Historia de Europa/Los descubrimientos

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Introducción[editar]

Durante los siglos XV y XVI los estados europeos iniciaron la exploración del mundo, gracias a las mejoras en la tecnología marina, lo que permitía viajes por mar a largas distancias.

Los países que lideraron esta exploración fueron principalmente España y Portugal, aunque no fueron los únicos, pues otros países como Inglaterra y los Países Bajos también participaron.

Mediante estos viajes se aumentó el conocimiento que tenía Europa del resto del mundo, especialmente del África Subsahariana y de América. Las exploraciones traían consigo la conquista y evangelización de los nuevos territorios, incrementándose así la influencia político, económica y religiosa de Europa a lo largo del mundo.

Causas[editar]

Las exploraciones se originaron principalmente con el objetivo de buscar nuevas rutas marítimas para el comercio con las Indias. En concreto, España viajó hacia el Oeste, tratando de llegar a Asia por el Atlántico, mientras que Portugal trató de hacer lo mismo, pero bordeando África.

En estas exploraciones se usaron nuevos diseños de barcos, más avanzados que los que habían usado los europeos hasta la época. Hasta el momento el barco más usado era la galera, un pequeño barco movido por remos. Las galeras eran rápidas y maniobrables, pero estaban diseñadas para navegar en las aguas del Mediterraneo y no eran aptas para los viajes oceánicos.

Para los viajes atlánticos, los europeos adaptaron los navíos usados en los mares del Norte y Báltico, mejorándolos con diseños árabes. Los nuevos barcos, conocidos como carabelas eran de quillas profundas, lo que les daba más estabilidad y velas triangulares o latinas, lo que les permitía aprovechar mejor el viento. Estas carabelas fueron construidas por primera vez en la escuela naval de Enrique el Navegante, príncipe de Portugal

Otro instrumento ampliamente usado al principio de la época de la exploración fue el astrolabio. Usando las estrellas como referencia, permitía a los marinos conocer el tiempo de navegación, los días transcurridos y la dirección de navegación. Este instrumento, en principio, fue desarrollado en la Grecia clásica, pero no fue usado en Europa hasta la reintroducción del mismo por parte de los árabes en el siglo X.

Pronto surgiría el sextante, como reemplazo al astrolabio. La diferencia entre ellos era que el astrolabio media la posición de las estrellas en relación consigo mismo, mientras que el sextante lo hacía en relación con el horizonte. Gracias a esto, se podía conocer la latitud, es decir la distancia en grados respecto del ecuador, lo que permitía viajar con mucha más exactitud en la posición y permitiendo sobremanera no perder el rumbo.

Los descubrimientos de España y Portugal[editar]

El Tratado de Tordesillas dividió todo el globo por la mitad. El resultado, en la imagen, daría lugar a una gran riqueza de España, con la posesión del continente y su oro, traído de América del Sur y de la Cuenca del Río Amazonas, ricas en recursos.

En 1415, Portugal establece una colonia en la actual Marruecos y a partir de 1433, tomando dicha colonia como punto de partida, inician la exploración de la costa Oeste de África. El objetivo es encontrar un camino que bordeando África permitiera llegar hasta las Indias.

Por otro lado, los reyes católicos Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, costearon la expedición del almirante Cristóbal Colón, que trataba de llegar a las Indias atravesando el océano Atlántico. Colón llegó al Caribe, fundándose una serie de colonias españolas en América Central. Se indica que inicialmente todos pensaron que realmente habían dado la vuelta al mundo y llegado a las Indias. De hecho, Colón murió con dicha creencia.

Exploradores portugueses importantes[editar]

Príncipe Enrique (1394-1460)[editar]

El príncipe Enrique "el Navegante" dio apoyo financiero a varias expediciones. Creó una escuela para el progreso de la navegación, preparando el terreno a Portugal para que llegara a convertirse en un líder en la era de las exploraciones.

Bartolomé Díaz (1450-1500)[editar]

Bartolomé Díaz, el primer europeo en navegar alrededor del Cabo de Buena Esperanza, también descubrió que a la India se podía llegar navegando alrededor de la costa del continente africano. Como resultado, el comercio con Asia y la India se hizo mucho más fácil porque los viajeros ya no tendrían que viajar a través del Oriente Medio. Por lo tanto, hubo un aumento del comercio en los países del Atlántico y una disminución en el Oriente Medio y los países mediterráneos.

Vasco da Gama (1460-1524)[editar]

Vasco da Gama fue el primero en navegar con éxito directamente desde Europa a la India en 1498. Este fue un paso importante para Europa porque creó una ruta marítima entre Europa y Asia que permitió el comercio con el Lejano Oriente en lugar de utilizar la Ruta de la seda.

