Fisiología humana/Sistema cardiovascular

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Modelo del corazón humano

Sumario

Introducción[editar]

El corazón es el músculo que mantiene la vida y late continuamente en el pecho. Desde el interior del útero hasta la muerte, el latido siempre continúa. El corazón se contraerá alrededor de 3 mil millones de veces para el ser humano promedio; nunca descansa, nunca se detiene para tomar un descanso excepto durante una fracción de un segundo entre dos latidos. A los 80 años de edad, el corazón de una persona seguirá latiendo un promedio de 100.000 veces al día. Muchos creen que el corazón es el primer órgano que se convierte en funcional. A las pocas semanas de la concepción el corazón comienza su misión de suministrar el cuerpo los nutrientes a pesar de que el embrión no es más grande que una letra mayúscula en esta página.

La función primaria del corazón es bombear sangre a través de las arterias, capilares y venas. Existen unas 60.000 millas de vasos en el cuerpo de un adulto. La sangre transporta oxígeno, nutrientes, virus causantes de enfermedades, bacterias, hormonas y tiene otras funciones importantes también. El corazón es la bomba que mantiene la sangre circulando correctamente.

La mayoría de las personas hoy en día tienen muchas opciones para cuidar de su corazón y su sistema circulatorio. La expansión de la tecnología médica ha hecho mucho más fácil hacerlo que antiguamente. Este capítulo está dedicado al corazón y a sus muchas partes.

El corazón[editar]

El corazón es un órgano hueco, musculoso, del tamaño de un puño. Es responsable de bombear sangre a través de los vasos sanguíneos mediante contracciones repetidas y rítmicas. El corazón se compone de músculo cardíaco, un tejido muscular involuntario que se encuentra sólo dentro de este órgano. El término "cardíaco" (como en cardiología) significa "relacionado con el corazón" y proviene de la palabra griega kardia, "corazón". Tiene una bomba doble de cuatro cámaras y se encuentra en la cavidad torácica entre los pulmones.

El músculo cardíaco es autoescitante, lo que significa que tiene su propio sistema de conducción. Esto es lo opuesto al músculo esquelético, que requiere estímulos nerviosos conscientes o reflejos. Las contracciones rítmicas del corazón ocurren espontáneamente, aunque la frecuencia o rítmo cardíaco se puede cambiar por la influencia nerviosa u hormonal tal como el ejercicio o la percepción de un peligro.

Endocardio[editar]

El endocardio es el revestimiento más interno del corazón, que consiste en una membrana lisa en algunos lugares y una superficie con hoyuelos en otros (principalmente en los ventrículos o cámaras de bombeo inferiores).

Miocardio[editar]

El miocardio es el tejido muscular del corazón. El miocardio se compone de células musculares cardiacas especializadas con una capacidad que no posee el tejido muscular en otras partes del cuerpo. El músculo cardíaco, al igual que otros músculos, puede contraerse, pero también puede conducir la electricidad, como los nervios.

La sangre al miocardio es suministrada por las arterias coronarias. Si estas arterias están ocluidas por aterosclerosis y/o trombosis, esto puede conducir a angina de pecho o infarto de miocardio debido a isquemia (falta de oxígeno). La insuficiencia cardiaca generalmente conduce a la retención de líquidos, edema, edema pulmonar, insuficiencia renal, hepatomegalia, reducción de la esperanza de vida y disminución de la calidad de vida.

Epicardio[editar]

La capa externa más próxima al miocardio se conoce como el epicardio. Esta es la capa externa después del endocardio y el miocardio. Formada por una fina capa de tejido conectivo y grasa.

Pericardio[editar]

El pericardio es un grueso saco membranoso que rodea el corazón. Protege y lubrica el corazón. Hay dos capas en el pericardio: el pericardio fibroso y el pericardio seroso. El pericardio seroso se divide en dos capas; entre estas dos capas hay un espacio llamado cavidad pericárdica.

Cámaras del corazón[editar]

El corazón tiene cuatro cámaras, dos atrios y dos ventrículos. Las aurículas son más pequeñas con paredes delgadas, mientras que los ventrículos son más grandes y mucho más fuertes.

Atrio[editar]

Hay dos aurículas a cada lado del corazón. En el lado derecho está el atrio que contiene la sangre que es pobre en oxígeno. La aurícula izquierda contiene sangre que ha sido oxigenada y está lista para ser enviada al cuerpo. La aurícula derecha recibe sangre desoxigenada de la vena cava superior y la vena cava inferior. La aurícula izquierda recibe sangre oxigenada de las venas pulmonares izquierda y derecha. Los átrios facilitan la circulación principalmente permitiendo flujo venoso ininterrumpido al corazón, evitando la inercia del flujo venoso interrumpido que de otro modo se produciría en cada sístole ventricular.

Ventrículos[editar]

El ventrículo es una cámara cardíaca que recoge sangre de un atrio y la bombea fuera del corazón. Hay dos ventrículos: el ventrículo derecho bombea sangre a la circulación pulmonar hacia los pulmones y el ventrículo izquierdo bombea sangre a la aorta para la circulación sistémica al resto del cuerpo.

Los ventrículos tienen paredes más gruesas que las aurículas, y por lo tanto pueden crear la presión arterial más alta. Comparando los ventrículos izquierdo y derecho, el ventrículo izquierdo tiene paredes más gruesas porque necesita bombear sangre a todo el cuerpo. Esto lleva a la idea equivocada común de que el corazón se encuentra en el lado izquierdo del cuerpo.

Septum[editar]

El tabique interventricular (tabique ventricular, o durante el desarrollo septum inferius) es la pared gruesa que separa las cámaras inferiores (los ventrículos) del corazón entre sí. El tabique ventricular está dirigido hacia atrás y hacia la derecha, y está curvado hacia el ventrículo derecho. La mayor parte de él es gruesa y muscular y constituye el tabique ventricular muscular. Su parte superior y posterior, que separa el vestíbulo aórtico de la parte inferior de la aurícula derecha y parte superior del ventrículo derecho, es delgada y fibrosa, y se denomina tabique ventricular membranoso.

Válvulas[editar]

Las dos válvulas atrioventriculares (AV) son válvulas unidireccionales que aseguran que la sangre fluya de los átrios a los ventrículos, y no en la otra dirección. Las dos válvulas semilunares (SL) están situadas en las arterias que salen del corazón; evitan que la sangre fluya hacia los ventrículos. El sonido que se escucha en un latido del corazón es el cierre de las válvulas del corazón. La válvula AV derecha también se denomina válvula tricúspide porque tiene tres aletas. Se encuentra entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho. La válvula tricúspide permite que la sangre fluya desde la aurícula derecha hacia el ventrículo derecho cuando el corazón está relajado durante la diástole. Cuando el corazón comienza a contraerse, entra en una fase llamada sístole, y el atrio empuja la sangre hacia el ventrículo. Entonces, el ventrículo comienza a contraerse y la presión arterial dentro del corazón se eleva. Cuando la presión ventricular excede la presión en la aurícula, la válvula tricúspide se cierra. La válvula AV izquierda también se denomina válvula bicúspide porque tiene dos aletas. También se conoce como la válvula mitral debido a la semejanza a una mitra de obispo (tocado litúrgico). Esta válvula evita que la sangre en el ventrículo izquierdo fluya hacia la aurícula izquierda. Como está en el lado izquierdo del corazón, debe soportar una gran cantidad de tensión y presión; es por eso que tiene sólo dos cúspides, y siendo un mecanismo más simple implica un menor riesgo de mal funcionamiento. Hay dos válvulas restantes llamadas las válvulas semilunares. Tienen aletas que parecen medias lunas. La válvula semilunar pulmonar se encuentra entre el ventrículo derecho y el tronco pulmonar. La válvula semilunar aórtica está situada entre el ventrículo y la aorta.

Aparato subvalvular[editar]

Las cuerdas tendinosas se unen a los músculos papilares que causan tensión para mantener mejor las válvulas. Juntos, los músculos papilares y las cuerdas tendinosas son conocidos como el aparato subvalvular. La función del aparato subvalvular es evitar que las válvulas prolapsen en las aurículas cuando se cierran. El aparato subvalvular no tiene ningún efecto sobre la apertura y el cierre de las válvulas. Este es causado completamente por el gradiente de presión a través de la válvula.

