Historia de Europa/La Primera Guerra Mundial

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El kaiser Guillermo II

Factores generadores de la guerra[editar]

Como resultado de la unidad alemana y del creciente nacionalismo alemán, así como debido a varias otras causas, Alemania, como dijo el Kaiser Guillermo II, inició un nuevo camino para obtener su lugar al sol. Desde 1871, el comercio y la industria alemana crecieron vigorosamente y en algunas áreas incluso superando a Gran Bretaña, hasta entonces la nación industrial más importante de Europa.

Se desarrolló una rivalidad en varias facetas entre Alemania y Gran Bretaña, cada vez más intensa cuando Guillermo II, a veces bastante agresivo, llegó al poder y comenzó a preparar una potente marina con buques oceánicos. Buscando equilibrar el crecimiento del poder de Alemania, Francia y Gran Bretaña comenzaron a acercarse diplomáticamente a principios del siglo XX.

El posible peligro de estar rodeada por naciones hostiles comenzó a germinar en la mente de los líderes alemanes. Todos estos factores juntos formaron la mecha que encendería el estallido de la guerra en 1914. Es interesante notar, sin embargo, que todas las familias dominantes europeas estaban vinculadas de alguna manera por parentescos.

Caminos de guerra[editar]

La Primera Guerra Mundial es uno de los más controvertidos acontecimientos de la historia; la complejidad y el número de causas teóricas son la principal razón para la discusión. Una de las principales razones de esta complejidad es el largo periodo de incubación de las tensiones antes de la guerra, empezando por la unificación de Alemania por Bismarck y su crecimiento a partir de entonces.

No hay duda de que la política exterior equivocada de Alemania contribuyó al estallido de la guerra, pero en qué medida contribuyó es tema de discusión. Algunos historiadores sugieren que Alemania quería la guerra y preparó su estallido y otros sugieren que Alemania se vio obligada a participar en la guerra en ese momento.

De todos modos, hay opiniones de que la guerra se debió a la debilidad de los líderes de la época, otros creen que la guerra estalló por accidente: que Europa fue llevada a la guerra debido a las tensiones provocadas por el sistema de alianzas.

Triple Entente - Francia, Rusia y Gran Bretaña

Por último, algunos historiadores sostienen que la 1ª Guerra Mundial fue la culminación de la evolución histórica de Europa. Este argumento se basa en que la guerra era inevitable entre Austria y Serbia, la expansión imperial de Rusia fue también algo que provocó la guerra y que los franceses todavía estaban descontentos por la pérdida de Alsacia-Lorena en la guerra franco-prusiana.

Hubo un estallido general de nacionalismo en Europa, que también tuvo un papel destacado en el inicio del conflicto. La guerra se hizo inevitable cuando el emperador austrohúngaro Francisco José envió una carta al Kaiser alemán Guillermo II pidiendo la colaboración de Alemania contra Serbia. Theobald von Bethmann-Hollweg, Canciller del Kaiser Guillermo II, aseguró a Austria-Hungría que tendría el apoyo de Alemania en cualquier acción que fuera necesaria para hacer frente a Serbia.

El sistema de alianzas[editar]

Un factor que contribuyó a la escalada del conflicto fue el sistema de alianzas de finales del siglo XIX. A pesar de que los diversos países de Europa siempre habían mantenido alianzas entre sí, durante el siglo XIX la diplomacia se inclinó por establecer alianzas secretas. Los países se comprometieron a tomar medidas militares defensivas. Esto fue alentado por Bismarck que en el proceso de unificación de Alemania trató de pacificar a los estados vecinos que podrían llegar a ser hostiles.

Aunque Alemania se alió con los imperios de Austria y Rusia en ese momento, a principios de siglo XX las alianzas habían cambiado. Alemania se alió con Austria-Hungría e Italia, las llamadas potencias centrales, por lo que estos países formaron lo que se conoce como la Triple Alianza.

