El Tercer Reich: Ascenso, Auge y Caída

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En el presente escrito se describirá a detalle los sucesos históricos de mayor relevancia en la historia de la Alemania nacionalsocialista, sus orígenes, su arraigo político y así como los sucesos que llevaron a ésta a protagonizar el enfrentamiento bélico más grande que ha visto la humanidad. Se analizarán las estrategias militares usadas en la guerra, sus motivos y sus consecuencias, y las razones de los resultados de estas tácticas y conflictos dando las razones de sus conclusiones siempre de la manera más imparcial posible. Además explicando los sucesos históricos que sucedieron en Alemania relacionados con la política nazi y cuidando la fidelidad histórica de los hechos. La mejor historia la escriben los testigos, no los vencedores.

Introducción[editar]

Adolf Hitler en 1936

«…En la vida parasitaria que lleva el judío, incrustada en el cuerpo de naciones y Estados, esta la razón de eso que un día indujera a Schopenhauer a exclamar que el judío es el “gran maestro de la mentira”…» (Mi lucha, Hitler, 1924).

La ideología de la segregación racial y de un fanatismo por superioridad de los arios sobre los demás pueblos, fue la que llevó a Adolf Hitler de convertirse de un cabo de las trincheras en la Primera Guerra Mundial, al hombre más poderoso de Europa, así mismo, fueron esas mismas características las que condenaron y llevaron su vida al abismo y la de su Alemania agobiada por los Aliados al final de la Segunda Guerra Mundial. Desde el inicio del Nationalsozialistische Deutsche Arbeiter Partei (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, o Nazi) fue implementada una ideología antisemita y de jerarquía de razas, en la cual, la aria era la digna de tomar las posesiones de todas aquellas culturas que no lo son; como la actividad económica, la política y el territorio. El partido nazi durante los año 20, aprovecho la situación de una Alemania derrotada y “traicionada” por los altos mandos del ejército, además de castigada con una grave crisis económica, la cual utilizo a su favor, para poder aumentar su popularidad e ideología con diversas promesas, hasta que el 30 de enero de 1933, momento en el que Hitler fue nombrado canciller, y con eso, solo falto poco tiempo para que se convirtiera el Führer de Alemania.

Sin embargo, estos inicios serian opacados por los enormes errores llevados a cabo por el estado nazi durante los próximos años, que extinguirían las ideologías implantadas por el nazismo en Europa.



Orígenes[editar]

El inicio del nazismo se remonta al comienzo de la década de los años 20, y, aunque tendría características particulares, compartía la idea común de los alemanes sobre la “falsa derrota” que sufrieron en la Gran guerra, pues consideraban que los altos mandos de ejercito firmaron un armisticio, cuando estaban “muy próximos de la victoria”, dejando tras de sí una vergüenza para el país con el Tratado de Versalles y las indemnizaciones de la guerra, todo esto fue lo que sembró el deseo de venganza en la población alemana. Entre la población, un cabo de las tropas del frente occidental llamado Adolf Hitler compartía esa opinión y un deseo de llevar a Alemania de nuevo a la gloria, perteneciendo al departamento político del ejército se le confirió primero indagar sobre un nuevo partido político, el Deutsche Arbeiterpartei (Partido Obrero Alemán), realizando su deber, asistió a múltiples reuniones del mismo, al poco tiempo se alejó del ejército y se concentró en la política del partido,

«…supe entonces cual era mi destino: decidí entrar en la política…» (Hitler).


Primeros años del partido y las SA[editar]

Gracias al caos generado por la crisis económica y política tras la guerra, el Partido Obrero Alemán no era el único que aparecía con ideas de extrema izquierda y radicalista, era necesaria la protección de los integrantes del partido, razón por la que se llevó a cabo la formación de las Sturmabteilung, que sería “Secciones de asalto” o SA, o también llamadas camisas pardas; que se trataba de un cuerpo paramilitar en servicio al partido, para las acciones en las que se necesitará la fuerza, puesto que las acciones políticas que se estaban llevado a cabo en el país, parecía que se estaba cerca de llegar la anarquía durante estos primeros años después de la guerra. Al tiempo que se formaba las SA, se comenzaba a formar la idea de otra rama paramilitar que cobraría suma importancia en un futuro, las SS (Schutzstaffel). El singular carisma de Hitler para la oratoria y los discursos que lo hicieron popular y ascender dentro del partido, le sirvió para también ir ganando poco a poco más seguidores, que se sumarian a la causa, entre estos nuevos miembros estarían también figuras muy importantes que tomarían protagonismo en el futuro, como Ernst Rönm que se volvería amigo de Hitler, Rudolf Hess un joven universitario, Hermann Göring, Alfred Rosenberg, entre otros. Para 1923, el partido nazi aunque seguía siendo pequeño, poco a poco el descontento de los alemanes, hacía que se le fueran sumando más seguidores. También ese año Francia ocupó la región de Ruhr en Alemania, la cual entró en una crisis económica aún más profunda, toda esta combinación de factores, y la aparente impresión que dejó en Hitler la subida al poder de Mussolini en 1922, hizo creer a Hitler que su movimiento estaba listo para dar un golpe de estado, el cual llegaría el 8 de noviembre de 1923.


El golpe de estado de 1923[editar]

Hitler y algunos colaboradores del fallido golpe de estado

En 1923, Alemania aun en crisis debía pagarles a los aliados las indemnizaciones de guerra, sin embargo se empezaron a retrasar con los pagos, tanto en efectivo, como en especie, en particular, con la entrega de unos postes telefónicos a Francia; que como se mencionó anteriormente, ocupo la región de Ruh, para hacerse cargo de las fábricas y hacer cumplir por la fuerza el tratado de Versalles, lo que originó una crisis económica y un desorden social aún mayor. Motivados por la situación, los nazis planearon dar un golpe de estado, para tomar el control político por la fuerza. El 8 de noviembre de 1923, los nazis asaltan la cervecería Bürgerbäu de Múnich, donde había gran cantidad de simpatizantes, sin embargo, el comisario Von Kahr, en contra de lo que se tenía planeado, no se mostró a favor de Hitler y de los nazis, este sería el inicio de una seria de tropiezos en el intento de golpe de estado, que acabaría en un tremendo desastre, con los integrantes del partido dispersos y con Hitler capturado por la policía.

Frustrado el ataque con varios muertos y otros apresados, fueron llevados a juicio, principalmente Hitler, el cual el 26 de febrero de 1924, fue acusado de traición al gobierno, sin embargo, el juicio se convirtió en todo un espectáculo, debido a su increíble habilidad para hablar, y de que el jurado estaba formado por fanáticos nazis, con esto, pronto Hitler paso del papel del acusado al acusador.

«…Yo soy el único responsable, pero no por ello soy un criminal. Si ahora me encuentro aquí acusado de ser un revolucionario, es porque soy un revolucionario enemigo de la revolución. Contra los traidores de 1918 no se puede cometer ninguna alta traición…» (Hitler en su juicio).

Al final del show, se le castigo con la pena mínima, 5 años de prisión, pero pudiendo solicitar la libertad condicional a los 6 meses, cosa que sucedería, pero durante su estancia en la prisión, redactaría un manifiesto muy importante, Mein kampf Mi Lucha).


Mein kampf y próximos años hasta 1933[editar]

Una vez dictado la sentencia y, literalmente acomodado en su celada que sería más bien una acomodada sala de estar, Hitler junto con Hess, el cual le servía como su secretario, empezó a dictarle sus ideales y pensamientos, que Hess fue escribiendo en un libro que plasmaba todos los deseos y odios de Hitler y que en los próximos años sería una lectura casi obligada para cualquier alemán, Mein Kampf, la expresión máxima del nacionalsocialismo. Pasados 9 meses en prisión, comenzaría una etapa de reconstrucción del movimiento, puesto que tras el golpe de estado, el partido fue desintegrado y se le prohibió a Hitler hacer mítines en público; sin embargo esas restricciones parecían no importarles a los nazis, que en los próximos años seguirían realizando reuniones, propagandas y charlas, además de formar las fuerzas de las SS (Schutzstaffel o escuadras de defensa) que eran las encargadas de brindar la protección a las figuras importantes del partido con una fuerza paramilitar, similar a la SA. Aunque fue ganando popularidad, el movimiento del nazismo no era lo suficientemente grande como para ganar las elecciones importantes.

Todo esto cambiaría el 18 de octubre de 1929, con el gran “Crac”, la caída de la bolsa de valores de Nueva York, que origino una de las mayores crisis económicas del mundo contemporáneo, afectando no solo a los Estados Unidos sino a todo el mundo, y Alemania que estaba apenas recuperándose de las consecuencias de la guerra, fue embestida con una nueva y peor crisis, el desempleo exploto y cientos de miles de alemanes se encontraban descontentos y sin nada que comer o si quiera un hogar. Nada mejor para el movimiento Nacionalsocialista.

Todo el descontrol y descontento que había acarreado la crisis, fue una bendición para el movimiento nazi, pues de pasar a ser un partido político pequeño y de prácticamente sin importancia, se convirtió en un creciente movimiento político, debido a los numerosos desempleados que escuchaban atraídos las promesas de Hitler de nuevas oportunidades, empleos, además de volver a Alemania la grandeza qué se le había arrebatado y de revertir las humillaciones del tratado de Versalles, siendo por lo tanto, el Crac del 29, un boom gigantesco para el crecimiento nazi. Para 1931, las oraciones de Hitler llegaban ya no solo a los pobres y desesperados alemanes de la clase baja, si también a los empresarios y nobles que se fueron sumando al partido. Posteriormente, para 1932, el partido nazi ya era lo bastante popular como para poder competir por el control del gobierno, cosa que se había disputado, pero fueron derrotados ante Hindenburg, el cual tras su ascenso, prohibió las organizaciones paramilitares de las SA y SS, cosa que causo mucho disgusto dentro del partido, razón por las que estas comenzaron a realizar desmanes y realizando preocupación en el gobierno de Hindenburg, el cual se encontraba en crisis política, tenía que preocuparse por un posible golpe de estado tanto pos los nazis como una victoria por el partido comunista, así que tras mucha presión, con renuencia, el 30 de enero de 1933, a Hitler se le da el título del canciller de Alemania, pensando que con eso se podría controlar su movimiento al tiempo que se estabilizaba la situación política, sin embargo, para Hitler en cambio fue la oportunidad para tomar el control total del gobierno. '

«Toda propaganda debe ser popular y tiene que adaptarse a la comprensión del menos inteligente de aquellos a quienes pretende llegar»'' (Hitler).


1933 El inicio del Reich de los 1000 años[editar]

Una vez que los nazis subieron al poder, comenzaron una cacería dentro de Alemania, para poder deshacerse de todos los oponentes políticos que pudieran representar una amenaza para ellos, poniendo en su mira a muchos partidos, y en especial, al partido comunista, los cuales fueron las primeras víctimas, seguidos de los socialdemócratas y muchos más partidos que fueron perseguidos, y peor aún, eran enviados a los nuevos campos de concentración, que se harían tristemente célebres en el futuro, el primero de ellos, fue Dachau, inaugurado en 1933.

Así mismo, poco tiempo después del ascenso al poder, el Reichstag se incendió repentinamente, tan solo un mes después del ascenso de Hitler, que sospechosamente, esto fue utilizado a favor del partido nazi, el cual lo declaro como una tragedia y tomo la oportunidad para tener más control en el gobierno y tener excusas para dar la caza a los demás partidos. Otro mes más tarde, el 23 de marzo de 1933, se votó a favor de la Ley Habilitante, la cual le permitía a Hitler el poder aprobar leyes por su propia cuenta, curiosamente, al momento de la votación de estas elecciones, las SA invadieron el Reichstag y se colocaron justo de tras de los votantes, creando una situación de intimidación y haciendo que solamente el partido socialdemócrata votara en contra de esta ley, además poco tiempo después fueron prohibidas las libertades de prensa y de expresión, con lo que los que estuvieran en contra del partido seria calificados de criminales, con todo esto, la persecución de los representantes de los partidos enemigos eran cazados día y noche sin descanso, siendo literalmente buscados hasta debajo de las piedras por los camisas pardas de las SA y las SS, para poder ser enjuiciados y asesinados o enviados a campos de concentración.

En poco menos de un año, los nazis se habían hecho del cargo de canciller y habían eliminado a gran parte de sus opositores políticos que pudieran serles una amenaza, y aunque en la práctica ya eran los dueños de Alemania, en la teoría, el poder aun residía en Hindenburg, en realidad ya parecía que no tenía peso político su figura, aunque aún era simbólico su papel como presidente del país, sin embargo, para finales de 1933, su salud era notoria que no era la mejor y para 1934 fallecería de cáncer pulmonar, con lo cual Hitler se nombraría a sí mismo como Führer total de Alemania y obteniendo finalmente el control total de Alemania.


Los rostros principales del nuevo Tercer Reich[editar]

Adolf Hitler

Nacido el 20 de abril de 1889 en la ciudad de Braunau am Inn, del Imperio Austro-Húngaro, con una infancia algo violenta a causa de su padre Alois Hitler, fallecido en 1903, mientras que su madre Klara Pölzl tuvo una muy buena relación hasta su muerte en 1907, siendo probablemente la única persona que realmente amaría en su vida. Huérfano, vagaría en la pobreza hasta 1914, donde se enfilo en el ejército alemán donde participaría en el frente occidental. Tras la guerra se afilio al DAP, donde tomaría el control de este; fue en encarcelado y en 1933 tomo el control de Alemania, y a la cual sacaría a flote de la crisis y en los próximos años tomaría el control de varios países hasta que en 1939 invadió Polonia e iniciando la segunda guerra mundial, que a pesar de victorias iniciales, terminaría perdiendo debido a numerosos errores estratégicos. Rodeado por aliados y soviéticos se suicidó el 30 de abril de 1945 en lo profundo del Führerbunker de Berlín.


Heinrich Luitpold Himmler

El verdadero líder del Reich mientras el Führer jugaba a la guerra, Himmler nació el 7 de octubre de 1900 en Múnich. Miembro de un batallón de la primera guerra mundial, no llegó a experimentar el combate en esta, en los años 20s estudio agronomía y en 1923 se afilio al partido nazi subiendo de rango hasta que en 1929 fue nombrado Reichsführer de las SS, quedando a cargo de la organización paramilitar, en 1943 fue nombrado ministro interior del Reich y jefe de la policía alemana, quedando como jefe de las fuerzas internas y también externas de las fuerzas de seguridad. Tras el colapso del ejecito alemán, busco salvar su vida negociando una paz con los aliados, traicionando a Hitler, cosa que no sucedió y se suicidio el 23 de mayo de 1945.


Paul Joseph Goebbels

El 29 de octubre de 1897, en la ciudad de Rheydt, nació Joseph Goebbels, que de niño, sufrió diversos problemas de salud, como una deformidad en un pie debido a una infección, tras estallar la primera guerra mundial, no se integró al ejercito debido a su discapacidad en el pie y sus problemas de salud, estudio la universidad y debido a su gran habilidad para la oratoria dio su el discurso de graduación. Tras conocer el partido nazi, posteriormente se convirtió en Gauleiter (jefe de distrito) de Berlín en 1926 hasta que se convirtió en de ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Reich, volviéndose uno de los nazis más leales y cercanos a Hitler, siendo muy importante para la “Guerra total” de Alemania. Su lealtad era tan grande que se encerró en el Führerbunker junto con Hitler, acompañado con su esposa e hijos, para nunca más salir al Suicidarse el 1 de mayo de 1945, no sin antes envenenar a su familia.


Ernst Julius Günther Röhm

Nacido el 28 de noviembre de 1887, sirviendo en la primera guerra mundial y afiliándose al partido en 1920, estableciendo amistad con Hitler y convirtiéndose en comandante de las SA. El 1 de julio de 1934 fue asesinado tras la noche de los cuchillos largos.


Reinhard Tristan Eugen Heydrich

Heydrich, uno de los nazis más crueles de todos, era el SS-''Obergruppenführer und General der Polizei. Nacido en 1904, en una familia con recursos, quedo en crisis tras el tratado de Versalles, se afilio al partido y ascendió hasta convertirse en uno de las figuras más infames de la locura nazi, hasta que murió de complicaciones médicas tras un atentado en 4 de junio de 1942.


Hermann Wilhelm Göring

Un nazi de alto rango, nacido el 12 de enero de 1893 en una familia acomodada, se unió a la Gran Guerra como subteniente de infantería en 1914 y para 1915, se unió a la aviación, en donde demostró su maestría, siendo un formidable combatiente en el aire, después de la guerra se volvió piloto de una línea comercial sueca, conociendo a Hitler tiempos después der unió al partido y participo en el fallido intento de estado de 1923, posteriormente, se convirtió en figura importante el Reichstag, para 1935 fue nombrado jefe de la Luftwaffe, que en la guerra tras las aplastantes victorias iniciales se comportaba de manera pomposa, pero tras el desarrollo de la guerra y la incapacidad de la Luftwaffe para defender el cielo alemán, su posición perdió importancia, en 1945, intento tomar el poder de lo que quedaba del gobierno, siendo tomado por Hitler como un traidor, entregándose el 8 de mayo de 1945 a los americano y condenado a la horca en los juicios de Núremberg, sin embargo se envenenó antes de la ejecución.