Complicaciones con el corazón[editar]

La anomalía congénita más común del corazón es la válvula aórtica bicúspide. En esta enfermedad, en lugar de tres cúspides, la válvula aórtica tiene dos cúspides. Esta condición a menudo no se diagnostica hasta que la persona desarrolla estenosis aórtica calcificada. La estenosis aórtica ocurre en esta enfermedad por lo general en pacientes de 40 o 50 años, un promedio de 10 años antes que en personas con válvulas aórticas normales. Otra complicación común de la fiebre reumática es el engrosamiento y la estenosis (bloqueo parcial) de la válvula mitral. Para los pacientes que han tenido fiebre reumática y van al dentista se aconseja administrar profilácticamente antibióticos antes de la intervención para prevenir la endocarditis bacteriana que ocurre cuando las bacterias de los dientes entran en la circulación sanguínea y se adhieren a las válvulas cardíacas dañadas.

La válvula aórtica impide que la sangre retorne desde la aorta al ventrículo izquierdo. Está formada por tres membranas, dos anteriores y una posterior, con una morfología similar a la de un nido de golondrina. Esta válvula se ubica entre el ventrículo izquierdo y la arteria aorta.

Paso de la sangre a través del corazón[editar]

Diagrama del corazón humano

Si bien es conveniente describir el flujo de la sangre a través del lado derecho del corazón y luego a través del lado izquierdo, es importante darse cuenta de que ambas aurículas se contraen al mismo tiempo y que ambos ventrículos se contraen al mismo tiempo. El corazón funciona como dos bombas, una a la derecha y otra a la izquierda que funciona simultáneamente. La bomba derecha bombea la sangre a los pulmones o a la circulación pulmonar al mismo tiempo que la bomba izquierda bombea sangre al resto del cuerpo o a la circulación sistémica.

La sangre venosa de la circulación sistémica (desoxigenada) entra en la aurícula derecha a través de las vena cavas superior e inferior. La aurícula derecha se contrae y obliga a la sangre a pasar a través de la válvula tricúspide (válvula auriculoventricular derecha) y hacia el ventrículo derecho. El ventrículo derecho se contrae y obliga a la sangre a pasar a través de la válvula semilunar hacia la arteria pulmonar. Esto lleva la sangre a los pulmones donde la sangre libera dióxido de carbono y recibe un nuevo suministro de oxígeno. La sangre oxigenada circula por las venas pulmonares que la llevan a la aurícula izquierda. La aurícula izquierda se contrae y fuerza la sangre a pasar a través de la válvula auriculoventricular izquierda, bicúspide o mitral hacia el ventrículo izquierdo. El ventrículo izquierdo empuja la sangre a través de la válvula aórtica hacia la arteria aorta, quien lleva la sangre nuevamente oxigenada a todos los capilares de nuestro cuerpo.

Camino de la sangre desde el corazón[editar]

Aorta-Arterias-Arteriolas-Capilares-Vénulas-Venas-Vena Cava

Flujo sanguíneo a través de los capilares[editar]

Desde las arteriolas, la sangre entra en los capilares. Las paredes de los capilares son tan delgadas y frágiles que las células sanguíneas sólo pueden pasar de una en una. Dentro de los capilares tiene lugar el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. Los glóbulos rojos dentro del capilar liberan su oxígeno que pasa a través de la pared hacia el tejido circundante. A continuación, el tejido desecha residuos, tales como dióxido de carbono, que pasa a través de la pared hacia los glóbulos rojos.

El sistema circulatorio[editar]

El sistema circulatorio es extremadamente importante para mantener la vida. Su correcto funcionamiento es responsable del suministro de oxígeno y nutrientes a todas las células, así como de la eliminación del dióxido de carbono, los productos de desecho, el mantenimiento del pH óptimo y la movilidad de los elementos, proteínas y células del sistema inmunológico. En los países desarrollados, las dos principales causas de muerte, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular son resultados directos de un sistema arterial que ha sido lenta y progresivamente comprometido por años de deterioro.

Arterias[editar]

Las arterias son vasos sanguíneos musculares que transportan la sangre lejos del corazón, sangre oxigenada y desoxigenada. Las arterias pulmonares llevarán sangre desoxigenada a los pulmones y las arterias sistémicas transportarán sangre oxigenada al resto del cuerpo. Las arterias tienen una pared gruesa que consta de tres capas. La capa interna se llama endotelio, la capa media es en su mayoría músculo liso y la capa externa es el tejido conectivo. Las paredes de las arterias son gruesas para que cuando la sangre entra bajo presión las paredes puedan expandirse.

Arteriolas[editar]

Una arteriola es una pequeña arteria que se extiende y conduce a los capilares. Las arteriolas tienen paredes musculares lisas y gruesas. Estos músculos lisos son capaces de contraerse (causando la constricción del vaso) y relajarse (causando la dilatación del vaso). Esta contracción y relajación afecta a la presión arterial; cuanto mayor número de vasos sanguíneos estén dilatados, la presión arterial será más baja.

Capilares[editar]

Capillary system CERT.jpg

Los capilares son los más pequeños de los vasos sanguíneos del cuerpo; conectan las arterias y las venas e interactúan con los tejidos. Son muy abundantes en el cuerpo; su superficie total es de unos 6.300 metros cuadrados. Debido a esto, ninguna célula está muy lejos de un capilar, a no más de 50 micrómetros de distancia.

Las paredes de los capilares se componen de una sola capa de células, el endotelio, que es el revestimiento interior de todos los vasos. Esta capa es tan delgada que moléculas como el oxígeno, el agua y los lípidos pueden pasar a través de ella por difusión y entrar en los tejidos. Los productos de desecho tales como el dióxido de carbono y la urea pueden difundirse nuevamente dentro de la sangre para ser transportados para su extracción del cuerpo.

El "lecho capilar" es la red de capilares presentes en todo el cuerpo. Estas redes pueden ser "abiertas" y "cerradas" en cualquier momento dado, de acuerdo a la necesidad. Este proceso se llama autoregulación y los lechos capilares usualmente no llevan más del 25% de la cantidad de sangre que podrían sostener en cualquier momento. Cuanto más metabólicamente activas las células, más capilares requerirán para suministrarle nutrientes.

Venas[editar]

Las venas llevan la sangre al corazón. Las venas pulmonares llevarán sangre oxigenada al corazón y las venas sistémicas llevan sangre desoxigenada al corazón. La mayor parte del volumen sanguíneo se encuentra en el sistema venoso; alrededor del 70% en un momento dado. Las venas tienen en las pared exterior las mismas tres capas que las arterias, y se diferencian sólo porque existe una falta de músculo liso en la capa interna y menos tejido conectivo en la capa externa. Las venas tienen presión arterial baja en comparación con las arterias y necesitan la ayuda de los músculos esqueléticos para llevar la sangre de vuelta al corazón. La mayoría de las venas tienen válvulas unidireccionales llamadas válvulas venosas para prevenir el reflujo causado por la gravedad. También tienen una capa externa de colágeno grueso, que ayuda a mantener la presión arterial y detener la acumulación de sangre. Si una persona permanece inmóvil durante largos períodos de tiempo o está encamada, la sangre puede acumularse en las venas y puede causar venas varicosas. La cavidad interna hueca en la que fluye la sangre se llama "luz". Una capa muscular permite que las venas se contraigan, lo que pone más sangre en circulación. Las venas se utilizan médicamente como puntos de acceso al torrente sanguíneo, permitiendo la extracción de muestras de sangre (venopunción) para análisis, y permiten la infusión de líquidos, electrolitos, nutrición y medicamentos (administración intravenosa).

Vénulas[editar]

Una vénula es una vena pequeña que permite que la sangre desoxigenada regrese de los lechos capilares a las venas más grandes, excepto en el circuito pulmonar cuando la sangre es oxigenada. Las vénulas tienen tres capas; tienen las mismas capas que las arterias con menos músculo liso, haciéndolas más delgadas.

Las vías cardiovasculares[editar]

Sistema circulatorio humano. Las arterias se muestran en rojo, las venas azules.