Mientras tanto, Francia, buscando desesperadamente aliados después de la guerra franco-prusiana, estableció lazos de amistad con Rusia. Gran Bretaña también se sentía aislada por el entorno europeo cada vez más dividido en facciones y buscó alianzas con otras grandes potencias de Europa. Esto llevó a la Entente Cordial con Francia, que más tarde se convirtió en la Triple Entente entre Gran Bretaña, Francia y Rusia.

Para el año 1914 la mayoría de los pequeños estados europeos se encontraban integrados en alguna de estas alianzas. Serbia se alió con Rusia, antes su enemiga. Bulgaria eligió ponerse del lado de Alemania. Algunos estados pequeños mantuvieron su neutralidad en esta complicada red de alianzas. Bélgica, por ejemplo, fue un estado neutral, su independencia estuvo garantizada por Gran Bretaña, Francia y Alemania.

El comienzo de la guerra[editar]

Triple Alianza

El Plan Schlieffen fue establecido por el Mariscal de Campo Conde Alfred von Schlieffen, que se convirtió en jefe del Estado Mayor en 1891 y presentó su plan en 1905.

Por temor a una guerra en dos frentes, que por supuesto, Alemania no podía ganar, ideó un plan para eliminar uno de los frentes, atacando antes de que el ejército contrario se pudiera preparar.

El plan implicaba la invasión de la neutral Bélgica, derrotando rápidamente a Francia para poder lanzar todo el potencial militar alemán contra Rusia. La rápida eliminación de la amenaza francesa, permitiría, en teoría, a Alemania una mejor defensa contra los rusos o contra un ejército británico. De todos modos, no se pensaba en la participación británica en el Plan Schlieffen, al menos no al principio de la guerra.

En 1905, el Conde Schlieffen esperaba que su poderosa ala derecha se moviese básicamente lo largo de la costa a través de los Países Bajos. Se contaba con que los holandeses estarían de acuerdo y garantizarían al ejército el derecho a cruzar sus fronteras.

Schlieffen falleció en 1913, y el plan de batalla fue modificado posteriormente por su sucesor en el Estado Mayor, Helmuth Johan von Moltke. En 1907, el plan de Moltke consistía en la reducción de la distribución proporcional de los ejércitos, reducir el ala derecha y optaba por una estrategia más defensiva. También, posiblemente, en la creencia de que los Países Bajos no les garantizaría el permiso para cruzar sus fronteras, dirigió el Ejército a través de Bélgica. Moltke esperaba que las fuerzas francesas invadieran a la oficialmente neutral Bélgica, de esa manera se estaría en una posición ventajosa en el Mosa.

Agosto de 1914 - estallido de la guerra[editar]

El 28 de junio de 1914, el archiduque Francisco Fernando, heredero del trono de Austria-Hungría, fue asesinado en Sarajevo. Como resultado, Austria declaró la guerra a Serbia. Alemania declaró la guerra a Rusia y a Francia. El 4 de agosto, Alemania invadió Bélgica que era neutral, antes que los franceses. Esto precipitó la declaración de guerra de Gran Bretaña contra Alemania.

Ypres, Bélgica - 1a guerra

Usando la variación Moltke del Plan Schlieffen, el ejército alemán entró en Bélgica, atacando la fortaleza de Lieja. Aunque no pudieron parar a la gran fuerza invasora, las tropas belgas lucharon con valentía y el asedio duró 10 días. Este revés a la programación alemana permitió la movilización de las fuers expedicionarias de Francia y Gran Bretaña.

Durante la segunda mitad de agosto, sin embargo, la débil contraofensiva francesa en Lorena sucumbió al poderoso ejército alemán. Los ejércitos franceses se desplomaron mientras que los alemanes cruzaron Bélgica par entrar en Francia en un amplio frente. Manteniendo su alianza con Francia, los ejércitos rusos invadieron la provincia más oriental de Alemania, Prusia Oriental, todavía en agosto.

