV y Carlos II- dejaron el gobierno de la nación en manos de ministros de confianza o validos entre los que destacaron el duque de Lerma y el conde-duque de Olivares.

En política exterior, el duque de Lerma, valido de Felipe III, adoptó una política pacifista y logró acabar con todos los conflictos heredados del reinado de Felipe II. Por el contrario, el conde-duque de Olivares, valido de Felipe VI, incolucró de lleno a España en la guerra de los Treinta Años, en la que España sufrió graves derrotas militares.

Durante la segunda mitad del siglo, Francia aprovechó la debilidad militar española y ejerció una continua presión expansionista sobre los territorios europeos regidos por Carlos II. Como consecuencia de esta presión, la Corona española perdió buena parte de sus posesiones en Europa, de modo que a principios del siglo XVIII el Imperio español en Europa estaba totalmente liquidado.

En política interior, la crisis no fue menos importante. El duque de Lerma procedió a la expulsión de los moriscos (1609), con lo que se arruinaron las tierras de regadío del litoral levantino, y permitió la generalización de la corrupción administrativa. Posteriormente, la política centralista del conde-duque de Olivares provocó numerosas sublevaciones en Cataluña, Portugal, Andaluncia, Nápoles y Sicilia. La rebelión catalana fue sofocada el año 1652, mientras que la sublevación portuguesa desembocó en la independencia de ese país (1668).

Contexto Político en Inglaterra[editar]

El siglo XVII conoció una extensa crisis demográfica, económica y política, cuyas pruebas más incontestables fueron la guerra de los Treinta Años, las revueltas populares y campesinas, la revolución y el cambio de régimen político en Inglaterra, los desórdenes en los Países Bajos y las guerras expansivas promovidas por Luis XIV. Desde el punto de vista político el absolutismo salió aparentemente reforzado de esta crisis, de tal manera que el siglo XVII ha sido presentado como el del apogeo del absolutismo. Pero se trata, en realidad, de un absolutismo precario, híbrido y en vías de ser superado. Precario, porque los factores que lo favorecían temporalmente provocaron a largo plazo, y en Inglaterra a corto, su disolución. Híbrido, porque el absolutismo del siglo XVII hizo descansar la noción de soberanía simultáneamente sobre elementos tradicionales (como los deberes del monarca, la costumbre, las leyes fundamentales del Reino) y sobre elementos nuevos, como el mercantilismo. Las principales obras políticas de la época provienen de Inglaterra.

Las dos revoluciones del siglo XVII (1603 - 1707) Los reyes de Inglaterra eran poderosos, pero no disponían de ejército regular y sus ingresos eran limitados. Trataron de encontrar fondos sin tener que depender del Parlamento. Inglaterra era un país claramente protestante y cualquier movimiento que pudiera interpretarse como un intento de restablecer el catolicismo era objeto de una violenta respuesta. La incapacidad de Carlos I de dar respuesta a estos problemas originó la guerra civil.

Primera Guerra Civil (1642 -1649) La guerra civil dividió a las familias, mientras los estratos bajos reaccionaron con apatía. Fue una guerra de asedios y escaramuzas y no de grandes batallas. El Parlamento contaba con ventaja a largo plazo al disponer de los recursos humanos y económicos de Londres y de la ayuda de 20.000 escoceses. Por ello procuraron agotar a los realistas, cuyo principal general fue el príncipe Ruperto, sobrino de Carlos.

Antes de su muerte a finales de 1643, el líder del Parlamento. Pym, firmó la Solemne Liga y Alianza, por la que los escoceses colaboraron con 20.000 hombres a cambio de una reforma religiosa en Escocia acorde con los principios presbiterianos.

Fin de la República (1658 - 1660) Entre septiembre de 1658 y diciembre de 1659, el caos político y económico se adueñó del país, mientras los grupos políticos eran incapaces de alcanzar un acuerdo. En el invierno de 1659-1660, todos fueron convenciéndose de que la restauración de la monarquía era el único modo de conseguir la estabilidad. Richard Cromwell era incapaz de sostener el gobierno. El Parlamento despojó al ejército de poder político en abril de 1659. Richard disolvió el Parlamento.