El sistema circulatorio doble del flujo sanguíneo se refiere a los sistemas separados de la circulación pulmonar y la circulación sistémica en anfibios, aves y mamíferos (incluidos los humanos). En contraste, los peces tienen un sistema de circulación único. Por ejemplo, el corazón humano adulto consta de dos bombas separadas, el lado derecho con la aurícula derecha y el ventrículo derecho (que bombea sangre desoxigenada a la circulación pulmonar) y el izquierdo con la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo, circulación sistemica). La sangre tiene que pasar por el corazón para entrar de un circuito a otro.

La sangre circula por el cuerpo dos o tres veces cada minuto. En un día, la sangre viaja un total de 19.000 km (12.000 millas), o cuatro veces la distancia a través de los Estados Unidos de costa a costa.

El circuito pulmonar[editar]

En el circuito pulmonar, la sangre es bombeada a los pulmones desde el ventrículo derecho del corazón. Se lleva a los pulmones a través de las arterias pulmonares. En los pulmones, el oxígeno en los alvéolos se difunde a los capilares que rodean las alveolas y el dióxido de carbono dentro de la sangre se difunde a las alveolas. Como resultado, la sangre es oxigenada y luego es llevada a la mitad izquierda del corazón hacia la aurícula izquierda a través de las venas pulmonares.

La sangre rica en oxígeno está lista para todos los órganos y tejidos del cuerpo. Esto es importante porque las mitocondrias dentro de las células deben utilizar oxígeno para producir energía a partir de los compuestos orgánicos.

El circuito sistémico[editar]

El circuito sistémico suministra sangre oxigenada al sistema de órganos. La sangre oxigenada de los pulmones se devuelve a la aurícula izquierda, luego el ventrículo se contrae y bombea sangre a la aorta. Las arterias sistémicas se separan de la aorta y dirigen la sangre hacia los capilares. Las células consumen oxígeno y nutrientes y añaden dióxido de carbono, desechos, enzimas y hormonas. Las venas drenan la sangre desoxigenada de los capilares y devuelven la sangre a la aurícula derecha.

Aorta[editar]

La aorta es la más grande de las arterias del circuito sistémico. La sangre es bombeada desde el ventrículo izquierdo hacia la aorta y desde allí se ramifica a todas las partes del cuerpo.

La aorta es una arteria elástica, y como tal es capaz de distenderse. Cuando el ventrículo izquierdo se contrae para forzar la sangre a la aorta, la aorta se expande. Este estiramiento da la energía potencial que ayudará a mantener la presión arterial durante la diástole, ya que durante este tiempo la aorta se contrae pasivamente.

Vena cava superior[editar]

La vena cava superior (VCS) es una vena grande pero corta que lleva la sangre desoxigenada de la mitad superior del cuerpo a la aurícula derecha del corazón. Está formada por las venas braquiocefálicas izquierda y derecha (también denominadas venas innominadas) que reciben sangre de los miembros superiores y la cabeza y el cuello. La vena ácigos (que recibe la sangre de la caja torácica) se une justo antes de que entre en la aurícula derecha.

Vena cava inferior[editar]

La vena cava inferior (VCI) es una vena grande que lleva la sangre desoxigenada de la mitad inferior del cuerpo hacia el corazón. Está formada por las venas ilíacas comunes izquierda y derecha y transporta sangre al atrio derecho del corazón. Es posterior a la cavidad abdominal y corre a lo largo del lado de la columna vertebral en su lado derecho.

Arterias Coronarias[editar]

La circulación coronaria consiste en los vasos sanguíneos que suministran y llevan sangre al músculo cardíaco. Aunque la sangre llena las cámaras del corazón, el tejido muscular del corazón, o miocardio, es tan grueso que requiere de los vasos sanguíneos coronarios para llevar la sangre profundamente en el miocardio. Los vasos que suministran sangre abundante en oxígeno al miocardio son conocidos como arterias coronarias. Los vasos que se llevan la sangre desoxigenada del músculo cardíaco se conocen como venas cardíacas.

Las arterias coronarias

Las arterias coronarias que están en la superficie del corazón se llaman arterias coronarias epicárdicas. Estas arterias, cuando están saludables, son capaces de una regulación automática para mantener el flujo sanguíneo coronario en niveles adecuados a las necesidades del músculo cardíaco. Estos vasos relativamente estrechos son a veces afectados por la aterosclerosis y pueden bloquearse, causando angina de pecho o un ataque al corazón.

Las arterias coronarias se clasifican como "circulación final", ya que representan la única fuente de suministro de sangre al miocardio: hay muy poco suministro de sangre redundante, por lo que el bloqueo de estos vasos puede ser tan crítico. En general hay dos arterias coronarias principales, la izquierda y la derecha.

  • Arteria coronaria derecha
  • Arteria coronaria izquierda

Ambas arterias se originan desde el principio (raíz) de la aorta, inmediatamente por encima de la válvula aórtica. Como se describe a continuación, la arteria coronaria izquierda se origina del seno aórtico izquierdo, mientras que la arteria coronaria derecha se origina del seno aórtico derecho.

El cuatro por ciento de las personas tienen una tercera arteria coronaria posterior. En casos raros, un paciente tendrá una arteria coronaria que discurre alrededor de la raíz de la aorta.

Venas hepáticas[editar]

En la anatomía humana, las venas hepáticas son los vasos sanguíneos que drenan la sangre desoxigenada del hígado y la sangre que ha sido limpiada por el hígado (desde el estómago, el páncreas, el intestino delgado y el colon) a la vena cava inferior.

Surgen del fondo del hígado, más específicamente de la vena central del lóbulo hepático. Pueden ser divididas en dos grupos, el grupo superior y el grupo inferior.

El grupo superior de tres, típicamente surge de la parte posterior del hígado y drenan el lóbulo cuadrado y el lóbulo izquierdo. El grupo inferior se eleva desde el lóbulo derecho y el lóbulo caudado, son variables en número y típicamente son más pequeñas que los del grupo superior. Ninguna de las venas hepáticas tiene válvulas.

Ciclo cardíaco[editar]

Ciclo cardíaco es el término utilizado para describir la relajación y la contracción que se producen en el corazón para bombear sangre a través del cuerpo. La frecuencia cardíaca es un término utilizado para describir la frecuencia del ciclo cardíaco. Se considera uno de los cuatro signos vitales. Normalmente se calcula como el número de contracciones (latidos) del corazón en un minuto y se expresa como "latidos por minuto" (bpm). Al descansar, el corazón humano humano late a unos 70 bpm (varones) y 75 bpm (hembras), pero esta tasa varía entre las personas. Sin embargo, el rango de referencia está nominalmente entre 60 bpm (si es menor se denomina bradicardia) y 100 bpm (si es mayor se denominada taquicardia). Descansando las tasas de corazón puede ser significativamente menor en los atletas, y significativamente mayor en los obesos. El cuerpo puede aumentar la frecuencia cardíaca en respuesta a una amplia variedad de condiciones con el fin de aumentar el gasto cardíaco (la cantidad de sangre expulsada por el corazón por unidad de tiempo). El ejercicio, los estresores ambientales o el estrés psicológico pueden causar que la frecuencia cardíaca aumente por encima de la tasa de reposo. El pulso es la forma más directa de medir la frecuencia cardíaca, pero puede ser engañoso cuando algunos accidentes cerebrovasculares no llevan a mucho gasto cardíaco. En estos casos (como sucede en algunas arritmias), la frecuencia cardíaca puede ser considerablemente mayor que el pulso.

Cada "latido" del corazón involucra tres etapas principales: sístole auricular, sístole ventricular y diástole cardíaca completa. A lo largo del ciclo cardíaco, la presión sanguínea aumenta y disminuye causando que las válvulas auriculoventriculares se cierren de golpe.

Sístole[editar]

El corazón en la fase de sístole.

La sístole, o contracción, del corazón es iniciada por las células eléctricas del nódulo sinoauricular, que es el marcapasos natural del corazón. Estas células se activan espontáneamente por despolarización de sus membranas más allá de un cierto umbral de excitación. En este punto, los canales de calcio con voltaje cerrado en la membrana celular se abren y permiten que los iones de calcio pasen a su través, hacia el interior de la célula muscular.