El alto mando alemán envió el general Paul von Hindenburg para defender la provincia. Hindenburg tomó el mando y venció a Rusia en la batalla de Tannenberg, poniendo fin a las esperanzas de los rusos de llegar hasta Berlín.

Los días finales de agosto se caracterizaron por el casi pánico que se produjo en el norte de Francia, ya que la ofensiva se dirigía hacia París, y parecía imposible de ser detenida.

En el lado alemán, sin embargo, se abrieron espacios entre los ejércitos occidentales, y el rápido avance fue agotador para las tropas. Los franceses se esforzaron para reforzar París. En la primera semana de septiembre, en medio de intensos combates, los alemanes fueron detenidos a lo largo del río Marne. Esto marcó el comienzo de la línea de trincheras que definía el frente de Europa occidental durante 4 años.

1915-1916[editar]

El 4 de febrero de 1915, Alemania declaró el bloqueo submarino de Gran Bretaña, de modo que cualquier nave que se aproximara a Inglaterra se convertía en un blanco legítimo.

El 7 de mayo de 1915, Alemania hundió el barco de pasajeros Lusitania, lo que ocasionó en un enorme revuelo en los Estados Unidos, más de 100 ciudadanos norteamericanos murieron en el ataque.

El 30 de agosto Alemania respondió haciendo una pausa en la táctica de hundir barcos sin previo aviso. El frente en Francia se convirtió en el foco de ataques en masa, que costaron muchas vidas y poca ganancia. Gran Bretaña se alió por completo con Francia, efectuando un gran reclutamiento y levantando un enorme ejército por primera vez en su historia.

El año 1915 vio los primeros ataques con gas de cloro por los alemanes y luego a los aliados respondiendo de manera similar. Durante la mayor parte de 1916, se dio la batalla más larga de la guerra, la batalla de Verdún, una ofensiva alemana contra Francia y Gran Bretaña. Fue una batalla sin ganadores y dio lugar a una estimación de un millón de víctimas.

Del 1 julio al 18 noviembre se produjo la Batalla del Somme, una ofensiva francesa y británica contra los alemanes. De nuevo el resultado fue de alrededor de un millón de víctimas, pero nadie salió ganador.

1917-1918 - fases finales[editar]

Propaganda de guerra

El 1 de febrero de 1917, Alemania volvió a declarar el estado de guerra submarina sin restricciones. Los alemanes creyeron que era posible derrotar a los británicos en seis meses con esa actitud, y pensamos que tomaría por lo menos un año para que Estados Unidos se moviliza como resultado de esta acción. Por lo que hicieron esta apuesta con la esperanza de derrotar a Gran Bretaña antes de que Estados Unidos entrara en la guerra. Una especie de desesperación cultural se difundió por la mayor parte de la Europa de esa época, toda una generación de jóvenes se perdió en la furia de los combates.

Los ejércitos franceses estaban cerca de una revuelta en 1917, eran enviados a ataques que sabían que eran en vano. Alemania bloqueó el comercio marítimo, apareció el hambre y las privaciones en la población, con huelgas y un creciente descontento político.

Por otro lado, Rusia se derrumbó, su ejército derrotado y al zar depuesto en favor de un régimen liberal-socialista.

El 6 de abril de 1917, los Estados Unidos entraron en la guerra, declarando la guerra a Alemania. Esto ocurrió en parte debido al hundimiento del Lusitania y el Telegrama Zimmermann, que fue un intento de persuadir a México para que atacase a Estados Unidos a cambio de la devolución de Texas, Nuevo México y Arizona, pero solo si Estados Unidos entraba en la guerra atacando a Alemania.

31 de julio al 10 noviembre de 1917, la tercera batalla de Ypres también llamada Passchendaele, dio lugar a pequeñas victorias para los británicos, pero todavía no estaban debilitadas las defensas de Alemania. Durante este tiempo, el 7 de noviembre, los bolcheviques dirigidos por Lenin, derrocaron al gobierno recién formado. Como resultado, en marzo de 1918, el nuevo gobierno de Rusia, representada por León Trotsky, firmó un tratado de armisticio con Alemania, retirándose del frente oriental de Alemania.

