Billar/Técnica/Iniciación deportiva

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Iniciación deportiva

El practicante en la iniciación deportiva debe empezar con el desarrollo de las habilidades motrices en relación al dominio del taco, ya que éste ahora empieza a funcionar como una extensión de su cuerpo, que le servirá como medio de expresión en un mundo de ideas que se plasmarán sobre la mesa.

La iniciación en este deporte debe ser exploratoria y multilateral en las diferentes modalidades que existen, como parte de esta iniciación el practicante debe desarrollar un sin número de ejercicios para garantizar que se consolide una buena fundamentación deportiva.

Ejercicios de fundamentación

A continuación vamos a hacer un ejercicio que mejorará la motricidad fina de la mano y la motricidad gruesa del brazo, en relación al dominio del taco.

El practicante deberá mover monedas de diferentes tamaños de un lugar a otro sobre una mesa. Este ejercicio se debe repetir con la mano no dominante.

Otro ejercicio consiste en transportar bolas sobre la superficie de la mesa utilizando el taco como guía, este ejercicio se realiza desplazando la bola hacia adelante, hacia los costados y hacia atrás. Siendo recomendable que se utilice un taco muy liviano y que se esté intercambiando la utilización de las manos para evitar fatiga o molestias musculares.

Otro ejercicio que permite desarrollar un gran control del taco asegurando la correcta alineación en la ejecución de la tacada es el de ubicarse en posición básica sin utilizar la mano del puente. Esta mano deberá estar apoyada sobre la rodilla o sobre el pasamanos sin hacer contacto con el taco. El practicante deberá introducir las bolas en una tronera ejecutando el movimiento del taco con una sola mano. Se comienza realizando uno o dos movimientos de limaje y golpes muy suaves o lentos para mejorar el dominio del taco. El número de limajes y la velocidad en la ejecución debe ir aumentando progresivamente con relación al control del taco que vaya adquiriendo el practicante. Este ejercicio también se puede desarrollar en la mesa de carambola en la que se deberá impactar la bola con el taco en dirección a un lugar definido.

Para mejorar la tacada cada practicante deberá desarrollar un balanceo o limaje correcto del taco. Se deben hacer cuatro limajes de la siguiente manera; 3 limajes cortos, suaves y continuos y el cuarto debe hacer una pequeña pausa tratando de no interrumpir la ejecución pero sí tratando de darle más precisión.

Ubicando un corrector de limaje sobre cualquier lugar de la mesa, el practicante deberá realizar una serie de tres limajes y finalmente la ejecución en dirección a uno de los agujeros del corrector. La velocidad de ejecución deberá ir aumentando progresivamente a medida que el practicante vaya adquiriendo precisión en la ejecución. Este ejercicio también se puede realizar colocando una bola pegada al corrector o a una distancia de unos 5 centímetros.

El puente es un elemento técnico esencial ya que es el que finalmente asegura la correcta alineación del taco. Una buena base de sustentación del puente permite que el deportista pueda ejecutar golpes de gran velocidad con bastante precisión. Para empezar a dominar este fundamento se desarrollan ejercicios como:

Con el puño de la mano cerrado, se coloca el pulgar extendido sobre la primera falange del dedo índice sin separar ni desplazar el pulgar.

La palma de la mano sobre la mesa se flexiona un poco para describir una especie de “v” invertida. Luego se extiende el dedo pulgar y se ubica sobre la primera falange del dedo índice. Este ejercicio se debe realizar con las dos manos.

Con la mano cerrada en puño, se extiende el dedo índice y se apoya la yema del pulgar sobre la articulación entre la falange proximal y medial del dedo medio. El índice se flexiona y se apoya sobre el dedo pulgar. Se extienden unos grados los dedos medio, anular y meñique, sin despegar el pulgar del dedo medio. Este ejercicio se debe realizar con las dos manos para asegurar una correcta ubicación de puente.

Para que el practicante mejore algunos aspectos técnicos de la posición básica en la ejecución debe realizar los siguientes ejercicios:

Ubicar bolas en las dos esquinas de una banda corta, tacar con cualquier bola haciendo que éstas entren a la tronera posterior o que describan un recorrido en la mesa de carambola. El cambio de lugar hace que se memorice la posición correcta de los pies.

Dentro de la tacada se describen tres golpes específicos que el deportista debe dominar a la perfección.

Mate de bola

Se ubican dos bolas a una distancia de un diamante sobre cualquier punto de la mesa, preferiblemente alejado de las bandas. Se ejecuta impactando la bola tacadora con un golpe seco, evitando que la punta del taco sobrepase el diámetro de la bola. La bola debe ser impactada en el centro o ligeramente por debajo del ecuador.