Diástole[editar]

El corazón en la fase de la diástole.

La diástole es el período en el que el corazón se relaja después de una contracción, llamado período de sístole, en preparación para el llenado con sangre circulatoria. En la diástole ventricular los ventrículos se relajan, y en la diástole auricular las aurículas están relajadas. Juntas se las conoce como la diástole cardíaca y constituyen, aproximadamente, la mitad de la duración del ciclo cardíaco, es decir, unos 0,5 segundos.1

Durante la diástole las aurículas se llenan de sangre por el retorno venoso desde los tejidos por la vía de la vena cava superior e inferior y se produce un aumento progresivo de la presión intra-auricular hasta superar la presión intra-ventricular.

Durante la diástole ventricular, la presión de los ventrículos cae por debajo del inicio al que llegó durante la sístole. Cuando la presión en el ventrículo izquierdo cae por debajo de la presión de la aurícula izquierda, la válvula mitral se abre, y el ventrículo izquierdo se llena con sangre que se había estado acumulando en la aurícula izquierda. Un 70% del llenado de los ventrículos ocurre sin necesidad de sístole auricular. Igualmente, cuando la presión del ventrículo derecho cae por debajo del de la aurícula derecha, la válvula tricúspide se abre, y el ventrículo derecho se llena de la sangre que se acumulaba en la aurícula derecha.

Sistema de conducción eléctrica del corazón[editar]

El corazón se compone principalmente de tejido muscular. Una red de fibras nerviosas coordina la contracción y la relajación del tejido del músculo cardíaco para obtener una acción de bombeo eficiente, similar a una onda, del corazón

Control de los latidos del corazón[editar]

El corazón contiene dos marcapasos cardíacos que espontáneamente hacen que el corazón palpite. Estos pueden ser controlados por el sistema nervioso autónomo y la adrenalina circulante. Si los músculos cardíacos apenas se contrayeran y relajaran al azar a un ritmo natural, el ciclo se desordenaría y el corazón se volvería incapaz de llevar a cabo su función de ser una bomba. A veces, cuando el corazón sufre un gran daño en una parte del músculo cardíaco o a la persona le ocurre una descarga eléctrica, el ciclo cardíaco puede desordenarse y volverse caótico. Algunas partes del corazón se contraen, mientras que otras se relajan en lugar de contraerse y relajarse como un todo, el corazón se mueve anormalmente. Esto se llama fibrilación y puede ser fatal si no se trata en 60 segundos.

Representación esquemática del nodo sinoauricular y del haz auriculoventricular de His. La ubicación del nodo SA se muestra en azul. El haz, representado en rojo, se origina cerca del orificio del seno coronario, sufre un ligero agrandamiento para formar el nódulo AV. El nodo AV se estrecha en el haz de HIS, que pasa al septo ventricular y se divide en dos ramas de haz, los haces izquierdo y derecho. La distribución final no se puede mostrar completamente en este diagrama.

Nodo SA[editar]

El nodo sinoatrial (abreviado nodo SA o SAN, también llamado nodo sinusal) es el tejido generador de impulsos (marcapasos) situado en la aurícula derecha del corazón.

Aunque todas las células del corazón poseen la capacidad de generar impulsos eléctricos (o potenciales de acción) que desencadenan la contracción cardíaca, el nodo sinoatrial es el que normalmente lo inicia, simplemente porque genera impulsos ligeramente más rápidos que las otras áreas con potencial de marcapasos. Debido a que los miocitos cardíacos, al igual que todas las células nerviosas, tienen períodos refractarios después de la contracción, durante los cuales las contracciones adicionales no pueden ser activadas, su potencial de marcapasos es anulado por el nódulo sinoauricular. El nodo SA emite un nuevo impulso antes de que las fibras AV o fibras de Purkinje alcancen el umbral.

El nodo sinoauricular (nodo SA) es un grupo de células colocadas en la pared de la aurícula derecha, cerca de la entrada de la vena cava superior. Estas células son miocitos cardiacos modificados. Poseen algunos filamentos contráctiles, aunque no se contraen.

Las células en el nodo SA descargarán naturalmente (crear potenciales de acción) a aproximadamente 70-80 veces/minuto. Debido a que el nodo sinoauricular es responsable del resto de la actividad eléctrica del corazón, a veces es llamado el marcapasos principal.

Si el nodo SA no funciona, o si el impulso generado en el nodo SA se bloquea antes de viajar por el sistema de conducción eléctrica, un grupo de células más abajo del corazón se convertirá en el marcapasos del corazón. Estas células forman el nódulo atrioventricular (nodo AV), que es un área entre la aurícula derecha y el ventrículo, dentro del septo auricular. Los impulsos del nodo AV mantendrán un ritmo cardíaco más lento (aproximadamente 40-60 latidos por minuto). Cuando hay una patología en el nodo AV o en las fibras Purkinje, puede darse en diferentes partes del corazón un marcapasos ectópico. El marcapasos ectópico típicamente descarga más rápido que el nodo SA y provoca una secuencia anormal de contracción. El nódulo SA está ricamente inervado por fibras vagales y simpáticas. Esto hace que el nodo SA sea susceptible a influencias autónomas. La estimulación del nervio vago causa una disminución de la frecuencia del nódulo SA (causando así una disminución de la frecuencia cardíaca). La estimulación a través de las fibras simpáticas causa un aumento de la tasa de nódulos SA (aumentando así la frecuencia cardíaca). Los nervios simpáticos se distribuyen a todas las partes del corazón, especialmente en los músculos ventriculares. Los nervios parasimpáticos controlan principalmente los nódulos SA y AV, algunos músculos auriculares y ventriculares. La estimulación parasimpática de los nervios vagales disminuye la velocidad del nódulo AV causando la liberación de acetilcolina en las terminaciones vagales, lo que a su vez aumenta la permeabilidad de K + de la fibra del músculo cardiaco. La estimulación vagal puede bloquear la transmisión a través de la unión AV o detener la contracción del nódulo SA que se denomina "escape ventricular". Cuando esto sucede, las fibras de Purkinje en el haz AV desarrollan un ritmo propio.

En la mayoría de los pacientes, el nódulo SA recibe sangre de la arteria coronaria derecha, lo que significa que un infarto de miocardio ocluido causará isquemia en el nódulo SA a menos que haya una anastomosis suficientemente buena de la arteria coronaria izquierda. Si no es así, la muerte de las células afectadas impedirá que el nodo SA dispare el latido del corazón.

Nodo AV[editar]

El nodo atrioventricular (nodo AV abreviado) es el tejido existente entre las aurículas y los ventrículos del corazón, que conduce el impulso eléctrico normal desde los átrios a los ventrículos.

El nódulo AV recibe dos entradas de la aurícula: posteriormente a través de la cresta terminal, y anteriormente a través del tabique interauricular. Una propiedad importante que es única para el nodo AV es la conducción decremental. Esta es la propiedad del nodo AV que impide la conducción rápida al ventrículo en los casos de ritmos auriculares rápidos, como la fibrilación auricular o la palpitación auricular.

El nódulo auriculoventricular retrasa los impulsos durante 0,1 segundo antes de extenderse a las paredes del ventrículo. La razón por la que es tan importante retrasar el impulso cardíaco es asegurar que las aurículas estén completamente vacías antes de que los ventrículos se contraigan (Campbell et al., 2002).

El suministro de sangre del nódulo AV proviene de una rama de la arteria coronaria derecha en el 85% al 90% de los individuos, y de una rama de la arteria circunfleja izquierda en el 10% al 15% de los individuos.

En ciertos tipos de taquicardia supraventricular, una persona podría tener dos nódulos AV; esto provocará un lazo en la corriente eléctrica y un ritmo cardíaco incontrolable-rápido. Cuando esta electricidad se atrapa a sí misma, se disipará y volverá a la velocidad normal del ritmo cardiaco.

Fascículo atrioventricular[editar]

El fascículo auriculoventricular, tradicionalmente conocido como haz de His, es una formación intracardíaca consistente en un fino cordón de naturaleza muscular, de aproximadamente 1 cm de longitud, que forma parte del sistema de conducción del corazón, por medio del cual la excitación de las aurículas se trasmite a los ventrículos.