El 21 de marzo, Alemania lanzó la llamada ofensiva de Ludendorff con la esperanza de ganar la guerra antes de que llegaran las tropas norteamericanas. Sin embargo, el esfuerzo alemán no dio resultado, como anteriormente; los alemanes se acercaron a París, pero a finales de verano estaban agotados por la lucha contra las defensas de los aliados, que ahora incluían a los escansaos ejércitos de América del Norte.

El 29 de septiembre de 1918, las tropas aliadas atacaron la línea Hindenburg, la fortificación alemana, por lo que el final de la guerra se acercaba. El 9 de noviembre 1918 el Kaiser Guillermo II abdicó y el 10 de noviembre se fundó la República alemana de Weimar.

El 11 de noviembre de 1918, a las 11 horas del día 11 del mes 11 de 1918, la guerra terminó, cuando Alemania y los aliados firmaron un tratado de armisticio.

Presidente Woodrow Wilson

La guerra en Italia[editar]

Italia se alió con el Imperio alemán y austrohúngaro desde 1882 como parte de la Triple Alianza. A pesar de que la nación tenía sus propios intereses en los territorios austriacos en las provincias de Trento, Istria y Dalmacia. Roma tenía un pacto secreto desde 1902 con Francia, lo que hacía nula la alianza.

Al comienzo de las hostilidades, Italia se negó a enviar tropas, alegando que la Triple Alianza era de naturaleza defensiva y que Austria-Hungría había sido el agresor. El gobierno austrohúngaro comenzó las negociaciones para garantizar la neutralidad de Italia, ofreciendo la colonia francesa de Túnez a cambio.

Los aliados hicieron una contraoferta en la que Italia recibiría la provincia alpina de Tirol del Sur y los territorios en la costa dálmata después de la derrota de Austria-Hungría. Este fue formalizado por el Tratado de Londres.

Más tarde, animada por la invasión aliada de Turquía en abril de 1915, Italia se unió a la Triple Entente y declaró la guerra a Austria-Hungría el 23 de mayo. Quince meses después, Italia declaró la guerra a Alemania. Luigi Cadorna

Militarmente los italianos tenían superioridad numérica. Esta ventaja, sin embargo, se perdió, no sólo por la dificultad del terreno en el que se desarrolló la lucha, sino también a causa de las estrategias y tácticas empleadas. El mariscal de campo Luigi Cadorna, un defensor acérrimo del asalto frontal, tenía el sueño de penetrar en la meseta de Eslovenia, tomar Ljubljana y amenazar Viena. Era un plan napoleónico, que no tenía posibilidades reales de éxito en una era de alambre de púas, ametralladoras y artillería indirecta, combinado con el terreno montañoso.

En el frente del Trentino los austrohúngaros tomaron ventaja debido al terreno montañoso, lo que favoreció su defensa. Después de la retirada estratégica inicial, el frente se mantuvo sin cambios. Los austrohúngaros contraatacaron en Asiago hacia Verona y Padua, en la primavera de 1916, pero avanzaron poco.

A principios de 1915, los italianos dirigidos por Cadorna efectuaron once ofensivas en el frente de Isonzo lo largo del río Isonzo, al noreste de Trieste. Los once ofensivas fueron repelidas por los austro-húngaros, que mantuvieron la posición.

Luigi Cadorna

En el verano de 1916, los italianos capturaron la ciudad de Gorizia. Después de esta victoria menor, el frente se mantuvo estático durante un año, a pesar de las muchas ofensivas italiana. En el otoño de 1917, debido a la situación en el frente occidental, los austriacos recibido grandes refuerzos, incluidas tropas de asalto alemanas, la élite Alpenkorps.

El 26 de octubre de 1917 fue lanzada una ofensiva masiva comandada por los alemanes. Fueron victoriosos en Caporetto. El ejército italiano fue derrotado y se retiró más de 100 kilómetros para reorganizarse, estableciendo un frente en el río Piave.