DESARROLLO HISTORICO Y GEOGRAFICO

El Barroco, en todas sus manifestaciones, surge directamente de los conflictos religiosos que asolan Europa en el siglo XVII y de los procesos de asentamiento de las monarquías como poder absoluto dentro de sus territorios. Posteriormente, la necesidad de las monarquías de demostrar su poder absoluto e incontestable vuelve el arte suntuoso y exagerado y lo arranca de la exclusiva esfera religiosa para instalarlo en los palacios. El barroco, por otra parte, ligado al desarrollo de los modernos estados y por lo tanto fomentada desde las monarquías, va a conocer un período de esplendor y desarrollo sin precedentes, y sus repercusiones influirán sobre todas las esferas de la vida humana, contribuyendo a crear una nueva mentalidad.

El inicio del barroco en arquitectura se da en Italia, con figuras tan determinantes como Francesco Borromini y Gianlorenzo Bernini, ya en otros países sufre una transformación, por ejemplo en Francia, adquiere caracteres mas sobrios con una arquitectura menos complicada, un mayor respeto por las proporciones e intenciones mas tenues. En general es un arte que rinde su servicio a la monarquía absoluta. En España la sobriedad y desornamentación imperarían en el barroco, con importantes edificios en los que impera un estilo más mesurado y casi clásico. En Alemania y en Austria combinaría la inspiración italiana y francesa creando así un estilo de gran exuberancia decorativa, sobre todo en los interiores, de luminosidad brusca, que darán paso al estilo Rococó.

DECADENCIA DEL BARROCO

Esta decadencia inicia desde finales del siglo XVII y culmina hasta la mitad del siglo XVIII, los escritores al darse cuenta de esta situación reacciona y adoptan otras tendencias nacidas en Francia e Italia, entonces de esta manera aparece: el neoclasicismo, estilo que en España tuvo un escasa duración y que se caracteriza por una mayor sencillez en las formas y el acatamiento de las normas fijadas por Boileau, inspiradas de los clásicos: Homero y Aristóteles. La irrupción del Neoclasicismo provino del exterior, y no de una necesidad interna de renovación.

DESARROLLO HISTORICO Y GEOGRAFICO

El Barroco, en todas sus manifestaciones, surge directamente de los conflictos religiosos que asolan Europa en el siglo XVII y de los procesos de asentamiento de las monarquías como poder absoluto dentro de sus territorios. Posteriormente, la necesidad de las monarquías de demostrar su poder absoluto e incontestable vuelve el arte suntuoso y exagerado y lo arranca de la exclusiva esfera religiosa para instalarlo en los palacios. El barroco, por otra parte, ligado al desarrollo de los modernos estados y por lo tanto fomentada desde las monarquías, va a conocer un período de esplendor y desarrollo sin precedentes, y sus repercusiones influirán sobre todas las esferas de la vida humana, contribuyendo a crear una nueva mentalidad.

El inicio del barroco en arquitectura se da en Italia, con figuras tan determinantes como Francesco Borromini y Gianlorenzo Bernini, ya en otros países sufre una transformación, por ejemplo en Francia, adquiere caracteres mas sobrios con una arquitectura menos complicada, un mayor respeto por las proporciones e intenciones mas tenues. En general es un arte que rinde su servicio a la monarquía absoluta. En España la sobriedad y desornamentación imperarían en el barroco, con importantes edificios en los que impera un estilo más mesurado y casi clásico. En Alemania y en Austria combinaría la inspiración italiana y francesa creando así un estilo de gran exuberancia decorativa, sobre todo en los interiores, de luminosidad brusca, que darán paso al estilo Rococó.