Rudolf Walter Richard Heß también Rudolf Hess

Uno de los nazis más fanáticos, nació el 26 de abril de 1894, se afilió al partido nazi en 1920 y participando en el golpe de estado, tras el fallido, le sirvió de secretario a Hitler, el cual le fue dictando Mein Kampf, algo confuso aun en día, fue un vuelo secreto que realizo a Escocia para entablar una paz en Inglaterra, fracasando y siendo encarcelado allí hasta el final de la guerra y luego en la Unión Soviética hasta que se ahorco en 1987. Tras su vuelo fue tomado como loco por los nazis, pudiendo ser verdad.


Martin Bormann

Nació el 17 de junio de 1900 fue un nazi con alta influencia en el círculo cercano de Hitler, afiliándose en el partido nazi en 1927, tras realizar diversos puestos, comenzó a ser el secretario personal de Führer, para 1941, tras la huida de Hess, tomo las funciones de este, promoviendo la persecución judía. Para 1945 tras la muerte de Hitler, trato de huir, pero suicidándose el 2 de mayo de 1945.


La noche de los cuchillos largos[editar]

Ernst Röhm fue el principla objetivo a eliminar

La misión de Hitler y de sus más allegados colaboradores de cazar a todo aquello que pudiera presentar una amenaza para para el partido había sido fructífera, siendo el partido nazi el gobernante sin competencia. Sin embargo, una vez que se deshicieron de las amenazas externas, Hitler se comenzó a fijar en las amenazas internas, todas aquellas personas que pudieran representarles una amenaza y Röhm y sus SA, eran esa amenaza.

Durante los últimos años, las SA, habían demostrado ser una fuerza a la que temer, pasando de ser una organización paramilitar de unos cuantos miembros, a ser integrada por millones de hombres, que habían sido cruciales para la toma de poder de Hitler un año antes, sin embargo, en poco tiempo, estas fuerzas se habían puesto desafiantes y la muestra máxima de ello, fue el discurso de Röhm el 18 de abril de 1934, en el cual proclamo que las SA, habían sido la “revolución alemana,”, la verdadera “revolución nazi”, ¿y su Führer? ¿Acaso Röhm olvido mencionar a su Führer y al partido? Detalles como este estaban haciendo que Hitler viera a las inquietas SA como una verdadera amenaza, pues un golpe de estado por su parte hacia el que aún fuera posible pues el gobierno nazi todavía era algo frágil, aun no estaba completamente asentado, por lo que para echar raíces completamente, Hitler y sus leales SS y sus matones de las Gestapo, decidieron cortar la mala hierba de una vez por todas para asegurarse de tener el control total de la fuerza de la SA. En la noche del 30 de Junio de 1934, todos los nazis leales se coordinaban para asestar un duro y rápido golpe decisivo, primero Hitler y un grupo de SS, entran en el hotel Bad Wiesse, lugar donde se encontraba Röhm, el cual manda a arrestar junto a varios SA presentes, ahora la cabecilla de las SA, estaba bajo las SS.

En el transcurso del resto de la noche del 30 de junio, Hitler y sus colaboradores hicieron una lista de los cabecillas que debían ser eliminados para asegurar la estabilidad de su gobierno, pues su objetivo final era que la fuerza de las SA, pasaran a ser parte de las SS, si no su mayoría, peros sí que la SA no volviera a tener el poder y autonomía que tenía. Así, pasadas unas cuantas horas, los principales SA y su jefe, Röhm habían sido eliminados de la partida, este último fue acribillado en su celda. Con una acción, ahora la SS era el arma de acción de los nazis por definición, junto a la Gestapo y con el ejército, Hitler se había convertido en el líder absoluto y sin competencia de Alemania.

«Todos deben saber que quien alce su mano contra el Estado encontrará una muerte segura» (Hitler, 1934).


El “Nuevo trato” de Hitler[editar]

Tras el éxito político de los nazis y de las acciones para eliminar a sus opositores, el siguiente objetivo de estos y de Alemania en general era el de salir de la cruda crisis que afrontaban.

Los nazis habían heredado una Alemania en crisis y bastante golpeada por los años, ahora debían cumplir con las promesas dichas por Hitler sobre sacarlos de esta situación, para ello, unas de las primeras acciones para poder empezar la reconstrucción fue el comunicar correctamente al país con la construcción de miles de carreteras y autopistas, pasando en 6 años a tener más de 3,000 kilómetros. Previo a la subida de Hitler, Alemania solía depender de préstamos a los Estados Unidos, pero con la llegada de las gran depresión todo se había vuelto un desastre, para poder salir de esto, en 1935 se creó el Reichsarbeitsdienst (Servicio de Trabajo del Reich o RAD) el cual era obligatoria para todos los hombre de entre 18 y 25 años de edad, en el cual debían pasar 6 meses, previo al servicio militar, el objetivo de este programa era el de poder construir presas, drenajes, etc., en diversos territorios, poder recuperar suelos agrícolas, para poder fortalecer a la economía alemana y poder llegar a la autosuficiencia.

Otra parte importante del esfuerzo alemán para sacar a flote, fue el sacar a las mujeres de las industrias y a los judíos de las mismas al encontrarse fuera de estos números tantos judíos, como también las mujeres, la cifra de desempleos fue cayendo hasta que en 1934 estaba por debajo de los 3 millones. Las autoridades nazis, cada vez eran más agresivas, pues aplicaban leyes especiales e impuestos ridículos para poder recabar dinero de los judíos. Así mismo, el ejército se incrementó de 100,000 unidades a 300,000, y comenzando el rearme alemán en las industrias.


Rearme y nuevo espíritu para la guerra[editar]

Hitler y Mussolini en Junio de 1940

Estando en progreso una economía en vías de desarrollo para poder salir de la crisis, Hitler y los altos mandos del ejército, comenzaron a interesarse en volver a armar al país, como el volver a activar la economía para la fabricación de armamento y de vehículos para la causa.

Para poder entrenar a los jóvenes para una posible guerra en su futuro, se crearon las Hitlerjugend (juventudes Hitlerianas) en la cual se le enseñaba a los jóvenes ejercicios, técnicas y entrenamientos de guerras, además se le inculcaban el deseo de convertirse en soldados orgullosos y efectivos; para motivar esto, se tenía un sistema jerárquico como las SS lo que motivaba los jóvenes para poder ser el mejor de todos los soldados. Para las niñas, se creó las Jungmädelbund (Liga de niñas) en las cuales, se les enseñaban las actividades que los nazis esperaban de una mujer alemana como cocinar, cuidar a los niños, etc. Básicamente, los nazis veían en las mujeres fábricas de niños arios para poblar el “espacio vital”. Aunque también se creó la Bund Deutscher Mädel (Liga de muchachas alemanas) en las que se les enseñaba un servicio militar menos agresivo que a los niños, además que se les mostraba principalmente la economía familiar.

«El trabajo de la mujer es ser hermosa y traer hijos al mundo» (Goebbels).

Pese a las restricciones a las que se encontraba sometida Alemania después del tratado de Versalles, en el que el país quedaba castrado de cualquier fuerza bélica, ya fuera terrestre aérea o marina. Con un sentimiento de humillación y resentimiento, toda la población alemana a pesar de las duras condiciones de la crisis, se deseaba una revancha. Con la subida de Hitler al poder, esta idea se llevaría a acabo, pues prometía la reconstrucción de la Reichswehr (el ejército alemán), en 1935, le cambio el nombre a la Wehrmacht, el que sería el nuevo ejército del Reich. En 1933, se organizó la conferencia de Desarme de la Sociedad de Naciones, en la que Hitler ofreció mantener la paz con Francia a cambio de multiplicar el ejercito 3 veces, cosa que le fue denegada, poco tiempo después, Alemania abandono la Sociedad de Naciones, cosa que fue aplaudido y muy bien recibido en el país, pasado un año, en el ejército aumentaron de 100,000 a 240,000. La industria en el país, estaba completamente centrada en la producción del armamento. Para 1939 2,971 tanques habían sido producidos en las fábricas, los letales Panzerkampfwagen (carro de combate) o simplemente Panzer, los primeros modelos eran sencillos y ligeros, pero evolucionarían hasta convertirse en colosos.

Sumado a la fuerza terrestre de la Wehrmacht, los nazis tampoco tardaron en mostrar su interés en crear la fuerza aérea alemana, con sumo interés en poder desarrollar las aeronaves absolutas, que surcaran los cielos por encima de todas las demás fuerzas aéreas del mundo, con este concepto, en 1935 fue creada la Luftwaffe (arma aérea), bajo el mando de Göring, la cual demostraría en los años venideros, el terror que significaban el bramar de sus motores para las fuerzas enemigas.

En cuanto a la fuerza marina, no le fue prestada mucha atención como a las demás, la Kriegsmarine (marina de guerra), quedó en segundo plano. En 1935 tras el nombramiento de Göring, la existencia de la Wehrmacht y la Luftwaffe fue expuesta al mundo y, para evitar conflictos por el momento, Gran Bretaña firmo con Alemania un acuerdo sobre la armada alemana, ahora podían producir armamento con relativa tranquilidad. Con sus juguetes nuevos, Hitler tenía la fuerza para sus planes, solo le faltaba la inteligencia, los generales y comandantes que existían no creían que pudieran enfrentarse tan pronto a Francia y a Gran Bretaña, cosa que ponía colérico a Hitler, razón por la que la Wehrmacht, al igual que las SA, sufrieron una depuración, aunque en mucha menor medida, siendo reemplazados los viejos generales con jóvenes talentosos y sumamente leales al Führer.


Una breve Época dorada[editar]

A partir de 1933, en Alemania se comenzó a vivir un nuevo modelo de vida, mucho más próspero. Durante los próximos seis años, todo el país gozaría de un nivel de vida mucho mejor que el de los años previos en la crisis, ahora había muchos puestos de trabajo y de poder brindarle a la población nuevos servicios, además que ahora incluso la clase media podía disfrutar de vacaciones, practicar deportes o incluso de tener nuevos adelantos tecnológicos como la televisión o también el clásico Volkswagen, sin embargo, todo esto gracias a prestamos pedidos al extranjero y también en parte al dinero quitado a los judíos.

Todas las nuevas actividades y tecnologías estaban al alcance de cualquier ario en Alemania, pero todas las actividades estaban reguladas y vigiladas por el estado y, en mayor o menor medida todas apoyaban al esfuerzo ideológico nazi, por ejemplo, el darle a las familias más descansos y vacaciones las mantenía contentas y los gastos que se hacían en estos periodos, contribuían a la recaudación de fondos para el gobierno, además se fomentó el matrimonio (siempre entre arios), para que existiesen en poco tiempo más y más niños arios, para fomentar los matrimonios, se les metía la cabeza a los jóvenes que su deber era encontrar pareja y tener muchos hijos, a los recién casados se les daban prestamos favorables, inclusive se les premiaba a las madres que hubieren tenido al menos 4 hijos con la Cruz de Honor de la Madre Alemana.

Todo este avance en la tecnología y en la sociedad, hicieron que Alemania, se convirtiera en poco tiempo, de un país sumido en la crisis, a ser uno de los países más prósperos de Europa, toda esta gala, se presumió en los juegos olímpicos de 1936. Ganando Berlín con 43 votos, en contra de Barcelona que recibió 16, se decidió que la cede de los juegos olímpicos de 1936, fuese la Alemania nazi, los altos mandos nazis, no perderían la oportunidad de darle al mundo una muestra del éxito del nazismo en Alemania.

Se comenzó a reunir una enorme cantidad de recursos y esfuerzos para darle una gran promoción a los juegos olímpicos. Aunque al principio a Hitler no le agradaba la idea de que su país fuera la cede de los juegos, puesto que consideraba la idea como un invento creado por los judíos, en la que participaban una gran cantidad de pueblos, sin embargo, el inteligente ministro de propaganda, Joseph Goebbels, sabía que Alemania se estaba ganando poco a poco mala fama en el extranjero, debido a las persecuciones y medidas llevadas en contra de los judío y de la manera de gobernar del nazismo, así que vio a los juegos olímpicos como la oportunidad de venderle al mundo al imagen de una Alemania diferente, una mucho más simpática de lo que rea y que además, en la que sus participantes, entrenados para la guerra podrían poner un ejemplo al mundo de lo poderosa que Alemania se había convertido, todas estas razones fueron las que terminaron convenciendo a Hitler para aceptar y realizar los juegos olímpicos. Para éstos, se llevaron muchas nuevas implementaciones, como por ejemplo, la llama de la antorcha olímpica la cual se introdujo por primera vez en 1928, pero para estos nuevos juegos, los nazis tuvieron la idea de que fuera encendida en el monte Olimpo de Grecia y posteriormente transportada a pie hasta Alemania, tal recorrido fue llevado a cabo por 3,331 corredores en 12 días y fue llevado a cabo el 1 de agosto de 1936, cuando el pebetero olímpico fue encendida por Fritz Schilgen.

Otro suceso sin precedentes, fue que estas fueron las primeras olimpiadas, y también el primer suceso deportivo de cualquier tipo en ser retransmitido en directo en televisión para poder dar una muestra de los avances alemanes, aunque la calidad de audio e imagen no era muy buena, no evito que fuera todo un fenómeno en las ciudades, cientos de miles de personas se reunieron para verlo en directo. Otra de las cosas en la que Alemania destacó por encima de los demás fue en los resultados de los juegos, puesto que el país anfitrión se llevó una gran cantidad de medallas y premios, y además, el objetivo más importante de los nazis la había cumplido, el mundo había conocido por primera vez a un Hitler y una Alemania humana, amigable y hasta cierto punto, tranquila y apacible.

Una idea que surgió durante estos 6 años de paz, fue la planificación de una nueva capital para Alemania y, en los sueños de Hitler, del mundo. Germania, como sería rebautizada Berlín, estaría ahora conformada por nuevos edificios y monumentos que convertiría a la capital en la más esplendorosa del mundo, como la construcción del edificio o que seria, inclusive al día de hoy en el más grande del mundo, el Grosse Halle, que tendría capacidad para 180,000 personas, así como muchos otros edificios que, a causa de la guerra, nunca se terminaron de construir.


Hitler, hambriento de territorios[editar]

No era un secreto para nadie, ni para Alemania ni para el extranjero que de las promesas más importante de Hitler era la de revertir el tratado de Versalles y eso incluía obviamente los territorios perdidos tras la guerra… y más allá. Para el año de 1935, la primera anexión de territorio fue la región del Sarre, una pequeña región al sudoeste de Alemania, la cual había perdido en 1920 tras unos acuerdo de la Sociedad de las Naciones, en la que pasaba a ser de Francia por 15 años, en 1935 el 90% de la sociedad deseaba ser alemana y finalmente se cumpliría.

Para 1936, el ejército alemán ya se había recuperado de su precariedad, así como la industria de guerra, sin embargo, aún era débil en comparación de sus contrapartes de los aliados, como el ejército francés y el inglés. Aun así, Hitler y su alto estado mayor, se decidieron jugarse el todo por el todo, al ordenar el 7 de marzo de 1936 la anexión de Renania, una región sudoeste del territorio; esta era una pequeña porción de territorio que había perdido Alemania después de la guerra, debido a las indemnizaciones de la guerra, Francia había pasado a tomar control militar de la zona, razón por la que era realmente arriesgado el intentar controlar la zona, aun así ordeno a sus hombres a ir por el objetivo. Para esta operación, se desplegaron pocas unidades y con la orden directa de retirarse en caso de que Francia los atacase. Sin embargo, esto no ocurrió y sin ni siquiera haber jalado un gatillo, los alemanes habían recuperado el control de la zona, esto, hizo valerle a Hitler y al nazismo una gran popularidad.

Con la región de Renania bajo control, Hitler voltearía su atención al sur y este del país. En 1938, el siguiente objetivo sería el país natal de Hitler, Austria, la cual, no ofreció resistencia, sino al contrario, el ejército alemán fue recibido como liberadores. Alemania y Austria siempre se habían considerado como naciones hermanas así que para el pueblo austriaco, estaba abierto a formar parte del Reich. Para este punto, las demás naciones de Europa, se comenzaban a dar cuenta que las ambiciones de Alemania no iban a parar y comenzaban a ver la amenaza que representaba esta situación, ahora existía una tensión creciente. Checoslovaquia estaba ahora en la mira alemana, Hitler deseaba incluir el territorio, sin embargo, para evitar un conflicto a toda costa, Francia e Inglaterra estaban dispuestos a negociar con Alemania para llegar a un acuerdo, en la llamada crisis de los Sudetes, en la que el Führer pedía la regio de los Sudetes de Checoslovaquia, como excusa de que en ese territorio había más de 3 millones de alemanes por lo que Francia e Inglaterra aceptaron las propuestas de Hitler, con la promesa de este de no avanzar nada más.

El 30 de septiembre de 1938, se llevan a cabo los acuerdos de Múnich, con los que Alemania incorporaba los Sudetes a su territorio, sin embargo, en vez de evitar la guerra, a la larga esta decisión hizo lo contrario, los nazis se dieron cuenta que eran diplomáticos, y reclamaban, pero no peleaban, no luchaban, no hacían nada por evitar sus acciones, así mismo en la reunión, nuca fue convocado un representante de Checoslovaquia, ni siquiera se les permitió entrar a la reunión, los cuales se sentían traicionados debido a que sus aliados se encontraban negociando su territorio sin siquiera consultarlos.