Pueden distinguirse en él dos partes: el segmento perforante, corto, de alrededor de 5 milímetros, que atraviesa el trígono fibroso, y el segmento inframembranoso, que cursa a lo largo del perímetro del cuadrante póstero-inferior de la porción membranosa.

Se origina en el nódulo de Tawara situado en la aurícula derecha y recorre la cara inferior del tabique interauricular. El segmento inframembranoso después de un breve trayecto a lo largo del tabique interventricular se divide en dos ramas: la derecha y la izquierda. Las últimas derivaciones del haz de His se extienden por el endocardio ventricular, formando la red de Purkinje (red subendocárdica).

El músculo cardíaco es muy especializado, ya que es el único tipo de músculo que tiene un ritmo interno; es decir, es miogénico lo que significa que puede contraerse y relajarse naturalmenteb, sin recibir impulsos eléctricos de los nervios. Cuando una célula del músculo cardiaco se coloca junto a otra, latirán al unísono. Las fibras del haz de HIS permiten que la conducción eléctrica se produzca más fácil y rápidamente que en el músculo cardiaco típico. Son una parte importante del sistema de conducción eléctrica del corazón al transmitir el impulso desde el nodo AV (el marcapasos ventricular) al resto del corazón. El haz de HIS se ramifica en las tres ramas del haz: las ramas del haz posterior izquierdo y anterior izquierdo que corren a lo largo del tabique intraventricular. Los haces dan lugar a filamentos finos conocidos como fibras de Purkinje. Estas fibras distribuyen el impulso al músculo ventricular. Juntas, las ramas del haz y la red purkinje comprenden el sistema de conducción ventricular. Se necesita alrededor de 0,03-0,04 s para que el impulso se desplace desde el haz de HIS hasta el músculo ventricular.

Es extremadamente importante que estos nodos existan ya que aseguran el control y la coordinación correctos del corazón y del ciclo cardiaco y aseguran que todas las contracciones permanezcan dentro de la secuencia correcta y en sincronía.

Fibras de Purkinje[editar]

Las fibras de Purkinje (o tejido de Purkyne) se localizan en las paredes ventriculares internas del corazón, justo debajo del endocardio. Estas fibras son fibras miocárdicas especializadas que conducen un estímulo o impulso eléctrico que permite al corazón contraerse de manera coordinada. Las fibras de Purkinje trabajan con el nodo sinoatrial (nodo SA) y el nódulo auriculoventricular (nodo AV) para controlar la frecuencia cardíaca.

Durante la parte de la contracción ventricular del ciclo cardiaco, las fibras de Purkinje transportan el impulso de contracción de las ramas izquierda y derecha del haz hasta el miocardio de los ventrículos. Esto hace que el tejido muscular de los ventrículos se contraiga y obligue a la sangre a salir del corazón, ya sea a la circulación pulmonar (desde el ventrículo derecho) o a la circulación sistémica (desde el ventrículo izquierdo).

Fueron descubiertos en 1839 por Jan Evangelista Purkinje, quien les dio su nombre.

Marcapasos[editar]

Las contracciones del corazón son controladas por impulsos eléctricos, estos disparan a una velocidad que controla el latido del corazón. Las células que crean estos impulsos rítmicos se llaman células de marcapasos, y controlan directamente la frecuencia cardíaca. Los dispositivos artificiales también llamados marcapasos se pueden utilizar cuando el sistema intrínseco de conducción del cuerpo está dañado, para producir estos impulsos artificialmente.

Fibrilación[editar]

La fibrilación se produce cuando el corazón late anormalmente. Esto puede ser detectado por un electrocardiograma que mide las ondas de excitación que pasan a través del corazón y traza un gráfico de la diferencia de potencial (voltaje) contra el tiempo. Si el corazón y el ciclo cardiaco funcionan correctamente, el electrocardiograma muestra un patrón regular y repetitivo. Sin embargo, si hay fibrilación no habrá patrón aparente, ya sea en la "fibrilación auricular" mucho más común, o en la "fibrilación ventricular" menos probable pero mucho más peligrosa. En un hospital cuando se produce la fibrilación ventricular el monitor produce un sonido y alerta a los médicos para tratar la fibrilación pasando una enorme corriente a través de la pared torácica y sacudiendo el corazón de su fibrilación. Esto hace que el músculo cardíaco se detenga por completo durante 5 segundos y cuando empiece a latir de nuevo el ciclo cardiaco habría vuelto a la normalidad y el corazón estará latiendo de una manera controlada de nuevo. La fibrilación es un ejemplo de "taquicardia supraventricular" de los impulsos a través del músculo cardíaco.

La taquicardia supraventricular se produce cuando un impulso comienza en una parte del músculo cardíaco y se extiende por un camino irregular a través del corazón y luego vuelve al músculo originalmente excitado y "vuelve a" para estimular una vez más. La señal nunca se detiene. Una causa de la taquicardia supraventricular es la vía de larga duración en la que el músculo ya no está en estado refractario cuando el estímulo vuelve a él. Una palpitación es una taquicardia supraventricular en ondas coordinadas de baja frecuencia que causan una frecuencia cardíaca rápida.

Si el paquete de HIS se bloquea, se traducirá en la disociación entre la actividad de la aurícula y la de los ventrículos, de lo contrario se llama un bloqueo cardíaco de tercer grado. La otra causa de un bloque de tercer grado sería un bloqueo de las ramas del haz derecho, anterior izquierdo y posterior izquierdo. Un bloqueo de tercer grado es una condición médica muy seria que muy probablemente requiera un marcapasos artificial.

El ECG[editar]

E.C.G significa Electrocardiograma y representa la electrofisiología del corazón. La electrofisiología cardiaca es la ciencia de los mecanismos, funciones y desempeño de las actividades eléctricas de regiones específicas del corazón. El ECG es la grabación de la actividad eléctrica del corazón como un gráfico. El gráfico puede mostrar la frecuencia cardíaca y el ritmo, puede detectar el agrandamiento del corazón, la disminución del flujo sanguíneo o la presencia de ataques cardíacos actuales o pasados. Los ECG son baratos, no invasivos, rápidos y sin dolor. Dependiendo de los resultados, la historia clínica del paciente y de un examen físico se pueden pedir más pruebas o recetar una combinación de medicamentos y cambios en el estilo de vida.

Cómo leer un ECG[editar]

Análisis de onda ECG

QRS normal.svg

P
Onda P- indica que las aurículas son estimuladas eléctricamente (despolarizadas) para bombear sangre hacia los ventrículos.
QRS
Complejo QRS - indica que los ventrículos son estimulados eléctricamente (despolarizados) para bombear la sangre.
ST
Segmento ST - indica la cantidad de tiempo desde el final de la contracción de los ventrículos hasta el comienzo de la onda T.
T
La onda T indica el período de recuperación (repolarización) de los ventrículos.
U
Onda U - rara vez vista, y se cree que posiblemente sea la repolarización de los músculos papilares

Presión arterial[editar]

La presión arterial es la presión ejercida por la sangre en las paredes de los vasos sanguíneos. A menos que se indique lo contrario, la presión sanguínea se refiere a la presión arterial sistémica, es decir, a la presión en las grandes arterias que suministran sangre a las partes del cuerpo distintas de los pulmones, como la arteria braquial (en el brazo). La presión de la sangre en otros vasos es inferior a la presión arterial. Los valores de la presión arterial se indican universalmente en milímetros de mercurio (mmHg). La presión sistólica se define como la presión máxima en las arterias durante el ciclo cardíaco; La presión diastólica es la presión más baja (en la fase de reposo del ciclo cardiaco). La presión arterial media y la presión de pulso son otras cantidades importantes.

Los valores típicos para un adulto sano y en reposo son aproximadamente 120 mmHg sistólico y 80 mm Hg diastólico (escrito como 120/80 mmHg), con variaciones individuales. Estas medidas de la presión arterial no son estáticas, sino que experimentan variaciones naturales de un latido del corazón a otro, y a lo largo del día (en un ritmo circadiano); también cambian en respuesta al estrés, factores nutricionales, fármacos o enfermedades.