DECADENCIA DEL BARROCO

Esta decadencia inicia desde finales del siglo XVII y culmina hasta la mitad del siglo XVIII, los escritores al darse cuenta de esta situación reacciona y adoptan otras tendencias nacidas en Francia e Italia, entonces de esta manera aparece: el neoclasicismo, estilo que en España tuvo un escasa duración y que se caracteriza por una mayor sencillez en las formas y el acatamiento de las normas fijadas por Boileau, inspiradas de los clásicos: Homero y Aristóteles. La irrupción del Neoclasicismo provino del exterior, y no de una necesidad interna de renovación.


EL ABSOLUTISMO EN EL BARROCO ¿QUE ES EL ABSOLUTISMO?

Forma de gobierno que se da en Europa entre los sgl XVII y XVIII, principalmente en España, Francia e Inglaterra.

a) CARACTERISTICAS:

Aspecto político: monarquía absoluta. Dp. De las guerras de religión sale vencedor el estado, que no reconoce poder universal (Papa, emperador)

Aspecto económico: se desarrolla el mercantilismo, riqueza depende de los metales preciosos

Aspecto social: predominio de la aristocracia, pero se desarrolla la burguesía

Aspecto espiritual: secularización, se impone el racionalismo y el empirismo (todo se basa en la experiencia)

Aspecto cultural: época del barroco

b) MONARQUÍA ABSOLUTA POLÍTICAMENTE:

El rey absoluto tiene las sg. características:

Título hereditario

Rey no se somete a autoridad universal

Lo principal: defender los intereses del estado con criterio racional

La voluntad del rey es la ley, pero Dios esta sobre él. El tenía libertad de derogar, modificar y crear leyes

Podía declarar la guerra o la paz, acuñar monedas, imponer impuestos

Súbdito: obedecer incondicionalmente

El rey y el estado se identifican

Rey suprimió la autonomía de ciudades y provincias

El rey gobierna sin el parlamento (Inglaterra), estados generales (Francia) ni cortes (España)

Existen dos instrumentos del poder del rey: la burocracia, que era el cuerpo de funcionarios nombrados por el rey y dependían directamente de él; y el ejercito, permanente, solo el rey puede tener ejercito

El rey cuenta con embajadores permanentes, para mantener relaciones

Los reyes franceses y españoles logran cobrar impuestos sin preguntarle a nadie, pero a los ingleses se les opone el parlamento

El absolutismo se establece totalmente en Francia y España. En Inglaterra solo con los Tudor y Estuardo, pero se acaba con la gloriosa revolución. En Alemania esta el sacro imperio, pero en los estados territoriales va a existir el absolutismo ( Austria y Rusia)

TEORIAS DEL ABSOLUTISMO

Las teorías del poder soberano: Juan bodino, autor de la república, define la monarquía como el poder supremo sobre los súbditos,el rey es la única fuente de derecho, es responsable ante Dios y está sometido a principios morales. Puede dar leyes, paz, querra, designar magistrados, imponer tributos y actuar como tribunal supremo.

teorías del derecho divino: el obispo Bossuet en Francia sostenía que Dios escogía a los reyes para que mantuvieran la paz y la justicia,por lo que debía ser venerado y respetado. Es beneficioso para el estado que todo el poder se concentre en solo una persona.

raciocinio: Tomás Hobbes en su obra Leviatán decía que el hb. siempre hacía guerra contra todos, y para acabar esto prefieren renunciar a su libertad y dar todos sus derechos a un monarca absoluto. Es necesario que alguien nos mande , sino no haríamos nada, que haga todo.

Por el surjimiento del protestantismo empiezan las guerras de religión, luego viene la anarquía. Por eso aparecen los reyes absolutos, para ordenar el desorden.