Tacada alargada

Se ubica una bola en cualquier punto de la mesa. El deportista se ubica en posición básica para ejecutar tacadas libres. El objetivo de este ejercicio es corregir el desplazamiento hacia adelante del antebrazo, evitando que el codo se desplace de su posición.

Tacada alargada y avanzada

Se ubica una bola en cualquier punto de la mesa. El deportista se ubica en posición básica para ejecutar tacadas libres, buscando recorridos en los que la bola tacadora impacte más de 6 bandas. Esta ejecución requiere de gran fuerza por parte del deportista, lo que implica un mayor compromiso de los músculos del brazo y los hombros, haciendo que el codo se desplace de su posición.

En todas las modalidades deportivas del billar un elemento de gran importancia es el tome de bola

Ubicando dos bolas en línea recta y paralela a la banda larga, una detrás de la otra y a una distancia máxima de dos diamantes de la banda corta, el practicante deberá ejecutar con la bola tacadora en dirección a la bola receptora e impactarla en el centro. La bola receptora chocará contra la banda corta y al regresar chocará nuevamente con la bola tacadora. Si no ocurre el segundo choque, el practicante no logró impactar la bola receptora correctamente en el centro. Este ejercicio hay que practicarlo variando la distancia que hay entre las bolas y la distancia que hay entre la banda corta.

Para poder determinar la cantidad de tome de bola de la bola receptora, ubicamos la bola tacadora en el punto central de salida y la bola receptora sobre la mosca de la bola roja. El objetivo de este ejercicio es tacar sin efecto sobre la bola tacadora en dirección a la bola receptora. Si luego del impacto la bola receptora choca con la zona comprendida entre el primer y segundo diamante de la banda corta se considera que se ha tomado aproximado tres cuartos de bola. Cuando la receptora choca entre la esquina y el primer diamante de la banda corta de la mesa se considera que la tacadora ha tomado media bola de la receptora. Cuando la receptora impacta entre la esquina y el primer diamante de la banda larga se considera que la tacadora ha tomado un cuarto de bola. Cuando la receptora va en dirección entre el primero y segundo diamante de la banda larga, se considera que se ha tomado bola fina.

Para poder comprender o desarrollar una buena habilidad en el tome de bola fino se deben realizar ejercicios variando las distancias entre la bola tacadora y la bola receptora. Estos ejercicios son:

Ubicamos la bola tacadora sobre la mosca de salida y la bola receptora sobre el primer diamante a 2 centímetros de la banda corta opuesta a la banda corta de salida. El practicante deberá tacar sin efecto la bola ubicada sobre la mosca de salida en dirección a la bola receptora y tratar de tomar lo más finamente posible la bola receptora, tratando que la bola tacadora impacte sobre la banda corta. Este ejercicio hay que practicarlo alejando la bola receptora de la banda corta, paralela a la banda larga.

Otra variante para este ejercicio es colocarle efecto a favor y en contra a la bola tacadora. Esto garantiza que el deportista pueda diferenciar la cantidad de bola que puede tomar según el tipo de ejecución.

En la modalidad de pool para poder dominar un correcto tome de la bola receptora es conveniente realizar ejercicios como:

Se deben colocar cuatro bolas en línea recta frente al primer diamante de la banda corta. Las cuatro bolas deben estar ubicadas cada una a una distancia de medio diamante progresivamente hacia la banda corta opuesta y la bola tacadora debe estar ubicada a tres diamantes de la primera bola receptora. El deportista deberá ejecutar sobre la bola tacadora para impactar la bola receptora e introducirla en la tronera de la esquina más cercana, se deberá repetir la ejecución con las bolas que siguen fila, tacando siempre desde el punto inicial.

Otro ejercicio para el tome de bola es el de ubicar la bola tacadora en el centro de la mesa y la bola receptora se ubica a 40 centímetros de cualquier tronera, sobre el eje de la bola tacadora y la tronera. La bola receptora puede cambiar su posición con respecto al eje, a la derecha o a la izquierda. El objetivo de este ejercicio es introducir la bola receptora en la tronera, con lo cual, se ayuda a comprender y asimilar la cantidad de bola que se debe tomar para que la bola receptora sea entronerada. A medida que el deportista vaya mejorando en la ejecución de este ejercicio se puede aumentar el grado de dificultad, ampliando la distancia entre la bola receptora y la bola tacadora y entre ambas bolas y las troneras.