Kristallnacht La noche de los vidrios rotos[editar]

Una sinagoga tras la kristallnacht

Desde antes del ascenso de Hitler al poder, los alemanes tenían un fuerte antisemitismo, el cual era alimentado con la idea de que habían sido los judíos los responsables de la rendición alemana en la Gran guerra, y que además, eran una plaga en la comunidad, que ellos solo estaban para robar las riquezas del pueblo alemán.

«Pero lo cierto es que él (los judíos) continua destruyendo radicalmente los fundamentos de una economía realmente útil al pueblo» (Hitler, 1924).

Con la llegada del nazismo al poder en 1933, los judíos eran cada vez peor tratados, con mayor discriminación, y a la larga, en realidad tenían los días contados. La primera acción mayor, fue la creación de las Leyes de Núremberg, unas antisemitas leyes publicadas el 15 de septiembre de 1935, la Ley de ciudadanía del Reich, así como la Ley para la protección de la sangre y el honor alemanes, estas leyes básicamente marcaban el fin de los pocos derechos que aún tenían los judíos, estaba prohibido el matrimonio con alguna persona judía o con alguna parte de ascendencia judía, además, de que perdían la ciudadanía alemana, con lo que en consecuencia también perdían cualquier posibilidad de poder ejercer algún cargo público en el país, también el poder tener alguna profesion, además estaba prohibido que alguna persona judía entrara a lugares considerados para arios, como lugares públicos, o plazas, además que se les prohibía a andar en las calles.

Para 1938, la situación de los judíos había ido de mal en peor, sin embargo, el momento más obscuro y violento hasta el momento estaba por ocurrir. Se había aprobado la expulsión de los judíos polacos residentes en Alemania, entre todos estos judíos se encontraban los familiares de Herschel Grynszpan, el cual se encontraba residiendo en Francia, al enterarse de lo ocurrido, en un ataque de rabia y por tratar de demostrar las injusticias de Alemania, se dirigió a la embajada alemana en Francia y solicito ver a un funcionario, en donde asesinó a Ernst vom Rath, el secretario de la embajada. Este acto en vez de servir como faro de las injusticias, fue todo lo contrario, le dio la excusa al gobierno nazi de llamar a SA, SS e inclusive a la población civil a atacar a los establecimientos judíos, sinagogas y a los mismos judíos, que durante el resto de la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938, les fueron quemados lugares y libros referentes al judaísmo. Miles de judíos fueron heridos y muchos otros fueron encarcelados o hecho prisioneros en campos de concentración, una pequeña muestra del salvajismo que se aproximaba.


La guerra acecha[editar]

Algo con lo que no contaban Francia ni Inglaterra, eran las ambiciones de Hitler. Creyendo que con la entrega de los Sudetes al Reich se había evitado una posible guerra, se gozaba de una tranquilidad temporal que acabaría el 15 de marzo de 1939, cuando tropas alemanas invadieron deliberadamente la región de Checoslovaquia, violando su promesa de no avanzar más, dejando en claro al mundo que el Führer no tenía planes de detener su conquista. Una de las figuras más importantes en el futuro próximo, Winston Churchill, un británico necio y férreo, siempre había criticado a Chamberlain su apaciguamiento, en vez de aplacar a Alemania desde el comienzo de las anexiones alemanas. Con la invasión alemana a Checoslovaquia, le pueblo y gobierno inglés se daban cuenta de las verdades de Churchill.

Mientras que Francia e Inglaterra abrían los ojos, otro país de suma importancia, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), observaba con atención las acciones de ambos bandos, su líder, Lósif Stalin, sabia también que Hitler no se detendría además de ser consciente de la poca simpatía que sentían los nazis a los comunistas, la URSS, comenzó a entablar negociaciones con Francia e Inglaterra, para prevenir algún tipo de agresión alemana, sin embargo, como los alemanes, estos tampoco tomaban a la URSS como una posible ayuda e inclusive también detestaban el comunismo, razón por la que fueron ignoradas tales ofertas. Para colmo de los aliados, el 22 de mayo de 1939, en medio de tensiones, Alemania firmaba con Italia el Pacto de Acero, en el que ambas naciones declaraban una colaboración y ayuda en caso de guerra, los cimientos del Eje habían echado raíces.

Ahora Alemania en caso de una invasión a Polonia podía estar tranquila de no quedar atrapada en una guerra de dos frentes, y con el nazismo y comunismo en paz por el momento, Inglaterra y Francia sabían que solo era cuestión de tiempo para que la guerra volviese a estar presente en Europa. El amanecer del 1 de septiembre de 1939 todos los miedos y preocupaciones se harían presentes con la invasión alemana a Polonia.


La invasión alemana a Polonia[editar]

Polonia dividida entre Alemania y la Unión Soviética

El primero de septiembre de 1939, las tropas alemanas comenzaban a penetrar en la frontera polaca, atacando en dos frentes principalmente, uno en el norte y uno en el sur, con la finalidad de crear cercos para poder absorber y desangrar a los ejércitos polacos, teniendo un gran existo al poder cercar al grueso del ejército polaco unos días después del éxito del ataque, llegando al punto que para el 9 de septiembre la ciudad de Varsovia comenzaría a ser cercada.

Los esfuerzos bélicos polacos apenas pudieron hacer frente a los modernos carros de combate alemanes, a su fuerza aérea y su artillería, los Panzer se enfrentaban a divisiones de caballería. Sumado a la gran diferencia tecnológica, los alemanes atacaban con una técnica de guerra moderna y que no se había visto nunca antes en la historia, la Blitzkrieg (literalmente “guerra relámpago”, como sería conocida esta táctica de guerra después del conflicto), la cual consistía en el despliegue ordenado y sincronizado de las fuerzas acorazadas terrestres con los ataques aéreos, con el objetivo de crear golpes rápidos y efectivos, con la finalidad de evitar una guerra estática y de desgaste. La Blitzkrieg demostró sus grandes resultados atacando Polonia prácticamente sin encontrar resistencia.

Para cuando la capital Varsovia estaba cediendo ante la Wehrmacht el 27 de septiembre, la gran mayoría de los ejércitos polacos se rendían finalmente a los alemanes, sumado a eso, la caída de la capital impulso al ejército soviético a atacar el lado oriental de Polonia, puesto que era parte del acuerdo ruso-germano, pues secretamente, Alemania y la Unión soviética habían acordado en repartirse Polonia entre ambos; para cuando los soviéticos comenzaron su avance el 17 de septiembre, lo hicieron sin encontrar una resistencia, si el ejército polaco no era rival para el alemán, menos aún para una guerra de dos frentes con la URSS, para cuando los ejércitos alemán y soviético e encuentran prácticamente ambos se han tragado un país entero sin mayores problemas, el primer paso del nazismo en busca del Lebensraum (espacio vital) había comenzado a tomar forma. Sin embargo, el ataque a Polonia seria la gota que derramaría el vaso para Francia e Inglaterra, puesto que tras la invasión el día primero, ambos países le dieron un ultimátum a Alemania para abandonar el país, al no cumplirlo, finalmente ambas potencias europeas firmaban la declaración de guerra, el 3 de septiembre de 1939, la segunda guerra mundial había iniciado, y Hitler no se tendría que preocupar por un frente oriental por el momento pues con la repartición de Polonia, había sido orquestada para mantener a la URSS tranquila y demostrar que Alemania no era una amenaza para el territorio soviético.


Una guerra de broma[editar]

Con la firma de la declaración de guerra, los principales protagonistas de la otrora Gran Guerra, estaban oficialmente de nuevo, en guerra; sin embargo, pese a eso, en realidad, no se disparó ni un arma entre ellos durante varios meses, pese a la amenaza del conflicto, ni Alemania ni los aliados, se enfrentaron, pues la actitud de inactividad y apaciguamiento de Chamberlain, y los problemas tecnológicos y logísticos de Francia causaron que existiera una guerra pero que no hubiese conflictos bélicos durante meses, que acuso que se conociera a la situación como la guerra de broma, que causaba que las tenciones y preocupaciones estuvieran álgidas, pero en realidad, el que no existiese enfrentamientos, era un momento de oro para Alemania pues les permitiría al ejército, reorganizarse de la campaña en Polonia y poder prepararse para sus siguientes movimientos, así como poder observar los resultados de la Blitzkrieg analizando y trazando los planes para las campañas militares próximas.


Los Panzer, el arma blindada de Hitler[editar]

La primera vez que se utilizaron los tanques durante la Gran Guerra habían demostrado ser unas herramientas extremadamente útiles en contra de la artillería enemiga, así como ser muy buenos para defender la línea de los ataques enemigos, pese a que los primeros blindados eran unas quimeras de la tecnología del principio del siglo, y de ser en ocasiones un tormento debido a la logística de su uso, sin embargo su importancia en las guerras había quedado inmortalizada.

Durante los años treinta con el rearme alemán, comenzó la planificación y la producción de los tanques alemanes, los Panzer, que desde su implementación fueron usados en labores de ofensiva rápida para las Blitzkrieg, que además fueron evolucionando de ser vehículos ligeros como el primitivo Panzer I, que tenía un blindaje muy ligero y unas armas defensivas algo limitadas como ametralladoras, hasta los conocidos Panzer IV, que ya eran unos vehículos mucho más blindados y mejor equipados para ataques ofensivos en contra de los tanques enemigos que forzaron a los Panzer a aumentar su poder destructivo.


Operación Weserübung[editar]

Mapa que muestra los planes para Dinamarca en el plan Weserübung

Tras la invasión alemana a Polonia, Hitler tenía esperanzas de entablar negociaciones con los aliados, pues aunque en deseaba una venganza de la humillación de la Gran Guerra, en el fondo sus verdaderos objetivos e intereses se centraban en los ataque que planeaba en contra del territorio ruso, pues siempre había deseado el espacio vital alemán y una invasión a la Unión Soviética estaba escrita en “Mi lucha”, así la propuesta aliada de la retirada alemana de Polonia a cambio de mantener la paz fue rechazada y la guerra fue declarada.

Con la guerra ahora en marcha, Alemania necesitaba mantener sus recursos para mantener su ejército e industria de guerra, razón por la que los recursos naturales nórdicos como las fuentes de hierro de Suecia eran indispensables para el esfuerzo de guerra y casi la totalidad de este material, era exportado en el puerto de Narvik en Noruega, razón por la que mantener ese puerto bajo dominio alemán se volvió un objetivo primario, así que una invasión a los países de Dinamarca y Noruega fue el siguiente objetivo de la Wehrmacht, además que mantener una posición en este territorio, sería bastante benéfico para un potencial ataque al Reino Unido; los aliados tuvieron la certeza de estos objetivos y fue mandada una campaña en Noruega para privar a los alemanes de las fuentes de hierro en la región.

Así el 9 de abril de 1940, tras 7 meses de una guerra falsa, las tropas alemanas daban inicio a la operación Weserübung, cuyo objetivo era ocupar Dinamarca y Noruega, aunque el primer país no suponía un objetivo debido a sus recursos, si lo era debido a su posición estratégica con el fin de tener una base aérea para la invasión de Noruega, así como una base para atacar e invadir. El primer objetivo, Dinamarca, fue un rápido éxito, debido a que el gobierno danés estaba consciente de la obvia superioridad tanto numérica como tecnológica, se rindió casi de manera inmediata a los alemanes, evitando así un inútil baño de sangre, razón por la cual Alemania respeto en parte la autonomía del país hasta 1942. Con Dinamarca bajo control, la ofensiva en contra de Noruega, dio inicio y la Wehrmacht obtiene unas victorias iniciales impresionantes en las playas del país como la toma del control de Osio en dos días, aunque las fuerzas anglo-francesas lograron tomar el puerto de Narvik, logrando defenderlo de las fuerzas alemanas durante casi un mes, al final la fuerza alemana se impuso y tanto Dinamarca como Noruega fueron sumadas a las tierras del Tercer Reich. Pese al éxito de la operación, las consecuencias de la batalla acosarían a Alemania tanto en el futuro próximo como lejano, pues las bajas sufridas a la naval alemana fueron considerables con hasta 10 destructores perdidos, 3 cruceros y 6 submarinos, algo duro para la marina que luego sería incapaz de llevar a cabo la planeada invasión de Inglaterra; así mismo, cuando la guerra llegaba a su final en 1944, el tener 400,000 soldados defendiendo el territorio escandinavo seria completamente contraproducente debido al desgaste tanto en el frente oriental como el occidental y la imposibilidad de usar estas unidades estacionadas en los frentes


10 de mayo de 1940[editar]

La Blitzkrieg había demostrado su aplastante superioridad en Polonia y en los países nórdicos, arruinando cualquier intento de parte de los aliados por intentar frenar el ataque o si quiera defender el terreno, para concentrar un correcto ataque a las tropas aliadas en su territorio, la Wehrmacht comenzó un ataque a los países de Bélgica, Holanda Y Francia, que daría comienzo el 10 de mayo de 1940.

Pese a que los anglo-franceses habían hecho intentos por hacer que Bélgica y Holanda se unieran a las fuerzas aliadas, no habían tenido éxito y permanecieron neutrales hasta el momento del ataque alemán. Para el ataque alemán en el frente occidental se contaba con 10 divisiones blindadas, una de paracaidista así como otras 125 que conformaban el grueso del ataque germano, el primer día de la contienda, La Haya y Rotterdam fueron bombardeadas por la Luftwaffe en sincronía con las tropas terrestres que cruzaban la frontera de los países bajos, además tropas aerotransportadas y paracaidistas fueron desplegadas en la las ciudades de Rotterdam y sus ciudades aledañas; los Panzer lograron penetrar sin encontrar resistencia y se encontraron con las tropas de paracaidistas, bajo este ataque, Holanda se encontraba ahora bajo control alemán.

Con Holanda caída, el ejército se concentraba ahora en el ataque a Bélgica, su ataque principal fue encargado al sexto ejercito del mariscal Von Reichenau, que pese a que se encontró con una dura resistencia, el avance de las tropas siguió en marcha, al tiempo que los esfuerzos de guerra franceses podían apenas responder al ataque inicial, debido a la guerra de broma, las tropas francesas fueron sorprendidas por los ataques alemanes. Ya que los aliados consideraron que la principal batalla se encontraba en Bélgica, así como evitar el avance alemán más profundo y su llegada a las costas, se formó una barrera conformada por tropas británicas, francesas y belgas, sin embargo, fueron premiadas con la derrota, pues los Panzer pudieron adentrarse, siendo el único problema para el avance almenan una división blindada británica que causo numerosas bajas en las filas lideradas por Rommel, sin embargo no impido que las fuerzas alemanas terminaran cercando a la fuerza expedicionaria británica y lo que quedaba del esfuerzo francés en la frontera con Bélgica, sin dejarlas con ninguna opción que no fuera la de su huida en Dunkerque.

Con las fuerzas almenas hasta el cuello, las tropas anglo francesas eran agobiadas también por los ataque de la Luftwaffe, por lo que se ordenó la huida de todos los hombres posibles de las playas francesas, debido a la desesperación tuvieron que dejar gran parte de sus armamentos y equipo de guerra atrás, e inclusive fue una huida desorganizada hasta cierto punto, pues se debió cruzar el canal de la mancha de cualquier manera que fuera posible. Durante la huida de Dunkerque, la desesperación era total, pues los aliados debían mantener a sus soldados para poder luchas un día más, por lo que durante el proceso, las tropas francesas que estaban cercadas en las playas de Dunkerque, le brindaron el tiempo necesario para que las tropas británicas pudieran escapar de regreso a Inglaterra, por lo que pese a la reputación que ganaría Francia después de la batalla, la valentía de los soldados franceses fue parte importante para asegurar el escape de la mayor cantidad de vidas posibles; así mismo, que los aliados pudieran escapar pareciera que los alemanes también ayudaron en eso pues aun hoy en día, se tiene en duda la razón de porque, cuando los alemanes se encontraban prácticamente en las playas de Dunkerque, la fuerza motorizada se detuvo y le dio tiempo a los aliados para escapar, se discuten varias razones para ellos, la más lógica fue debido a la reorganización que hizo la Wehrmacht tras la lucha antes de Dunkerque y de no volver a organizarse su misma fuerza quedaría en desorden. La duda aún perdura.