contexto barroca en la escultura

En la escultura cobra papel decorativo en la composición general, y en las grandes pinturas murales viene a corroborar el gusto por la teatralidad, que asimismo reflejan los fondos de los retratos y los grandes altares de las iglesias, con su complicada estructura y dramática vivacidad. Se destacan el movimiento y el dinamismo; las imágenes muestran pasiones violentas, lentas y exaltadas. La valorización de aquellos motivos heroicos de la cultura renacentista injertos en la Contrarreforma y la pintura del Greco y de Caravaggio introdujeron nuevos contenidos religiosos y morales y contribuyeron a una radical renovación de la expresión figurativa. El fortalecimiento de la Iglesia católica trajo consigo una vigorosa reanudación de motivos estrictamente renacentistas, y al mismo tiempo en la pintura se abría paso un eclecticismo académico y el creciente interés por la decoración. En este eclecticismo y naturalismo, de tipo decorativo, tienen su origen las alegorías de los cuadros devotos (la calavera, el éxtasis celestial, la mirada en rapto doloroso o apasionado), con su estabilización de la iconografía sacra, y, paralelamente, el cultivo de una serie de temas de devoción y de ilustraciones de la verdad de la fe y de los sacramentos, fruto de una gran demanda por parte de la Iglesia. La expresividad de las figuras representadas y el intenso claroscuro son unas de las características más importantes de este período en la pintura.

En resumen, el Barroco se caracteriza por la acumulación de formas y excesos de superposición de elementos ornamentales y en el cual aparecen columnas retorcidas y pilastras que no sostienen nada, arquitrabes y muros que se doblan y retuercen, figuras en los cuadros iluminados de forma antinatural y esculturas que buscan efectos ilusionistas. Responde a una mentalidad cada vez más homogénea, que adoptó sin embrago en los diversos países formas diferentes. Se puede decir que el barroco es un estilo comprensible para todos que se manifiesta con dos ideas contrapuestas: a) el barroco lujoso y cortesano, teatral y católico y b)el barroco burgués destinado a representar la vida real, cotidiana y que abarca al protestantismo.

CARACTERISTICAS DE LA PINRURA EN EL PERIODO BARROCO

La primera característica es el triunfo del color sobre el dibujo. Se utilizan colores vivos y cálidos a los que ayuda la utilización del óleo, aunque también se continúa pintando al fresco.

Otra característica es el realismo, que representa las cosas como son en realidad, se utilizan modelos de la vida real incluso para pintar temas religiosos. Preocupa la búsqueda del movimiento.

Italia

El primer movimiento de la pintura barroca nace en Italia con Caravaggio, la principal preocupación de este pintor es la luz, para lo que utiliza la técnica del claroscuro que consiste en contrastar zonas oscuras con zonas iluminadas para dar profundidad y dramatismo a sus composiciones. Refleja en ellas el naturalismo y sus composiciones son complejas y llenas de movimientos que muestran a los personajes en acción.

Flandes

La expansión del estilo barroco dio lugar en Flandes a una escuela más aristocrática que se caracterizaba por el bello colorido y el movimiento de sus composiciones. Sus representantes más importantes fueron Rubens y su discípulo Van Dyck.

Escuela holandesa

En la Europa protestante, los temas cambien y aparecen retratos de la burguesía (Fran Hall) y la pintura de interiores (Vermeer), pero la gran figura de la pintura holandesa es Rembrandt maestro de la luz y el color, destaca especialmente como retratista (La lección de Anatomía y La Ronda de Noche)

EL SIGLO DE ORO DE LA PINTURA ESPAÑOLA

La mayoría de la pintura española es de tema religioso. La iglesia encargó a los artistas obras que despertasen la fe y los grandes principios católicos. Además es la época de la pintura de Corte, monarcas y nobles encargan retratos a los pintores.

Destacan José Rivera y Francisco Zurbaran, en la primera mitad del siglo. Participan de las preocupaciones de los pintores barrocos, tratamiento de la luz, usan colores calidos, naturalismo y complejas composiciones. Bartolomé Esteban Murillo supo captar con realismo el ambiente de la picaresca infantil.

Velazquez

Fue el genio más universal de nuestros pintores, cultivó todos los géneros:

Retratos: Felipe IV, La Meninas

Temas mitológicos: La Fragua de Vulcano, El Triunfo de Baco, Las hilanderas.

Utiliza la luz y la utilización de la perspectiva aérea serán el fundamento de su obra pictórica. Su pincelada es suelta, los colores se van haciendo progresivamente más claros y luminosos consiguiendo perfecta fusión entre las figuras y los fondos.