En 1918 los austrohúngaros no lograron ganar una serie de batallas en la meseta de Asiago, siendo finalmente derrotados definitivamente en la batalla de Vittorio Veneto, en octubre de ese año. Austria Hungría se rindió en noviembre de 1918.

La guerra en el mar[editar]

Al principio de la guerra, el Imperio Alemán tenía cruceros repartidos por todo el mundo, algunos utilizados para atacar a los buques mercantes de los aliados. La Royal Navy los cazaba sistemáticamente, aunque no sin cierta vergüenza a causa de su incapacidad para proteger a los barcos aliados.

Por ejemplo, el crucero ligero alemán SMS Emden, parte de la escuadra de Asia Oriental estacionado en Tsingtao, atacó o destryó 15 buques mercantes, y hundió un crucero ruso y un destructor francés. Aunque el grueso de la flota alemana en el Este de Asia, que constaba de los cruceros armados SMS Scharnhorst y SMS Gneisenau, cruceros ligeros SMS Nürnberg y SMS Leipzig y dos buques de transporte - no tenían órdenes de atacar a los barcos, más bien tenían órdenes de los alemanes para encontrar elementos de la flota británica.

La flota alemana de la que formaba parte el SMS Dresden, hundió dos cruceros armados en la Batalla de Coronel, pero fue casi completamente destruida en la batalla de las Islas Malvinas en diciembre de 1914. Sólo el Dresde y unos pocos auxiliares escaparon, pero en la batalla de Más a Tierra fueron destruidos.

Tan pronto como las hostilidades tuvieron un parón, Gran Bretaña inició un bloqueo naval de Alemania. La estrategia resultó efectiva, cortando los suministros vitales, militares y civiles, a pesar de que este bloqueo viola los tratados internacionales de los dos últimos siglos.

Gran Bretaña minó aguas internacionales para evitar que cualquier buque entrara en partes enteras del océano, siendo un peligro para cualquier buque neutral. En laa batalla de Jutlandia en 1916 (en alemán: Skagerrakschlacht, o "Batalla de Skagerrak") se convirtió en la mayor batalla naval de la guerra, el único enfrentamiento a gran escala de buques de guerra, se llevó a cabo del 31 mayo al 1 de junio en Mar Norte, cerca de Jutlandia.

El rey habla a los soldados - HMS Warspite el fondo - 1916

La Flota Marítima Imperial al mando del vicealmirante Reinhard Scheer, atacó a la Gran Flota Marítima Real, comandada por el Almirante Sir John Jellicoe. Fue era un callejón sin salida, los alemanes sobrepasados por la flota británica más numerosa, lograron escapar en su mayoría y causar más daño del que recibieron.

Sin embargo, estratégicamente, los británicos confirmaron su dominio del mar y el grueso de la flota alemana que sobrevivieron permaneció confinada en puerto durante el resto de la guerra.

Los submarinos alemanes intentaron cortar la línea de suministro entre América del Norte y Gran Bretaña. El esquema de la guerra submarina era que los ataques siempre se hacían sin previo aviso, por lo que las tripulaciones de los buques mercantes tenía pocas posibilidades de sobrevivir. Los Estados Unidos elevaron una protesta, y Alemania modificó las reglas de la lucha. Después del famoso hundimiento del RMS Lusitania en 1915, Alemania prometió no tomar como objetivos los buques de pasajeros, mientras que los británicos tenían sus buques mercantes armados bajo la protección de las normas de cruceros que implicaban advertir y poner a la tripulación a salvo.

Finalmente, a principios de 1917 Alemania adoptó una política de guerra submarina sin restricciones, imaginando que los norteamericanos probablemente entrarían en la guerra. Alemania trató de estrangular las rutas aliadas antes de que los EE.UU. pudieran transportar un gran ejército a través del mar.