Una vez expulsados los aliados de las playas de Dunkerque, el esfuerzo alemán se centró en la completa invasión del país, que, al principio del conflicto, los franceses confiaban que la defensa de la línea Maginot que se extendía a través de la frontera franco-germana, construida durante los años 20s y 30s, confiaban que era suficiente para salvaguardar la integridad francesa, un grave error, pues aunque si brindaba una gran ventaja defensiva, estaba pensada para una guerra de otrora de trincheras y de batallas estáticas, cunado ahora las reglas de la guerra habían cambiado y la movilidad era la vanguardia de la guerra alemana, y peor aún, la línea se extendía solo en la frontera con Alemania, dejando al frente norte con Bélgica confiando en la densidad de los bosques del norte de Francia brindara protección, además de confiar en la neutralidad de Bélgica para dejar desprotegido el frente norte, la guerra relámpago que asalto al territorio belga y al unísono al norte de Francia dejo en claro que la línea Maginot serviría para poco y nada. La confianza de los bosques para impedir el avance de las tropas fue inútil, cuando las divisiones Panzer utilizaron los mismos bosques para dirigirse a Francia, y para el 5 de junio los alemanes ya atravesaban en conjunto el país, al tiempo que rodeaban las tropas francesas que protegían la línea Maginot, además, los franceses carecían de sus principales objetos bélicos, como blindados y artillería, pues gran parte de ese equipo se había perdido en la huida de Dunkerque, que tras unos días de lucha, para el 9 de junio, el esfuerzo defensivo francés colapso y los alemanes tuvieron la vía libre para tomar el control del resto del país. Para complicar las cosas, la región de los Alpes fue atacada por tropas italianas, que el 10 de junio Mussolini, el Duce de Italia y aliado de Alemania, le declaro la guerra a Francia que aunque fuera un avance pequeño, ahora Francia debía preocuparse de dos frentes, y para el 14 de junio, Paris cedía bajo fuego alemán.

Aunque si bien la meta final personal del nazismo era la conquista de la tierras orientales de Europa, no era duda que los alemanes aun sentían su derrota de 1918, para Hitler 1940 se trataba literalmente del año de la venganza, pues para el 22 de junio de 1940, con casi toda Francia invadida el gobierno francés capitulo ante el alemán. Como muestra máxima de superioridad, para la firma del armisticio con Francia, Hitler ordeno trasladar el “Vagón del armisticio”, el cual se trataba de un viejo vagón de tren en el cual, en 1918 los dirigentes del imperio alemán firmaron su derrota, ahora 22 años después, el mismo vagón es puesto en el mismo lugar donde se firmó el armisticio anterior, pero ahora los papeles se han invertido e inclusive, Hitler se sentó en el lugar opuesto de donde se sentaron los alemanes derrotados en 1918. Con la derrota de Francia, Alemania conseguía un control militar del territorio del norte del país, que sería llamada la “zona ocupada” en la que Alemania tendría el control, y la “zona no ocupada” en la que se mantendría la “autonomía” del resto del país y de las colonia francesas, pero en realidad se convertirían en un estado títere del Reich, la Francia de Vichy había sido creada, y sorprendentemente, Hitler permitió que las colonias francesas se mantuvieran lo más intactas posibles y no busco por el momento el obtener las antiguas colonias del Reich pasado, o adueñarse de nuevas colonias, debido al temor que la guerra se alargase más y por consiguiente, la flota francesas entrase más a la guerra puesto que pese a que en tierra Alemania iba prácticamente invicta, el Führer sabía lo escuálida que era su marina en comparación de la Francesa y ni hablar de la británica. Con la firma del armisticio, Hitler consiguió que Alemania consiguiera en seis semanas, lo que no pudo hacer en 4 años de la anterior Gran guerra. Pese a que Francia había dejado de luchar, el espíritu de resistencia Francesa estaba se encontraba en su clímax pues en la huida de Dunkerque muchos soldados franceses habían logrado escapar a Gran Bretaña y entre esos muchos soldados se encontraba Charles de Gaulle, el creador del movimiento de la Francia libre que alentaría el espíritu de resistencia, y en un futuro cumpliría sus objetivos, pero que por el momento, no había nada más que hacer en Francia para los aliados.

«No retrocederé ante nada. No hay derecho internacional, no hay tratado que pueda impedirme sacar provecho de una ventaja cuando esté presente. La próxima guerra será terriblemente sangrienta y cruel. Pero la guerra más cruel, la que no hace ninguna diferencia entre los militares y los civiles, será también la guerra más dulce, porque será la más corta. Al tiempo que intervendremos con todas nuestras armas, desmoralizaremos el adversario por la guerra de nervios. Provocaremos una revolución en Francia. Estoy tan seguro de ello como de que esta vez no estallará en Alemania. Me lo pueden creer. Entraré en territorio francés como liberador. Nos presentaremos al pequeñoburgués francés como los campeones de un orden social equitativo y de una paz eterna. Esas gentes ya no quieren saber nada más de guerra y de grandeza. En cuanto a mí, quiero la guerra y todos los medios me serán buenos. ¡Evitar, sobre todo, provocar al enemigo! No será ésa mi divisa. Lo que quiero es aniquilarlo por todos los medios La guerra será lo que yo quiero que sea. ¡La guerra soy yo!» (Hitler 1932-1934).


Los personajes principales de los aliados y del eje[editar]

Winston Leonard Spencer Churchill El necio y persistente primer ministro de Gran Bretaña durante la gran mayor parte del segundo conflicto a escala mundial, fue un persona fundamental en la victoria de los aliados sobre el eje. Testigo y combatiente de la Gran Guerra, fue nombrado Primer Lord del Almirantazgo poco tiempo antes del estallido de la guerra y fue bastante firme y necio al no aceptar la derrota en 1940, pese a las adversidades. Librando y derrotando Gran Bretaña los intentos de invasión alemana, fue uno de los “Tres grandes” aliados, junto Roosevelt y Stalin para 1943. Debido a su necedad se llegó a conocer cono el “buldog” pues no soltaba sus ideales y se aferraba a ellos, como un buldog que no suelta un hueso.


Benito Amilcare Andrea Mussolini El Duce de la Italia fascista, fue una figura de gran importancia durante la guerra, ya fuese al inicio debido a sus grandes esfuerzos por convertir a Italia en un nuevo y renacido imperio romano, o al final de esta al ser una marioneta del nazismo y de Hitler, pues el mal desempeño de Italia en la guerra, así como sus errores en esta, terminaron por acabar con los sueños de un imperio Italiano. Sin duda, sus movimientos revolucionarios en 1922, que lo llevo al poder, influyo en Hitler a realizar sus propia revolución, pese a que el llego al poder mucho tiempo antes que el Führer, el peso político de este prácticamente absorbió a la figura del Duce.


Lósif Vissariónovich Dzhugashvili, o Lósif Stalin El líder de la Rusia comunista, se trataba de uno de los dictadores más violentos y agresivos que el mundo vería, máximo representante de las purgas, veterano de las guerrillas y revoluciones rusas bolcheviques de los años veinte, su infancia dura y viada aun peor, se caracterizaba por su actitud fría y sin piedad. Tratando de sacar a la URSS del atraso tecnológico, económico y social, las vidas humanas no eran algo que le importase perder con el fin de lograr los objetivos, así mismo, llego a desarrollar paranoias y miedos de sus opositores políticos, llevo a cabo purgas y cacerías políticas de manera brutal, dejando a la noche de los cuchillos largos de Hitler como una acción de un novato, aunque, esta misma purga dejaría a la Unión Soviética vulnerable en el inicio del ataque alemán, pues el ejército rojo carecía de generales competentes para librar la guerra. Durante el final de la guerra su figura y la Unión Soviética cobraron gran protagonismo en el escenario mundial.


Hideki Tōjō El estratega y mente principal de la gran parte de la guerra japonesa, fue el primer ministro de Japón de 1941 a 1944, además de ser el principal artífice de la guerra en contra de china, la cual fue brutalmente sanguinaria, tanto para ambos bandos como para el pueblo civil chino. Para el final de la guerra se retiro de sucesos importantes de ella y siendo juzgado y sentenciado a muerte después de la guerra. Pese a que no se trataba del emperador, el peso político de este último no fue de gran impacto durante la guerra.


Franklin Delano Roosevelt Franklin, de la gran familia política Roosevelt, fue el presidente de los Estados Unidos de América durante 3 mandatos presidenciales seguidos y un cuarto incompleto debido a su repentina muerte, siendo así el presidente con más tiempo en el poder, pese a sus problemas médicos con la polio, que lo dejo parcialmente paralizado. Fue una figura muy importante en el esfuerzo de guerra y parte fundamental en las negociaciones aliadas, y uno de los mejores presidentes de América, además de ser muy bueno en el manejo de la diplomacia, como en las negociaciones con Stalin. Murió muy poco antes del fin de la guerra.


Charles André Joseph Marie de Gaulle El creador de la Francia libre y la encarnación del espíritu de resistencia francesa, brindo sus servicios en la Gran guerra y también el segunda, en la que lidero a sus hombres, sin embargo, huyó a Gran Bretaña tras la caída de Francia, en Londres fomentó el deseo de resistencia Francés hasta que en 1944 participó en la liberación de Francia.


La batalla por Gran Bretaña[editar]

Tras la caída de Francia, Hitler consideraba que los británicos se rendirían poco tiempo después, pues él sabía que el ejército francés tenía pocas posibilidades, y los británicos también lo sabían, para junio de 1940 la posibilidad de derrotar a Alemania no era posible ni en sueños, con una Wehrmacht invicta y con una Luftwaffe que no paraba de cosechar victorias. Alemania les ofrecía a los londinenses la oportunidad de entablar la paz, los germanos respetarían el territorio británico y todas sus colonias, además de cesar todo el fuego entre ambos, a cambio de no meterse en posibles enfrentamientos con Rusia. Sin embargo los británicos no aceptaron ninguna clase de oferta, y el primer ministro Churchill, necio como era no permitiría ningún tratado de paz.

«Llegaremos hasta el final, lucharemos en Francia, lucharemos en los mares y océanos, lucharemos con creciente confianza y creciente fuerza en el aire, defenderemos nuestra isla, cualquiera que sea el costo, lucharemos en las playas, lucharemos en las pistas de aterrizaje, lucharemos en los campos y en las calles, lucharemos en las colinas, ¡nunca nos rendiremos!» (Churchill el 4 de junio de 1940).

El Stuka fue un avión emblemático de la guerra

Hitler, sorprendido de la necedad británica, planeaba la operación león marino, la cual era la invasión de Gran Bretaña, sin embargo, el Führer tenía un problema, estaba consciente de que su marina de guerra no era rival ni de lejos a la británica, así que una invasión anfibia no sería más que un fracaso por el momento, no podían llevar el grueso de la Wehrmacht a Inglaterra. «En tierra soy un héroe, pero en el agua soy un cobarde.» (Hitler). Sin embargo, Hitler contaba con una ventaja sobre los británicos, pues poseía a la fuerza aérea más poderosa del mundo, a la que ordena ir a los cielos a la batalla. La Luftwaffe para 1940 se trata de la fuerza aérea por excelencia, pues aunque no eran la más numerosa del mundo (la soviética era la más grande del mundo) sin duda era la mejor y más avanzada tecnológicamente hablando. Razón por la que Hitler pensó que no podía derrotar a los británicos de una vez navalmente, pero que la Luftwaffe agobiaría los esfuerzos de producción británicos y así como la fuerza naval vulnerable ante ataques aéreos, para posteriormente desarrollar la invasión, era el plan perfecto.

Göring el líder de la Luftwaffe, dispuso de 3 flotas aéreas las cuales estaban conformadas por unos 3600 aviones, que debían enfrentarse a no más de 900 británicos, que debían en 3 días aproximadamente, barrer a la RAF (Real Fuerza Británica) al tiempo de menguar lo más posible a la marina británica en el canal de la mancha, “abrir una brecha” para que los aéreos alemanes lanzaran una invasión aerotransportada conformada por paracaidistas para conseguir una cabeza de playa segura y con la flota británica en los alrededores debilitada y con la RAF aniquilada, conseguir un correcto transporte de tropas terrestres de manera marítima a través del canal de la mancha y llevar la Blitzkrieg a suelo británico. Para conseguir este plan, la Luftwaffe debía exterminar a la RAF de manera rápida y eficiente.

Durante el inicio del ataque, los alemanes se concentraron en embestir con fuego a las tropas y flotas del canal de la macha y durante el comienzo se tenía una ventaja, pero poco tiempo después la marea empezó a cambiar a los británicos, debido principalmente a la utilización de los radares, una nueva tecnología que les permitía a los aviones de la RAF responder de una manera más rápida y con una mayor eficiencia así aviones Británicos como el ágil Spitfire fueron capaces de hacer frente a los alemanes, los cuales, por órdenes de Göring se comenzó a cambiar de táctica y en lugar de atacar a las tropas en el canal de la mancha, comenzaron atacar directamente a las fuerzas en tierra británicas, como las pistas de aterrizaje, almacenes de aviones, algunas fábricas, con la intención de frenar la producción y despliegue de aviones británicos, en una operación llamada “día del águila”. Sin embargo, pese a estos intentos, los británicos lograron resistir a los ataques usando la inteligencia a su favor de cualquier manera que les fuera posible, como utilización de camuflaje en los aviones estacionados en las pistas de aterrizaje, o guardar con mucha precaución a los aviones, lo que parecía una victoria fácil para la Luftwaffe, se estaba convirtiendo en una guerra de desgaste para la misma, puesto que aunque las bajas sufridas eran en realidad no tan sustanciales teniendo en cuenta la cantidad de aeronaves presentes en el continente europeo, se comenzaba a notar que la Luftwaffe no iba a cumplir el objetivo de destruir a la RAF, e inclusive esta aunque con bajas aún mayores que las de la Luftwaffe, no mostraban indicios de que fueran a ser derrotadas rápidamente.

Finalmente la balanza cambio a favor de los británicos completamente cuando tras un bombardeo alemán, se atacó de manera accidental el East End en Londres una zona civil, lo cual causo furia en los Británicos que como respuesta, ordenaron un bombardeo en algunas ciudades de Alemania como Berlín, la cual, aunque no sufrió muchos daños y solo fueron menores las perdidas, pero aun así causo la furia de Hitler pues el ataque había herido el orgullo del Führer, que la Luftwaffe no estuviera consiguiendo el objetivo y que los bombardeos hubieran llegado a su ciudad capital, como respuesta se ordenó a la Luftwaffe el atacar sin piedad ciudades y objeticos meramente civiles, como Londres que fue duramente golpeada. Pese a lo desastroso de la situación Churchill estaba dispuesto a tolerar los ataques a las ciudad y población civil con el objetivo de que la RAF, pudiese aprovechar la situación y rearmarse en el breve cese al fuego que habían hecho los alemanes a los centros industriales por concentrarse en los ataques civiles, un grave error por parte de los germanos.

Gracias por al incremento de la producción aérea de los Británicos, se podían contar cada vez más con más aviones, que aunque se perdían con suma facilidad debido a las graves bajas, que se cobraban además de las aeronaves, a muchos pilotos que cada vez cuesta más reemplazar, pero pese a la situación, las bajas a Alemania se estaban también llevando a un punto en el que era obvio que la Luftwaffe no conseguiría la victoria y además que se estaban perdiendo más aviones de los que se podían permitir los alemanes, por lo que para el 17 de septiembre de 1940, Alemania comenzaba a cancelar los planes de la invasión león marino. Aunque los ataque a Gran Bretaña seguirían por un tiempo ya no lo serian a la escala como lo fue en el verano de 1940. La primera batalla aérea a gran escala que había visto la humanidad, y hasta hoy en día, la más grande de la historia había terminado con una derrota para Alemania pues perdiendo casi 2000 aviones en menos de 4 meses dejo a la Luftwaffe con una marca de la que no se repondría a sus tiempos de gloria, además que la RAF lograba salvar a Gran Bretaña de la inminente invasión.

Con el implacable avance nazi frenado en el frente occidental, Hitler comenzaría a cambiar de objetivos y comenzaría a poner la vista en su meta final, la Unión Soviética.


La fuerza de la Luftwaffe[editar]

La temible fuerza aérea alemana durante los primeros 9 meses de iniciada la guerra solo había conocido la victoria e invicta se lanzó en contra del único foco de resistencia que le quedaba en 1940 Gran Bretaña aunque, sin embargo fue completamente repelida de los cielos británicos. Durante el resto de la guerra la Luftwaffe siguió demostrando su poderío, en especias en el frente oriental, sin embargo a partir de 1942-1943 y con la entrada de los Estados Unidos a la guerra la fuerza aérea alemana fue perdiendo protagonismo hasta que fue desaparecida casi por completo de los cielos.


La formación del Eje[editar]

Durante el año de 1939, la Alemania Nazi y el Reino de Italia habían llevado a cabo la firma del pacto de acero que volvía a ambas naciones aliadas militares, y eso se había mantenido hasta 1940, sin embargo un tercer país pronto entraría a la alianza, Japón.

Japón durante los últimos 10 años se había encontrado en una guerra por tomar el control del este de Asia, habían invadido Manchuria en 1931 y se encontraban en guerra con china en el segundo conflicto sino-japonés desde 1937, y el país nipón deseaba al igual de Alemania e Italia expandir su esfera de influencia así como su imperio, además tras la caída de Francia en 1940 Japón tomo control de la indochina francesa de manera relativamente pacífica. Con el paso del tiempo los 3 países se dieron cuenta que tenían enemigos y objetivos en común y podrían ofrecerse ayuda militar entre los 3, por lo que para el 27 de septiembre de 1940, se firmó en Berlín el pacto Tripartito o también llamado Pacto del Eje, en el que la Alemania Nazi, el Impero de Japón y el Reino de Italia formaban una alianza militar.