Antecedentes: Shakespeare

Dentro de la época barroca se inserta el gran teatro español del siglo de oro y en Inglaterra, las tragedias y las llamadas comedias oscuras o amargas el mayor dramaturgo, William Shakespeare. Las tragedias de este periodo son las más profundas de todas sus obras y aquellas en las que la poesía de la lengua se convierte en un instrumento dramático, capaz de registrar las evoluciones del pensamiento humano y las distintas dimensiones de una situación dramática. El Barroco es una época de contrastes y por esa razón ofrece dos tendencias literarias que se oponen; pero que persiguen el mismo fin: romper el equilibrio clásico. El culteranismo es una corriente literaria que se basa principalmente en la forma de las palabras; mientras que el conceptismo se basa en el significado o concepto de la palabra.

CULTERANISMO

Corriente literaria que cultiva la forma de las palabras dejando en un segundo plano su contenido y pretende crear un mundo de belleza, impresionando para ello los sentidos con los más variados estímulos de luz, color, sonido y con un lenguaje ampuloso y culto. Recursos - Abuso de la metáfora con el fin de crear un mundo de belleza absoluta: Puertas de rubíes en lugar de labios. - Uso frecuente de cultismos: palabras tomadas del latín o del griego: Argentar en lugar de platear; tórrido, umbroso, áureo... - Abuso del hipérbaton. Consiste en alterar el orden de una oración, con lo que se llega a hacer difícil su comprensión: Un torrente es su barba impetuoso, en lugar de: su barba es un torrente impetuoso. - Uso de palabras parónimas. Es decir, palabras de un sonido parecido y diferente significado; con lo que logran impresionar y llamar la atención sobre nuestros sentidos: Nubes-naves.

Máximo representante: Luis de Góngora y Argote

CONCEPTISMO

Corriente literaria que profundiza en el sentido o concepto de las palabras; se puede definir como una agudeza mental que da preferencia a las ideas con el fin de impresionar la inteligencia o el deseo de decir mucho con pocas palabras. Recursos - Frecuentes metáforas, no con el fin de embellecer, como el culteranismo, sino para impresionar la inteligencia: Lumbre por pecado. - Juegos de palabras: utilización de una misma palabra con significados diferentes: "Salió de la cárcel con tanta honra, que le acompañaron doscientos cardenales, sino que a ninguno llamaban eminencia". (Quevedo.) - Estilo breve y conciso, que se logra mediante la elipsis o eliminación de palabras. Aplican el refrán: "Lo bueno, si breve, dos veces bueno". - Antítesis de palabras, frases o ideas, con el fin de impresionar y agudizar la mente: "Mi negra capa, ya blanca por los pecados".

Máximo representante: Francisco de Quevedo y Villegas

El barroco como movimiento artístico tubo como fomento la creatividad de los artistas en exagerar todo sentimiento hasta llegar a desarrollar una arquitectura cargada de riqueza en vocabulario, llegando a una exageración, escritos muy cargadas de adjetivos y repeticiones innecesarias de sinónimos que van generando una literatura muy expresiva pero rebuscada. Como mayores exponentes de esta corriente, y símbolo de mi admiración esta Lope de Vega y Góngora, y ya que he tenido la oportunidad de estudiar a fondo este estilo en la literatura me he enamorado de esta forma de expresión tan elaborado, no solo en su rima en poesía, sino en su perfeccionamiento en todos sus componentes y elementos literarios. Creo que el barroco no fue solo un nuevo estilo, sino que fue como una renovación de técnicas y de estilos. Después de analizar el contexto en el que se desenvolvió este estilo, detectamos que en el continente de Europa y sobre todo en España la Contrarreforma influye en gran medida sobre este movimiento En este siglo XVII en que aparece el movimiento barroco se intensifican los tópicos que ya venían dándose en el Renacimiento, pero en especial los más negativos, como la fugacidad de la vida, rapidez con que el tiempo huye, desaparición de los goces, entre otros. El barroco del XVII viene a darse en toda Europa, auque toma diferente forma, por ejemplo el Eufuismo en Inglaterra, el Preciosismo en Francia, y el manierismo en Italia