Pedro Álvares Cabral (1467-1520)[editar]

El 21 de abril de 1500, Pedro Álvares Cabral descubrió accidentalmente Brasil, mientras buscaba una ruta occidental a las Indias. La primera vez que se llegó a la actual Bahía.

Fernando de Magallanes (1480-1521)[editar]

Fernando de Magallanes fue un explorador portugués en expediciones española, y fue la primera persona en navegar por el Océano Pacífico y alrededor de América del Sur. Se trataba de dar la primera vuelta al mundo y murió en las Filipinas, a pesar de eso su tripulación completó con éxito la travesía. Uno de sus barcos dirigido por Juan Sebastián Elcano que se hizo cargo del mando después de que Magellan muriera, hizo todo el camino alrededor del globo.

Francisco Javier (1506 -1552)[editar]

Francisco Javier fue un misionero español, nacido en el castillo de Javier, un pueblo cercano a la ciudad de Pamplona, ​​de donde le viene su nombre. Era un miembro de la nobleza y durante sus años de estudiante en París se hizo amigo de Ignacio de Loyola con quien fundaría la Compañía de Jesús Viajó por África, la India, el Pacífico Sur, e incluso Japón y China.

Los descubridores Españoles[editar]

Cristóbal Colón (1452-1506)[editar]

Cristóbal Colón fue un explorador el que se piensa que era de Génova (Italia) y que después de muchos intentos fallidos de encontrar patronato para sus viajes, exploró para la corona española la posibilidad de un pasaje occidental a las Indias Orientales. Debido a errores de cálculo en la circunferencia de la Tierra, Colón no tuvo en cuenta la posibilidad de que existiera otro continente entre Europa y Asia.

Descubrió el Caribe en 1492. Introdujo el comercio español con las Américas, lo que permitió un intercambio de culturas, enfermedades y artículos de comercio, conocido como el Gran Intercambio, cuyas consecuencias, buenas y malas, todavía se están experimentando en la actualidad.

Francisco Pizarro (1529-1541)[editar]

Pizarro fue un explorador español que conquistó el pueblo y la cultura Inca, alegando que la mayor parte de América del Sur correspondía a España. Ganó una inmensidad de oro y riquezas para España con la derrota del imperio inca.

Vasco Núñez de Balboa (1475-1519)[editar]

Jerez de los Caballeros 1475 - Acla, Panamá 1517.

Núñez de Balboa tiene en su haber una de las mejores hazañas de la conquista americana: el descubrimiento del Mar del Sur, primera denominación del Océano Pacífico. De esta manera, las tesis de Colón sobre la llegada a la India por la ruta del oeste perdían el poco crédito con el que contaban. Balboa pertenecía a una familia hidalga empobrecida por lo que se inició como paje del señor de Moguer, don Pedro de Portocarrero, poniéndose en contacto con la empresa descubridora.

Cuando contaba 26 años se enroló en la expedición de Rodrigo de Bástidas hacia América, recorriendo las costas de la actual Colombia. En el Nuevo Mundo se estableció, haciéndose cargo de una granja pero no cuajó en la empresa, fracasando estrepitosamente, hasta el punto de tener que huir del lugar, perseguido por sus acreedores, escondido en una vasija. Continuó con su espíritu viajero al recorrer junto al bachiller Enciso las tierras de Nueva Andalucía, donde fundaron San Sebastián de Uraba y Santa María de la Antigua del Dairén, la primera ciudad fundada en el continente americano.

Elegido alcalde de la nueva plaza, continuó con sus empresas conquistadoras, explorando y tomando diversas zonas del istmo de Panamá. En una de estas expediciones llegó a descubrir el Océano Pacífico. Los numerosos pleitos abiertos entre Balboa, Enciso y Miguel de Pasamonte, tesorero de la Española, provocaron el declive del de Jerez de los Caballeros. A esto debemos añadir el enfrentamiento directo entre Balboa y el nuevo gobernador de la zona, Pedro Arias de Ávila, lo que motivó el triste final de Balboa.

Aunque en un primer momento Pedro Arias prometió a una de sus hijas en matrimonio a Balboa, el deseo de continuar las conquistas por parte de Vasco Núñez provocó la ira del gobernador, quien pensaba que Balboa se iba a sublevar. Arias hizo llamar a Balboa a la villa de Acla donde fue detenido, recluido y condenado a muerte por traición, junto a Botello, Argüello, Hernán Muñoz y Valderrábano. La sentencia se ejecutó entre el 14 y el 21 de enero de 1517, poniendo fin a las aspiraciones conquistadoras de uno de los más importantes personajes del momento.