Algo que Alemania y Japón tenían en común más allá de la alianza militar y que no compartían con Italia era la ideología de supremacía racial, los alemanes con la raza aria y los judíos y los nipones con los chinos y el resto de las civilizaciones orientales, razón por lo que hasta cierto punto los alemanes se sentían más identificados con los nipones. Inclusive, durante el inicio de la expansión japonesa en Asia los alemanes se sentían impresionados con los éxitos japoneses, muy al contrario de lo que pensaban de los italianos que hasta cierto punto llegaban a pensar en ellos como un eslabón débil en el Eje.

«La intervención de los japoneses en la guerra ha sido un verdadero regalo de los dioses para nosotros. Han cambiado fundamentalmente la situación durante este lastimoso invierno. Gracias a ellos principalmente, hemos logrado sobrevivir a la gran crisis.» (Goebbels 18 de febrero de 1942).

Aunque en un principio solo Alemania, Italia y Japón formaban parte del eje, en poco tiempo se añadirían más países, algunos por beneficio y otros para evitar la guerra como Yugoslavia.


La guerra se desvía a los Balcanes[editar]

Para finales de 1940 y principio de 1941, el territorio balcánico de Europa se encontraba cada vez bajo más tención, puesto que de por si los países que aún permanecían neutrales temían una invasión alemana, como Yugoslavia o Suiza (este último pese a la preocupación jamás fue invadido) y no solo se debían preocupar de los germanos, sus aliados, los italianos también tenían ambiciones territoriales y su líder Mussolini deseaba un nuevo imperio romano. Los países de Bulgaria y Rumania serían los primeros en ceder a los alemanes, pero no bélicamente, sino aliándose a ellos, firmando y formando parte del pacto tripartito, añadiendo más integrantes a las fuerzas del eje. Yugoslavia firmó el pacto para unirse al eje, sin embargo, al poco tiempo, ocurrió un golpe de estado en el país y por lo tanto la alianza con el eje parecía terminada, para evitar esto, Alemania ordeno una invasión al territorio y en poco tiempo Yugoslavia era absorbida por Alemania.

Con el fin de expandir su territorio para tomar control del mar mediterráneo, Mussolini ordeno una invasión al reino de Grecia, sin embargo debido a su arrogancia y necedad, el Duce enviaría tropas insuficientes y llevado de la mano con una estrategia que quedaba incompetente, causo que el frente entre Grecia e Italia pasara rápidamente de un ofensiva italiana a una defensiva total, los cazadores fueron cazados; las competentes tropas griegas cruzaron la frontera y se aventuraron más allá, invadiendo el territorio de Albania, que se encontraba bajo control italiano. Tiempo después, refuerzos italianos fueron enviados a la batalla y el frente se estabilizo, sin embargo quedaba bastante obvio la incompetencia italiana y se notaba que las fuerzas italianas serían incapaces de tomar el control de Grecia, debido a ellos, con la caída de Yugoslavia, los alemanes pudieron tener un acceso para enviar tropas y refuerzos para la conquista de Grecia, la cual ahora bajo un nuevo frente alemán y con una superioridad tanto numérica cono tecnológica y de planificación, pudo hacer poco para evitar su derrota, aun con refuerzos aliados que fueron enviados para evitar la victoria alemana, pero la Wehrmacht demostró una vez más su poderío y fue derrotado el esfuerzo aliado en los Balcanes.

Pese a que había sido una victoria alemana relativamente sencilla, la batalla por Grecia se convertiría en una de las más importantes de toda la guerra, pues las consecuencias de estas serían inimaginables, puesto que tras la derrota en Gran Bretaña y el cambio de objetivo de Hitler por Rusia, el plan de invasión tenía previsto desarrollarse en mayo, sin embargo el desviar tropas a Grecia para ayudar a los italianos retrasaría la invasión a Rusia casi un mes, un mes crucial cuando a finales de 1941, los alemanes serian detenidos a las puertas de Moscú, y no solo eso, si Alemania hubiese decidido aplazar la invasión para el próximo año la situación diplomática con la Unión Soviética se había vuelto critica pues con la invasión Grecia, y los demás territorios como Rumania y Bulgaria, los soviéticos sentían cada vez la presión.


Operación Barbarroja[editar]

El ejecito alemán para 1940 se encontraba en su mejor momento, con la derrota de múltiples países a su nombre, el último que quedaba por derrotar en Europa para entonces, Gran Bretaña había logrado resistir y evitar una invasión. Con el avance nazi al oeste detenido, Hitler ordeno cambiar de objetivo para dar un golpe certero y final a su verdadero objetivo, las tierras del este de Europa, hogar de la ideología enemiga número uno del nazismo, el comunismo, ahora la Unión Soviética era el objetivo de la Wehrmacht.

Pese a la existencia del pacto de no agresión entre Alemania y la URSS, los germanos sabían que solo era una firma para conseguir más tiempo, para terminar con sus opositores en el oeste antes de concentrarse en el este. Originalmente, Hitler tenía planeado desplegar a las fuerzas agresoras en el territorio oriental para los años de 1945 aproximadamente, entonces tendría más fuerza y se habría recuperado de las guerras anteriores, sin embargo, una guerra entre Finlandia y la Unión Soviética lo cambió de parecer.

Al tiempo en el que la agresión alemana terminaba en Polonia en 1939, la Unión Soviética aprovecho la situación para poder expandir sus influencias y poderío, poniendo como objetivo, los territorios de Finlandia, y para sorpresa del propio Stalin y del mundo, los finlandeses logran hacer una férrea resistencia, causándoles a los soviéticos una bajas tan grandes y una humillación a su ejército que no tenía precio, posterior al invierno, los soviéticos lograron enviar más refuerzos y derrotaron finalmente acabaron con las defensas finlandesas, sin embargo, su objetivo de la anexión de territorios habían tenido un alto precio, pues la reputación del ejército rojo era ahora motivo de burla, pues habían tenido un pésimo desempeño en batalla, una derrota humillante en ese momento, pero, ¿acaso una derrota a la cual agradecer en un futuro? Hitler que contemplaba una invasión oriental dentro de un futuro, decidió, tras su derrota en Inglaterra, irse de una vez por Rusia, pues consideraba que invadirla no sería difícil dado sus pésimos resultados en la guerra de Invierno con Finlandia, y que inclusive sería mucho más sencillo que su conquista sería mucho más sencillo y practico que enviar al ejército alemán a combatir a Gran Bretaña a altamar o inclusive al desierto en África que también comenzaba los enfrentamientos en ese continente, una subestimación que saldría muy cara.

El Lebensraum o “espacio vital” del que hablaba Hitler desde Mein Kampf (y que inclusive el termino existía desde antes del nacimiento del propio Hitler) era ahora la misión a cumplir para Wehrmacht, y tras ellos, la SS comenzaría el rastreo y aniquilación de los no deseables, para llevar a cabo la “Solución final”.

Así mismo la conquista de la Unión Soviética le garantizaría a Alemania de los recursos más que necesarios para no solo llevar a cabo su sueño del nuevo imperio alemán, sino que también a poder resistir y llevar a cabo una larga guerra de ser necesario con occidente, pues el coloso soviético contaba con vastas extensiones de tierras de cultivo, como los muchos cereales de Ucrania y además y más importante aún, el recurso más importante de la segunda guerra mundial, el petróleo, del cual se obtenían los combustibles, la sangre que movía a los ejércitos motorizados modernos, además que Alemania no contaba para nada con recursos de petróleo de ningún tipo, en cambio, tenían grandes cantidades por doquier de carbón y gas natural, con los cuales, la Wehrmacht y la Luftwaffe se movilizaban a la batalla, pues casi todo el combustible de estas fuerzas era de origen sintético, los nazis se convirtieron en los primeros en producir combustibles sintéticos, sin embargo el proceso era lento y costoso, el obtener fuentes de combustible fósil directo para las maquinarias sería una ventaja inimaginable para los alemanes, el anexarse regiones petrolíferas como el Cáucaso era ahora una necesidad. Pese a que la orden de invasión había sido dada por Hitler desde 1940 parar llevarse a cabo en 1941, sus generales y el alto mando del ejército alemán consideraban un error casi imperdonable que el Führer atacase la Unión Soviética sin antes haber terminado con Inglaterra primero, una guerra de dos frentes era un error estratégico colosal, e inclusive par 1941 ya era de 3 frentes con el Afrika Korps de Rommel llevándose a cabo, aunque sin embargo, Hitler tranquilizaba a sus generales indicándoles que aunque Gran Bretaña aún estaba en pie, ya no representaba una amenaza para Alemania, que los ingleses nunca más podrían realizar una operación militar en su contra nunca más, aun pensaba en los días en los que Luftwaffe dominaba los aires sin competencia, pero olvidaba que para entonces la misma y ano controlaba los cielos ingleses e inclusive la RAF, retomaba la superioridad en sus propios cielos.

Inclusive Hitler anunciaba en su propia Mein kampf escrita 17 años atrás que llevar a cabo una guerra de dos frentes era un error garrafal, pero ahora en 1941, cegado con sus victorias, Hitler parecía que comenzaba a olvidar las lecciones que había ganado en la Gran Guerra y comenzando a creerse inclusive él, el mito de la invencibilidad nazi.

En la madrugada del 22 de junio de 1941 el ejército alemán penetraba en el territorio soviético y con esta acción comenzaba la guerra más brutal que vería la historia. Con una avanzada de más 3 millones de soldados, la Wehrmacht contaba con el ejército de ataque más grande que se hubiera hecho para una operación militar, todo este conglomerado se encontraba concentrado en 3 puntos principales, el sector norte, el sector centro y el centro sur. La Luftwaffe marco el inicio del ataque con una serie de bombardeos a lo largo del frente soviético, inclusive, la mayor fuerza aérea del mundo (hablando en números) la soviética fue hecha cenizas los primeros días de la batalla, castigados por lo obsoletos de sus aparatos, y en poco tiempo, los cielos soviéticos estaban dominados por la Luftwaffe. En tierra la situación era igual de buena para la Wehrmacht, pues con el uso de la Blitzkrieg lograron desaparecer a cualquier esfuerzo bélico en el frente, la situación era tan desesperada para los soviéticos que en su desesperación, algunos oficiales llamaban a sus superiores para solicitar ayuda sin siquiera encriptar el mensaje, la Blitzkrieg fue tan exitosa en un inicio que Lituania quedo arrasada en 72 horas.

El avance de los ejércitos blindados norte era tan rápido que hubo divisiones que tuvieron que detenerse para que la infantería de las divisiones los pudiera alcanzar, asimismo para septiembre habían logrado llegar a Leningrado, la cual había sido reforzada para su protección, y para evitar grandes pérdidas, los alemanes decidieron cercar a la ciudad para que pereciera de inanición, un cerco que duraría casi 900 días. Por su parte, los ejércitos centro y sur tenían una lucha mucho más dura pues lo mejor de las tropas soviéticas que defendían el frente se encontraban en los territorios de ucrania, sin embargo para el 1 de agosto, cayo el ultimo ejercito estacionado en el frente y el resto se vio obligado a retroceder, días después Ucrania era un gran fuerte foco de resistencia, que defendía Kiev a toda costa, el 21 de agosto comenzaba la lucha por la ciudad, sin embargo el ejército germano cerco a los soviéticos y más de medio millón de soldados soviéticos fueron hechos prisioneros. Para el mes de octubre toda la línea del frente oriental había sido destrozada por la Wehrmacht y las fuerzas soviéticas habían sido barriadas, y los alemanes se encontraban a las puestas de Moscú, parecía que la victoria nazi solo era cuestión de tiempo, así el Führer anuncio el 5 de octubre de 1941:

«Declaro sin reservas que el enemigo del Este ha sido aplastado y nunca jamás se levantara de nuevo.» (Hitler 5 de octubre de 1941.).

Inclusive no solo los nazis estaban seguros de que la guerra estaba por terminar, también Gran Bretaña y los Estados Unidos temían una inminente vitoria alemana. El esfuerzo final para el año de 1941 era conquista de la ciudad de Moscú, en la operación Tifón, la cual debía ser cumplida por el ejército centro; por otra lado la defensa de la ciudad quedo a cargo del general Zhúkov, el cual contaba con una ventaja sobre los alemanes, el cruel invierno ruso. Desde que empezaba el invierno en Rusia los alemanes habían empezado tener problemas, primeo de movilidad, puesto que previo al congelamiento de las estepas soviéticas, la tierra pasa por un proceso en el que el suelo firme se convierte en un tormentoso lodazal que imposibilitaba a los Panzer y las piezas de artillería su movilidad en el frente, inclusive los mismos soldados podían quedarse atorados en el suelo y ni hablar de los Panzer con sus varias toneladas de peso los volvía como una barra de plomo en el agua.

Cuando las primeras nevadas caían con elegancia en el territorio soviético, fueron agradecidas por las tropas alemanas pues con las nevadas, y la llegada del frio, el suelo fangoso se endurecía y los Panzer podían de nuevo retomar su camino, sin embargo, se alegraron demasiado pronto pues lo que esperaban que los ayudara, se convertiría en su peor pesadilla, pues en pleno ataque a Moscú las temperaturas llegaron a marcar los -35° C, y si los Panzer no avanzaban antes debido a que se atoraban en el suelo, ahora tampoco lo hacían debido que su combustible se congelaba, al igual que los soldados sufrían de las bajas temperaturas, pues el ejército alemán no estaba preparado para las duras condiciones, Hitler esperaba que Moscú cayera antes que llegara el invierno, sin embargo estaba ocurriendo lo contrario, sus soldados estaban cayendo ante el invierno antes de tomar Moscú. Sumado a esto, la defensa de Moscú encargada el general Zhúkov, un competente general que se convertiría para el final de la guerra en uno de los generales más extraordinarios de la historia, no solo detendría a los alemanes, sino que los haría retroceder y evitaría la caída dela ciudad a manos alemanas y por primera vez en la guerra las fuerzas terrestres nazis habían sido derrotadas a unos cuanto kilómetros de capturar Moscú.

Hitler anunciando la guerra con Estados Unidos

La Wehrmacht había sufrido su primer derrota en la guerra, la misión de capturar Moscú había fracasado y aunque los nazis aún tenían las tropas y artillería necesarias para derrotar a la URSS, el hecho que Moscú hubiera sobrevivido fue un duro golpe a la moral alemana, y por el contrario un verdadero orgullo soviético el haber logrado derrotar a la Wehrmacht en el invierno de 1941. Sin embargo, también todo el avance alemán no había salido conforme a lo planeado, los nazis esperaban que la guerra en el frente oriental durara unas 10 semanas, y sin embargo, ni para entonces habían logrado llegar a Moscú, además, el combustible que se tenía planeado necesario para derrotar a la URSS, fue necesario más del doble de esta cantidad, así mismo, los Panzer y la artillería surgieron de problemas de movilidad, debido a la inexperiencia del terreno ruso. Asimismo, durante el avance de los Panzer se habían encortado con el temible T-34, uno de los mejores tanques de toda la guerra y que había sido el primer blindado en poder enfrentarse a los Panzer y derrotarlos, fue todo un shock para los nazis el tener que enfrentarlo, pues era hasta cierto punto, imbatible. Además uno de los más grandes errores estratégicos de la batalla y había sido ordenado directamente por Hitler fue el de negar la retirada de la batalla cuando las condiciones de la victoria estaban en su contra, pues el Führer no permitió la retirada de las tropas a Moscú cuando estaban sufriendo un revés en la batalla, por desgracia para el tercer Reich, el Führer a partir de 1941 tomo el control directo de las decisiones bélicas y sería el primero, de muchos errores estratégicos que les constarían, la guerra.

Para colmo, el 7 de diciembre de 1941, el imperio japonés, en su afán por acabar con la amenaza estadounidense en el pacifico, tratado de acertar un único y letal golpe a la marina estadounidense, habían atacado Pearl Harbor, y con esto, los Estados Unidos había entrado en guerra con Japón, y tan solo 4 días después, el 11 de diciembre de 1941 Hitler le declaraba la guerra a los Estados Unidos, sin duda el mayor error de Hitler en toda la guerra, pues, aunque lo había hecho para propaganda alardeando de la superioridad alemana, pues ahora penetraban el territorio soviético, también era obvio que se hizo para distraer al pueblo de su fallida promesa de aplastar a Rusia en el primer año de guerra, y ahora enfrentaba una verdadera guerra de dos frentes y pronto, de 3.

Gueorgui Konstantínovich Zhúkov

El general Zhúkov el mejor general de la URSS y posiblemente uno de los mejores del aguerra e historia, fue un militar que sirvió en prácticamente todas las batallas decisivas que se librarían en el frente oriental, se le encomendó la defensa de Moscú y Leningrado, estaría presente durante la batalladle Stalingrado, durante el apisonador soviético de 1944 y fue el encargado del camino a Berlín. Con estrategias increíbles, Zhúkov evito prácticamente junto a otras buenos militares la estabilización del frente durante el inicio de la operación Barbarroja. Debido a las purgas hechas por Stalin en los años treinta, para cuando inicio la guerra, la Unión Soviética carecía de buenos generales que dirigieran la batalla y tomaran riendas de la situación, siendo un desastre total al comienzo, sin embargo para finales de 1941, Stalin dejo que los altos mandos del ejército hicieran su trabajo evitando meterse en la guerra para evitar que se cometieran errores estratégicos, Zhúkov era uno de estos militares que se encargó de la defensa de la Unión soviética.