Un ejemplo que encontramos muy representativo del barroco es Fábula de Polifemo y Galatea de Góngora, tomando un solo fragmento nos podemos dar cuenta de lo que he comentado anteriormente:

Era de mayo la estación florida en que el mentido robador de Europa —media luna las armas en la frente y el sol todos los rayos de su pelo—, luciente honor del cielo, en campos de zafiro pace estrellas.

Creemos que es importante conocer el origen de la palabra barroco. “Hoy se cree que proviene de la voz baroco, que designaba en las escuelas de lógica un modo de pensar extravagante”. Montes de Oca, dice en su libro Literatura Universal: “La palabra barroco parece venir del vocablo “barrueco” con lo que designan en español y portugués las perlas irregulares”.

Cual sea el verdadero origen etimológico de la palabra, el barroco fue un estilo que surgió en todas las artes, remplazando la sobriedad, la serenidad y el equilibrio del arte antiguo, por numerosas líneas onduladas y una notable y exagerada profusión de figuras en la ornamentación. Según varios escritores; la poesía del barroco, surge gracias a esa búsqueda por el deleite; al intento por impactar a los lectores con las novedades de la poesía, más allá de los modelos clásicos del renacimiento. Esta poesía, sobre todo la lírica encuentra su máximo esplendor en la primera mitad el siglo XVII con tres grandes figuras literarias ya mencionadas anteriormente que son Lope de Vega, Luis de Góngora y Francisco de Quevedo y Villegas. muchos críticos he historiadores como la Maestra en Letras Españolas Alicia Correa, en su libro “Siglo de Oro: barroco”: “que El barroco tiene una multiplicidad de formas expresivas debido a su esencia conflictiva, a las diferentes respuestas que da el hombre frente a la crisis que conmueve no sólo su realidad social sino, sobre todo, su profunda realidad existencial”. Por todo esto el barroco es parte importante en la historia del arte en general.


DESARROLLO HISTORICO Y GEOGRAFICO

El Barroco, en todas sus manifestaciones, surge directamente de los conflictos religiosos que asolan Europa en el siglo XVII y de los procesos de asentamiento de las monarquías como poder absoluto dentro de sus territorios. Posteriormente, la necesidad de las monarquías de demostrar su poder absoluto e incontestable vuelve el arte suntuoso y exagerado y lo arranca de la exclusiva esfera religiosa para instalarlo en los palacios. El barroco, por otra parte, ligado al desarrollo de los modernos estados y por lo tanto fomentada desde las monarquías, va a conocer un período de esplendor y desarrollo sin precedentes, y sus repercusiones influirán sobre todas las esferas de la vida humana, contribuyendo a crear una nueva mentalidad.

El inicio del barroco en arquitectura se da en Italia, con figuras tan determinantes como Francesco Borromini y Gianlorenzo Bernini, ya en otros países sufre una transformación, por ejemplo en Francia, adquiere caracteres mas sobrios con una arquitectura menos complicada, un mayor respeto por las proporciones e intenciones mas tenues. En general es un arte que rinde su servicio a la monarquía absoluta. En España la sobriedad y desornamentación imperarían en el barroco, con importantes edificios en los que impera un estilo más mesurado y casi clásico. En Alemania y en Austria combinaría la inspiración italiana y francesa creando así un estilo de gran exuberancia decorativa, sobre todo en los interiores, de luminosidad brusca, que darán paso al estilo Rococó.

DECADENCIA DEL BARROCO

Esta decadencia inicia desde finales del siglo XVII y culmina hasta la mitad del siglo XVIII, los escritores al darse cuenta de esta situación reacciona y adoptan otras tendencias nacidas en Francia e Italia, entonces de esta manera aparece: el neoclasicismo, estilo que en España tuvo un escasa duración y que se caracteriza por una mayor sencillez en las formas y el acatamiento de las normas fijadas por Boileau, inspiradas de los clásicos: Homero y Aristóteles. La irrupción del Neoclasicismo provino del exterior, y no de una necesidad interna de renovación.