La amenaza de los submarinos se redujo en 1917, cuando los buques mercantes comenzaron a navegar en convoyes escoltados por destructores. Esta táctica hacía que fuese difícil para los submarinos encontrar objetivos, lo que significaba muchas menos pérdidas. Con la introducción de la nueva tecnología de detección, los destructores ya podían atacar a un submarino con cierto éxito.

HMS Furious con los Sopwith Camels en la cubierta para atacar Tondern, julio de 1918

El sistema de convoyes retrasaba la llegada de suministros, dado que los buques tenían que esperar a que se formase el convoy. La solución fue construir nuevos cargueros. Los navíos de tropas eran demasiado rápidos para los submarinos y no viajaban por el Atlántico Norte en convoyes. Los submarinos hundieron cerca de 5. 000 aliadas y perdieron 178 submarinos.

La Primera Guerra Mundial vio por primera vez el uso de portaaviones en combate, como el HMS Furious lanzando Sopwith Camel en exitosas incursiones contra los hangares de zepelines en Tondern en julio de 1918.

Ciencia y tecnología - nuevas técnicas militares[editar]

La Primera Guerra Mundial fue un acontecimiento en el que por primera vez hubo una movilización total, es decir, todas las naciones participantes estaban profundamente implicadas.

Además, marcó el final de visión de la guerra como un ocupación encantadora y mostró lo terrible y brutal que una guerra pueden ser cuando se lleva a cabo por naciones que producen armas en gran cantidad y ejércitos masivos sacados de entre la población.

La Primera Guerra Mundial también introdujo una serie de nuevas tecnologías y técnicas. El estallido de la guerra sacó al mundo de la era del carbón para llevarlo a una nueva era en la que la energía se derivó del petróleo, un combustible muy superior utilizado en muchas máquinas de guerra y en sistemas de transporte por tierra y mar.

El producto más letal de la nueva industria fue la guerra química, con muchos soldados sufriendo y muriendo en los ataques con gas.

También los submarinos fueron utilizados con eficacia, lo que llevó a la aparición de medios para explorar los fondos marinos y los sonares. También llegaron al campo de batalla cerca del final de la guerra tanques rudimentarios y pertrechos para el ejército. Por último, la ametralladora hizo su debut en la Primera Guerra Mundial. Todo esto llevó a avanzar en la guerra de trincheras, en la que ambas partes cavaban zanjas profundas y trataban de atacar al otro bano, por lo general con poco o ningún éxito.

Batería antiaérea en 1916

La revolución de marzo de 1917[editar]

La revolución rusa marcó el primer brote del comunismo en Europa. Contrariamente a la creencia popular, en realidad hubo sólo dos únicas y específicas revoluciones que se produjeron durante 1917 - la verdadera revolución marxista así como la revolución dirigida por Lenin, que no era la verdadera revolución marxista.

En marzo de 1917 los campesinos estaban descontentos con el zar, por el resultado de las pérdidas en la Primera Guerra Mundial, la falta de representación real y la disolución de la Duma, la influencia de Rasputin en Alejandra, el hambre, la escasez de alimentos y las condiciones de trabajo en la industria.

El resultado fue que el 8 de marzo de 1917, las protestas por la falta de alimentos estallaron en San Petersburgo; y los soldados se negaron a abrir fuego contra los manifestantes. En ese momento, dos fuerzas competían por el control de la revolución. Los miembros del comité ejecutivo de la Duma pedían un gobierno constitucional moderado, mientras los soviéticos, miembros de los consejos de trabajadores, querían la revolución y la reforma industrial.

El 15 de marzo 1917, el zar trató de volver en tren a Rusia, pero fue detenido por las tropas y obligado a abdicar. De marzo a noviembre, hubo un gobierno provisional dirigido por Alexander Kerensky, un socialista y el príncipe Lvov. Sin embargo, este gobierno no estaba destinado a funcionar porque no tomó medidas para la distribución de tierras, continuó luchando en la guerra y falló en la distribución de alimentos.

