Discusión:Psicología Social de la Comunicación/Signos y significado

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Primer Principio de la Teoría de la Comunicación Universal:

Todo vibra pero sólo se comunica o resuena lo afín.


Por tanto debe haber afinidad física natural entre el significado y significante, de tal modo la transmisión de la palabra hablada es una onda sonora natural y modulada significativamente, que es portadora y representativa del significado, que llegará al oído del receptor a través de un medio natural comunicando su mensaje. De tal modo, tanto el significado como el medio referente y el significante son estrictamente adecuados y connaturales no arbitrarios. Así, la estructura-oído se configura o simboliza de modo capaz de resonar, sintonizar o captar el significado. A la recíproca el significante al actuar/vibrar se comunica con el significado; lo cual es importantisimo porque es la base de la intercomunicación y del fenómeno de retroalimentación o "Feed back" en el proceso comunicacional.

Todos los símbolos son resonadores, interfaces entre el significado y la persona que lo recibe por afinidad. De tal modo solo habrá comunicación por ajustada afinidad resonante, y es por eso que todos los símbolos son de la misma naturaleza aunque de distinto grado que el significado, ejemplo: la energía y la masa son de la misma naturaleza aunque de distinto grado. La masa pues es el símbolo- significante de su significado y función energética, energía en abstracto. De alguna forma, el arte abstracto es precisamente todo lo contrario...; es decir iconográfico.


Sigmund Freud creía que para que existiese un símbolo debía haber una relación entre el simbolizador y lo simbolizado.

2º Principio de la Teoría de la Comunicación Objetiva o Universal.

El Primer principio de la Teoría de la comunicación Objetiva, nos decía que todo vibra y que lo afín entraba en sintonía y resonancia interaccionando y comunicándose por tanto no arbitrariamente sino en base a un ajuste sintonizador del significante o frecuencia a establecer, que permitirá la transmisión fidedigna del significado- mensaje.

El 2º Principio de la Teoría de la Comunicación Objetiva:

Establece que la comunicación tiene dos DIFERENTES vías o significantes superpuestos; es decir Un Significante u onda portadora y holista, y otra que la modulada y es de carácter o naturaleza reduccionista. Como ambas son opuestas o contradictorias en grandísima medida, se anulan o distorsionan el significado que pretenden transmitir, ya que conforman un significante distorsionado; es decir algo arbitrario que no se ajusta con precisión y es por tanto incapaz de expresar o transmitir su significado. De tal manera:

A)Un significante reduccionista no será adecuado símbolo para transmitir un significado-mensaje que sea holista.

B) Un significante holista no será adecuado símbolo para transmitir un significado-mensaje que sea reduccionista.

C) Un significante que deba expresar un mensaje que tenga cierta simetría holísitica-reducionista percisará de un simbolísmo metafórico, alegórico y analógico.


El lenguaje marcadamente reduccionista gravita por su propia tendencia natural hacia una actitud y aptitud reduccionista, puntualista, monofacético y circunscribidor, limitador; es decir, egocentrista y egoísta, no teniendo perspectiva de sentido de conjunto, vamos que ve muy bien…pero sólo lo que tiene delante de sus narices, y además no es capaz de relacionar su significado con otros aspectos y medios que lo rodean interdisciplinarmente. Con lo cual no sólo no comprende ni se entera de los significantes ni significados holistas: grandes perspectivas intelectuales y artísticas, publicitarias, etc, sino que además es incapaz de articular su reduccionismo a otros que no son directamente afines por inmediata proximidad. Así pues su actitud y aptitud son desintegracionistas, lo mismo que sus gustos y educación.


Tercer Principio de la Comunicación Universal Objetiva

El Espíritu y la materia, como la energía - masa están coherentemente conectandos; siendo pues, la materia, el símbolo natural de significado energético, bioenergético, psicobioenergético.

Sigmund Freud creía que para que existiese un símbolo debía haber una relación entre el simbolizador y lo simbolizado.