Hernán Cortés[editar]

Conquistador español de México (Medellín, Badajoz, 1485 - Castilleja de la Cuesta, Sevilla, 1547). Procedente de una familia de hidalgos de Extremadura, Hernán Cortés estudió brevemente en la Universidad de Salamanca. En 1504 pasó a las Indias recién descubiertas por Colón y se estableció como escribano y terrateniente en La Española (Santo Domingo). Participó en la expedición a Cuba de 1511 como secretario del gobernador Diego Velázquez, con quien emparentó al casarse con su cuñada y que le nombró alcalde de la nueva ciudad de Santiago.

En 1518 Diego Velázquez confió a Hernán Cortés el mando de una expedición a Yucatán; sin embargo, el gobernador desconfiaba de Cortés, a quien ya había encarcelado en una ocasión acusado de conspiración, y decidió relevarle del encargo antes de partir. Advertido Cortés, aceleró la partida y se hizo a la mar antes de recibir la notificación (1519).

Con once barcos, unos seiscientos hombres, 16 caballos y 14 piezas de artillería, Hernán Cortés navegó desde Santiago a Cozumel y Tabasco; allí derrotó a los mayas y recibió -entre otros regalos- a la india doña Marina, que le serviría como amante, consejera e intérprete durante toda la campaña.

Desobedeciendo órdenes expresas del gobernador Velázquez, fundó en la costa del golfo de México la ciudad de Villa Rica de la Veracruz. Allí tuvo noticias de la existencia del imperio azteca en el interior, cuya capital se decía que guardaba grandes tesoros, y se aprestó a su conquista.

Para evitar la tentación de regresar que amenazaba a muchos de sus hombres ante la evidente inferioridad numérica, Hernán Cortés hundió sus naves en Veracruz. Logró la alianza de algunos pueblos indígenas sometidos a los aztecas, como los toltecas y tlaxcaltecas. Tras saquear Cholula, llegó a la capital azteca, Tenochtitlán, en donde fue recibido pacíficamente por el emperador Moctezuma, que se declaró vasallo del rey de Castilla. La posible identificación de los españoles con seres divinos y de Cortés con el anunciado regreso del dios Quetzalcoátl favoreció quizá esta acogida a unos extranjeros que enseguida empezaron a comportarse como invasores ambiciosos y violentos.

Tuvo que dejar la ciudad a su lugarteniente Alvarado, para hacer frente a las tropas de Pánfilo de Narváez, enviadas por el gobernador Velázquez para castigar su rebeldía y devolverle a Cuba; Cortés los derrotó en Cempoala y consiguió que se uniese a él la mayor parte del contingente (1520). Cuando regresó a Tenochtitlán, encontró una gran agitación indígena contra los españoles a causa de los ataques realizados a sus creencias y símbolos religiosos y de la matanza de sus nobles por Alvarado para desbaratar una supuesta conspiración. Hizo prisionero a Moctezuma e intentó que éste mediara para calmar a su pueblo, sin lograr otra cosa que la muerte del emperador.

Bartolomé de las Casas (1484-1566)[editar]

Las Casas fue un sacerdote español que defendió los derechos civiles de los nativos americanos y protestó enérgicamente por la manera en que fueron esclavizados y maltratados. Escribió Brevísima relación de la destrucción de las Indias y El tesauro en Perú.

Resultados[editar]

La época de las exploraciones llevó a abrir nuevas vías comerciales y de comunicación. Se establecieron las primeras empresas verdaderamente globales. Se conoció el té en Europa y también se introdujeron varias frutas exóticas y nuevas tecnologías.

Trajo la destrucción y la extinción de los nativos de otros países debido a las enfermedades propagadas por los europeos y a las malas condiciones de trabajo. También condujo indirectamente a un aumento de la esclavitud (que ya se practica ampliamente en todo el mundo), ya que las exploraciones condujeron a un aumento de la oferta y por lo tanto de la demanda de algodón, indigo y tabaco.

Por último, como consecuencia de la era de las exploraciones, España dominó el final del siglo XVI. La era de la exploración proporcionó la base para el imperialismo en todo el mundo y para la política comercial europea de finales de 1800. De 1580 a 1640 España heredaría el derecho a reinar en Portugal. El poder de España, bajo el rey español Felipe II, fue más grande que nunca y renovó y financió el poder del Papado para luchar contra la Reforma protestante. Sin embargo, en el siglo XVII, como las exploraciones fueron llegando a su fin y el dinero era cada vez más escaso, otros países comenzaron a desafiar abiertamente al espíritu del tratado Tordesilas y el poder de España, que comenzó a declinar y perder su antiguo poder.

← El Renacimiento Los descubrimientos Las reformas religiosas →