Ir al contenido

Gallego/Gramática/El alfabeto

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.

El alfabeto[editar]

El alfabeto gallego moderno se compone de las siguientes letras; junto con la letra y el nombre se da la pronunciación más representativa:

LETRA NOMBRE PRONUNCIACIÓN
a a [a]
b be [b]
c ce [θ] (ó [s]), [k]
d de [d]
e e [e], [ɛ]
f efe [f]
g gue [g] (ó [h]
h hache - (cero)
i i [i]
l ele [l]
m eme [m]
n ene [n]
ñ eñe [ɲ]
o o [o], [ɔ]
p pe [p]
q que [k]
r erre [ɾ], [r]
s ese [s͇]
t te [t]
u u [u]
v uve [b]
x xe [ʃ], [ks͇]
z zeta [θ] (ó [s])

En la ortografía gallega moderna se utilizan también los siguientes dígrafos que representan un único sonido:

DÍGRAFO NOMBRE PRONUNCIACIÓN
ch ce hache [tʃ]
gu gue u [g] (ó [ħ])
ll ele dobre [ʎ] (ó [ɟ])
nh ene hache [ŋ]
qu que u [k]
rr erre dobre [r]


Además de estas letras se usan también otros signos, como j (iota), ç (cedilla), k (ka), w (uve dobre) ó y (y grego), que aparecen tanto en palabras tomadas de otros idiomas (Jefferson, Eça de Queiroz, Kant, kantiano, Darwin, darwinismo, wagneriano, byroniano, etc.) como, en algunos casos, en textos gallegos medievales.

La grafía b y v[editar]

La b y la v representan un sonido único. El gallego no tiene un sonido labiodental fricativo [v], distinto de [b] y [β], como tienen el francés o el portugués. En estas lenguas la grafía actual depende de la pronunciación: se escribe b cuando es bilabial (port. bala, saber, receber, bico, besta, branco; fr. boire, bec, bête, blanc) y v cuando es labiodental (port. vala, dever, vinho, viver, povo, cavalo; fr.voire, devoir, vin, vivre, cheval).

En el gallego moderno, como no hay distinción fonológica, se tiende a la distinción gráfica conforme a la etimología (saber, recibir, gabián, goberno, billa, marabilla, móbil, automóbil, bolboreta, bico, besta, branco, deber, pobo, cabalo, cantabamos, bidueiro, ribeira..., pero viño, vivir, avó, avoa, varrer, vasoira, verza, voda, vulto, covarde, esvelto, gravar, avogado...).

Las grafías c, qu y z[editar]

Las grafías c, qu y z presentan usos específicos. Se usa z para representar [θ] (o [s] en el gallego seseante) ante a, o, u (zapato, cazar, zoco, cazo, zurrichar, azul), qu para representar [k] ante e, i (queixo, pequeno, quilo, máquina), c con valor de [k] ante a, o, u (caro, macaco, contra, pouco, cunca, bicudo) y de [θ] (o [s] en el gallego seseante) ante e, i (cento, cocer, cinco, tecido).

Por lo tanto, las grafías son: ca, que, qui, co, cu y za, ce, ci, zo, zu.

La grafía g[editar]

Las grafías g y gu son complementarias: ante e, i se usa gu (guerra, guiso); en el resto de los casos se usa g (gando, gomo, gume, grolo, ignorar, glosa, tuareg).

Para explicitar la pronunciación con gheada se utiliza el dígrafo gh (ghato, ghicho, amigho).

La grafía h[editar]

La h es un signo ortográfico sin valor fonético, pero se mantiene en la grafía, tanto en posición inicial como en interior o final de palabra (horta, prohibir, oh, ah).

Se mantiene la h en haber, home, horta, herba, harmonía y en cuantas palabras la tuviesen etimológicamente, con la excepción de algunos casos de no reposición como España o Xoán; en cambio, se escriben sin h palabras como ermida, ermo, irmán, ombro, orfo, óso o ovo, que no la tenían en latín. Esta fidelidad a la etimología se mantiene tanto con h inicial como con medial.

Las grafías ll y ñ[editar]

Las consonantes palatales /λ/ y /ɲ/ se representan, respectivamente, por ll y ñ.

La n y la m implosivas[editar]

Cuando una consonante nasal está en posición implosiva, se grafía como m si le sigue b o p dentro de la misma palabra, y como n en todos los demás casos: camba, ambos, campo, tempo; pero non bebe, nin pode, convén, inverno, ensinar, condenada, inmigrante, comunmente, alguén, etc. En cultismos y préstamos la m puede aparecer también en posición final y delante de otras consonantes: álbum, amnesia.

La grafía nh[editar]

El dígrafo nh representa la consonante nasal velar en posición interior antevocálica: unha, algunha, ningunha.

Las grafías r y rr[editar]

Se escribe siempre r en posición inicial de palabra, en posición final de sílaba y cuando sigue a otra consonante (rei, cortar, outro, tres, xenro, honra). En posición intervocálica hay oposición /ɾ/ y /r/, que se traduce gráficamente por r/rr (caro / carro, fero / ferro). Cuando a una palabra que empieza por r se le antepone otra o un prefijo acabados en vocal, no separados de ella por guión, hay que duplicar la consonante: rítmico / monorrítmico, rogativa / prerrogativa, redor / arredor, románico / iberorrománico.

La grafía x[editar]

El grafema x tiene más de un valor en gallego: en las palabras patrimoniales se pronuncia prepalatal fricativo sordo (eixe, madeixa, xente, xaneiro); en los cultismos conserva el valor latino de [ks] (sexo, taxativo). Pero la tendencia normal de la lengua es pronunciar en estos casos [ks] (aproximar, exame, éxito, etc.), especialmente cuando va en posición implosiva (exterior, externo).