Presión sistólica[editar]

La presión sistólica es la más alta cuando la sangre sale del ventrículo izquierdo hacia la aorta durante la sístole ventricular. La media alta durante la sístole es de 120 mmHg.

Presión diastólica[editar]

La presión arterial diastólica disminuye constantemente a un promedio de 80 mmHg durante la diástole ventricular.

Enfermedad cardiovascular[editar]

La enfermedad cardiovascular se refiere a la clase de enfermedades que afectan al corazón y/o a los vasos sanguíneos (arterias y venas). Si bien el término se refiere técnicamente a cualquier enfermedad que afecta al sistema cardiovascular, generalmente se utiliza para referirse a los problemas relacionados con la aterosclerosis (enfermedad arterial). Estas condiciones tienen causas, mecanismos y tratamientos similares.

La mayoría de los países occidentales enfrentan tasas altas y crecientes de enfermedades cardiovasculares. Es la primera causa de muerte y discapacidad en los Estados Unidos y en la mayoría de los países europeos. En el momento en que se detectan problemas cardíacos, la causa subyacente (aterosclerosis) suele estar bastante avanzada, habiendo progresado durante décadas. Por lo tanto, hay un mayor énfasis en la prevención de la aterosclerosis mediante la modificación de los factores de riesgo, como la alimentación saludable, el ejercicio y evitar fumar.

Hipertensión[editar]

La hipertensión o la presión arterial alta es una condición médica en la que la presión arterial está crónicamente elevada. La hipertensión se define por algunos autores como presión sistólica mayor de 130 y diastólica mayor de 85 mmHg. [1] La hipertensión a menudo tiene un inicio insidioso sin que se note y es a veces llamada el asesino silencioso porque el estiramiento de las arterias provoca rupturas microscópicas en la pared arterial y acelera los cambios degenerativos. La hipertensión persistente es uno de los factores de riesgo de accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, insuficiencia cardíaca y aneurisma arterial, y es una de las principales causas de insuficiencia renal crónica.

Aterosclerosis[editar]

Aterosclerosis severa de la aorta. Muestra de una autopsia.

La aterosclerosis es una enfermedad que afecta a las arterias placas dentro de las arterias. Es un "endurecimiento" de las arterias. La arteriosclerosis ("endurecimiento de la arteria") es el resultado de una deposición de colágeno duro y rígido dentro de la pared del vaso y alrededor del ateroma. Esto aumenta la rigidez y disminuye la elasticidad de la pared de la arteria. La aterosclerosis típicamente comienza en la adolescencia temprana, se encuentra generalmente en la mayoría de las arterias principales, y sin embargo es asintomática y no detectada por la mayoría de los métodos de diagnóstico durante la vida. La mayoría de las veces se convierte en un síntoma serio al interferir con la circulación coronaria que suministra sangre al corazón o la circulación cerebral que suministra sangre al cerebro, y se considera la causa subyacente más importante de accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, diversas enfermedades del corazón incluyendo insuficiencia cardíaca congestiva y la mayoría de las enfermedades cardiovasculares en general.

Placa[editar]

El ateroma o comúnmente conocido como placa es una acumulación inflamatoria anormal de glóbulos blancos de macrófagos dentro de las paredes de las arterias.

Choque circulatorio[editar]

El choque circulatorio es una condición severa que resulta de una reducción de la circulación sanguínea.

Trombo[editar]

Un trombo o coágulo de sangre es el producto final de la coagulación de la sangre en la hemostasia. Se forma mediante la agregación de plaquetas que forman un tapón plaquetari, y la activación del sistema de coagulación humoral (es decir, factores de coagulación). Un trombo es fisiológico en casos de lesión, pero patológico en caso de trombosis.

La prevención de coágulos de sangre reduce el riesgo de accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y embolia pulmonar. La heparina y la warfarina se usan a menudo para inhibir la formación y el crecimiento de coágulos de sangre existentes, permitiendo así que el cuerpo contraiga y disuelva los coágulos de sangre a través de métodos normales.

Embolia[editar]

Una embolia ocurre cuando un objeto (el émbolo) migra de una parte del cuerpo (a través de la circulación) y causa un bloqueo (oclusión) de un vaso sanguíneo en otra parte del cuerpo. Los coágulos de sangre forman el material embólico más común: otros posibles materiales embólicos incluyen glóbulos grasos (una embolia grasa), burbujas de aire (una embolia aérea), embolia séptica (que contiene pus y bacterias) o líquido amniótico.

Derrame[editar]

Un accidente cerebrovascular, también conocido como accidente cerebrovascular (CVA), es una lesión neurológica aguda por la que el suministro de sangre a una parte del cerebro se interrumpe. Los accidentes cerebrovasculares se pueden clasificar en dos categorías principales: isquémica y hemorrágica. Aproximadamente el 80% de los accidentes cerebrovasculares se deben a la isquemia.

  • En el accidente cerebrovascular isquémico, que ocurre en aproximadamente el 85-90% de los accidentes cerebrovasculares, un vaso sanguíneo se ocluye y el suministro de sangre a una parte del cerebro se bloquea total o parcialmente. El accidente cerebrovascular isquémico se divide comúnmente en un accidente cerebrovascular trombótico, un accidente cerebrovascular embólico, una hipoperfusión sistémica (derrame o un accidente cerebrovascular de la zona fronteriza) o una trombosis venosa.
  • Derrame hemorrágico: Un derrame hemorrágico, o hemorragia cerebral, es una forma de accidente cerebrovascular que ocurre cuando un vaso sanguíneo del cerebro se rompe o sangra. Al igual que los accidentes cerebrovasculares isquémicos, los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos interrumpen el suministro de sangre del cerebro porque el vaso sangrante ya no puede llevar la sangre a su tejido objetivo. Además, la sangre irrita el tejido cerebral, altera el delicado equilibrio químico y, si el sangrado continúa, puede causar una mayor presión intracraneal que afecta físicamente al tejido cerebral y restringe el flujo sanguíneo al cerebro. En este sentido, los derrames hemorrágicos son más peligrosos que su contraparte más común, los accidentes cerebrovasculares isquémicos. Hay dos tipos de accidente cerebrovascular hemorrágico: hemorragia intracerebral y hemorragia subaracnoidea.

El término "ataque cerebral" está empezando a utilizarse para el accidente cerebrovascular, al igual que el término "ataque al corazón" se utiliza para el infarto de miocardio, donde un corte en el aporte de sangre causa necrosis al tejido del corazón.

Muchos hospitales tienen equipos para el "ataque cerebral" dentro de sus departamentos de neurología, específicamente para el tratamiento rápido del accidente cerebrovascular. Si se detectan síntomas de apoplejía al inicio del tratamiento, se pueden administrar fármacos "coágulos" especiales. Estos colectores de coágulos disolverán los coágulos antes de que puedan causar la muerte del tejido y restaurar la circulación normal. Uno de los fármacos iniciales utilizados para disolver los coágulos es la estreptoquinasa, aunque su uso crea la posibilidad de destrucción de coágulos en todo el cuerpo, dando lugar a una hemorragia grave. Existen nuevos trombolíticos de tercera generación que son más seguros.

Ataque al corazón[editar]


El infarto agudo de miocardio (AMI o MI), comúnmente conocido como un ataque al corazón se produce cuando el suministro de sangre y oxígeno a un área del músculo cardíaco está bloqueado, por lo general por un coágulo en una arteria coronaria. A menudo, este bloqueo conduce a arritmias (ritmo cardíaco irregular o arrítmia) que causa una disminución severa en la función de bombeo del corazón y puede causar muerte súbita. Si el bloqueo no se trata en pocas horas, el músculo cardíaco afectado morirá y será reemplazado por tejido cicatricial. Es la principal causa de muerte tanto en hombres como en mujeres en todo el mundo.