Efectos

Se debe tener en cuenta que el manejo de los efectos es un fundamento técnico de gran importancia para la consecución de un tanto en pool, o de una carambola, ya que son éstos los que determinan los recorridos en la bola tacadora.

Por esta razón es de vital importancia dominar las diferentes rotaciones o efectos que se le pueden aplicar a la bola tacadora.

Efectos horizontales

Para reconocer los cambios de dirección de la bola según el efecto que se aplique, el deportista deberá ubicar la bola tacadora en el centro de la mesa y la bola receptora a 5 centímetros de la banda larga y deberá ubicarse sobre el mismo eje de la bola tacadora. El deportista deberá ejecutar sobre la bola tacadora con efecto cero sobre el ecuador, impactando media bola de la bola receptora. En este ejercicio el deportista deberá ejecutar la tacada aplicándole todos los efectos horizontales a la bola tacadora, efecto favorable uno, efecto favorable dos, efecto favorable tres y efecto favorable 4. Este ejercicio se debe repetir a ambos lados de la bola receptora.

Efectos verticales

Para que el deportista aprenda a dominar los dos efectos verticales, el retroceso y el corrido, deberá realizar los siguientes ejercicios:

El retroceso

Ubicamos la bola tacadora a una distancia de dos diamantes de la banda larga y a un diamante de la banda corta. El deportista deberá impactar la bola tacadora en la zona de retroceso o por debajo del ecuador en dirección a la tronera que se encuentra sobre el eje diagonal de la mesa, el ejercicio se debe ejecutar con una tacada alargada o alargada avanzada para producir una rotación hacia atrás. El objetivo de este ejerci cio es poder entronerar la bola tacadora antes de que ésta pierda su rotación hacia atrás. Este ejercicio también puede realizarse en la mesa de carambola, en este caso la bola tacadora no deberá perder su rotación antes de impactar la banda corta opuesta a la banda de salida.

Otro ejercicio para dominar el retroceso es ubicando dos bolas, en cualquier punto de la mesa, separadas de las bandas y a una distancia aproximada de 40 centímetros entre ellas. El objetivo es impactar la bola tacadora sobre su zona de retroceso en dirección a la bola receptora. Al producirse el impacto, la bola tacadora deberá retroceder. A medida que el deportista domine este fundamento se debe ir aumentando la distancia entre las bolas. Un elemento técnico que contribuye a mejorar la rotación de la bola hacia atrás es el de realizar una ejecución alargada avanzada.

Corridos

Para lograr el desarrollo técnico de este fundamento el deportista debe ubicar 2 bolas en cualquier parte de la mesa y a una distancia de 40 centímetros aproximadamente. El deportista deberá tacar sobre la zona del corrido, o hemisferio superior de la bola, en dirección a la bola receptora, el impacto debe ejecutarse con una tacada alargada para lograr que al momento del choque de las bolas, la bola tacadora tome una trayectoria hacia adelante. Para dominar este fundamento el deportista debe realizar ejecuciones variando las distancias entre las bolas haciendo énfasis cuando las bolas se encuentran a corta distancia.

Combinación de efectos

En la mayoría de las ejecuciones se realizan combinaciones de efectos para lograr diferentes de trayectorias de la bola tacadora.

Retrocesos con efectos horizontales

Se ubican las bolas en cualquier parte de la mesa a una distancia aproximada de 40 centímetros, separadas de las bandas y perpendicular a ellas. El objetivo es impactar la bola en el hemisferio de retroceso, aplicando efectos horizontales tanto a la derecha como a la izquierda. Al chocar con la bola receptora, la bola tacadora, deberá retroceder hasta la banda y al chocar con la banda, podrá ir en dirección a la derecha, si se le aplica el efecto a la izquierda, o en dirección a la izquierda, si el efecto se le aplica a la derecha. Corridos con efectos horizontales Se ubican las bolas en cualquier parte de la mesa a una distancia aproximada de 40 centímetros, separadas de las bandas y en diagonal a ellas. El objetivo es impactar la bola en el hemisferio de corrido aplicando efectos horizontales tanto a la derecha como a la izquierda. Al chocar con la bola receptora, la bola tacadora, deberá avanzar hasta la banda y al chocar con la banda podrá ir en dirección a la derecha, si se le aplica el efecto a la derecha, o en dirección a la izquierda, si el efecto se le aplica a la izquierda.

Para que el deportista adquiera estas destrezas deberá realizar ejercicios similares a los propuestos para cada fundamento, variando el ángulo, la velocidad, las distancias entre bolas y entre las bolas y las bandas, los ataques de mate y retroceso con tacada alargada y avanzada. Así, el deportista logrará alcanzar un nivel de competencia aceptable.