Discusión:Guerra del Pacífico/Capítulo I: Antecedentes de la Guerra del Pacífico/Antecedentes en la Alianza Bolivia - Perú y en Chile

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Damas y caballeros chilenos y peruanos: Soy peruano y, después de haber leído muchos comentarios en esta página, quiero compartir con ustedes algunos conceptos. Un automóvil, desplazándose a gran velocidad, en neutro, de bajada y sin frenos, va a concluir, inexorablemente, en una estrellada de “epopeya”. Esto va por que, a través de sus comentarios, puede evidenciarse que la mayoría de distinguidos chilenos se creen tan “dioses”, jamás vencidos e invencibles, que no le hace nada bien a su equilibrio psiquiátrico. No caería mal un poco de ponderación y de menos hiperventilación. La Historia Militar del mundo tiene, en la batalla de Cannas, el modelo por excelencia de la “Destrucción por aniquilamiento”. En ella, el general cartaginés Aníbal (por favor, no confundir con el nombre de la película del caníbal doctor Hannibal Leckter, que protagonizó Anthony Hopkyns), derrotó a un ejército romano de 70,000 soldados de los cuales sólo lograron salvar la vida unos 5,000. En ese momento, todo Cartago creyó haber aplastado a Roma, pero, como empezaron a creerse dioses, invencibles y jamás vencidos como nuestros vecinos del sur, históricos. Francia y Alemania tienen dos mil años de historia y, en esos dos mil años, se han roto la cara 500 veces. El Perú y Chile tienen algo más de 180 años de historia como repúblicas y recién van por la segunda trompeadera. Nos faltan, por lo menos, 498. Tenemos para rato”. Los procesos históricos tienen la fuerza de una monstruosa ola de cinco mil metros de altura. Por ejemplo: Si alguien enviara a Marcelo Salas en una máquina del tiempo a matar a Cristobal Colón para evitar que descubra América (Abya Yala es el nombre en lengua aborigen centroamericana de esta hermosa tierra), ¿quiere decir que no se descubriría este continente? Lo que va a suceder, va a suceder …inexorablemente. ¿Es pertinente para los peruanos olvidar lo que pasó? Ojo, peruanos. La experiencia humana nos regaló esta verdad absoluta: "Los países, las organizaciones y los seres humanos se comportan según sus antecedentes". Un hombre decente se comportará con decencia. Un vil ladrón, prepotente y acomplejado siempre se comportará como un vil ladrón, prepotente y acomplejado. La serpiente siempre se comportará como serpiente. Los antecedentes sí importan y mucho. ¿Por qué las potencias occidentales no permiten que el Japón tenga las fuerzas armadas que quiera? ¿Los peruanos, acaso no podemos equivocarnos? Los seres humanos, particularmente los hombres, podemos equivocarnos por dos motivos: Por ingenuos o suspicaces (esas palabras se pronuncian diferente en las calles de clase media para abajo). Si los peruanos y sus clases dirigentes (intelectuales, políticas, militares, y culinarias) quieren equivocarse con Chile que sea por suspicaces. “Piensa mal y acertarás”. Desafortunadamente para Chile, el Perú está camino a lograr el primer requisito para iniciar el proceso de venganza: Poder económico. Si Chile, siendo una tripa geográfica tiene ese PBI, con mayor razón el Perú llegará a tener 20 veces ese PBI, como mínimo. El Perú y los peruanos de hoy no somos los mismos que los de 1879. He viajado por casi todo nuestro territorio y cuando se ha tocado el tema de Chile el ambiente se impregna -imagino- del mismo odio y deseo de venganza que exudaban los romanos pensando en Cartago. He escuchado decir a cholos e indios -que son el plato fuerte en el menú étnico de mi patria y entre los cuales me incluyo- que empeñarían el alma al diablo para derrotar a los rotos en la siguiente. Ese es el sentimiento