La operación Fall Blau y la batalla de Stalingrado[editar]

Si bien la ciudad de Moscú había sido defendida con éxito en diciembre de 1941, la batalla aún no había terminado para las tropas soviéticas circundantes, pues en enero de 1942, los soviéticos lanzaron una ofensiva para despejar las centro del frente y así ganar terreno, y además, por orden directa de Stalin se dio una ofensiva en todo el frente con el objetivo de retroceder a los alemanes, los cuales retrocedieron lo largo de todo el frente pero sin embargo les sirvió para reorganizarse y en poco tiempo, la ofensiva soviética desapareció y ahora los objetivos alemanes habían cambiado de un ataque a la zona de Moscú, a luchar ahora en las zonas sur del territorio soviético en una operación llamada Fall Blau.

El objetivo general de la operación consistía en la conquista de los terrenos sureños de la Unión Soviética, como la región del Cáucaso para poder privarles a los soviéticos los campos petroleros de la zona, todo esto estaría encargado a los ejércitos sur del frente, que con 68 divisiones y más de un millón de soldados parecía que la victoria sería algo sencillo, similar a como le había resultado a la Wehrmacht en el verano pasado. Durante el inicio de la operación todo salió de acuerdo al plan para los alemanes pues consiguieron con quistar una gran parte del territorio a orillas del rio Volga y fue tan exitosa la campaña, que las tropas de Stalin tuvieron que retroceder de manera ordenada. Durante los meses de julio y agosto, la Wehrmacht consiguió adentrarse en el Cáucaso y llegando a los pozos petroleros para noviembre, los cuales incendiaron los rusos tras su retirada, aunque sin embargo pese a sus avances la batalla más importante se libraría en Stalingrado.

Para la conquista de los territorios del Cáucaso, las divisiones del sur se dividieron en 2, una mitad sería la encargada de atacar los pozos petroleros al sur, y la otra debía avanzar más al este, al perímetro del rio Volga, hacia la ciudad de Stalingrado, una ciudad que no ofrecía ninguna ventaja estratégica crucial peor que era simbólica pues llevaba el nombre de Stalin, una ciudad industrial que sería el lugar de la batalla más sangrienta de la historia.

La captura de Stalingrado fue encomendada entre otros generales, a Von Paulus el cual contaba con unas divisiones mucho más numerosas que las soviéticas, así que la captura de la ciudad seria rápida, la Luftwaffe comenzó la batalla por la ciudad el 22 de agosto de 1942 con un bombardeo que prácticamente devastó a la ciudad. El ejército alemán penetro en la ciudad de Stalingrado, dirigidos por divisiones Panzer y del ejército como el 6° ejército alemán, entre muchas otras, se podría decir que de las mejores tropas del Reich estaban por luchar en la captura de Stalingrado, sin embargo, el avance se empezó a ser muy penoso y costoso pues los soviéticos, aunque sabían que estratégicamente no tenía mucha importancia la ciudad de Stalingrado, simbólicamente era una ciudad muy importante, el mismo Stalin ordenó que se defendiera la ciudad a cualquier precio, hasta la última gota de sangre, por lo que los soldados del ejército rojo se reusaban a ceder no importase si debían luchar casa por casa para barrer a los alemanes, sumado a la táctica soviética de enterrar los tanques hasta la altura del cañón y usándolos como caza carros y además con los francotiradores en los edificios, convirtió a Stalingrado en una lucha sanguinaria para ambos bandos.

«En lugar de por el trino de los pájaros, la mañana llego anunciada por el rugido de las ametralladoras y el silbido de las balas disparadas desde lo alto. Habíamos instalado nuestras posiciones de francotirador en la zona más adelantada de nuestras líneas. Nuestras ordenes mandaban abatir a los oficiales alemanes, a sus suboficiales y, finalmente, volar su equipo con granadas.» (Vasili Záitsev, 1942).

Soldados soviéticos luchando en stalingrado

Se libraban batallas casa por casa, en una pelea que parecía de cuerpo a cuerpo, tanto que los alemanes llegaron llamar a la batalla de Stalingrado como Rattenkrieg (guerra de ratas) pues se debía de revisar hasta el último rincón en busca de enemigos para aniquilarlos, similar a cuando se caza a una rata. Para octubre la Wehrmacht había logrado tomar la mayor parte de la ciudad sin embargo a un coste extraordinario, pues el ejército alemán no estaba preparado para una guerra de desgaste, sus tropas eran muy eficientes pero no se podían dar el lujo de perderlas, ellos apostaban a la calidad a la cantidad y una guerra como la de Stalingrado estaba desangrando al ejército germano, caso contrario al de los soviéticos, que podían tener una gran cantidad de bajas y no suponer una amenaza seria para el ejército, pues tenían muchos más soldados que los alemanes, además que sus tropas no eran tan eficientes como las alemanas, ellos apostaban la cantidad por la calidad, y en una guerra de desgaste los soviéticos no estaban sufriendo grandes pérdidas en su ejército comparados con los alemanes (hablando del ejercito como unidad, pues individualmente, los soviéticos sufrieron casi el doble de bajas que los alemanes pero no implicaba un desgaste para estos, contrario a los alemanes que aun con menos bajas, sufrieron un revés precipitoso al final de la batalla).

Para noviembre el espíritu de superioridad en las filas de los soldados de la Wehrmacht iba muriendo conforme pasaban los días, pues comenzaban a darse cuenta que conquistar la ciudad sería algo muy difícil y en caso de lograrlo podría ser una victoria pírrica para la Wehrmacht, y comenzaba a sentir respeto e inclusive miedo por los soldados soviéticos, que luchaban como demonios, los cuales no parecían conocer el miedo o el agotamiento. Para el 19 de noviembre con una Wehrmacht que se acercaba al límite de sus fuerzas, la unión soviética comenzó la operación Urano, la cual consistía en la ofensiva soviética con el fin de cercar a los soldados alemanes presentes en Stalingrado, sobre todo el famoso sexto ejército que luchaba en Stalingrado, dirigido por Von Paulus.

Agobiados por una lucha sanguinaria, y con la operación Urano en curso, los alemanes pudieron realizar una retirada de las tropas que les quedaban, como el sexto ejército, pero Hitler ordenó que no se retiraran ningún soldado o artillería, sin embargo el 12 de diciembre, Stalingrado estaba cercada y sin suministros, los alemanes eran dejados a su suerte en el despiadado invierno ruso, sin comida, sin protección contra los elementos, se convirtió en el infierno, para 1943, Hitler ascendió a Paulus a mariscal de campo, como si lo invitase a suicidarse, pues hasta el momento ningún mariscal almena en la historia se había rendido, sin embargo, pese a las órdenes de Hitler, Paulus se rindió con lo que quedaba de su ejército, unos 91 000 soldados (o en otrora soldados), siendo el 2 de febrero de 1943 el día en el que por primera vez un ejército de la Wehrmacht se rendía, el principio del fin había sido escrito con sangre.

Con la derrota en Stalingrado, Alemania comenzaba a perder la iniciativa en el frente oriental, y con casi un millón de bajas la Wehrmacht había sufrido un golpe del nunca se repondría,, aunque sin embargo por otro lado la unión soviética, aun con casi el doble de bajas, la situación no podía ser mejor, pues la iniciativa soviética no podía estar en un momento mejor, con un ejército rojo victorioso, que no perdonaría las barbaries cometidas por los alemanes, la frase, “no hay tierra más allá del Volga” usada como motivador para las tropas soviéticas comenzaba a dar frutos.

El diario de Wilhelm Hoffman

Wilhelm Hoffman se trataba de un soldado presente en Stalingrado, que vivió el infierno en primera fila, a lo largo de su estancia en Stalingrado escribió un diario en el que plasmaba la situación de los soldados en la guerra, que aún hoy en día es difícil dar crédito a sus escritos. Hoffman se cree que murió después de su última nota el 26 de diciembre de 1942 o tiempo después en un campo de concentración soviético.

«Hoy después de bañarnos, el comandante de la compañía dijo que si nuestras futuras operaciones siguen siendo tan exitosas pronto llegaremos al Volga, tomaremos Stalingrado y luego la guerra inevitablemente terminara pronto. Quizás estaremos en casa por navidad.» (Wilhelm Hoffman, julio de 1942).

«El comandante de la compañía dice que las tropas rusas están completamente rotas y no podrán resistir más. Llegar al Volga y tomar Stalingrado no será tan difícil para nosotros. El Führer sabe dónde está el punto débil de los rusos. La victoria no está lejos…» (Wilhelm Hoffman, 29 de julio de 1942).

« ¡Qué grande es el espacio que ocupan los soviéticos!, ¡que fértiles campos habrá aquí después de la guerra! Solo terminemos rápidamente. Creo que el Führer llevara esta guerra a un final exitosos.» (Wilhelm Hoffman, 2 de agosto de 1942).

«A primera hora, las órdenes del Führer nos fueron leídas. El espera una victoria decisiva de nuestra parte. Todos estamos convencidos que no pueden detenernos.» (Wilhelm Hoffman, 10 de agosto de 1942).

«Esplendidas noticias, al note de Stalingrado, nuestras tropas llegaron al Volga y capturaron parte de la ciudad. Los rusos tienen dos alternativas, huir a través del Volga o entregarse a nosotros. El intérprete de nuestra compañía ha interrogado a un oficial ruso capturado. Fue herido pero afirmo que los rusos lucharían por Stalingrado hasta la última ronda.» (Wilhelm Hoffman, 23 de agosto de 1942).

«Algo incomprensible esta, de hecho, sucediendo. En el norte, nuestras tropas capturan una parte de Stalingrado y casi alcanzan el Volga, pero en el sur las divisiones soviéticas “condenadas” continúan resistiendo amargamente. Fanatismo…» (Wilhelm Hoffman, 23 de agosto de 1942).

«Estamos siendo enviados hacia el norte a lo largo del frente hacia Stalingrado. Marchamos toda la noche y al amanecer habíamos llegado a la estación de Voroponovo. Ya podemos ver la ciudad humeante. Es un pensamiento feliz que el final de la guerra se está acercando. Eso es lo que todos dicen. Si tan solo los días y las noches pasaran más rápido…» (Wilhelm Hoffman, 4 de septiembre de 1942).

«Dos días de lucha sin parar. Los rusos se defienden con una terquedad insana. Nuestro regimiento ha perdido a muchos hombres debido a los “Katyushi” (lanzadores pequeños de cohete). Por suerte, me enviaron a trabajar al cuartel general del batallón. Deben ser las oraciones de mi madre las que me han alejado por el momento de las trincheras de la compañía.» (Wilhelm Hoffman, 8 de septiembre de 1942).

«Un número desafortunado. Esta mañana, los “katyushi” causaron grandes pérdidas a la compañía: veintisiete muertos y cincuenta heridos. Los rusos luchan desesperadamente como bestias salvajes, no se rinden, sino que se acercan y nos lanzan granadas. El teniente Kraus fue asesinado ayer, y no hay comandante en nuestra compañía.» (Wilhelm Hoffman, 13 de septiembre de 1942).

«Los rusos ya no se rinden. Si tomamos a algún prisionero es porque esta irremediablemente herido, y no puede moverse por sí mismo. Stalingrado es el infierno. Los que han sido heridos tienen suerte; sin duda estarán en casa y celebraran la victoria con sus familias…» (Wilhelm Hoffman, 26 de septiembre de 1942).

«Nuestro batallón ha atacado en cuatro ocasiones, y en todas ellas ha sido repelido. Los francotiradores rusos golpean a cualquiera que se muestra sin cuidado.» (Wilhelm Hoffman, 5 de octubre de 1942).

«Nuestro regimiento no ha logrado entrar en la fábrica. Hemos perdido a muchos hombres; cada vez que te mueves tienes que saltar los cuerpos. No se puede respirar por el día: no hay ningún lugar y nadie para quitar los cuerpos, por lo que se quedan allí hasta pudrirse. ¿Quién hubiera pensado hace tres meses, que en lugar de la alegría de la victoria, tendríamos que soportar tal sacrificio y tortura, cuyo final aún no está a la vista?» (Wilhelm Hoffman, 22 de octubre de 1942).

«Los soldados están llamando a Stalingrado “la tumba masiva de la Wehrmacht”. Quedan muy pocos hombres en las compañías. Nos han dicho que pronto vamos a ser retirados para recuperar fuerzas.» (Wilhelm Hoffman, 22 de octubre de 1942).

«Nuestras tropas han capturado todas las fábricas de Barrikady, pero no podemos atravesar el Volga. Los rusos no son hombres, sino una especie de criaturas de hierro fundido; nunca se cansan y no tienen miedo al fuego. Estamos absolutamente agotados; nuestro regimiento ahora apenas tiene la fuerza de una compañía. La artillería rusa al otro lado del Volga no te permite levantar la cabeza…»'' (Wilhelm Hoffman, 27 de octubre de 1942).

«Todo soldado se ve a sí mismo como un hombre condenado. La única esperanza es ser herido y llevado a la retaguardia…» (Wilhelm Hoffman, 28 de octubre de 1942).

«Una carta de Elsa hoy. Todos nos esperan en casa para navidad. En Alemania, todo el mundo cree que ya tenemos Stalingrado. Que equivocados están. Si tan solo pudieran ver lo que Stalingrado le ha hecho a nuestro ejército.» (Wilhelm Hoffman, 10 de noviembre de 1942).

«Estamos rodeados. Se anunció esta mañana que el Führer ha dicho: “El ejército puede confiar en mi para hacer todo lo necesario para garantizar los suministros y romper rápidamente el cerco.» (Wilhelm Hoffman, 29 de noviembre de 1942).

«Estamos hambrientos y esperando el rescate que el Führer prometió. Envío cartas a casa, pero no hay respuesta.» (Wilhelm Hoffman, 3 de diciembre de 1942).

«Las raciones se han reducido hasta tal punto que los soldados sufren terriblemente de hambre, nos están dando una barra de pan duro para cinco hombres.» (Wilhelm Hoffman, 7 de diciembre de 1942).

«Hay tres preguntas que obsesionan a todos los soldados y oficiales: ¿Cuándo dejarán de disparar los rusos y nos dejarán dormir tranquilos, aunque solo sea por una noche?, ¿Cómo y con qué vamos a llenar nuestros estómagos vacíos, que, aparte de 3 onzas y media de pan, no recibimos prácticamente nada en absoluto? Y, ¿Cuándo va a tomar Hitler algún paso decisivo para liberar a nuestro ejército del cerco?» (Wilhelm Hoffman, 11 de diciembre de 1942).

«Todos están atormentados por el hambre. Las papas congeladas son la mejor comida, pero sacarlas del suelo cubierto de hielo bajo el fuego de las balas rusas no es tan fácil.» (Wilhelm Hoffman, 14 de diciembre de 1942).

«Los caballos ya han sido comidos. Me comería un gato; dicen que su carne también es sabrosa. Los soldados parecen cadáveres vivientes o lunáticos, solo buscando algo para llevarse a la boca. Ya no se cubren de los proyectiles rusos; ya no tienen fuerzas para caminar, huir o esconderse. ¡Una maldición sobre esta guerra…!» (Wilhelm Hoffman, 26 de diciembre de 1942).


Las SS[editar]

Las SS, aunque habían estado operativas desde los años veinte, sin duda sus momentos que más serian recordados por sus criminales actos serian tras el inicio de la guerra, pues mientras que los ejércitos de la Wehrmacht barrían a las fuerzas armadas enemiga, las SS tenían la tareas de limpiar a fondo, en busca de los considerados indeseables para el nacionalsocialismo, como los gitanos, homosexuales, personas con discapacidades o con enfermedades mentales y obviamente, como prioridad en su lista, los judíos.

El grupo paramilitar de las SS, vestidas con sus elegantes y a la vez temibles uniformes negros, no mostraban piedad ni vacilación a la hora de cumplir alguna orden sin dudad eran causa de terror. Himmler, Heydrich, de los jerarcas de la SS, compartían y describían a la perfección la falta de piedad que caracterizaba a los nazis, Heydrich incluso para los estándares nazis era sumamente frio y despiadado, razón por la que fue objetivo de una misión secreta británica para darle muerte la cual aunque tuvo éxito, su muerte fue la razón de una venganza sin precedentes sobre una ciudad de Checoslovaquia, la cual había albergado y resguardado los culpables de su muerte y SS, en conjunto con la Gestapo, literalmente desaparecieron un pueblo entero en una noche, aun en la muerte reclamaba más víctimas a su nombre.

Himmler tras la muerte de Heydrich ocuparía su cargo y seria el gran jefe supremo comandante de las SS y una de las personas más importantes del Tercer Reich, tan solo detrás de Hitler, aunque sin embargo, se sospecha que Himmler aunque sanguinario era un asesino de “escritorio” que no tenía problemas en contabilizar millares de muertes a su nombre pero que podía tener problemas en ser testigo en persona de masacres (se cree que se desmayó en la visita de un campo de concentración).

Conforme la guerra se desarrollaba, las SS, comenzaban a trabajar cada vez de manera frenética, pues al paso de los años, para 1944 con la inminente derrota de la guerra, los SS presentes en los campos de concentración se encargaron de asesinar a una cantidad exorbitante de prisioneros, pues nadie debía quedar para cuando los soviéticos llegaran. Para cuando las tropas enemigas estaban presentes en Berlín, las SS permanecieron protegiendo a Hitler armados hasta los dientes, hasta su suicidio en el Führerbunker el 30 de abril de 1945.


