Chile y Latinoamérica en el siglo XX/La revolución mexicana

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar
← El informe Rettig La revolución mexicana El peronismo →
Chile y Latinoamérica en el siglo XX


El siguiente tema a tratar será sobre la Revolución Mexicana. La Revolución Mexicana fue un proceso de alzamientos del pueblo en busca de mejores situaciones, tanto económicas, políticas y sociales. Este proceso histórico comenzó en mil novecientos diez, con la abdicación de Porfirio Díaz Mori, un inminente defensor de la oligarquía de la época y culmina en mil novecientos veinte, con la muerte de Venustiano Carranza, protagonista de la constitución de mil novecientos diecisiete. El proceso revolucionario abarcó todo el país, desde el norte hasta el sur, destacando los caudillos Pancho Villa y Emiliano Zapata respectivamente. El problema a plantear será entonces, ¿cuál es la importancia de la revolución mexicana? Para poder desarrollar este tema se plantearán cuatro ideas centrales, la importancia a nivel económico, político, social, y cultural.

Con respecto a la importancia de la revolución mexicana en lo económico, podemos decir que modificó los parámetros seguidos en este tema por el porfiriato, el cual velaba por los intereses de los grandes terratenientes y de la sociedad oligárquica. Por ejemplo el gobierno de Díaz no atendía los constantes problemas de los campesinos, sino más bien los marginaba y casi no los integraba al estado, causas inminentes de la revolución mexicana y hundimiento de este régimen. En la lucha inacabada de justicia que clamaba el pueblo reflejado en el proceso revolucionario se atendieron a importantes problemas, pues se confiscaron tierras que estaban en manos de los latifundistas. Según el censo de mil novecientos diez, los hacendados alcanzaban los ochocientos treinta y cuatro y los agricultores cuatrocientos once mil, los cuales se repartían ciento sesenta y ocho millones de hectáreas. El proceso de redistribución de las tierras o “reforma agraria” vino ha saciar en parte la sed de justicia económica y representó la luz en la búsqueda de mejores situaciones de vida. Otros puntos que trajo aparejado el proceso revolucionario radican en los cuestionamientos de las excesivas inversiones extranjeras y las reducidas libertades individuales en pro del progreso. Gracias a la constitución de mil novecientos diecisiete, se impulsaron las nacionalizaciones del sector petrolífero y minero, proceso fundamental en la incorporación de las riquezas del sub-suelo. Es gracias ha esta causa, los importantes ingresos que percibió el gobierno pos revolucionario. Según los índices de participación económica mundial de mil novecientos veinte y cinco, México representaba el veinte por ciento de la producción mundial de petróleo. Así el oro negro se posiciona como el principal rubro exportador. Paralelamente el proceso revolucionario ocasionó el desplome de la producción agraria e industrial, y por si fuera poco una crisis monetaria, debido al exceso de papel moneda circulante, pues en cada ciudad había un tipo de cambio distinto, aproximadamente veinte variedades de cambio. ¿Habrá sido equitativa y justa la constitución de mil novecientos diecisiete en el proceso conocido como reforma agraria?

Respecto a la segunda idea, podemos decir que la revolución mexicana fue importante en lo político, debido a que puso fin al régimen del porfiriato, el cual se había mantenido por más de treinta años, donde el nepotismo, corrupción y apoyo desmedido a los latifundistas eran los cimientos de este encarnado régimen. Se intenta poner fin a la falta de libertad de gobierno y emerger a la desaparecida democracia. Por ejemplo, el sistema de votación era un verdadero juego contradictorio, el mismo Díaz propuso algo que nunca llevó a cabo, “sufragio efectivo, no reelección”. Por otro lado, a causa de las inminentes nacionalizaciones, el gobierno amplía el margen de intervención del estado, reflejado en el apoderamiento del ferrocarril, símbolo del camino nacionalizador. En la cuestión partidista se integran nuevos grupos sociales a la vida política. Es así como se intensifican los militantes del partido liberal constitucionalista o del partido confederación regional obrera mexicana, los cuales fueron el modelador de las políticas de la época. Sin duda uno de los hechos políticos mas importantes engendrados por el movimiento revolucionario, obedece a la constitución de mil novecientos diecisiete, donde se da paso a un marco legal e institucional necesario, a través de esta, los problemas más atingentes de la sociedad son intentados solucionar, es decir los problemas referidos a la reforma agraria, situación laboral de los trabajadores y profundización de las políticas nacionalizadoras, basadas en las reivindicaciones de los obreros y campesinos. Según el historiador mexicano Martín Hu, el pueblo tenía hambre de justicia y libertad, esencia del movimiento revolucionario. ¿Habrá servido la enseñaza empírica, en los gobiernos posrevolucionario?