Angina de pecho[editar]

La angina de pecho es el dolor de pecho debido a la isquemia (falta de sangre y por lo tanto de suministro de oxígeno) del músculo cardíaco, generalmente debido a la obstrucción o espasmo de las arterias coronarias (los vasos sanguíneos del corazón).

bypass coronario[editar]

La cirugía de bypass de la arteria coronaria, la cirugía de revascularización coronaria y el bypass cardíaco son procedimientos quirúrgicos realizados en pacientes con enfermedad coronaria para el alivio de la angina y posible mejora de la función del músculo cardíaco. Las venas o arterias de otras partes del cuerpo del paciente se injertan desde la aorta a las arterias coronarias, evitando el estrechamiento de la arteria coronaria causada por la aterosclerosis y mejorando el suministro de sangre al miocardio (músculo cardíaco)

Insuficiencia cardiaca congestiva[editar]

La insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) o simplemente insuficiencia cardíaca, es una condición que puede resultar de cualquier trastorno cardíaco estructural o funcional que afecte la capacidad del corazón para llenarse o bombear una cantidad suficiente de sangre a través del cuerpo. No se debe confundir con el "cese del latido del corazón", que se conoce como asistolia, o con paro cardiaco, que es el cese de la función cardíaca normal frente a la enfermedad cardíaca. Debido a que no todos los pacientes tienen sobrecarga de volumen en el momento de la evaluación inicial o posterior, el término "insuficiencia cardiaca" es preferible al término más antiguo "insuficiencia cardíaca congestiva". La insuficiencia cardíaca congestiva a menudo no es diagnosticada debido a la falta de una definición universalmente acordada y dificultades en el diagnóstico, sobre todo cuando la condición se considera "leve". La insuficiencia cardíaca derecha causa comúnmente edema periférico, o hinchazón de las extremidades. La insuficiencia cardíaca izquierda causa comúnmente edema pulmonar, o acumulación de líquido en los pulmones.

Venas dilatadas e inflamadas[editar]

Venas varicosas[editar]

Las venas varicosas son venas en la pierna que se agrandan y retuercen, y pueden causar dolor, hinchazón o picazón. Son una forma extrema de telangiectasia, o venas de araña.

Las venas varicosas se deben a la insuficiencia de las válvulas en las venas comunicantes. Son las venas que unen las venas superficiales y profundas del miembro inferior. Normalmente, la sangre fluye de las venas superficiales a las profundas, facilitando el retorno de la sangre al corazón. Sin embargo, cuando la válvula se vuelve defectuosa, la sangre es retenida en las venas superficiales por la acción de la bomba muscular (que normalmente ayuda al retorno de la sangre al corazón mediante la compresión de las venas profundas). Las personas que tienen venas varicosas tienen mayor riesgo de contraer una trombosis venosa profunda (TVP) y embolias pulmonares.

Flebitis[editar]

La flebitis es una inflamación de una vena, por lo general en las piernas. Esto suele ser más grave si se produce en una vena profunda. Sin embargo, la mayoría de las personas con la condición, tal vez del 80 al 90 por ciento, son mujeres. La enfermedad también puede tener un componente genético, pues se sabe que se produce entre los familiares.

Defectos congénitos del corazón[editar]

Ilustración de comunicación interventricular

Los defectos cardíacos presentes en el nacimiento se llaman defectos congénitos del corazón. Un poco menos del 1% de todos los recién nacidos tienen cardiopatía congénita. Ocho defectos son más comunes que todos los demás y constituyen el 80% de todas las cardiopatías congénitas, mientras que el 20% restante se compone de muchas condiciones infrecuentes independientes o son combinaciones de varios defectos.

Defectos acianóticos[editar]

Los defectos cardíacos acianóticos son aquellos en los que hay una cantidad normal de oxígeno en el torrente sanguíneo. El defecto cardiaco congénito más común es un defecto del tabique ventral, que ocurre en alrededor del 20% de todos los niños con cardiopatía congénita. En la comunicación interventricular la sangre del ventrículo izquierdo es derivada hacia el ventrículo derecho, dando como resultado que la sangre oxigenada vuelva a la circulación pulmonar. Uno de los problemas potenciales de la VSD es la hipertensión pulmonar.

Defectos cianóticos[editar]

Defectos cianóticos del corazón se refieren a defectos que resultan en cantidades disminuidas de oxígeno en la sangre. En los defectos cardíacos cianóticos la sangre desoxigenada procedente del ventrículo derecho fluye hacia la circulación sistémica. Los defectos cianóticos incluyen la tetrogia de Fallot y la transposición de las grandes arterias.

Homeostasis[editar]

La homeostasis en el cuerpo sólo es posible si el sistema cardiovascular funciona correctamente. Esto significa que el sistema necesita suministrar oxígeno y nutrientes al fluido tisular que rodea las células y también retirar el desecho metabólico. El corazón está compuesto de arterias que toman sangre del corazón, y vasos que devuelven la sangre al corazón. La sangre es bombeada por el corazón en dos circuitos: los circuitos pulmonares y sistémicos. El circuito pulmonar lleva la sangre a través de los pulmones donde ocurre el intercambio gaseoso y el sistema sistémico transporta la sangre a todas las partes del cuerpo donde tiene lugar el intercambio con el líquido del tejido. El sistema cardiovascular trabaja junto con todos los otros sistemas para mantener la homeostasis.

El sistema linfático[editar]

El sistema linfático está estrechamente relacionado con el sistema cardiovascular. Existen tres maneras principales de trabajar juntos para mantener la homeostasis: el sistema linfático recibe el exceso de líquido tisular y lo devuelve al torrente sanguíneo, toma las moléculas grasas de las vellosidades intestinales y las transporta al torrente sanguíneo y ambos sistemas trabajan juntos para defender el cuerpo contra la enfermedad. El sistema linfático puede crear glóbulos blancos que combaten enfermedades e infecciones.

Datos interesantes[editar]

• La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en las mujeres estadounidenses.
• 16,7 millones de muertes son resultado de enfermedades cardiovasculares, enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares.
• El estrés, comer alimentos altos en grasa, la obesidad, el tabaco y el consumo de alcohol son sólo algunos factores de riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.
• Investigaciones recientes sugieren que tomar una pequeña dosis de aspirina diariamente puede ayudar a prevenir un ataque al corazón (porque la aspirina inhibe el aglutinamiento plaquetario). • ¡La longitud de todos los vasos sanguíneos alineados es de aproximadamente 60,000 millas de largo. Para poner esto en perspectiva, la circunferencia de la Tierra es 40.075,02 kilómetros y 60,000 millas es alrededor de 96,000 km - por lo que sus vasos sanguíneos darían dos veces la vuelta al mundo y todavía les sobraría algo!

Envejecimiento[editar]

El músculo cardíaco se vuelve menos eficiente con la edad, y hay una disminución tanto en el gasto cardíaco máximo como en la frecuencia cardíaca, aunque los niveles de reposo pueden ser más que adecuados. La salud del miocardio depende de su suministro de sangre, y con la edad hay una mayor probabilidad de que la aterosclerosis estrechará las arterias coronarias. La aterosclerosis es la deposición de colesterol sobre y en las paredes de las arterias, lo que disminuye el flujo sanguíneo y forma superficies rugosas que pueden causar la formación de coágulos intravasculares.

La presión arterial alta (hipertensión) hace que el ventrículo izquierdo trabaje más. Puede agrandarse y su suministro de sangre puede hecerse insuficiente, haciéndose así más débil. Un ventrículo débil no es una bomba eficiente, y puede progresar a la insuficiencia cardíaca congestiva. Este proceso puede ser lento o rápido.

Las válvulas cardíacas pueden engrosarse por fibrosis, dando lugar a soplos cardíacos y bombeo menos eficiente.

Las arritmias también son más comunes con la edad, ya que las células de la vía de conducción se vuelven menos eficientes.

Shock[editar]

Estrés fisiológico

El estrés fisiológico puede ser cualquier tipo de lesión desde quemaduras hasta rotura de huesos; la respuesta del cuerpo al estrés se clasifica en dos fases: la fase de ebb (fase temprana) comienza inmediatamente después de la lesión. La segunda fase ocurre alrededor de 36 a 48 horas después de la lesión y se llama fase de flujo. En la fase temprana hay circulación inadecuada, disminución del nivel de insulina, disminución del consumo de oxígeno, hipotermia (baja temperatura corporal), hipovolemia (bajo volumen sanguíneo) e hipotensión (presión arterial baja). En la fase de flujo hay niveles aumentados de catecolaminas, glucocorticoides y glucagones, niveles de insulina normales o elevados, catabólico (descomposición), hiperglucemia (alto nivel de azúcar en la sangre), aumento del consumo de oxígeno/frecuencia respiratoria, hipertermia (temperatura corporal alta) , hipermetabolismo, aumento de la resistencia a la insulina, aumento del gasto cardíaco.