El Afrika Korps[editar]

El emblema del Afrika korps fue una palmera con la esvástica de fondo

Sin duda el frente de batalla más infravalorado por los nazis, pues no les importaba tanto e adueñarse del norte de África, objetivo que era el principal de los italianos, y en particular del Duce, que buscaba un nuevo imperio romano, el cual había comenzado a crear conquistando algunas regiones de África, Etiopía principalmente en los años treinta, sin embargo tras el inicio de la batalla con los aliados, los italianos habían demostrado una ineficacia para defender sus posiciones y en poco tiempo se encontraban entre la espada y la pared. Ante esta situación, los alemanes crearon el Deutsches Afrikakorps (DAK) con el objetivo de socorrer a los italianos y conquistar los territorios de los aliados en el norte de África, en especial Egipto y la joya de la corona del imperio británico, el canal de Suez que conectaba a Gran Bretaña con su imperio, y si la suerte les sonreía llegar al golfo pérsico, rico en petróleo, para liderar a los hombres, Hitler nombro a Erwin Rommel, que pronto demostraría su ingenio militar.

Tras la llegada de Rommel su primera acción fue la de movilizar a los italianos dela defensiva a la ofensiva pues aunque tenían los soldados suficientes, la moral italiana estaba por los suelos, así aprovechando las maquinarias y trompas que tenía Rommel decidió comenzar una campaña y tomo la ciudad de Bengasi, lo cual sorprendió tanto a los aliados como a Führer pues las ordenes de Hitler eran las de no atacar hasta que llegaran las tropas necesarias, sin embargo tomo la iniciativa y comenzó la campaña.

Con una serie de victorias iniciales, Rommel continuo hasta atacar el Tobruk, donde tras una serie de enfrentamientos en las que ambos bandos avanzaban y retrocedían, Tobruk fue conquistada por los alemanes, ahora el objetivo sería conquistar El Alamein, el cual si era conquistado, sería un empujón más para la conquista de Egipto, sin embargo, pese a la importancia de África, la operación azul en la Unión Soviética tenía toda la atención del estado de guerra alemán y las tropas de Rommel comenzaron a ser olvidadas sin suministros, de comida o gasolina para los vehículos. Para la batalla de El Alamein, Rommel esperaba y necesitaba una victoria rápida puesto que refuerzos tanto británicos, como los recién entrados en la guerra estadounidenses, serian pronto superados en número, y pese a sus esfuerzos, fracasaron en el intento de la toma de El Alamein y el Afrikakorps quedaría ahora a la defensiva.

Con la derrota en El Alamein, las oportunidades nazis de conquista en África fueron destruidas y comenzaban una retirada, aunque sin embargo, pese a que eran superados en número, las tropas estadounidenses, inexpertas en la guerra cometieron una gran cantidades de errores estratégicos, lo que los llevo a que la batalla se prolongara, en lugar de la victoria rápida que se tenía esperada. Con las tropas alemanas cada vez más en retirada, ahora se encontraban en Túnez tratando de defender una posición, sin embargo para mayo de 1943, los aliados habrían eliminado los últimos rastros de tropas del Eje en África y ahora Italia era el siguiente objetivo. Con la derrota en África, los aliados tenían la vía libre para comenzar una campaña en contra de Italia, la cual tuvo que ser invadida por los nazis para evitar que las tropas aliadas avanzaran y penetraran más en el continente europeo.

El fracaso alemán se puede decir que fue a la falta de importancia por el territorio africano, pues llego el punto en el que no recibían sumisitos para continuar la lucha, un grave error que les costaría caro a los alemanes con la amenaza de un nuevo frente en Italia.

Erwin Johannes Eugen Rommel

El legendario “Zorro del desierto”, Rommel demostró sus capacidades de estratega puesto que a pesar de que sus tropas fueran inferiores en número en comparación al enemigo, fue capaz de librar una muy exitosa campaña también a pesar de la falta de recursos del que sufría. También reconocido en la invasión de Francia, fue subiendo de rango conforme al conflicto. Se le implico en el atentado del 20 de julio de 1944, en el que se le dio la opción de suicidarse para conservar su honor y mantener a su familia a salvo, o ser ejecutado y cazar a su familia. Eligio suicidarse el 14 de octubre de 1944.

Bernard Law Montgomery

Montgomery, set rato de un brillante líder de las fuerzas armadas británicas, el cual se podría decir que era el equivalente a Rommel de los aliados en África, protagonista en la invasión de Sicilia de Italia y también nombrado comandante de todas las fuerzas en la invasión de Normandía en 1944 y liderando las fuerzas en la penetración a suelo alemán.


La batalla de Kursk[editar]

Tras la última ofensiva en el frente oriental en 1942 los alemanes se encontraban cada vez más presionados, ya que sabían que las posibilidades de la victoria se encontraban más lejanas, aun así consideraban que una ofensiva para destruir a las fuerzas soviéticas en las proximidades de Kursk les aseguraría una excelente posición y así como recuperar la iniciativa en el frente.

Pese a que los alemanes podían haber realizado el ataque meses antes de cuando inicio, en julio de 1943, re aplazo durante un tiempo para que los recién desarrollados tanques Tiger y Panther, con los cuales Hitler esperaba que aplastaran a la fuerza soviética, además en el transcurso de los meses en los que se iniciaba la operación también se reunían fuerzas par que el ataque alemán contara con lo mejor con lo que aun contaban en la línea del frente oriental, como soldados, tanques, caza carros artillería y aeronaves, aunque este momento de rearme también lo usarían los soviéticos para lo mismo.

El Tiger I en combate

La mayor ventaja con la que contaban los Soviéticos para hacer frente a la embestida alemana, no eran sus números, su espíritu o su tecnología, sino la inteligencia, desde el inicio de la operación Barbarroja los soviéticos habían estado colaborando con los aliados, al comienzo de manera paulatina hasta ser directa, ya que ahora la URSS recibía ayuda de los aliados en diversas formas, como en la entrega de algunos aparatos por Reino Unido como aviones, o la ley préstamo y arriendo de la cual recibía la ayuda de Estados Unidos (esta ley beneficiaba con el préstamo de maquinaria bélica, suministros, comida y materiales a los demás países aliados, como Gran Bretaña que fue la más beneficiada, la URSS, entre otros) y aunque este préstamo no fue en gran cantidad en tanques o similares, el beneficio con la entrega de muchos materiales de guerra, como botas, alimento piezas de uniforme de combate, utilería, caminos, y muy importante, en la construcción de vías ferroviarias en el coloso territorio soviético, lo cual durante toda su existencia era principalmente agrícola, y no contaba con una gran movilidad, con la construcción de vías férreas y además con el abastecimiento constante de suministros, a maquinaria soviética pudo concentrar casi todo su esfuerzo en producir tanque para el frente y cada vez más baratos y rápidos de fabricar. Para la batalla de Kursk que estaba por suceder, la mayor ayuda que recibieron los soviéticos fue la información, pues poco tiempo antes los aliados habían descubierto los planes ofensivos de Alemania, y con esta información en manos de la URSS, sabían cuando llegarían, por donde llegarían e inclusive a qué hora llegarían, por lo que tuvieron algo de tiempo para crear una línea defensiva a lo largo del perímetro de Kursk que sería una defensa sin precedentes. Con la información estratégica a favor de los soviéticos, comenzaron con la producción de una intrincada y efectiva línea defensiva en los alrededores de Kursk, en la que tomarían posiciones defensivas y el plan consistía en evitar que los alemanes realizarán su ofensiva de pinza, hasta ahora era la mayor línea defensiva construida en la historia, una línea Maginot con esteroides.

Los alemanes tenían el plan de lanzar una ofensiva en forma de pinza para cercar el grueso de batalla enemigo, con esta simple pero confiable táctica, la batalla de Kursk comenzó a inicios de julio de 1943, con la ofensiva alemana y posterior de unos días, pasaría a la ofensiva soviética. En este enfrentamiento que sería una de las mayores batallas de la historia chocaron los tanques, aviones y soldados, prácticamente cara a cara, la batalla de Kursk, también llamada operación ciudadela, se convertiría en la batalla de tanques más grande de la historia, con los famosos T-34 soviéticos y los letales KV-1, que se enfrentaban a los efectivos Sturmgeschütz III (o solo Sutg-III), que fueron probablemente los mejores vehículos alemanes de toda la aguerra, acompañados también con Panther y Tiger que recién salían de las fábricas, además de los Panzer IV.

Como líder de la contienda estaba Erich von Manstein, uno de los mejores estrategas alemanes de toda la guerra, aunque sus grandes acciones serian opacadas por los errores tácticos de su superior, Hitler, el cual desde 1941 había participado directamente en la guerra mandando órdenes directas, cosas que les correspondía a los mariscales de campo en el frente de batalla, y con esto la guerra iba cada vez más mal, pues la incompetencia tácticas de Hitler hacían que sus tropas perdieran por lo general recursos y tropas, caso contrario a Stalin que en 1941 tomo directamente las riendas de al batallas, pues la falta de generales y comandantes competentes debido a sus purgas de los años 33, hicieron que los soviéticos no tuvieran como responder los ataques alemanes, tras el desastre que represento 1941 para los soviéticos, Stalin permitió más libertad a sus comandantes para que tronaran las decisiones que creyeran necesarias pues estaba consiente que sus maniobras eran más competentes que las suyas, prácticamente comprendía que tras un inicio amargo debido a sus errores, ahora la guerra les sonreía gracias a las maniobras de sus generales, opuesto a Hitler que las los éxitos aplastantes de la Wehrmacht, ahora se consideraba un genio en la estrategia militar y esto se traducía en fracaso en las mayoría de su intervenciones.

Tras el inicio de los enfrentamientos en Kursk, ambos bandos demostraron su superioridad en los campos que ambos resaltaban, por un lado la superioridad táctica y tecnología se hizo presente, puesto que las bajas sufridas a los soviéticos superaron por mucho a las alemanas, por cada carro o vehículo alemán destruido eran muchos más los soviéticos que ardían en llamas, por lo que en eficacia, los alemanes serían los mejores y no solo en esta batalla, hasta la llegada de los soviética Berlín, la situación se repetiría, pues aunque estaban perdiendo, eran más efectivas individualmente que las soviéticas, sin embargo por otro lado, los soviéticos también resaltarían pues pese a las bajas que sufrirán simplemente eran muchísimo más numerosos tanto en soldados como en vehículos y aeronaves, así que no importase a cuantos soviéticos matasen los alemanes, había muchos más para reemplazarlos, la “Deep battle” (como se conocería la táctica soviética) de simplemente avanzar y confiar en los grandes números demostraban se la más efectiva en una guerra de desgaste como la que se estaba viviendo en el frente oriental, por los soviéticos, pese a que en Stalingrado también habían sufrido muchas más bajas que las nazis, esto no representaba un riesgo para la guerra, al contrario, les estaba permitiendo estar comenzando a ganar la guerra.

Con esta desventaja numérica, los alemanes tras varios días de lucha, la táctica de cercar a los soviéticos en pinza en Kursk de detuvo y para mediados de julio los alemanes se detenían a pocos kilómetros de su objetivo, la operación había fracasado, no solo por la superioridad numérica y de inteligencia soviética, sino que Hitler no solo se debía preocupar ahora por el frente oriental, pues la caída de Sicilia ahora las tropas aliadas se encontraban desembarcando en Italia con un nuevo frente en el sur de Europa y muchas de las tropas de reserva que se hubieran podido haber mandado al frente oriental para hacer una equivalencia con los Soviéticos, ahora el grave error de la guerra de dos frentes de 1941 comenzaba a pagar factura pues no podía concentrar toda su atención en un sol frente, y sumado a la brutal campaña de bombardeos británicos y americanos que se había estado llevando a cabo durante los últimos meses hora Alemania tenía una guerra en el frente oriental, una defensa de invasión en Italia, y con un industria de guerra castigada día y noche con bombardeos estratégicos en toda Europa donde los bombardeos destruían las fábricas de tanques y armamentos, así como las ciudades más importantes de Reich, la Luftwaffe, que había sido alguna vez la fuerza mundial aérea por definición, ahora agobiada por el desgate no era ni de lejos de lo que alguna vez fue y no podría esta vez ni defender su propio territorio de bombardeos enemigos. Con todas fallas estratégicas que se habían acumulado, la derrota alemana en Kursk anunciaba el principio de fin, el cual ya se anunciaba y temía desde Stalingrado, el Tercer Reich tenia ahora el tiempo contado.


El apisonador soviético el desgaste alemán occidental[editar]

Tras la victoria soviética, la moral en los soldados soviéticos no se podía exagerar, pues habían pasado de derrotados en 1941 a vencedores, repeliendo a la mayor invasión de la historia y al mejor ejército del mundo del momento. Con la victoria a la vista, el ejército rojo en 1944 comenzó una ofensiva para expulsar a los alemanes de los territorios ocupados en la zona occidental de la unión soviética, con la operación Bagration como protagonista, la cual consistía en la aniquilación del grupo de ejercido centro de la Wehrmacht, y que no se detendría en realidad hasta penetrar en Berlín el año siguiente. Debido al brutal avance que conseguirían los soviéticos a partir de este momento se conocería como el apisonador soviético, pues avanzaría sin encontrar resistencia prácticamente, debido a su gran cantidad de infantería, de blindados, de soldados, y con unas estrategias que ahora estaban bastante aprendidas.

Para empeorar la situación germana, los infinitos ataques aéreos que habían sufrido a manos de los liados, estaba agobiando al esfuerzo de guerra alemán, pues las fabricas donde se producían los vehículos de combate, las aeronaves y más importarte aun las fábricas que producían el petróleo sintético que movía a las fuerzas bélicas alemanas, por lo que su industria no podía producir lo necesario para la guerra, y peor aún, los cada vez más complejo tanques Panzer que evolucionaban para poder hacer frente a los nuevos tanques enemigos, eran cada vez más caros y de difícil construcción y manutención, contrario al caso de la industria americana que cada vez producía más y más artefactos de guerra y cada vez a un menor costo y con un mantenimiento lo más sencillo posible.

Y como se había dicho con anterioridad, los desembarcos en Italia hacían que Alemania estuviera rodeada de amenazas, por el este el frente oriental ahora estaba en su contra, en el sur las fuerzas aliadas amenazaban con la caída total de Italia, en el oeste sufrían de ataques aéreos sin parar y en el norte, las fuerzas estacionadas en Dinamarca y Noruega no podían movilizarse a otros frentes debido al riego que si se hacía, quedarían vulnerables para un ataque por el norte, ahora la invasión de Noruega estaba resultando una desventaja.


Los vehículos blindados más emblemáticos de la Alemania nazi[editar]

Panzer IV

Tipo: Tanque

Sin duda el Panzer IV, fue la espina dorsal de la Wehrmacht durante toda la guerra, debido a su confiable armamento usado en contra de la artillería y las unidades, además de ofrecer un buen blindaje, al menos durante el inicio de la guerra, remplazando al Panzer III, debido a que este quedaba completamente inútil en contra de lo T-34, y aunque el Panzer IV no era tan poderoso como el tanque soviético, era más confiable que su versión anterior. Pese a sus limitaciones que se fueron mercando para el final del conflicto, en contra de otros blindados, fue siempre una extraordinaria arma en el segundo conflicto a escala mundial. Sirvió para la construcción de nuevos carros de combate alemanes.


Sturmgeschütz III

Tipo: cañón de asalto

El probablemente mejor vehículo blindado del que gozo Alemania durante toda la guerra, aunque a la ves, infravalorado, pues el Stug-III se trata de un vehículo de tipo de cañón de asalto, no era propiamente un tanque, aunque sirvió como uno durante todo el conflicto, siendo utilizado más como un caza carros. Algo con lo que el Stug'-'III podía gozar era de una gran adaptabilidad pues paso por muchas adaptaciones a lo largo de todo el conflicto, adaptándolo como ya se mencionó, como un caza carros, como tanque u simplemente como cañón de asalto para ayudar a la infantería, además era barato de fabricar y de simple mantenimiento, razón que, sumado a su gran eficiencia se convirtió en unos de los vehículos más producidos a lo largo de la fuera.


Panzer V Panther

Tipo: Tanque

Con la sorpresa que representaron los T-34 en el frente de batalla, dejo en claro que los Panzer debían contar con un tanque para hacerle frente, pues solo el Stug-III era capaz de hacer una oposición, así se concibió el Panther, el cual fue creado utilizando el blindaje inclinado utilizados en los carros soviéticos, el blindaje inclinado ofrecía una mayor protección en grosor que el vertical y además brindaba la posibilidad que los proyectiles rebotasen con mayor facilidad. Con una buena relación de coste, blindaje y armamento, el Panther era bueno, bonito y barato literalmente, pues comparado con los aún más pesados tanques alemanes que se fabricarían los costos seria desorbitantes. Con un formidable blindaje en el frente, el Panther era casi impenetrable de frente, pero en los costados era la parte más delicada del vehículo pues el blindaje era más delgado en esa zona.