No se debería establecer una separación conceptual y vivencial entre el mundo espiritual y material. Kandinsky denominó a esta separación "interioridad-exterioridad" y a través de sus propuestas artísticas hace un llamado a occidente a rescatar la relación intrínseca entre el espíritu y la materia. Al arte le sobra lo arbitrario para ser esencial o analogía entre el significado y su significante. Desnúdese entonces al arte de las arbitrariedades que lo ensombrecen y recobrará su simbolismo no arbitrario, descarado-desenmascarado, evidenciando el dogmatismo Saussuriano. Al desnudar en arte o significante de supérfluos arbitrarios inconsistentes, descarnado de formalismos arbitrarios e incluso de aquellos formalismo naturales para mejor encontrar el símbolo que defina y conecte el significado con el significante, se abandona el icono que apunta pero distrae…se apartan aquellas ramas que aunque naturales no permiten ver el tronco fundamental. Por eso el abstracto puede tomar incluso elementos figurativos y hasta arbitrarios.

R. Barthes mantuvo siempre encendida la duda... Tal como escribe el semiólogo francés en su autobiografía, la pesadilla de Saussure era la arbitrariedad (del signo), la suya era la analogía. Los signos que significan por analogía –privilegiadamente, se diría, las imágenes o signos icónicos- parecen transgredir el dogma saussureano: en ellos se adivina una continuidad no arbitraria, una semejanza entre significante y significado que parece obligarnos a excluir el concepto de signo, e incluso el de lenguaje si, como Barthes mismo sostuvo, hay que invertir la proposición de Saussure y avenirse a reconocer que esa relación -significado significante- no es siempre arbitraria (con lo que tendremos que volver a preguntarnos por el signo, y por el lenguaje mismo).


4º Principio de la Teoria de la Comunicación Universal La Sustantivación del Significado o la transustanciación del significado en significante:


Todas las verdades son semiverdades, semiarbitrariedades y todo icono por tanto es tan figurativo como desfigurativo y abstracto; así, todo icono es también una máscara desfiguradora que ocultta la indentidiad de su esencia.

Ni los microsignificantes estructurales como las partículas subatómicas que componen la sintasis cual morfemas de atómicas ideas concretadas, ni las macroestructuras semánticas cual engranadas composiciones moleculares figurativas son capaces de representar el significado esencial. Sólo la síntesis de la Ciencia y el Arte crean el lenguaje apropiado y la paradoja capaz de salir al encuentro del siginificado. Y en esa sintesis gnosita y heraclitana donde los opuestos se hacen reconciliables y semiverdades se crea el nexo que es puente tendido o andrógino afin que por empatía conecta, compatibiliza sin anular ni excluir el significante y el signifiado, como el neutrino lo hace con el electrón y el positrón para formar un átomo de hidrógeno primera resonancia universal vibrando en el vacío...


La metáfora aristotélica tiene sentido traslaticio teniendo un gran peso de significación. La metáfora surrealista no busca la comprensión del significante, sino la emoción. Lo que no quiere decir que deje de significar, ya que el receptor puede establecer una cadena de asociaciones entre un símbolo y otro, hallando explicaciones infinitas. Es como la poesía contemporánea que busca la interiorización de la realidad que aparece en este tipo de lenguaje tropológico, en respuesta a la crisis de la razón físico matemática. La lingüística moderna rechaza tal concepción y mantiene que la metáfora es un fenómeno inherente al lenguaje mismo y tiene que ver con su esencia y su origen.

Para Fromm el lenguaje del símbolo universal es la única lengua común que ha producido la especie humana.Todo ser humano que comparte con el resto de la humanidad las características esenciales del conjunto mental y corporal es capaz de hablar y entender el lenguaje simbólico que se basa en esas propiedades comunes. _________________


5º Principio de la Comunicación Universal:

Todos los lenguajes son Universales.

Todos los lenguajes son universales porque todos los seres humanos tenemos las mismas laringes-instrumento fonador que emite las mismas universales vocales y consonantes, pero con una salvedad significativa a y b :

a)La escritura Oriental es más ideogramática o simbólica porque es el resultado de un cognición parcial o marcadamente holista.

b)La escritura Occidental es más iconográfica por reduccionista, debido a que es fundamentalmente el resultado cognitivo del hemisferio cerebral izquierdo.

Debido a ese sesgo cognitivo humano-terrestre, el lenguaje humano no ha logrado todavía llegar a su convergencia evolutiva natural y universal consigo mismo y con el resto. Así su cultura, arte y lenguaje es todavía aberrado pero tendente a lograr decididamente su significante objetivo o cada vez menos arbitrario.