La crisis social y económica[editar]

En el siglo XVII, España sufrió una grave crisis demográfica, consecuencia de la expulsión de casi 300.000 moriscos y de la mortalidad provocada por las continuas guerras, el hambre y la peste.

La sociedad española del siglo XVII era una sociedad escindida: la nobleza y el clero conservaron tierras y privilegios, mientras que los campesinos sufrieron en todo su rigor la crisis económica. La miseria en el campo arrastró a muchos campesinos hacia las ciudades, donde esperaban mejorar su calidad de vida; pero en las ciudades se vieron abarcados al ejercicio de la mendicidad cuando no directamente a la delincuencia.

Por otra parte, la jerarquización y el conservadurismo social dificultaban el paso de un estamento a otro y sólo algunos burgueses lograron acceder a la nobleza. La única posibilidad que se ofrecía al estado llano para obtener los beneficios que la sociedad estamental concedía a los estamentos privilegiados era pasar a engrosar las filas del clero. Este hecho, unido al clima de fervor religioso, trajo como consecuencia que durante el siglo XVII se duplicara el número de eclesiásticos en España.

CONTEXTO ARTISTICO BARROCO

Las características generales del arte barroco están su sentido del movimiento, la energía y la tensión. Se encuentran fuertes contrastes de luces y sombras realzan los efectos escenográficos de muchos cuadros, esculturas y obras arquitectónicas, junto con una intensa espiritualidad que aparece con frecuencia en las escenas de éxtasis, mártires y apariciones milagrosas. La insinuación de enormes espacios es frecuente en la pintura y escultura barrocas; tanto en el renacimiento como en el barroco, los pintores pretendieron siempre en sus obras la representación correcta del espacio y la perspectiva. El naturalismo es otra característica esencial del arte barroco; las figuras no se representan en los cuadros como simples estereotipos sino de manera individualizada, con su personalidad propia. Los artistas buscaban la representación de los sentimientos interiores, las pasiones y los temperamentos, magníficamente reflejados en los rostros de sus personajes. La intensidad e inmediatez, el individualismo y el detalle del arte barroco (manifestado en las representaciones realistas de la piel y las ropas) hicieron de el uno de los estilos mas arraigados del arte occidental.

Literatura

El barroco es un movimiento artístico y cultural extendido por toda Europa y que entraña una evolución de las ideas del Renacimiento, que en algunos casos supone cambios drásticos en la forma de pensar. El barroco trae consigo una renovación de técnicas y de estilos. En Europa, y sobre todo en España la Contrarreforma influye en gran medida sobre este movimiento; las expresiones italianas que llegaban desde el Renacimiento se asimilan pero al mismo tiempo se españolizan y las técnicas y estilos se adaptan aún más a la tradición española. En este siglo XVII en que aparece el movimiento barroco se intensifican los tópicos que ya venían dándose en el Renacimiento, pero en especial los más negativos: fugacidad de la vida, rapidez con que el tiempo huye, desaparición de los goces, complejidad del mundo que rodea al hombre, etc. La Literatura del siglo XVI se expresaba en un estilo sereno y de equilibrio; el barroco del XVII viene a desestabilizar esa serenidad y diversas fuerzas entran en conflicto. Estas características se dan en toda Europa y en cada país toman un nombre diferente:

  • Eufuismo le llaman los poetas ingleses
  • Preciosismo en Francia
  • Manierismo en Italia

Los escritores del siglo XVII aportan en sus obras la doctrina del desengaño y del pesimismo. No se dejan embaucar por la belleza de la Naturaleza; creen que es falsa y engañadora. Todas estas tendencias se hallaban incipientes en el periodo anterior, en el renacimiento y en el barroco no hacen otra cosa que intensificarse hasta llegar a la exageración.