La trascendencia de la revolución mexicana en lo social se halla básicamente en las mejoras de las situaciones laborales de los trabajadores, cabe al caso nombrar la limitación de las horas laborales ha ocho horas diarias y la obligación de un día de descanso a la semana. Además se reconoce el sindicalismo, que sin duda intentó soslayar a aquellos abusos cometidos durante la revolución, en donde los grupos desorganizados fueron fácilmente pisoteados y obligados a guardar sus intereses. Otro de los logros más importantes de la revolución mexicana, se basa en la repartición de los latifundios, entre los campesinos, es así como se cumple uno de los pilares que sostuvo la lucha incansable de la revolución. Según Hu, el pueblo mantiene hambre de pan y tierra. Amalia Fisher, investigadora, señala que las riquezas de México a finales del Porfiriato estaban en manos de doscientas familias. Posrevolución, la clase media sufre un inminente auge, pues las reparticiones de las tierras mejoraron en parte la vida de los campesinos, muchos de los cuáles evolucionaron a insipientes burgueses. Gran parte de los indígenas son restaurados en sus antiguas tierras y aquellos que fueron simpatizante de la revolución las mantenían. ¿La reforma agraria fue la solución a las problemáticas sociales de la época?

Respecto a la última idea, podemos decir que el proceso revolucionario fue importante en lo cultural debido al impulso ocasionado en la narrativa, pues muchos autores atendieron el contexto histórico y plasmaron en sus libros los diferentes sucesos o simplemente dieron paso a las temáticas creativas. Destacan escritores tales como: Mariano Azuela, Andrés Pérez, Maderista; Martín Luis Guzmán, El águila y la serpiente; Rafael Muñoz, Vamos con Pancho Villa; Francisco Urquizo, Tropa Vieja; José Revueltas, El Luto Humano; Agustín Yáñez, El Filo del Agua; Juan Rulfo, El Llano en Llamas y Pedro Páramo. Además el intelectual Vasconcelos, secretario de educación publica en mil novecientos veinte y uno impulsa proyectos en educación y cultura. Sumado a esto crea la escuela mexicana de pintura y fomenta el muralismo, donde destaca Diego rivera y David Alfaro. Otro de los actores impulsados obedece al cine mexicano, uno de los más incipientes de América latina. Fue a base del proceso revolucionario, donde destacan múltiples filme, por ejemplo: Siete Leguas, Gabino Barrera, Pancho Villa y Juan Charrasqueado, donde son expuestos distintos momentos de la revolución mexicana. El folclore mexicano se inundó de temáticas revolucionarias, las cuales encantaban a muchos. El periodo posrevolucionario es sin duda un incentivo para el desarrollo de la música mexicana, donde gracias a sus tópicos y contenidos trascendió las fronteras. Por ejemplo en Chile, el género mexicano, según la feria del disco es uno de los que más vende. No nos cabe duda que haber adoptado los talentos de Antonio Aguilar, Pedro Infante, Jorge Negrete, Flor Silvestre entre otros tantos elogia los pasos fecundadores de tan importante proceso para la consolidación de México como estado.

Finalmente podemos decir que la revolución mexicana fue un proceso muy importante para este país y una enseñanza para toda América latina y el mundo. La revolución vino a marcar la consolidación nacional. Su ingerencia en el gobierno posrevolucionario encabeza los cimientos del nuevo estado engendrado a partir de la lucha inagotada de cientos de miles de campesinos, indígenas y personas que se vieron avasalladas por el régimen déspota del porfiriato. La reforma agraria, puente de lucha entre el estado y los desprotegidos grupos sociales mexicanos de la época se transformó en un medio reparador de la desigualdad económica, una oportunidad de brindar justicia social buscada por siglos o tal vez gozar de los beneficios que el suelo brindaba a millones de personas, pero que tan solo caía en el bolsillo de algunos pocos. Liberalizar el gobierno y volverlo mas democrático fueron tareas encomendadas a los nuevos dirigentes políticos, pues los antiguos y oligarcas del estado ya habían sido abatidos. La importante tarea de dar al pueblo una constitución con cara amable, de compromiso, de reformas, libertades, justicia y ley, fueron el hilo conductor de la lucha de ciento de miles de personas, donde cerca de tres millones de campesinos se durmieron para siempre, sin probar las ganancias de sus sacrificios y gozar de una nueva vida. A nuestro punto de vista, la revolución es un hito trascendental para la gestación de la sociedad mexicana actual, pues liberaliza un pueblo del yugo oligárquico, democratiza los gobiernos venideros, fortifica el lazo campesino con el estado y plasma la utópica frase de zapata, “tierra y libertad”. Quizás el pueblo actual goza de los sacrificios de aquellos, pero no olvida los cimientos del embate protagonizado por estos, más bien están al asecho de las condiciones propias que irrumpen la cotidianidad, para así alzarse en una nueva revolución.

¿Habrá hecho justicia la revolución o aquellas intocadas problemáticas son el resultado de las condiciones denigrante de cientos de mexicanos actualmente, la poca claridad en el proceso eleccionario son tareas pendientes que la revolución y el paso del tiempo hasta la actualidad no han llegado a reparar, adoptará México medidas para minimizar la excesiva dependencia de las políticas económicas de los Estados Unidos, tal como lo hizo un siglo atrás?