Panzer VI Tiger I

Tipo: Tanque

Sin duda alguna el Tiger I fue el tanque más famoso de la segunda guerra mundial. El tanque pesado de la Wehrmacht, fue construido para poder tener un más pesado que el Panther, que fuera aún más poderos y se consiguió, sin embargo a partir de este tanque los vehículos serian de un elevado precio de fabricación además de ser más complicados de mantener que otros tanques, y por lo tanto su número de unidades en el ejército era mucho menor que otros vehículos. Sin embargo pese a ello, su poderos blindaje era casi impenetrable y al momento de su creación y durante un mucho tiempo ostento el título del tanque más poderos del mundo. El Tiger es hasta cierto punto sobrevalorado, sin embargo el mérito de ser uno de los más poderosos vehículos de la época, además de ofrecer un excelente blindaje y penetración con su cañón, lo tiene.


Jagdpanther

Tipo: Caza carros

Para 1943, Alemania necesitaba contar con un caza carros que fuera lo suficientemente poderoso para enfrentarse a los temibles tanques enemigos, con esto para 1944 se produjeron los primeros Jagdpanther, los cuales se trataban de tal vez el mejor caza carros del conflicto, debido a la extraordinaria potencia de fuego de su cañón y su notable blindaje inclinado lo convertían en un letal vehículo capas de perforar cualquier cosa que se le atravesara enfrente.


Panzer VI Tiger Ausf. B

Tipo: Tanque

El Tiger II, era literalmente fuerza bruta, y en términos de poder y blindaje era sin duda el rey de los Panzer, había sido planeado como sucesor del Tiger, el cual si era de pro si poderos, el Tiger II lo era aún más, con su increíbles 150 mm en la parte frontal era impenetrable (de hecho no se tienen registros que un Tiger II haya sido penetrado en combate) y su letal cañón podía rebanar como cuchillo en, mantequilla a cualquier vehículo enemigo. Sin embargo pese a ser el “King Tiger” (conocido así por los americanos) como si fuera ajedrez llegó a ser un rey inútil en la guerra, pues al ser tan pesado y complejo se traducía en vehículo extraordinariamente caro de fabricar y mantener operativo, por lo que había en realidad demasiados pocos King Tiger en la batalla, la guerra no sería ganada por unos cuantos King Tiger.

¿Tanque, Caza carros o Unidades de artillería?

Aunque sean muy parecidos estos tres tipos de vehículos, en realidad las funciones para las que fueron construidos son muy distintos (aunque en las necesidades de la guerra se podían utilizar para cualquier función) los tanques son diseñados para atacar unidades de artillería y humanas, que aunque pueden enfrentarse a otro tanques no es su función principal, la cual es la tarea del Caza carros que es especialmente para aniquilar a los vehículos enemigos; las Unidades de artillería, a diferencia de los tanques o caza carros, su blindaje es muy inferior, pero su cañón es muy poderoso, es el “francotirador” de los vehículos.

El blindaje inclinado

El blindaje inclinado en comparación del blindaje recto, además de ofrecer más grosor de protección usando la misma cantidad de material y ahorrando así peso extra, también permitía que los disparos rebotasen con mayor facilidad.


El holocausto[editar]

La humanidad ha pasado por muchos momentos crueles y oscuros, que han sido escritos con sangre y dolor, las cruzadas, las conquistas imperiales, enfermedades, entre muchas otras que la historia prefiere olvidar, peor sin duda, nunca antes como lo que sucedería en la “Solución final”. Desde el comienzo, el partido Nacional Socialista había dejado en claro el fuerte antisemitismo y sentimiento de superioridad aria que sentían sobre las “razas inferiores”, aunque sin embargo esto no daba crédito a lo que harían los nazis para acabar con estos seres que consideraban indeseables. Las leyes de Núremberg de 1935 dicto el inicio de la pérdida de derechos para los judíos y con la noche de los cristales rotos el infierno comenzó a hacerse presente en la tierra.

Con la invasión de Polonia en 1939 no solo iniciaba la guerra, sino también el Holocausto, que básicamente era el asesinato masivo y organizado de los judíos y todos las demás razas inferiores para el nazismo, tras la invasión en Polonia, la SS comenzaría a buscar a todos los judíos para matarlos de las mejores maneras (mejores para los asesinos, no para los ejecutados) y con una crueldad jamás vista, pues a los ojos alemanes, los judíos polacos eran aún peores que los judíos alemanes pues estaban en un peldaño aún menor que estos; durante un inicio los nazis probaron con diferentes maneras de matar, como hacer que los prisioneros cavaran línea recta de algunos metros de profundidad y varios más de largo para posteriormente hacerlos desnudar y acribillarlos a tiros, aunque poco tiempo después se olvidó de esta técnica pues los nazis consideraban que muchas municiones se malgastaban con este método, y poco les importaba el sufrimiento de las víctimas.

Una nueva forma de matar a los prisioneros fue por medio del gas, pero no el gas que haría a lugares como Auschwitz terriblemente famoso, sino que el gas del monóxido de carbono que expulsaban camiones, pues muchos camiones fueron adaptados para que en la parte de carga fuese cerrada de manera hermética y para que el tubo de escape ahogara a las personas que se encontraran dentro de los “camiones del infierno”. Con forme la guerra avanzaba y los alemanes conseguían más territorio de la Unión Soviética, los nuevos prisioneros ya fueran soldados capturados, políticos o judíos, estaban siendo enviados a los campos de concentración a trabajar hasta la muerte a aquellos que podían hacerlo o simplemente asesinar a aquellos no podían trabajar llevándolos directamente a la muerte.

No solo Auschwitz era el infierno en la tierra, lugares como Dachau, Treblinka, Ravensbrück, Buchenwald, solo algunos de los campos de concentración de los tantos que construyeron los nazis, los lugares más horribles de la historia. No solo los judíos sufrieron de las torturas de los nazis, sino muchos más grupos étnicos y personas inferiores para la ideología nazi, como los gitanos, que después de los judíos fueron los que más sufrieron, así como lo homosexuales, presos políticos, personas con alguna discapacidad o síndrome mental eran los condenados a morir en el Holocausto.

Sin duda el Holocausto es la muestra de lo peor de lo que las personas son capaces de hacer, la discriminación e intolerancia en su máxima expresión que sin duda fue algo tan horrible que es difícil de imaginar y además, todos los registros, fotos, documentos y cualquier registro que recuerde todo lo que paso se debe mantener a salvo, para recordarnos a la población de lo que se puede llegar a cometer si de dejan los valores de lado.

Escrito esto con respeto a todos los que vivieron, sufrieron y murieron en el peor genocidio que haya conocido la historia.


El día D[editar]

Los aliados cosechaban cada vez más victorias, tanto en el frente oriental, en África y con los bombardeos en Europa occidental, era obvio que para que Alemania cayera, sin embargo, los aliados que cooperaban consideraban que un segundo frente en Europa seria crucial para la derrota nazi, idea dada por Stalin que consideraba que los aliados occidentales no abrirían un nuevo frente hasta que los soviéticos hubieran acabado con los alemanes, sentía que usaban al misma Unión Soviética para hacer el trabajo sucio.

Tras fuertes negociaciones Roosevelt y Churchill aceptaron abrir otro frente, en Francia, con el nombre “Operación Overlord”, planeada para desarrollarse el 5 de junio de 1944.

ara el desembarco en Francia se tendría que poner en marcha una gran planificación pues tendrían que derrotar el muro Atlántico de Hitler, el cual era una línea defensiva en las playas alemanas del atlántico para frustrar cualquier intento de invasión. Para lograr el golpe decisivo los aliados tendrían la ventaja de la “posición” de Gran Bretaña, pues su territorio funcionaria como un enorme portaviones o como una base para el asalto a Francia. Sumado a eso, para garantizar el éxito se creó la operación guardaespaldas, la cual consistía en el engaño al estado alemán utilizando señales de radios falsas, el permitir que las aeronaves alemanas de reconocimiento descubrieran grandes ejércitos falsos que se habían creado con globos y maquetas para engañar a Alemania del verdadero desembarco.

Tras una serie de planes y engaños, la operación Overlord, la mayor invasión de la historia comenzaría el 6 de junio de 1944 (tras un retraso de 24 horas debido al mal tiempo), asaltando las playas de Normandía en Francia. Una feroz batalla se libraría en diferentes puntos de la playa con los alemanes atrincherados en los bunkers asesinando con sus armas a los soldados americanos, británicos, canadiense y de muchas más naciones aliadas, con el objetivo de asegurar una cabeza de playa para tener la vía para la invasión de Francia. Tras una lucha de varias horas, las diferentes cabezas de playa fueron conquistadas y unas 200, 000 bajas en el bando aliado, fueron conquistadas los objetivos y ahora los aliados tenían la vía para la invasión del continente europeo, Alemania ahora tenía un pie en la tumba


El atentado de 20 de julio[editar]

Con la guerra irremediablemente en contra de Alemania, ahora los mismos alemanes, al menos debajo de la mesa del alto estado, buscaban también negociar la paz, aunque Hitler y su alto mando decidiesen continuar la guerra hasta el final.

Un grupo de los conspiradores que buscaban negociar la paz era la del grupo del general Claus von Stauffenberg que buscaba crear un atentado en el que Hitler y el alto estado alemán muriese y aprovechando la situación de descontrol, movilizar las fuerzas militares simpatizantes para derrocar el régimen nazi y poder entablar una negociación con los aliados, a este plan se le llamaría como Plan Valquiria. Para llevar a cabo el plan se tenía pensado detonar una bomba en el “Wolfsschanze” (guarida del lobo) que era uno de los cuarteles militares más importantes de los nazis.

El 20 de julio de 1944, el atentado se llevaría a cabo, con la finalidad de cortar la cabeza del alto estado alemán, pues ese día se llevaría a cabo la reunión de éstos, por lo que el equipo saboteador actuaria. Para el medio día la bomba estalló tras colocarse en un portafolios debajo de la mesa de operaciones, sin embargo algo no salió conforme a lo planeado, Hitler salió solo con unos cuantos rasguños, y sumado a esto el despliegue de la operación sufrió la falta de apoyo del ejército por lo que pronto el plan Valquiria había fracasando. Para el día siguiente, los nazis tenían las cabezas de los artífices del atentado y Stauffenberg y más colaboradores fueron asesinados.


La caída de Berlín[editar]

Con la muerte de Hitler la guerra en Europa terminaba

Después de casi 6 años de guerra, ahora la invencible Wehrmacht estaba agobiada y con los enemigos hasta el cuello, del frente oriental las tropas soviéticas avanzaban con una velocidad extraordinaria hacia el interior de Europa, por otro lado en el frente occidental los aliados liberaban Francia y para navidades de 1944, ambas fuerzas atacantes, estaban en las fronteras alemanas.

Desesperados, los alemanes lanzaron la batalla de las Ardenas, que fue la ofensiva que movilizo lo que quedaba del ejército alemán a enfrentar a los aliados occidentales, con la esperanza de expulsarlos de Europa, y aunque la operación fue planeada con el mayor secreto, resultó un fracaso pues no consiguieron la victoria contra los aliados, y con esto, lo último con lo que podían hacer una línea defensiva en Alemania ahora los aliados tenían la vía libre en la invasión de Alemania. Para el 16 de abril de 1945 los soviéticos estaban presente en la ciudad capital del Tercer Reich y los aliados occidentales estaban también en el interior de las ciudades de Alemania, prácticamente ambos bandos ahora se enfrentaban a tropas alemanas desesperadas y fanáticas, llegando inclusive a utilizar niños en el frente de batalla.

Para finales de abril de 1945, Alemania estaba a merced de los ejércitos aliados y Hitler celebraba su cumpleaños 56° con bombardeos y observando su ciudad capital destruida y arrasada, para el 29 de abril, Hitler contrajo matrimonio con Eva Braun, de la cual llevaba años discretamente en una relación, relación que llevaría a Braun a la muerte. El 30 de abril de 1945, el Führer designo a Dönitz como su sucesor y ese mismo día el Führer se volaba los sesos en el Führerbunker. Con la muerte del dictador alemán el 2 de mayo de 1945, Dönitz hacia oficial la rendición de todas las fuerzas armadas alemanas, y con esto la Alemania nazi se desintegraba y pasaba a manos de los aliados. El Reich que prometía durar mil años, solo duro 12.



Agradecimientos[editar]

A María Fernanda García Pérez, Aketzalli Gómez Guzmán, Donovan Emanuel Arias González y a Alejandro Pérez Manrique en la elaboración de este escrito, a su crítica y a su apoyo.


Referencias[editar]

1. Hitler A. (1924) “Mein kampf”. Versión en español por C. E. Araluce (2000). Editorial del Partido Nacional socialista de América Latina.

2. Goebbels J. Traducido por Guzmán E. (1960). “Joseph Goebbels Diario”. Barcelona. Plaza y Janes, S.A.

3. Vasili Z. Traducido del inglés de Paradera D. (2013) “Memorias de un francotirador en Stalingrado”. (Cuarta edición). España. Memoria Crítica.

4. Lewis Koehl R. (2006). Traducción de Freda Eslava L. “La SS su historia 1919-1945”. (Segunda edición). México. Grupo Editorial Tomo S.A. de C.V.

5. Prado J. M. (1985) “Los Grandes Protagonistas de la II Guerra Mundial Hitler”. Barcelona. ORBIS.

6. Montero M. (2016) “Una guerra de aniquilación”. “Muy interesante Historia, Hitler contra Stalin”. P. 4-8.

7. Guerrero J. A. (2016) “La primera gran derrota de Hitler”. “Muy interesante Historia, Hitler contra Stalin”. P. 18-24.

8. Hernández J. (2016) “Stalingrado la Wehrmacht queda atrapada”. “Muy interesante Historia, Hitler contra Stalin”. P. 32-38.

9. Losada J. C. (2016) “El poder de las armas”. “Muy interesante Historia, Hitler contra Stalin”. P. 40-47.

10. Fernández C. (2019) “Pz. Kpfw. VI Tiger I”. “Tanques de la segunda guerra mundial”. Barcelona. Planeta DeAgostini.

11. Fernández C. (2019) “P.z. Kprw. VI Tiger II Ausf. B”. “Tanques de la segunda guerra mundial”. Barcelona. Planeta DeAgostini.

12. Rauschning H. (2007) “Hitler confesiones íntimas 1932-1934”. (Primera edición). Circulo Latino.

13. Vargas Pérez R. (2019). “Muy interesante Historia, Las más sofisticas y mortíferas Armas de la segunda guerra mundial”. (19-11-2019).

14. Sánchez Galindo P. (2018). “Muy interesante Historia, Día D”. “Colección segunda guerra mundial Vol. I” (7-6-2018).

15. Sánchez Galindo P. (2018). “Muy interesante Historia, El ascenso del Tercer Reich”. “Colección segunda guerra mundial Vol. II” (23-8-2018).

16. Sánchez Galindo P. (2018). “Muy interesante Historia, Crímenes de guerra Nazis”. “Colección segunda guerra mundial Vol. III” (4-10-2018).

17. Sánchez Galindo P. (2018). “Muy interesante Historia, Héroes y villanos”. “Colección segunda guerra mundial Vol. IV” (6-12-2018).

18. Vargas Pérez R. (2020). “Muy interesante Historia, Dentro del III Reich”. “Colección segunda guerra mundial Vol. V” (10-2-2020).

19. Vargas Pérez R. (2020). “Muy interesante Historia, El poder de las SS”. “Colección segunda guerra mundial Vol. VI” (13-4-2020).

20. Canal GmitU - Segunda Guerra Mundial (18 de febrero de 2020) Jagdpanther – La Pantera Cazadora [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=txl5QzJ7wQ0&t=8s

21. Canal GmitU - Segunda Guerra Mundial (21 de agosto de 2018) Panzerkampfwagen V Panther [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=erZcRONuHuk

22. Canal GmitU - Segunda Guerra Mundial (6 de febrero de 2018) ¿Cuánto Costaba un Carro de Combate? [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=kUAW308Uick

23. Canal GmitU - Segunda Guerra Mundial (25 de septiembre de 2018) ¿Por qué Francia fue Derrotada tan Rápido en 1940? [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=mx3pwyS2keA

24. Canal GmitU - Segunda Guerra Mundial (31 de diciembre de 2019) Guerra Greco-Italiana 1940-41: ¿Misión Imposible? [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=0zEuwRRhA5I&t=1s

25. Canal GmitU - Segunda Guerra Mundial (9 de octubre de 2018) La Innecesaria Batalla de Stalingrado – Análisis Estratégico [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=-1Vv4N5OkdQ&t=5s

26. Canal GmitU - Segunda Guerra Mundial (28 de noviembre de 2017) Logística Imposible del Afrika Korps de Rommel [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=ZW4oM_HOHqk&t=5s

27. Canal GmitU - Segunda Guerra Mundial (12 de mayo de 2020) 1944 – La Apisonadora Soviética [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=fYggwprFmFA&t=377s

28. Canal GmitU - Segunda Guerra Mundial (27 de noviembre de 2018) StuG III y IV - ¿El Mejor Blindado Alemán? [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=eGru12kQZyw

29. Canal Der Jürgen (23 de diciembre de 2019) La vida de un soldado alemán en Stalingrado [Archivo de Vídeo] https://www.youtube.com/watch?v=zMf35gi5b6Y&t=6s