El general Kornilov intentó un golpe, pero Kerenski utilizó a los Sóviets y a los bolcheviques para derrotar el golpe. Esto demostró la debilidad de Kerenski.

La revolución de marzo marcó la primera lucha entre clases que había sido predicha por Karl Marx. De hecho, la revolución de marzo fue una verdadera revolución marxista, basada en las teorías de Marx en el Manifiesto Comunista.

coche con soldados armados y agentes de la policía de la ciudad (Petrogrado, febrero de 1917)

La revolución de noviembre de 1917[editar]

Vladimir Lenin se dio cuenta de que era el momento para hacer estallar la revolución. Fue el autor de las Tesis de Abril en las que prometió paz con las potencias centrales, redistribución de la tierra y el reconocimiento de los Sóviets como el poder supremo en Rusia.

En este sentido, la Revolución de Noviembre fue dirigida por Lenin, en lugar de ser un golpe dado por los trabajadores en general. Por esta razón, la revolución de noviembre no puede ser etiquetada como una verdadera revolución marxista.

La revolución tal vez nunca hubiera sucedido si el primer ministro de la época Aleksandr Kerenski no haubiese destruido su autoridad sobre el ejército y la marina, permitiendo que los bolcheviques y mencheviques adquirieran gran poder.

Kerenski desarmó efectivamente al hombre que podría haber impedido la revolución. El hombre en cuestión era el comandante en jefe, el general Lavr Kornilov, que intentó poner freno al gobierno populista de Kerenski y restaurar la autoridad dell estado y del ejército.

Kerensky tuvo la oportunidad de destituir a Kornilov de su cargo y dar el poder de manera efectiva a los bolcheviques. Los llamó la Guardia Roja junto con los marineros de Petrogrado y les dio carta blanca para tomar las armas en defensa del denominado Gobierno Provisional. El ejército perdió a su comandante y las calles fueron tomadas por los bolcheviques. En marzo de 1918 Lenin estableció la dictadura del proletariado adoptó el nombre de Partido Comunista y firmó el Tratado de Brest-Litovsk retirando a Rusia de la Primera Guerra Mundial.

La guerra civil estalló en Rusia 1918-1922, enfrentando a los Rojos (bolcheviques dirigidos por Trotsky) contra los Blancos, que eran los zarista, liberales, burgueses, mencheviques, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

Los bolcheviques victoriosos trataron de eliminar a la oposición utilizando grupos de la policía secreta como la Checa, el NKVD y la KGB. Lenin trató de mantener el marxismo con el fin de alcanzar un Estado sin propiedad privada, la utopía de la no existencia de clases. De todos modos esta búsqueda del comunismo, en general fracasó y la economía declinó. Por lo tanto, Lenin estableció la Nueva Política Económica en marzo de 1921, que se comprometía con muchos aspectos del comunismo pero permitía el establecimiento de algunas empresas privadas.

Arte Moderno[editar]

Ejemplo de pintura cubista - autor Philip Absolon

La década de 1900 vio la creación de un nuevo movimiento de arte moderno. El fauvismo fue un tipo de arte moderno que hizo hincapié en la naturaleza, los colores extremos, la abstracción, las líneas simples, la frescura y la espontaneidad.

El cubismo es otra forma de arte moderno que utiliza una representación geométrica de los objetos con planos y ángulos.

El movimiento de arte moderno surgió debido a la llegada de la fotografía, los motivos artísticos no precisaban tener una representación realista. Quizás el más famoso artista moderno fue Pablo Picasso, un pintor, escultor y diseñador español. Fue uno de los maestros del arte del siglo XX y co-fundador del cubismo con Georges Braque.

Georges Braque comenzó a exponer en el estilo fauvista, formas simples y colores puros. Entonces, al volver herido de la Primera Guerra Mundial, comenzó a pintar en 1917 dedicándose a los bodegones y pinturas figurativas dentro del estilo cubista.

← El imperialismo La Primera Guerra Mundial El periodo de entreguerras →