Contracciones ventriculares prematuras (PVC)[editar]

La excitación se produce a través del nódulo SA al nodo AV si hay anomalías o interferencia de drogas que hacen que el nodo AV no funcione correctamente los ventrículos no recibirán los estímulos iniciadores y las células autoritmicas en las ramas del haz comienzan a iniciar acciones a su propio ritmo convirtiéndose en los marcapasos para los ventrículos. Esto a su vez causará un trastorno en la conducción. Con una conducción que causa problemas, en las ramas del haz se producen contracciones ventriculares prematuras en el ventrículo derecho y en el izquierdo. Si es en el derecho, es más común y puede evolucionar sin tratamiento. En el izquierdo siempre es un problema serio y debe ser tratado.

Control intrínseco del latido del corazón[editar]

• Nodo SA (localizado en el atrio derecho cerca de la entrada de la vena cava superior)
• Nodo AV (ubicado en la base de la aurícula derecha)
• Fibra AV (localizada en el tabique intraventricular entre los dos ventrículos que van en dos direcciones, ramas derecha e izquierda del haz que dejan el tabique para entrar en las paredes de ambos ventrículos)
• Ramas del haz (la ramificación del tabique a las paredes de los ventrículos que entran en las fibras de purkinje que luego entran en contacto con las células del miocardio ventricular para extender el impulso al resto de lo ventrículos)

Animación de una onda de ECG normal.

Electrocardiograma[editar]

• El P es la despolarización auricular
• QRS es la despolarización ventricular, así como la repolarización auricular.
• T es la repolarización ventricular

Representación esquemática del ECG normal

Control extrínseco del latido del corazón[editar]

Sistema autónomo con dos subdivisiones: la división simpática y la división parasimpática. Control hormonal de la presión arterial

  • Epinefrina
  • Norepinefrina
  • ANP: Péptido natriurético auricular
  • ADH: La hormona antidiurética
  • Sistema Renina-Angiotensión

Estudio de caso[editar]

Un ejemplo de la tecnología en expansión para el corazón se describe mejor en esta historia:

En 1955, cuando yo tenía cinco años, primero supe por mi médico de familia que tenía un soplo cardíaco y que eventualmente necesitaría atención. Cuando tenía 15 años en 1965, tuve dos cateterizaciones cardíacas en Rhode Island Hospital. Las pruebas no fueron concluyentes y me dijeron que siguiera con mi vida y esperar y ver si tenía un problema.

No fue hasta 1975 que mi médico de familia me dijo que debía volver a controlar mi corazón. El Dr. David Kitzes del Hospital Mariam realizó otra cateterización. Esta vez, a diferencia de las otras, me dijeron que debido a la nueva tecnología de la máquina, el Dr. Kitzes encontró que tenía una estenosis aórtica, que es un estrechamiento del paso de la válvula por acumulación de placa debido a la malformación de la válvula al nacer. El Dr. Kitzes me informó que podría llevar una vida normal hasta que llegara en los cincuenta o sesenta cuando necesitaría una cirugía correctiva.

En 1996, me hicieron un ecocardiograma y se determinó que mi corazón se estaba agrandando. Mi médico de familia me dijo que debería ver a un cardiólogo. Minimicé el padecimiento después de haber oído la misma cosa muchas veces. Esta vez entré en la oficina de Jon Lambrecht, nunca lo había conocido antes. En pocos minutos mi vida entera cambió. Después de preguntarme acerca de mis síntomas, que eran fatiga, debilidad, síntomas asmáticos, así como el color de la piel ceniciento y los mareos, me informó de lo grave que era mi condición y que la única salvación era una cirugía a corazón abierto para reemplazar la válvula aórtica.

Comencé a llorar cuando pensé que mi vida había terminado. El Dr. Lambrecht estudió mi reacción y me dijo que esta condición es reparable y que no tengo una enfermedad terminal. No tenía mucho tiempo para pensar en ello. Al cabo de 10 días de esa visita, me injertaron una válvula cardíaca protésica de Meditronic Hall. La operación fue realizada por el Dr. Robert Indeglia en el Hospital Miriam en Providence, R.I., el 20 de marzo de 1996.

Después de casi 3 años desde la cirugía estoy mejor de lo que esperaba. En 1977 mi hijo Kevin nació con el síndrome del corazón izquierdo hipoplástico y sólo vivió durante 2 días porque la cirugía cardíaca no se pudo realizar como actualmente. Estoy agradecido de haber vivido en un momento en que la tecnología médica allanó el camino para una segunda oportunidad debido a mi nueva válvula cardíaca aórtica.

Nuestro objetivo en este capítulo es tomarte de la mano y llevarte a través de cada parte del sistema cardiovascular, para que también puedas aprender y llegar a respetar la grandeza de esta máquina de bombeo de sangre que todos llamamos corazón.

Resumen[editar]

Al igual que todos los sistemas del cuerpo, el sistema cardiovascular desempeña un papel en el mantenimiento de la homeostasis. El sistema nervioso regula el funcionamiento del corazón basado en lo que el corazón debe hacer. El bombeo del corazón mantiene la presión arterial normal y la oxigenación adecuada de los tejidos.

El sistema vascular forma corredores para la sangre, pero no son simplemente un sistema de tuberías. Los vasos no son tubos pasivos, sino más bien contribuyentes activos a la homeostasis. Las arterias y las venas ayudan a mantener la presión arterial, y los capilares proporcionan un lugar para los intercambios necesarios de materiales entre la sangre y los tejidos.

Preguntas de la revisión[editar]

Se pueden encontrar respuestas a estas preguntas aquí

1. Conduce la electricidad como los nervios

A) Epicardio
B) Pericardio
C) Miocardio
D) Aparato subvalvular
E) Ninguno de estos, sólo los nervios conducen la electricidad

2. Lleva la mayor cantidad de sangre en cualquier momento en el cuerpo

A) Venas
B) Lechos capilares
C) Venas
D) Aorta
E) Vena Cava

3. Se unen para bombear sangre

A) La aurícula derecha con el ventrículo derecho y la aurícula izquierda con el ventrículo izquierdo
B) Atrio derecho con aurícula izquierda y ventrículos derecho con ventrículo izquierdo
C) Válvula tricúspide y válvula mitral
D) Aorta y arteria pulmonar
E) Aorta, arteria pulmonar y vena pulmonar

4. Es el marcapasos del corazón

A) Nodo AV
B) Fibras de Purkinje
C) Haz AV
D) nodo SA
E) Ninguno de estos, un marcapasos se inserta quirúrgicamente

5. Al leer un ECG, este gráfico muestra la despolarización desde el nodo AV hasta el haz AV

A) S
B) P
C) U
D) T
E) Q

6. La onda T en un ECG muestra

A) Potencial de reposo
B) Despolarización auricular
C) Excitación del nodo SA
D) Repolarización del ventrículo
E) Excitación de Purkinje

7. La presión arterial es la medida de

A) Presión ejercida por la sangre en las paredes de los vasos sanguíneos
B) Presión ejercida por la sangre sobre las arterias
C) Presión ejercida por la sangre sobre las venas
D) Presión ejercida por la sangre sobre la aorta
E) Presión ejercida por la sangre sobre los capilares

8. La presión sistólica es

A) Un promedio de 120 mm Hg
B) Disminuye constantemente durante la sístole del ventrículo
C) La más alto cuando se bombea sangre del ventrículo izquierdo hacia la aorta
D) Un promedio de 80 mm Hg
E) Tanto A como C
F) Tanto B como D

9. El corazón tiene cuántas cámaras?

A) Una
B) Dos
C) Tres
D) Cuatro
E) Cinco

Referencias[editar]

  1. Tortora, G. & Grabowski, S. (2000)Principles of anatomy and physiology. Ninth Edition. Wiley page 733.
← Sistema muscular Sistema cardiovascular Sistema inmunológico →
Fisiología humana